Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Untitledrobereto

Untitledrobereto

Ratings: (0)|Views: 5 |Likes:

PIE A GUANACASTE EN 1927 →


ANÉCDOTAS DE ULISES ODIO SANTOS: N° 1-LOS TROYANOS

Posted on julio 6, 2012


ANÉCDOTA DE ULISES ODIO SANTOS. N° 1. LOS TROYANOS. Era la Puntarenas de 1969. Corría para ese entonces la Administración de don José Joaquín Trejos Fernández. Para ese verano porteño, habíamos llegado a la casa de Emiliano Odio Madrigal, hermano deL tío Ulises, a hospedarnos dado de que esta era el Cuartel General de la Familia en la vacaciones. En esta oportunidad habíamos llegado alrededor de 15 personas invitadas. El calor de la playa, el sol de medio día, era refrescado por las aguas marineras que mojaban a los bañistas del Valle Central que habíamos llegado en tropel. Los excursionista de la playa, se contaban por miles en medio de la algarabía, donde la alegría populaba en forma contagiosa. Este calor era saciado a la hora del almuerzo por las delicias de la vianda y el refresco de marañón en tuquitos que Elsi Canessa, la esposa del tío Emiliano, y con la ayuda de Mélida-su infatigable aliada de toda una vida-nos ofrecían. El tío Ulises era el imán para atraer a los otros invitados, y todos nos sentábamos alrededor de los hermanos, para escuchar y participar de sus agudas reflecciones. Marta y Elízabet Odio Benito, sus hijas habían llevado a sus antiguas compañeras de la Escuela de Derecho de la Universidad de Costa Rica. Entre ellas estaba Merdedes-Merce- y Sonia Picado, pues Ulises Odio Santos había sido su profesor en la Escuela de Derecho. Eran muchachas muy lindas y en sus vestidos de baño más. Para mi, esto nos completaba en ambiente. Como sobrino y primo de ellos, por la diferencia de edades, me llenaba de admiracíon. Yo había sido invitado por Emiliano Odio Canessa, el hijo del tío Emiliano, pues para entonces éramos estudiantes de ingeniería. Además, por insistencia del tío Ulises, nos veíamos como hermanos puesto que desde 1961, no faltaba ni un solo verano a Puntarenas. Y ya como ingenieros, como casi toda esa camada de primos que habíamos abandonado la tradición familiar de estudiar derecho, siempre nos acompañería esa instrucción de como analizar los problemas de la política nacional que allí se discutían. Don Evelio Ramírez, el gestor de la Autonomía Judicial dentro del presupuesto nacional, y del Circuito Judicial, era muy amigo de la familia. Amistad heredada de la familia Odio, desde los tiempos de la República de Camagüey en Oriente de Cuba, durante la Guerra Grande y luego la Chica, por la independencia de Cuba , desde 1870a 1901. Don Evelio llegó ese día como a eso de las tres de la tarde. Venía acompañado de su esposa doña Mireya Martén, y de mamá, Ligia Odio Santos , con Roberto mi hermano. Toda la primada no dejaba de compartir tan bellos momentos. Y esto fue culminado con un paseo de refresco nocturno para disfrutar la brisa del mar, por el Paseo de los Turistas. Esa noche, en el Malecón de la Punta, entre el primer y segundo tajamar para ser exacto, se dió el desembarco de Los Griegos de Odiseo. La orilla del mar bramaba, entre el resumir y reventar de las olas, de donde la espuma blanca brotaba en incesante vaivén. El destello blanco sobre la negritud del agua salina y nocturna, hacía resaltar el desembarco griego en las orillas troyanas. Ellos llegaron con todo y con el Caballo de Troya, e inundaron rápidamente la playa nocturna. Los troyanos apresuradamente pronto los enfrentaron saliendo desde el rompe olas número dos, y la batalla comenzó. La Iliada de Homero se resitaba entre trecho y trecho. Aquiles, el del talón no protegido, por su ignorancia fatal, desembarcaba destellantemente, rugiendo su danza mortal. Ulises, el de la inteligencia inmortal, baja de la barca y toma las riendas del noble y enorme caballal y lo esconde detrás del rompe olas número uno. La resistencia de Troya es heroica. Mueren sus líderes. Los griegos demuestran su astucia odiseica. Se retiran en sus barcas. Y del primer rompeolas aparece Ulices con su enome caballo. Y la inmortal Troya cae abatida en s

PIE A GUANACASTE EN 1927 →


ANÉCDOTAS DE ULISES ODIO SANTOS: N° 1-LOS TROYANOS

Posted on julio 6, 2012


ANÉCDOTA DE ULISES ODIO SANTOS. N° 1. LOS TROYANOS. Era la Puntarenas de 1969. Corría para ese entonces la Administración de don José Joaquín Trejos Fernández. Para ese verano porteño, habíamos llegado a la casa de Emiliano Odio Madrigal, hermano deL tío Ulises, a hospedarnos dado de que esta era el Cuartel General de la Familia en la vacaciones. En esta oportunidad habíamos llegado alrededor de 15 personas invitadas. El calor de la playa, el sol de medio día, era refrescado por las aguas marineras que mojaban a los bañistas del Valle Central que habíamos llegado en tropel. Los excursionista de la playa, se contaban por miles en medio de la algarabía, donde la alegría populaba en forma contagiosa. Este calor era saciado a la hora del almuerzo por las delicias de la vianda y el refresco de marañón en tuquitos que Elsi Canessa, la esposa del tío Emiliano, y con la ayuda de Mélida-su infatigable aliada de toda una vida-nos ofrecían. El tío Ulises era el imán para atraer a los otros invitados, y todos nos sentábamos alrededor de los hermanos, para escuchar y participar de sus agudas reflecciones. Marta y Elízabet Odio Benito, sus hijas habían llevado a sus antiguas compañeras de la Escuela de Derecho de la Universidad de Costa Rica. Entre ellas estaba Merdedes-Merce- y Sonia Picado, pues Ulises Odio Santos había sido su profesor en la Escuela de Derecho. Eran muchachas muy lindas y en sus vestidos de baño más. Para mi, esto nos completaba en ambiente. Como sobrino y primo de ellos, por la diferencia de edades, me llenaba de admiracíon. Yo había sido invitado por Emiliano Odio Canessa, el hijo del tío Emiliano, pues para entonces éramos estudiantes de ingeniería. Además, por insistencia del tío Ulises, nos veíamos como hermanos puesto que desde 1961, no faltaba ni un solo verano a Puntarenas. Y ya como ingenieros, como casi toda esa camada de primos que habíamos abandonado la tradición familiar de estudiar derecho, siempre nos acompañería esa instrucción de como analizar los problemas de la política nacional que allí se discutían. Don Evelio Ramírez, el gestor de la Autonomía Judicial dentro del presupuesto nacional, y del Circuito Judicial, era muy amigo de la familia. Amistad heredada de la familia Odio, desde los tiempos de la República de Camagüey en Oriente de Cuba, durante la Guerra Grande y luego la Chica, por la independencia de Cuba , desde 1870a 1901. Don Evelio llegó ese día como a eso de las tres de la tarde. Venía acompañado de su esposa doña Mireya Martén, y de mamá, Ligia Odio Santos , con Roberto mi hermano. Toda la primada no dejaba de compartir tan bellos momentos. Y esto fue culminado con un paseo de refresco nocturno para disfrutar la brisa del mar, por el Paseo de los Turistas. Esa noche, en el Malecón de la Punta, entre el primer y segundo tajamar para ser exacto, se dió el desembarco de Los Griegos de Odiseo. La orilla del mar bramaba, entre el resumir y reventar de las olas, de donde la espuma blanca brotaba en incesante vaivén. El destello blanco sobre la negritud del agua salina y nocturna, hacía resaltar el desembarco griego en las orillas troyanas. Ellos llegaron con todo y con el Caballo de Troya, e inundaron rápidamente la playa nocturna. Los troyanos apresuradamente pronto los enfrentaron saliendo desde el rompe olas número dos, y la batalla comenzó. La Iliada de Homero se resitaba entre trecho y trecho. Aquiles, el del talón no protegido, por su ignorancia fatal, desembarcaba destellantemente, rugiendo su danza mortal. Ulises, el de la inteligencia inmortal, baja de la barca y toma las riendas del noble y enorme caballal y lo esconde detrás del rompe olas número uno. La resistencia de Troya es heroica. Mueren sus líderes. Los griegos demuestran su astucia odiseica. Se retiran en sus barcas. Y del primer rompeolas aparece Ulices con su enome caballo. Y la inmortal Troya cae abatida en s

More info:

Published by: Luis Roberto Gomez Odio on Jul 30, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial Share Alike

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as TXT, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/17/2014

pdf

text

original

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->