Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Educando Para La Libertad

Educando Para La Libertad

Ratings: (0)|Views: 33|Likes:
Published by busta2014

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: busta2014 on Jul 27, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/20/2014

pdf

text

original

 
 
 Ayers, William (2004)
Educando para la libertad: compromiso moral yacción ética en el salón de clase
. Boston: Beacon Press. (Título originalen ingles
Teaching Toward Freedom: Moral Commitment and Ethicalaction in the Classroom
)
168 pp.ISBN: 0-8070-3268-9
Reseñado por Ramin Farahmandpur
(Originalmente publicada comohttp://edrev.asu.edu/reviews/rev439.htm )
 Traducción al español de Juanita Vélez Olivera y Diana Vélez Olivera
 
asesoría de Jorge Ossa Londoño
 ) Abril 2, 2006
El discurso de la democracia que permea lo público en laactualidad, ha cambiado tanto a la derecha que los debates morales y éticos no directamente asociados con la confrontación maniqueaentre el bien y el mal, han sido efectivamente marginados odefinitivamente excluidos; donde las corporaciones buscan a ultranzalos más altos márgenes de ganancias en sus inversiones sin ningunaconsideración del bienestar de los millones de trabajadores pobres,donde la educación sincronizada al pulso de Wall Street está forzandoa miles de estudiantes de escuelas públicas a competir uno contra otromediante la práctica de pruebas altamente estandarizadas; donde el“gang” de Bush y su junta corporativa derraman millones de dólaresen Irak con la esperanza de entronizar la presencia militar de Estados Unidos en la región y extender el alcance del imperio en el Oriente Medio, “en nombre de la democracia” y de la“guerra contra el terrorismo”. Dentro del país, donde la bandera de la democracia delmercado libre vuela a la mayor altura, millones de estadounidenses experimentan soledadcrónica y desempleo. Como ocurrió en la reciente devastación del huracán Katrina,especialmente en New Orleans, donde muchas de las víctimas han sido sometidas aprácticas y políticas discriminatorias y racistas, el capitalismo esta catapultando la brutalidadde su despliegue, creando una fuerza contingente y desechable del proletariado, pero a unaescala mayor. Entre el estado prevaleciente de desesperanza y de desespero, el nuevo librode William Ayers ofrece, en alguna medida, esperanza y coraje a los profesores y a loseducadores de los profesores que están decididos a tomar parte en la educacióndemocrática y en las prácticas de aprendizaje.En “Educando hacia la libertad: compromiso moral y acción ética en el salón declase”, W. Ayers explora las tensiones dialécticas existentes en las políticas educativas. Ellibro, como lo sugiere el título, examina el propósito de la educación y de la escolaridad
 
 Educando para la libertad 
2
 
mediante la revisión de un amplio rango de fuentes, incluyendo la literatura y el cine. Unode los tópicos que discute Ayers es el de la educación como una tarea humanizante. Para Ayers, la meta de la educación es cultivar, desarrollar y expandir nuestras capacidades comoseres humanos. La educación, como lo señala Ayers, tiene el potencial de ‘empoderarnos’ y habilitarnos para lograr una concientización más profunda, o en palabras de Paulo Freire,desarrollar la “conciencia crítica”, de nuestra humanidad. Ayers cree que la educaciónpuede guiarnos para hacernos más “completamente humanos” y “autoconscientes”. Laeducación puede también iluminarnos para servir mejor los intereses de la “comunidadhumana”. Ayers sostiene que el rol de la educación debería ser para abrir puertas a nuevasposibilidades para transformar el mundo.En el capítulo 1, Ayers discute algunas películas recientes, incluyendo
La muralla contra conejos 
,
Las Hermanas Magdalena 
 El regreso del niño Navajo
. Estas películas sirven deejemplo de los retos y luchas de los seres humanos cuando se enfrentan a formas deeducación deshumanizantes, opresivas y conformistas que se esfuerzan en mantener y reproducir relaciones de dominación y subordinación. Reconociendo las tensionesdialécticas y las contradicciones inherentes en la educación, Ayers nota que la educaciónpuede orientarse bien hacia la liberación o hacia la opresión. El autor también discute lasformas deshumanizantes de educación institucionalizada en novelas como
Tiempos difíciles 
deCharles Dickens, y critica también los modelos “autoritarios” de educación que se basan enel “modelo bancario” que él identifica como unidimensional y unidireccional.Para Ayers “educación es siempre a favor de algo y en contra de algo” (pag. 11). Éldice que educar involucra la toma de decisiones morales y éticas. Ayers argumenta quepuesto que la educación esta entrelazada en forma inextricable con la infraestructura social,política y cultural de la sociedad, no puede permanecer neutral o indiferente a lasinequidades sociales existentes. Para el autor, la educación es siempre un lugar para laconfrontación entre las diversas fuerzas políticas, sociales y culturales en la sociedad.Basándose en el trabajo de Jean-Paul Sartre, existencialista francés, que argumentó quetodos somos libres de tomar decisiones en nuestras vidas, Ayers anota que, así mismo, laeducación incluye la toma de decisiones éticas y morales.Más aún, Ayers sugiere que las escuelas históricamente han enfatizado laimportancia del manejo de las aulas de clase, la disciplina de los estudiantes, el desarrollodel cuerpo docente y la planeación de las clases. Sin embargo, han puesto poca atención a laeducación como una práctica de la libertad. Ayers cree que la institucionalización de laescuela y la educación ha cortado y apartado las conexiones entre pensamiento y acción, y entre acción y reflexión. En fin, Ayers plantea una pregunta importante: “¿Para qué y encontra de qué estamos educando?” Ayers responde a esta pregunta, argumentando que la educación debería estardirigida hacia la terminación de la explotación, la opresión y las injusticias e inequidadessociales. Un tema recurrente que aparece a lo largo de su libro es que el objetivo de laeducación debería ser ayudarnos a ganar una sensibilización más profunda de nosotrosmismos y de la sociedad, y para trabajar hacia el desarrollo de lo que el Dalai Lama haidentificado como una “reorientación radical” hacia el mundo. Esto incluye el desarrollo deactitudes y disposiciones como la compasión, la generosidad, el coraje y el amor en nuestrarelación con el mundo. Ayers no limita su crítica a las características unidimensionales y unidireccionales de las formas institucionalizadas de educación, sino que la extiende a lasescuelas de posgrado y a los institutos de investigación que están comprometidos con laobjetivación de la profesión docente ofreciendo a los profesores currículos preconcebidos. Ayers identifica esta aproximación a la educación como “la enseñanza como ciencia”.Igualmente problemática es la noción de “enseñanza como salvación” que utiliza conceptose indicadores como “deprivación cultural” y “en riesgo” para identificar y clasificarestudiantes marginalizados y oprimidos.
 
http://edrev.asu.edu/reviews/revs 107 
3
 
La educación “real”, propone Ayers, involucra “autoeducación” como oposición alos modelos bancarios de educación en los cuales los estudiantes son vistos comoreceptores pasivos de conocimiento. En vez de consumir formas dominantes deconocimiento que buscan reproducir y mantener relaciones asimétricas de poder y privilegio, Ayers mantiene que los estudiantes deberían producir nuevas formas de ser y conocer lo que es productivo, “empoderando” y liberando. Adicionalmente, el autorsugiere que los profesores deberían convertirse en estudiantes de sus estudiantes. Siguiendoel proverbio de Marx: “¿Quién educará a los educadores?”, Ayers cree en la reciprocidad dela enseñanza y del aprendizaje. En otras palabras, los profesores pueden aprender de lasexperiencias vividas por sus estudiantes y de sus narrativas e historias de marginación quellevan al aula. La aproximación humanística de Ayers hacia la Educación puede serresumida en la siguiente cita:La meta del profesor que educa para la libertad es reconocer que todos los niñosson chispas de energía, sin reglas, hacedores de sentido; siempre dinámicos,siempre en movimiento y en permanente travesía. ¿Quién soy yo en el mundo? Túeres un universo entero y haces parte del gran mar que somos todos. Nos convienerecordar también nuestras propias preguntas y caminos, nuestra propia búsqueda desentido. Nuestro primer compromiso, entonces, es este: reconocer y hacer unllamado a la humanidad de cada uno de nuestros estudiantes, convertirnos enestudiantes de nuestros estudiantes, volvernos sus aliados (pag. 65-66). W. Ayers hace otras preguntas igualmente importantes incluyendo: “¿Qué significaser humano?” Él sugiere que ser humano significa convertirse en un viajero de la travesíade la vida. Esto incluye la reflexión sobre nuestra relación con el mundo, nuestra posiciónen el mismo, y la acción transformadora. La educación implica, según el autor, esperanza,lucha y posibilidad de hacer un mundo más igualitario y humano. Explica que su visión deuna educación emancipadora es una que,…se opone al miedo, a la ignorancia y a la desesperanza por medio delfortalecimiento del conocimiento y la destreza. Esto capacita al ser humano parapreguntarse, maravillarse, y mirar críticamente. Es tanto el proceso por medio delcual los seres humanos descubren y desarrollan capacidades variadas en la medidaen que se encuentran históricamente a sí mismos, y el vehículo para movilizarsehacia adelante y superar las limitaciones. Su valor singular es que se trata deeducación para la libertad (p. 79).En el capítulo tres, Ayers menciona escuelas de libertad en el Sur en los añossesentas, durante el movimiento de los derechos civiles, como un ejemplo de cómo laeducación puede ser puesta al servicio del “empoderamiento” comunitario. El autor explicaque las escuelas de libertad “fueron creadas como una alternativa a las escuelas opresivas alas que los niños negros asistían en Mississippi” (pag. 82). A diferencia de la escuelatradicional que es generalmente autoritaria y opresiva por naturaleza, las escuelas de libertadfueron capaces de desarrollar y practicar formas humanísticas de educación para estimular alos estudiantes para reflexionar y pensar críticamente sobre sus experiencias y circunstancias sociales en el mundo. Ayers cree que las escuelas de libertad comomovimiento siguen teniendo relevancia en la actualidad, y pueden servir como un modelopara profesores y educadores que desean poner en práctica una educación democrática ensus aulas de clase. W. Ayers apoya un currículo escolar “basado en la realidad”, “comprometedor” y “participativo” Involucra a los estudiantes en el análisis, la interpretación, la deconstrucción

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->