Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword or section
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Alegria de vivir - Sanaya Roman.pdf

Alegria de vivir - Sanaya Roman.pdf

Ratings: (0)|Views: 28|Likes:
Published by Juan GoldenBoy
Uploaded from Google Docs
Uploaded from Google Docs

More info:

Published by: Juan GoldenBoy on Aug 01, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/07/2013

pdf

text

original

 
 
 Alegría de vivir
Sanaya Roman
 
 Introducción
Muchos grandes artistas, escritores, hombres de negocios, atletas y músicos han informado que sus másgrandes obras, inventos e inspiración parecieron serles «dadas» a partir de una fuente situada más allá desu realidad ordinaria. A menudo, los científicos reciben sus comprensiones y grandes avances no mientrasestán trabajando ante una mesa, dedicados al estudio de las ecuaciones, sino mientras se encuentran enestado de relajación, quizá mientras se duchan, pasean por la playa, se entregan a sus ensoñaciones,etcétera.Este libro,
Vivir con alegría,
me fue «dado» por una fuente de sabiduría a la que llamo Orín, mientras meencontraba en un estado de paz y de conciencia expandida. Recibí esta información en una serie desesiones de meditación, a lo largo de un período de varios meses. Mi estado de paz interior era como elque todos experimentamos en esos momentos de conexión con la parte superior de nosotros mismos,cuando contemplamos una hermosa puesta de sol, entregados quizá a la oración, o cuando sostenemos aun niño pequeño en los brazos. Todos nosotros hemos experimentado momentos en nuestras vidas, sobretodo en las crisis, en los que hemos sido repentinamente conscientes de respuestas o soluciones que hastaentonces no habíamos visto. Todos nosotros hemos experimentado momentos en los que actuamos másallá de nuestro nivel habitual de sabiduría, fortaleza y valor. Algunas personas atribuyen esos momentosde conciencia expandida a la parte superior de sí mismas, mientras que otras los atribuyen a la guíaespiritual.Esos momentos de inspiración han sido llamados canalización por unos, el don de la profecía por otros, yuna conexión con la mente universal por otros. Yo llamo Orin a mi fuente de guía espiritual. Loexperimento como un maestro amante, sabio y afable, siempre positivo y compasivo.Orin y yo le animamos a leer este libro por la sabiduría que contiene, no por ninguna afirmación quepueda hacerse acerca de su fuente. Encuentre en él aquello que resuena con la verdad que hay en usted.Yo he servido al tratar de ser lo más transparente posible con objeto de permitir que esta sabiduría fluyeraa través de mí sin dejarse dirigir por mis creencias o matizar la información con mis pensamientos.Este libro puede ayudarle a liberar su corazón y a expandirse hacia ese más grande potencial que es suderecho de nacimiento. Es un libro para aquellos que valoran las nuevas ideas, de acuerdo con la luz queesas nuevas ideas añaden a sus vidas. Para aquellos que deseen leer más sobre Orin y sobre cómo empecéa canalizar, lean los capítulos 1 y 2, «La primera aparición de Orin» y «Saludos de Orin». Si lo quedesean es enfrascarse directamente en el texto, empiece a leer a partir del capítulo 3, «Se puede viviralegremente».Con este libro, le invito a animar su espíritu y a unirse conmigo en elegir la alegría, en liberar la lucha quehay en su vida, y en abrirse a su potencial para el poder personal y la transformación espiritual.
S
ANAYA
R
OM
A
N
 
 
CAPÍTULO 1 La primera aparición de Orin
La gente me pregunta si he sido conocida siempre como una persona con poderes psíquicos, y me doycuenta de que he tenido experiencias psíquicas desde mi adolescencia y comienzos de mis años veinte. Alprincipio, no sabía cómo controlar y dirigir mis comprensiones intuitivas o los estados intensificados deconciencia que experimentaba. Algunas experiencias incluso parecieron asustarme, como la ocasión enque conduje los 190 kilómetros que separan Portland de Eu-gene en un estado alterado de conciencia. Enaquel entonces tenía dieciocho años y me dirigía a la Universidad de Oregón para iniciar mis estudiosuniversitarios. Percibí los pensamientos y sensaciones de los ocupantes de todos los coches con los queme encontré durante el transcurso de mi viaje. Aún más asombroso fue el hecho de que, al llegar aEugene, descubrí que el depósito de gasolina seguía completamente lleno, a pesar de que debería haberestado casi vacío.Las primeras ocasiones en que me expuse a otras realidades alternativas se produjeron a través de laciencia ficción, que leía ávidamente como estudiante de escuela superior en Oregón. Recuerdo que leíatodos los libros que encontraba sobre el tiempo y el espacio, y sobre realidades probables, particularmenteaquellas que exploraban formas superiores de convivencia como sociedad, como por ejemplo
2150,
deThea Alexander. Solía soñar que poseía una máquina especial, una máquina del tiempo y el espacio, conla que podía visitar otros planetas y formas de vida, retroceder y avanzar en el tiempo, y descubrirrealidades probables en las que la humanidad había explorado diferentes opciones para sí misma. Pero yodeseaba explorar, sobre todo, el ámbito interno de la psique y emprender mis viajes y aventuras no porotros países, sino por otras realidades. Una de las mayores alegrías que me ha producido canalizar un guíaha sido el descubrimiento de que dispongo de la máquina sobre la que tanto había fantaseado: es mipropia mente y una conexión con la más elevada fuente de luz (Orín) que hace posible realizar estosdiversos viajes.Recuerdo vívidamente mi primera experiencia real de canalización, cuando tenía diecisiete años. Habíaestado tocando el piano durante varias horas, me sentía muy serena, y me tumbé junto al ventanal paracontemplar las estrellas. De repente, me pareció como si alguien me hablara dentro de mi cabeza. Una«voz» empezó a mostrarme la tierra, a explicarme que la tierra experimentaría cambios y desplazamientosen el futuro, y que no había nada que temer. Aunque yo vivía en Oregón por aquel entonces, la voz medijo que en el término de un año me trasladaría a California con mi familia, donde yo me quedaría a vivir,aunque mi familia regresaría a Oregón. Había pasado mi niñez trasladándome frecuentemente, por lo queviví en Kansas, Michigan, California, Missouri y Oregón, así que no deseaba trasladarme de nuevo, y nome gustó el mensaje. No tomé nota de qué más se me dijo, aunque la experiencia duró largo tiempo.Resultó que, seis meses más tarde, mi padre inició inesperadamente un negocio en San Francisco e hizoque la familia se trasladara allí. Para entonces, yo ya acudía a la universidad en Oregón y estaba segura deque no me marcharía a California en compañía de mi familia. No obstante, un año más tarde, laUniversidad de Oregón decidió concederme una beca para estudiar fuera del estado, así que miexpediente académico fue transferido a la Universidad de California, en Berkeley, y me trasladé a vivir enla zona de la bahía de San Francisco. Ocho años más tarde, mis padres se trasladarían nuevamente deregreso a Portland en Oregón.Cuando tenía más o menos unos veintiséis años, me hice buena amiga de una mujer llamada EvelynTaylor. Llegó un buen día con una tabla ouija y afirmó saber que podíamos conectar con un guía. (Deniña, cuando tenía ocho o nueve años, recibí muchos mensajes de la tabla ouija mientras jugaba con ella ycon mi tía abuela en Kansas. A esa edad recuerdo la sensación de que estaba «haciendo trampas» porquelos mensajes acudían a menudo a mi mente, antes que a mis dedos.) Cindy Flaherty, otra amiga, estabaleyendo por entonces el primer libro de Seth,
 La llegada de Seth,
así como
Seth habla,
y pasamos muchashoras de entusiasmo analizando estos libros.Empezamos a recibir mensajes inmediatamente. Pasé muchas noches con la tabla ouija, en compañía deCindy y Eve, ya que nos reuníamos tres o más noches a la semana, y a menudo se nos unían otros amigos.Desde el principio fue evidente para todos que los mensajes llegaban a través de mí, de modo que Cindy yEve se turnaron; una trabajaba conmigo mientras que la otra se dedicaba a escribir, letra a letra, todos losmensajes. Acumulamos de ese modo más de 200 páginas de notas, sólo durante aquel primer año.Pedimos que llegara hasta nosotras el guía y maestro más alto posible y poco después de eso, el 9 deoctubre de 1977, apareció Orin.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->