Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword or section
Like this
3Activity
P. 1
Arthur Powell - El Cuerpo Causal

Arthur Powell - El Cuerpo Causal

Ratings: (0)|Views: 15|Likes:
Published by Jonathan Duque

More info:

Published by: Jonathan Duque on Jul 26, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/24/2013

pdf

text

original

 
ARTURO E. POWELL
EL CUERPO CAUSAL y EL EGO
Traducido del inglés por KATIE VAN OPPEN
DEDICATORIA
Este libro, como los tres que le han precedido, está dedicado con gratitud y aprecio, a todosaquéllos que con sus laboriosas investigaciones han proporcionado los materiales con los cualesel mismo ha sido realizado.
INTRODUCCIÓN
Esta obra constituye la cuarta y última de la serie de compilaciones que tratan de los cuerpos delhombre. El mismo plan se ha adoptado para la serie completa. Se han consultadominuciosamente, unos cuarenta volúmenes, la mayoría de ellos escritos por la Doctora AnnieBesant y por el Obispo C. W. Leadbeater. El extraído material ha sido distribuido, ordenado yclasificado en secciones adecuadas para ofrecer al estudiante de Teosofía moderna, unaexplicación coherente, consecutiva y ordenada de los cuerpos más sutiles del hombre.Además, se ha incluido considerable información acerca de los planos o mundos relacionadoscon los cuatro cuerpos del hombre. Por consiguiente, se puede decir en verdad, que en estoscuatro libros se encontrará la sustancia de casi todo cuanto han publicado los dos principalesescritores mencionados sobre los misterios y complejidades de la Sabiduría Antigua, conexcepción de ciertas especialidades bien marcadas (tal como la Química Oculta).El compilador, por lo tanto, confía que la intensa labor a la que ha dedicado alrededor de tresaños y medio, servirá para facilitar el camino para quienes deseen conseguir un conocimientocomprensivo de lo que podemos llamar los aspectos técnicos de la Teosofía moderna.Teniendo en cuenta que, con toda probabilidad, nuestro conocimiento oculto de los planos mássutiles que el físico, aumentará enormemente en un cercano futuro; nos ha parecido convenienteemprender la tarea nada fácil de arreglar los datos que ya poseemos, en forma de libro de texto,antes de que la masa de material resulte demasiado voluminosa para ordenarla. Con talordenamiento de los materiales a nuestra disposición, construiremos un delineamiento oarmazón, al que podemos ir agregando, nuevos datos e informes a medida que estén más anuestro alcance.Unas dos terceras partes de los diagramas que aparecen en esta obra son originales; losrestantes, con ligeras modificaciones, han sido tomados de las obras del Obispo Leadbeater, yunos pocos del "Estudio sobre la Conciencia", de la Doctora Annie Besant.1
 
Otra división del conocimiento teosófico, gran parte completo en sí mismo y por tantoespecializado, es el Plan de Evolución del hombre. Esta división trata de los Globos (tal como elde la Tierra), las Rondas, Cadenas, Razas, Sub-razas, etc. El compilador confía que en un futurocercano, podrá ofrecer un volumen dedicado a esta especialización de la Teosofía técnica.
A. E. P.Capítulo IDESCRIPCIÓN GENERAL
En los tres volúmenes anteriores de esta serie, a saber: "El Doble Etérico", "El Cuerpo Astral” y"El Cuerpo Mental"; se ha estudiado la historia de la vida de cada una de las tres envolturasinferiores del hombre. En dichos estudios, nos ha sido suficiente tomar cada una de esas tresenvolturas, tal como existen en el hombre y analizar cómo actúa, las leyes de su crecimiento, lamuerte de la misma y luego la formación a base del núcleo proporcionado por los átomos permanentes y la unidad mental, de una nueva envoltura de la misma clase, que permita alhombre continuar su evolución en los tres planos inferiores.Al emprender el estudio del cuerpo causal del hombre, entramos en una nueva fase del nuestrotrabajo y tendremos que dar mucha mayor amplitud a nuestra perspectiva de la evolución del ser humano. La razón de esto reside en que mientras los cuerpos etérico, astral y mental existendurante una sola encarnación, es decir que son netamente mortales, el cuerpo causal persistedurante la entera evolución del hombre, pasando por muchas encarnaciones, y por consiguiente,es relativamente inmortal. Decimos relativamente inmortal, deliberadamente, pues, como severá a su debido tiempo, se llega a un punto en que el hombre habiendo terminado su evoluciónhumana puramente normal, comienza su evolución supernormal, y pierde de hecho el cuerpocausal en el que ha vivido y evolucionado durante las pasadas etapas de su desarrollo.Por este motivo al tratar del cuerpo causal humano, ya no nos encontramos dentro de losconfines de la personalidad, observando alguno de los cuerpos de la misma y viendo desde su propio punto de vista cómo sirve a la evolución del nombre real que lo utiliza; sino que hemosde situarnos al lado del hombre mismo, mirando desde arriba de dichos cuerpos yconsiderándolos como otros tantos instrumentos temporarios construidos para el uso del hombremismo, los que se abandonan, una vez que han cumplido su propósito, como se deja a un ladouna herramienta rota.A fin de que nuestro estudio resulte comprensivo y para completarlo de modo que seaintelectualmente satisfactorio, habremos de descubrir y estudiar el origen y nacimiento delcuerpo causal; es decir, cómo fue formado en primer lugar. Al encontrar que tuvo un principio,vemos en seguida no sólo que ha de tener un fin, sino que también ha de haber alguna otraforma de conciencia que se sirve de dicho cuerpo, así como el Ego en el cuerpo causal utiliza losvehículos de la personalidad. Esta otra forma de conciencia, es naturalmente la Mónadahumana. De ahí que, para poder comprender plenamente la parte que el cuerpo causaldesempeña en el proceso de evolución humana, tendremos que estudiar también la Mónada.2
 
Retornando al nacimiento o formación del cuerpo causal, de inmediato nos vemos obligados aentrar a considerar el tema algo complicado de las Almas-Grupales. Buscando el origen deéstas, nos remontamos paso a paso a las Tres Grandes Emanaciones de la Vida Divina, de lascuales surgen todas las formas de vida manifestada. Al estudiar las Tres Emanaciones,necesariamente tendremos que considerar también hasta cierto punto, la formación del mundomaterial en el que se proyectan dichas Emanaciones.Para que nuestro estudio del cuerpo causal sea comprensivo, habremos de describir, aunque sóloen breve delineamiento, la formación del campo de evolución; la afluencia a tal campo de lasgrandes corrientes de vida; el advenimiento de las Mónadas, con la ayuda de los átomos permanentes, en el universo material; el desenvolvimiento gradual de la vida en las Almasgrupales, hasta que, con el tiempo y después de largos períodos de existencia, se alcanza el punto de Individualización, cuando aparece por vez primera el cuerpo causal.Desde este momento, nuestro estudio seguirá el mismo curso de las obras anteriores de estaserie. Tendremos que tratar sucesivamente de las funciones del cuerpo causal, de la composicióny estructura del mismo, de la naturaleza del pensamiento causal, del desenvolvimiento yfacultades del cuerpo causal, y la parte de la vida después de la muerte, pasada en dicho cuerpoen los mundos celestiales superiores.Luego examinaremos más detalladamente la entidad, o sea el Ego que habita y utiliza el cuerpocausal y que se proyecta desde el mismo, personalidad tras personalidad, durante el ciclo dereencarnaciones. Deberemos examinar lo que se denomina Trishna, la "sed", verdadera causa dela reencarnación; los átomos permanentes y el mecanismo de aquélla; la actitud que el Egoasume hacia todo el proceso de la misma y hacia las personalidades que proyecta él a losmundos inferiores.Toda la relación del Ego con la personalidad, su vínculo con la misma y la manera cómo la usa,habrá de ser cuidadosamente examinada. Dedicaremos un capítulo especial a ciertos auxiliossacramentales para fortalecer y mejorar el vínculo entre el Ego y la personalidad y otro a unanálisis razonado de la memoria de vidas pasadas.Después describiremos, hasta donde sea posible, la vida del Ego en su propio plano. Esto noslleva a la Iniciación en la Gran Fraternidad Blanca, en que el cuerpo causal se desvanecedor untiempo. Habremos de intentar alguna descripción de la conciencia búdica y un suscinto epítomede los hechos ya conocidos con respecto a las Iniciaciones Segunda y Superiores.Finalmente terminaremos nuestra larga exposición con la relación del Ego con su "Padre en elCielo" o sea la Mónada.De manera que el campo que intentamos abarcar en esta obra es muchísimo más extenso que losvolúmenes anteriores de esta serie. Se espera que esta obra permitirá al estudiante de Teosofíaobtener una amplia comprensión del maravilloso panorama de la evolución humana y le haráver en perspectiva exacta, la parte que desempeña cada unode los cuatro cuerpos sutiles del hombre: el etérico, el astral, el mental y y el causal.
Capítulo II
3

Activity (3)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
pihuicho liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->