Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
1 4 Ackerman Morel Sosa

1 4 Ackerman Morel Sosa

Ratings: (0)|Views: 102 |Likes:
Published by sil_her
Referencia bibliográfica: Memorias de las II Jornadas Espectros de Althusser : diálogos y debates en torno a un campo problemático. Buenos Aires : Universidad de Buenos Aires. Facultad de Ciencias Sociales. Carrera de Ciencias de la Comunicación, 2012. ISBN 978-950-29-1370-4
Referencia bibliográfica: Memorias de las II Jornadas Espectros de Althusser : diálogos y debates en torno a un campo problemático. Buenos Aires : Universidad de Buenos Aires. Facultad de Ciencias Sociales. Carrera de Ciencias de la Comunicación, 2012. ISBN 978-950-29-1370-4

More info:

Published by: sil_her on Aug 01, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/01/2012

pdf

text

original

 
 II Jornadas Espectros de Althusser - 2011
188
Mesa:
 Diálogos con el psicoanálisis
IDEOLOGÍA, POLÍTICA Y GOCE. ARTICULACIONES POSIBLES
Sebastián E. AckermanM. Paula MorelM. Martina SosaLas articulaciones entre marxismo y psicoanálisis que desarrolló el filósofo francésLouis Althusser inauguraron un sendero de reflexiones acerca de la relación entre lasdimensiones ideológicas e imaginarias de la constitución de sujetos sociales (tantoindividuales como colectivos), senderos que luego fueron también explorados yredefinidos por diversos autores como el propio Althusser en sus últimos escritos,Jacques Ranciere, Alain Badiou, Slavoj Zizek, Yannis Stavrakakis y Ernesto Laclau,entre otros.En los últimos años la centralidad del afecto a la hora de reflexionar sobre los vínculossociales y las identificaciones políticas se destacó desde varias perspectivas de lasCiencias Sociales. De alguna manera, esta centralidad del afecto estaba ya indicada enla forma en que Althusser presentó la relación entre estructuras inconscientes yvivencias imaginarias a la hora de pensar los sujetos. Asimismo, el camino abierto porla noción de interpelación enmarca las reflexiones que, siguiendo la senda althusserianatambién en ese sentido, tomaron del psicoanálisis nuevos elementos para avanzar en laconceptualización de la dimensión afectiva de la subjetividad y su vínculo con lapolítica.En el presente trabajo, intentaremos adentrarnos en la categoría psicoanalítica de“goce”, sus aportes y límites, para pensar el modo en que se conjugan la política y lopolítico en la estructuración/transformación de la realidad social. Producto de una seriede lecturas y discusiones colectivas, este texto expresa una serie de problematizaciones,reflexiones y señalamientos que fueron surgiendo en esas discusiones al estilo de “workin progress”, en tanto concebimos este tipo de trabajos como fundadores de preguntasque, en una segunda instancia, ordenan y profundizan las investigaciones subsiguientes.En este sentido, planteamos como primera hipótesis que en los vínculos que puedenestablecerse, a partir de la incorporación de las lecturas de Lacan para pensar la relación
 
 II Jornadas Espectros de Althusser - 2011
189
entre política y afecto, el goce tiene una eficacia (que habrá que explorar suespecificidad) en el cruce entre lo ideológico y lo político.Para ello, sin embargo, no tomaremos el camino de lo imaginario
1
, tal como podríasugerir una lectura directa de Althusser, sino aquel que siguiendo la matriz inauguradapor la noción de interpelación asocia lo afectivo con la categoría psicoanalítica de goce.Nos proponemos, entonces, avanzar en una lectura crítica de dos autores que en laactualidad utilizan el goce como una categoría central para pensar la política: SlavojZizek y Yannis Stavrakakis
2
.Más allá de las diferencias que es posible encontrar en las perspectivas analíticas deestos autores y de sus mutuas críticas, existe una evidente afinidad entre ellas. Sin duda,para ambos, “en oposición al posestructuralismo –que se enfoca principalmente en lafluidez de la identidad, por lo cual no logra explicar con rigurosidad las resistencias alcambio social y a la transformación radical-, un enfoque de inspiración lacaniana estámejor equipado para lidiar con este problema crucial: algunas cosas se afianzan porqueademás de ofrecer una cristalización simbólica, manipulan con eficacia la dimensiónafectiva, libidinal. El capitonnage ideológico efectuado mediante un punto nodalsemiótico tiene que sostenerse mediante su anudamiento en el nivel afectivo de la jouissance para afianzarse.”
3
 Ahora bien, trabajar en este tipo de articulaciones supone asimismo advertir un primerobstáculo vinculado a la problemática en la cual se inserta la categoría de goce, esta es:la clínica psicoanalítica. La reflexión en torno a la imbricación entre lo ideológico y lapolítica, en relación al goce implica un cambio de terreno en el cual desplegar laproductividad teórica de dicho concepto.
 La falla constitutiva de lo social (delineamiento del problema)
Uno de los principales aportes de la teoría lacaniana para pensar la realidad social estávinculado al concepto de lo Real. La incorporación de dicho concepto en tanto
agujero
 
1
Creemos que este camino, sobre el que resulta imprescindible realizar una indagación, fue retomado porAlain Badiou aún cuando sus críticas a la noción de ideología como un espacio imaginario cerrado sonferoces.
2
Sin duda, detrás de ambas reflexiones se encuentran operando en sordina, ya sea para desplegarlas ocriticarlas, las elaboraciones de Ernesto Laclau. Si dejamos afuera de este ensayo sus trabajos es porque,tal como lo señala Stavrakakis, Laclau no llega a captar las implicancias teóricas de la noción lacanianade goce que operan en el concepto de
objeto a
que él mismo retoma.
3
Stavrakakis, IL, p.42.
 
 II Jornadas Espectros de Althusser - 2011
190
que se resiste a la simbolización y por ello mismo impide la sutura de lo social hapermitido avanzar en una distinción analítica entre “la sociedad”, como totalidadimaginaria que habilita la configuración de un horizonte comunitario como totalidad; y“lo social” como estructura fallada, no-plena, cuya totalización es siempre precaria ycontingente. Contingencia como término operacional que permite señalizar la“imposibilidad necesaria de un fundamento último.”
4
 Asimismo, es a partir de esta ausencia de fundamento último de lo social que cobraimportancia la distinción entre la política (dimensión estructural) y lo político(dimensión ontológica). Entendiendo a la primera como la instancia instituida de losocial,
lo político
nos permite no sólo explorar la dimensión instituyente de las prácticaspolíticas, sino también analizar el papel que lo ideológico -en tanto que dimensiónsimbólico-imaginaria- tiene en la configuración de la realidad. El juego entre
la
políticay
lo
político es uno de los caminos que nos permiten transitar la reflexión en torno a latensión entre lo instituyente y lo instituido de las prácticas políticas. Al respecto, resultainteresante el modo en que es convocada en la lectura de Natalia Romé, laincorporación de la noción psicoanalítica de
sobredeterminación
realizada porAlthusser:
La sobredeterminación señala un punto de fuga, un instante de ‘sin sentido’ en todaestructura (…) Althusser encuentra allí el lugar para la
 práctica política
en su eficaciatransformadora. Es el punto en el que la
 práctica política
toca fugazmente como unachispa, el plano ontológico de
lo político
; el instante presente del vacío funcional, ellugar donde todo mundo de sentido y todo Estado garante de su objetividad, revelan sufragilidad y el carácter segundo de sus relaciones de
necesidad.
La
sobredeterminación
señala el lugar donde la lógica se subordina a la política
5
 
Bajo estas coordenadas, se reconoce la tensión y el lugar segundo de toda dimensióninstituida con respecto a la potencia instituyente de la política. En este cruce, en este“punto de contacto” donde la política toca lo político pueden sondearse los modos enque un “acto”, una “acción”, una “intervención” habilitan la constitución del sujeto enese mismo movimiento, antes que concebirlo como un mero producto. Queremos decir,esta hendidura en lo instituido por la dimensión instituyente de la política hace emergeral sujeto como tal. Veremos páginas adelante, de qué modo la pregunta en torno al
4
Marchart,, Oliver,
El Pensamiento Político Posfundacional: La Diferencia Política en Nancy, Lefort, Badiou y Laclau
, p. 44
5
Romé, Natalia, “En busca del materialismo: filosofía, política e historia en la obra de Louis Althusser”.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->