Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Pablo Goncalvez

Pablo Goncalvez

Ratings: (0)|Views: 52|Likes:
Published by Isa Saad
El más famoso asesino en serie de Uruguay relata su verdad. Afirma su inocencia y reclama su libertad.
El más famoso asesino en serie de Uruguay relata su verdad. Afirma su inocencia y reclama su libertad.

More info:

Published by: Isa Saad on Jul 24, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/22/2013

pdf

text

original

 
PABLO GONCALVEZ
 
En
Uruguayel fenómeno delhomicidio serialdeviene singularmente raro y escaso. Pese a ello, a comienzos de la décadade 1990 la crónica policial registun caso dotado de aristasespectaculares que conmocionó hondamente a la sociedaduruguaya. La prensa motea aquella secuencia de asesinatoscometidos contra jóvenes mujeres como Los crímenes deCarrasco”, en atención al barrio montevideano en donde residían lasvíctimas.Las presas humanas cobradas por el asesino en serie lasconformaron Ana Luisa Miller, Andrea Castro y María VictoriaWilliams, todas ellas fallecidas a consecuencia de enérgicasmaniobras de sofocación inferidas por su agresor, en una variantede la clásica muerte provocada por estrangulamiento. El ultimador
 
de estas muchachas constituía, sin la menor vacilación, unhomicida en serie, y durante meses mantuvo en jaque a la policía. Cuandofinalmente se lo detuvo y fue difundida su identidad el temorentonces imperante en la poblacn se trocó en desconcierto yextrañeza al saberse que se trataba de un joven de Carrasco quecontaba con solo veintidós años de edad, hijo de un diplomático yvecino de una de las chicas asesinadas (María Victoria Williams).Sus nombres y apellidos completos:Pablo José Goncalvez Gallareta.Este hombre, a quien se conceptúa con toda razón el más moderno
 psicokiller 
 
, había adquirido la nacionalidad orientalluego de nacer en España cuando su padre cumplía funcionesdiplomáticas en la Madre Patria. De todas maneras, se crió y educóenUruguay, y a principios de los años noventa era un destacadomiembro de la alta sociedad capitalina, estudiante de cienciaseconómicas, residente en un hermoso chalet de Carrasco en cuyosfondos tenía instalado un taller de reparaciones de ciclomotores.La tétrica retahíla criminal tuvo su víspera el 31 de diciembre de1991. Ana Luisa Miller Sichero, de 26 años, licenciada en historia ydocente en ejercicio, hermana de la renombrada tenista PatriciaMiller, mujer soltera que vivía con sus padres en Carrasco, habíasalido esa noche con su novio Hugo Sapelli, joven de similarcondición social y económica. Recibieron el año nuevo cenando enun restaurante de Carrasco y, luego, próximo a la una de lamadrugada del entrante 1 de enero de 1992, la pareja concurrió abailar al muy conocido club Old Christian´s.Al despuntar el alba de aquel año ambos jóvenes abandonaron lareunión bailable y, a partir de entonces, los datos referentes a lasúltimas horas de existencia de la infortunada joven dependen de laversión aportada por su novio. Sapelli le contó a las autoridades queAna Luisa conducía su automóvil y lo llevó hasta su vivienda a lacual arribaron cerca de las siete menos veinte y, una vez allí, habríanmantenido breves relaciones sexuales.Después, próximo a la hora ocho de aquella mañana, la muchacha sedespidió, y manejando su coche se encaminó rumbo a su propiodomicilio. Miller jamás lograría ingresar a su casa. Se hallaría suvehículo estacionado en la calle Eduardo Couture casi Costa Rica enlos aledaños del Lawn Tenis del Parque Carrasco. Había manchas
 
hemáticas en el asiento delantero del acompañante, y uno de loscinturones de seguridad estaba cortado. Horas más tarde, el cuerposin vida de la mujer fue encontrado yaciendo entre las dunas de laplaya del balneario Solymar, a escasos metros de donde estabainstalada la prefectura de la localidad de Lomas de Solymar.Los médicos forenses que examinaron su cadáver supusieron que laoccisa viajaba en el asiento del acompañante de su vehículo cuandose le propinó un fuerte impacto en su mentón que la habría dejadoen estado de indefensión, tras lo cual su victimario se le habríaarrojado encima para estrangularla mientras ella sangrabaprofusamente a causa del golpe.El novio de la difunta fue considerado el principal sospechoso yresultó indagado en forma intensa hasta el punto de ser sometido –voluntariamente- a la prueba del polígrafo. No obstante,transcurrieron los meses sin registrarse ningún avance de interés enla investigación policial.Este homicidio recién se aclararía para la justicia uruguaya cuandoya se encontraba en prisión Pablo Goncalvez, detenido y confeso pordos muertes consumadas a través de igual
modus operandi
. El preso,luego de su inicial confesión (y tras haber cambiado de patrocinioletrado), rectificó su postura y se declaró inocente. Según adujo ensu reclamo, las confesiones le fueron arrancadas bajo tortura.Interpuso su queja ante la Convención Latinoamericana de DerechosHumanos pero no tuvo éxito. Dicho organismo internacional le diola ran al Estado uruguayo el cual sostuvo, al contestar lademanda, que los procedimientos policiales y judiciales fuerontotalmente regulares. Conforme allí se manifestó, las evidencias dela culpabilidad del acusado resultaron tan abrumadoras que suconfesión en nada incidió a la hora de pronunciar la sentenciacondenatoria en su contra. Contrajo enlace con Alejandra, una profesora de inglés de 36 años,con quien tiene una relación sentimental desde haceaproximadamente seis meses. La pareja, que se conoce desde hacemás de 15 años ya que eran vecinos en Carrasco, espera una hijapara el mes de noviembre.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->