Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Voz Internet 2650 Baja Resolucion Con Separata

Voz Internet 2650 Baja Resolucion Con Separata

Ratings:
(0)
|Views: 103|Likes:
Published by ANNCOL
Última edición del Semanario VOZ
Última edición del Semanario VOZ

More info:

Published by: ANNCOL on Aug 02, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/08/2012

pdf

text

original

 
$2.000
E
DICIÓN
2650 S
EMANA
 
DEL
1
AL
7
DE
 
AGOSTO
 
DE
2012 - C
IRCULA
 
LOS
 
MIÉRCOLES
- L
ICENCIA
Nº 002367
DEL
M
INISTERIO
 
DE
G
OBIERNO
LA VERDAD DEL PUEBLO 
La arremetida del procurador AlejandroOrdoñez, del ministro de Defensa, JuanCarlos Pinzón, de las “águilas negras”y de la “gran prensa” burguesa contraPiedad Córdoba, es la demostración de laintolerancia del poder y de la existenciadel delito de opinión. Mientras armanla parafernalia reaccionaria, el conflictoen el norte de Cauca se mantiene y sepuede extender a otras regiones. Fueronlos elementos de la valerosa denuncia dela exparlamentaria, comprobados en larealidad. Solidaridad con Piedad Córdoba.
Página/ 
5
BalanceDESOLADOR
Dos años del Gobierno de Juan Manuel Santos
En la mitad del periodo del Gobiernode Juan Manuel Santos Calderónlas llamadas locomotoras de laprosperidad democrática no hanarrancado y a pesar de las cifrasgubernamentales el desempleo,la pobreza y la marginalidad demillones de colombianos siguenhaciendo parte de la tragedianacional. La paz, cuya llave está enla mano del mandatario según supropia versión, no avanza porqueel conflicto se acentúa más y elGobierno Nacional no hace gestossignificativos que ofrezcan confianza.
Página/ 
3
Todossomos Piedad
 
Agosto 1 de 2012 
 / 
2
VISIÓN 
R
ICARDO
A
RENALES
       C    a    r      t    a    s
DIRECTOR:
Carlos A. Lozano Guillén.
CONSEJO DE REDACCIÓN:
Álvaro Vásquez - Nelson Fajardo - Carlos Sánchez - José R. Llanos -Arlés Herre-ra - Alberto Acevedo - Juan Carlos Hurtado.
COLABORADORES:
Libardo Muñoz - Hernán Camacho - Hernando López - Nelson Lombana Silva - Ana ElsaRojas - Wilfrido Jiménez - Hernán Durango -
ADMINISTRADORA:
María del Carmen Garavito.
DIAGRAMACION:
Rafael Carrascal V.
CARICATURA:
Ca-larcá.
OFICINAS:
Carrera 13A Nº 38 - 32 Tels. (57-1) 232 14 61 - 320 20 35 Fax: 232 82 29 Servicios Informativos: Prela, ALAI, Prensa Rural
E-Mail:
semanariovoz@etb.net.co P
ágina WEB:
http://www.pacocol.org - Permiso de tarifa postal reducida Nº 93 de Adpostal. Año LV. Distribución vía Avianca.
 N 
Desde Panamá
Estimado Camarada Lozano: El Comitéde Zona “Cristóbal Segundo” del Partidodel Pueblo de Panamá, por este medio leexpresa su más revolucionaria felicitación ysaludo. Desde nuestra trinchera de lucha,Panamá, valoramos grandemente los es-fuerzos extraordinarios que por cincuentay cinco (55) años ha realizado el Semana-rio VOZ. Su constante peregrinar por lassendas de la verdad le ha valido un sitial dehonor en el ámbito periodístico colombianoy es un faro, un ejemplo a seguir por nues-tro periódico Orientación y Lucha, propuestade los comunistas panameños en el día adía de nuestro país. En estos momentos enque la batalla por las ideas se está abriendopaso ponderamos grandemente su esfuerzoemancipador, su guía en las difíciles circuns-tancias en que vive la sociedad colombiana,y su irrefutable compromiso con la claseobrera nacional colombiana, latinoameri-cana y mundial. Nuestras raíces bolivaria-nas y nuestro interés común de construirun mundo justo son pilares que fortalecennuestros lazos solidarios y revolucionarios.Desde Panamá un abrazo revolucionario,hasta la victoria siempre.
Uruguay Castro,Coordinador del Comité de Zona “Cris-tóbal Segundo” del Partido del Pueblode Panamá y Carlos Lenin Villa Toribio,Mesa de Redacción de “Orientación yLucha (Vía Internet).
Somos muy inocentes
Francamente es asombroso lo inocentesque somos los ciudadanos comunes. Másque indignación, causa hilaridad los alcan-ces de las clases dirigentes en Colombiay de lo que son capaces de hacer paramantener en la rosca. Y nosotros, pobrepueblo, seguimos votando por una clasepolítica hipócrita que se burla de nuestracondición.
Juan Coral (vía Internet).
Hombres sin tierra
Entre lo que se habla sobre los temasde discusión en el Congreso, veo que elmás urgente es el del hambre, porque yano es solamente Colombia la que resistedicho
agelo sino el mundo y dizque es “la crisis capitalista la que solo preocupa alos gobiernos”. Si señores, el hambre es lahija del criminal abuso de los capitalistas,como esta ser la madre del 50 por cientode los errores cometidos por la humani-dad. Si no mintió Marx al decir que con elcuerpo hambreado es imposible ejecutaralgún trabajo, ni ninguna ciencia. Entoncesal abordar este
agelo contribuiríamos alestablecimiento de una verdadera reformaagraria, como también al acuciante temade hombres sin tierra y tierra sin hombres.
Julio Esteban Ochoa. Paipa, Boyacá.
La causa indígena
Si un indígena empuja a un militar y estellora, eso es una humillación inaceptable;pero si un soldado mata a un indígena, sinninguna explicación, eso es simplemente unerror. Queda resumido aquí la clase de per-sonas que gobiernan este país y la clase demedios de comunicación que tenemos. Sonya casi seiscientos años de muerte, despojo,desplazamiento, envilecimiento, esclavitud,deshonra, etcétera, etcétera, contra la na-ción indígena. No se le debe olvidar a todosque los indígenas estaban aquí primero quenadie, y somos los demás invasores y sa-queadores. No soy indígena, pero pongo mivida por su causa. Una profecía: Los indíge-nas están aquí antes que nosotros y perma-necerán hasta después de nosotros. Gústeleo no a esa oligarquía sanguinaria y corruptaque gobierna. Hasta pronto y un abrazofraterno para el pueblo indígena americano.
Betto Vélez (vía Internet).
o se puede negar quelas lágrimas derramadas por el sargen-to Rodrigo García, adscrito al Batallónde Alta Montaña No. 8, acantonado enel territorio indígena de Caloto, en elCauca, conmovieron a una gran canti-dad de colombianos y, seguramente, aciudadanos de otros países que cono-cieron la versión de que tropas colom-bianas habían sido desalojadas y “hu-milladas” por indígenas colombianosque reclamaban soberanía sobre susterritorios ancestrales.Y tuvieron la virtud de conmover ala opinión pública por el montaje me-diático que se armó y que logró su ob- jetivo de convertir, de la noche a la ma-ñana, a la población indígena de vícti-mas en victimarios.En medio del conflicto social quese vive en Colombia, los indígenas delCauca han llevado la peor parte. Hanpuesto los muertos, sus líderes han si-do asesinados por disparos provenien-tes de las armas oficiales y cada muertoha sido calificado como “daño colate-ral” en el teatro de operaciones.Sus casas han sido destruidas, susescuelas convertidas en cuarteles, lasmujeres violadas, los líderes desapa-recidos, señalados, estigmatizados. Eldolor y el sufrimiento siempre han pro-venido de la parte débil, que ha sido lapoblación indígena.
Muertes que no cuentan 
Las lágrimas por ellos derramadascuando han llorado, y siguen llorandoa sus muertos, cuando los han arranca-do de su tierra sagrada, cuando les handestruido las cosechas, cuando los hanencarcelado y torturado, jamás esaslágrimas humildes fueron noticia. Nisiquiera, después de la ‘humillación’causada al sargento García, cuandootro indígena calló abatido por el dis-paro de fusil de un soldado, ningúnmedio llamó a rebato, porque se habíacercenado cobardemente la vida de unhombre humilde del pueblo.
Lágrimas para confundir 
Se magnificaron las lágrimas delmilitar, para destacar el “honor”, la ga-llardía, la hombría de un uniformadoque resistió estoico que lo desalojarande una trinchera militar que considerósuya, porque así se lo indicaron sus su-periores. El honor es de quienes des-alojan indígenas, de quienes les arre-batan sus tierras, de quienes promue-ven los “falsos positivos” y entregan la“soberanía nacional” a las grandes em-presas transnacionales usurpadoras denuestras riquezas naturales.Bajo el título ‘
El llanto. Historiacultural de las lágrimas
’, Tom Lutz,profesor de la Universidad de Iowa, di-ce que la naturaleza de las lágrimas noha sido suficientemente estudiada porla ciencia médica, la sicología, la socio-logía, ni otras disciplinas. Señala quelas lágrimas pueden ser utilizadas en lapolítica, el amor, las relaciones perso-nales, para obtener resultados diversos.También, dice el autor, existen las‘lagrimas de cocodrilo’. “Las ‘lagrimasde cocodrilo’, señala Lutz, sirven paraseducir, confundir, chantajear, enga-ñar. Incluso las que derramamos cuan-do estamos a solas, a menudo cuentancon un público imaginario. Aun ennuestros momentos de más profundapena, podemos estar muy conscientesdel efecto que nuestras lágrimas tienenen quienes nos rodean”.
No basta con curar la peste 
El afamado filósofo español donMiguel de Unamuno, en un pasaje desu obra
 Del sentido trágico de la vi-da
, dice:“Un pedante que vio a Solón llorarla muerte de un hijo le dijo: ‘¿Paraqué lloras así si eso de nada sirve?’ Yel sabio le respondió: ‘Por eso preci-samente: porque no sirve.’ (…) Y es-toy convencido de que resolveríamosmuchas cosas saliendo todos a la ca-lle y poniendo a la luz nuestras penas,que acaso resultasen una pena común,nos pusiéramos en común a llorarlas ya dar gritos al cielo y a llamar a Dios.Aunque no nos oyese, que sí nos oiría.Lo más santo de un templo es que esel lugar a que se va a llorar en común.Un
miserere
cantado en común por unamuchedumbre, azotada del destino, va-le tanto como una filosofía. No bastacurar la peste, hay que saber llorarla.¡Sí, hay que saber llorar! Y acaso es-ta es la sabiduría suprema. ¿Para qué?Preguntádselo a Solón”.Tom Lutz dice en su obra que ‘lapolítica ostenta actualmente la distin-ción de ser la principal arena de la vi-da pública en la que los hombres llo-ran más a menudo que las mujeres’. Yvaya que esa estrategia la saben mane- jar muy bien la burguesía colombianay sus medios de comunicación. O sino, que lo digan las lágrimas mil ve-ces reproducidas del sargento Garcíaen Caloto.
Croniquilla
LAS LÁGRIMAS
La literatura, más que la medicina o la ciencia,se ha ocupado de la naturaleza de las lágrimasun tema que aún sigue pendiente por definir ensu verdadera dimensión. Las que derramó elSargento García, sirvieron para convertir a lasvíctimas indígenas y campesinos de Caloto envictimarios. ¡Lo que puede la prensa!
Las lágrimas del Sargento García.
 
Agosto 1 de 2012 
 / 
3
TEMA DE LA SEMANA
C
ARLOS
A. L
OZANO
G
UILLÉN
 E
l próximo siete de agos-to, cuando se celebra el acontecimien-to histórico de la Batalla de Boyacá yde la total primera independencia delyugo colonialista español, se cumplela primera mitad del Gobierno del pre-sidente Juan Manuel Santos Calderón.Mientras el mandatario, con el apoyo dela “unidad nacional” que controla el 94por ciento del Congreso de la República,prepara las condiciones para la reelec-ción en 2014, los expertos y analistasrealizan los balances de los dos prime-ros años que arrojan conclusiones des-favorables a la actual administración.Para el presidente Santos, suGobierno tiene muy claro el puerto dedestino, llamado prosperidad para to-dos, sustentado en tres grandes objeti-vos: Más empleo, menos pobreza, másseguridad. Así lo explicó el pasado 20de julio en el discurso de instalaciónde las sesiones ordinarias del Senado yla Cámara de Representantes. Aunqueno logró demostrar cuánto se ha acer-cado el país en el logro de estas metas.El ministro de Hacienda, Juan CarlosEcheverry, más cauteloso a la hora delbalance, dijo en entrevista con YamidAmat, el pasado domingo 29 de julio,que por fin “vamos a destrabar el Estadopara iniciar una gigantesca inversión”.Echeverry acepta de manera tácita, quelos dos primeros años no tienen gran-des ejecuciones, porque “vamos a pasardel primer tiempo, en el que se hicieronlos cambios fundamentales, formales,legales y constitucionales, al segundotiempo del Gobierno Santos, que seráel del funcionamiento del Estado”. Parael ministro, las grandes inversiones nose han podido ejecutar porque la buro-cracia y los controles no lo han permi-tido. La responsabilidad, entonces, paraEcheverry, es de los alcaldes y los go-bernadores y de quienes tienen temorde entregar los dineros que reposan enel Banco de la República.
¿Cuál control de la economía? 
Pero el Gobierno Nacional, lo hanrepetido en estos días el Presidente yel Ministro de Hacienda, cree tener ba- jo control la economía. No hay peligrode desaceleración a la vista, asegurancon demasiado optimismo. “La indus-tria y la agricultura han tenido señalesdébiles, pero son el 20 por ciento dela economía”, dice con tranquilidad,como si estos dos sectores no fueranclave para el desarrollo económico.Precisamente, en los últimos días, tantoel presidente de la SAC, Rafael Mejía,como el presidente de la ANDI, LuisCarlos Villegas, han declarado su in-satisfacción con el rumbo de la econo-mía. Para Villegas, casi que “el país vabien, pero la economía mal”, como aveces lo explican los mandatarios bur-gueses, como si política y economía nofueran de la mano.
Los ríos de leche y miel 
Lo cierto es que los ríos de leche ymiel, prometidos por Santos, el siete deagosto de 2010, no aparecen por nin-guna parte. Inclusive, cuando el paísva a ritmo acelerado hacia una crisisenergética y de agua en los próximosmeses, aún el Gobierno no ha tomadomedidas para contrarrestar los efectosde esta emergencia.El Gobierno dice que ahora sí lle-gará el plan de inversiones, los grandesdesafíos y la “prosperidad para todos”,como si la primera mitad de la gestión,le hubiera correspondido a otro man-datario distinto al actual.Hay ministros que ni siquiera sesienten en el panorama nacional y enlos asuntos propios de su cartera; ilus-tres desconocidos en la gestión guberna-mental. Como también no se pronuncianlas centrales obreras, que atraviesan unaespecie de “patria boba sindical”, por-que la CGT está entregada al GobiernoNacional y la CUT, inmersa en una pro-funda crisis, pareciera no tener hoja deruta y mucho menos políticas para pro-nunciarse sobre la realidad nacional.El Gobierno de Santos trata de ma-quillar las cifras de la macroeconomía.Mostrando una realidad social que noes la que existe en el país, como lo ase-guran economistas y analistas no oficia-listas. Con toda seguridad la economíano crecerá al ritmo que lo pronosticó elGobierno Nacional, ya habla de una ci-fra entre el 4 y el 4.5 por ciento, lejanade las economías más consolidadas enla región, aunque es un crecimiento quebeneficia a los sectores privilegiados, enprimer lugar al sector financiero que selucra de la usura y de los dineros de losahorradores y cuentahabientes.
Crece la brecha social 
Con las medidas plutocráticasde protección a los ricos y a losinversionistas, se profundiza más labrecha entre ricos y pobres. Colombiasigue siendo un país con alto índice depobreza, más del 31 por ciento decla-rado en las cifras oficiales, así comono ha logrado abandonar el deshonrosotercer lugar entre los países más des-iguales del planeta.El desempleo, disminuido en losguarismos estadísticos del Gobierno,de todas maneras no deja de ser un do-lor de cabeza puesto que el primer ren-glón de empleo es la “informalidad”,a la hora de la verdad un empleo dis-frazado, que hoy es y mañana no lo es,como lo demuestra la historia. En la in-formalidad o empleo disfrazado estánmás de la mitad de los colombianosconsiderados como parte de la fuerzalaboral activa.En salud y educación no logra su-perarse la crisis, pues el interés delGobierno Nacional no es resolver elproblema de la mayor cobertura, sinode fortalecer las políticas privatizado-ras, heredadas de sus predecesores enel proceso de acumulación del capitalsobre la base de la economía de libremercado. Y en materia de las locomo-toras, apenas arrancó la minero- ener-gética, paradigma de la “confianza in-versionista” para que las transnaciona-les hagan su agosto con los recursosnaturales del país. La de vivienda estáanunciada con 100 mil construccionesgratuitas, que nadie sabe cómo se vana financiar, aunque sí se conoce queserá el regalo a los grandes construc-tores, en primer lugar al magnate LuisCarlos Sarmiento Angulo. Y ni hablarde las vías de comunicación, porqueni siquiera han sido capaces de culmi-nar las construcciones iniciadas en elanterior Gobierno, en medio de con-tratos leoninos y a todas luces corrup-tos. Hasta los Nule, hoy en la cárcelpor los contratos de Bogotá, tuvieronsu pedazo en la torta de la contrata-ción uribista.
A espaldas de las comunidades 
En los dos primeros años fueronadoptadas, por iniciativa del ejecuti-vo, la Ley de víctimas y de restituciónde tierras sin consultar a las víctimasy a los campesinos; reglamentacionesa la salud privada sin consultar conmédicos y trabajadores del sector;ley de educación sin consultar a losestudiantes y a la comunidad univer-sitaria, que fue retirada, obligado elGobierno por las enormes moviliza-ciones lideradas por la Mane. Comootras que pasaron sin pena ni gloriay no se conocen cuáles son sus bene-ficios para el país y los trabajadores.Una de las más negativas es la “sos-tenibilidad fiscal”. Aprobada como re-forma a la Constitución Política y quesegún lo explicó el Gobierno, buscaajustar el gasto del Estado a las con-diciones de la economía. Es una es-pecie de contrarreforma que convierteen nugatorios los derechos fundamen-tales, porque todo gasto que involucreal Estado en una condena judicial de-be tener el recurso para asumirlo, de locontrario es inviable. La sostenibilidadfiscal se lleva por delante las decisio-nes de la vía contencioso administrati-va y hasta le quita los dientes a los fa-llos de tutela de los jueces y de la CorteConstitucional.
La llave de la paz 
En materia de paz, el presidenteSantos no escucha los clamores de diá-logo y solución política del conflicto.Aunque insiste en que tiene en la manola llave de la paz y los rumores de con-versaciones secretas con la insurgenciason muy fuertes, privilegia la vía mi-litar y cede ante las presiones de la ul-traderecha de Uribe Vélez y sus ami-gos. El llamado marco jurídico parala paz es simplemente una propuestade desmovilización a los guerrilleros,que convierte en inviable los diálo-gos de paz que deben apuntar a solu-ciones concretas políticas, sociales yeconómicas de las causas del conflic-to. Persiste la represión y persecucióna los luchadores populares.La “prosperidad democrática” esuna simple quimera dijo un analista enestos días de balance de los dos prime-ros años del Gobierno de Juan ManuelSantos. Aunque lo más positivo es quese disparó el auge de la lucha popular,de la resistencia civil a las medidas lesi-vas gubernamentales, como lo demues-tran el Cauca y otras regiones, escena-rios de estallidos sociales.
Dos años del Gobierno de Santos
Un balance desolador
La“prosperidaddemocrática”anunciadahace dosaños, es unaquimera
El presidente Juan Manuel Santos recorre el país con sus ministros, dando la versión oficial del balance de los dos primeros años de Gobierno, sinembargo ella contradice a la realidad de pobreza y abandono de las regiones.
Foto Presidencia.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->