Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Carta Jennifer Gonzalez Caso Heidi Wys NotiCel

Carta Jennifer Gonzalez Caso Heidi Wys NotiCel

Ratings: (0)|Views: 330|Likes:
Published by noticelmesa

More info:

Published by: noticelmesa on Aug 09, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/08/2013

pdf

text

original

 
9 de agosto de 2012Honorable Jenniffer A. González ColónPresidentaCámara de Representantes de Puerto RicoSan Juan, P.R.
 
Estimada Presidenta González Colón:
 
Los aquí firmantes repudiamos las expresiones racistas enlas redes sociales de la asesora legislativa, Sra. Heidi Wys.Como puertorriqueños, puertorriqueñas plenamentecomprometidos con el respeto a la dignidad de todos losseres humanos reclamamos que los funcionarios públicos denuestro gobierno manifiesten consistentemente su obligaciónde promover los principios de esencial igualdad.
 
En lamedida que nuestros funcionarios públicos y políticosincumplen con su obligación de combatir el racismo,promueven su perpetuación. Reclamamos de su parte lasacciones que sean necesarias para enviar un mensajecontundente e inequívoco de que usted rechaza esasexpresiones racistas.La lucha contra el racismo debe constituir un interés públicode la mayor prioridad.
 
La Carta de Derechos de nuestraConstitución prohíbe toda forma de discrimen por motivo deraza y color, y mandata que "tanto las leyes como el sistemade instrucción pública encarnarán estos principios deesencial igualdad humana".
 
Al aprobar este mandato en1952 el Pueblo de Puerto Rico reafirmó su rechazo a ladiscriminación por motivo de raza y color expresadapreviamente en la Ley de Derechos Civiles de 1943.Esa expresión nuestra se adelantó a los Estados Unidos yaque durante ese período prevalecía allí la discriminaciónracial legal.
 
No es hasta la aprobación por el TribunalSupremo de los Estados Unidos en
 
mayo de 1954, de ladecisión
Brown vs Board of Education 
, que se inició
 
formalmente el camino legal para desmantelar ladiscriminación racial en dicha nación.
 
Hoy, en el siglo 21, el Pueblo de Puerto Rico tiene laobligación de retomar la bandera de la igualdad racial queenarbolaron Betances, Rafael y Celestina Cordero,Schomburg, Barbosa, entre muchos otros y otras. Lahumanidad reiteradamente ha reconocido que el racismo, ladiscriminación racial, la xenofobia y las formas conexas deintolerancia constituyen obstáculos al pleno disfrute de losderechos humanos.
 
Es por ello que la lucha contra todas lasformas de racismo están estrechamente vinculadas a losesfuerzos por garantizar igual acceso a la educación, lasalud, la vivienda, el trabajo, la política, el medio ambiente,la cultura, la seguridad y la paz.
 
Dado que los gobiernostienen la responsabilidad de garantizar las condiciones deigualdad, inclusión y respeto de la dignidad de todas laspersonas, necesariamente tienen la obligación indelegable decombatir el racismo en todas sus manifestaciones.En la Declaración de la Conferencia Mundial contra elRacismo, celebrada en Durban, Sudáfrica en 2011, lasNaciones Unidas plantearon que las legislaturas juegan unpapel fundamental en "
la tarea de adoptar legislación apropiada, supervisar su aplicación y asignar los recursos 
 
 financieros necesarios
 
para la lucha contra el racismo.
 
ElPueblo de Puerto Rico no espera menos de todas laspersonas que integran nuestra Cámara de Representantes,electos y no electos.La Declaración de Durban reafirmó que "
la estigmatización de las personas de diferentes orígenes mediante actos u omisiones de las autoridades públicas, las instituciones,
 
los medios de información, los partidos políticos o las organizaciones nacionales o locales no es sólo un acto de discriminación racial, sino que además puede incitar a la repetición de tales actos, resultando así en la creación de un círculo vicioso que refuerza las actitudes y los prejuicios racistas, y que debe condenarse." 
 
Urgimos a todas y todoslos funcionarios públicos y políticos a desistir y rechazar
 
inequívocamente el uso de lenguaje degradante y losestereotipos negativos.Deploramos los intentos de soslayar o minimizar laexistencia de racismo en nuestro país. La situación surgidacon los comentarios de su ayudante y la manera en quehasta ahora usted ha manejado la situación envía esemensaje también. El invisibilizar el racismo es pernicioso,
 
 ysólo logra distanciarnos de la concertación necesaria paracombatir este flagelo de la humanidad.
 
El uso del racismo como arma política no sólo demuestraque quienes lo usan son racistas, sino que esgrimen estaarma en la confianza de que entienden o creen gozar delapoyo de la mayoría de los residentes de nuestra isla.Entienden que con actuaciones o comentarios racistas, aveces disfrazados de bromas, nos pueden atraer para sucausa.
 
Nada más lejos de la verdad.
 
Rechazamos lasexpresiones de la señora Wys y no aceptamos su ejercicio dedisculpa. Su presencia en el servicio público atenta contrala confianza en la Asamblea Legislativa.
 
El cuerpo deasesores y asesoras y otros funcionarios legislativos
 
tieneuna seria responsabilidad, la
 
de apoyar la función legislativa y además deben reflejar los valores de las personas paraquienes trabajan en una cercanía de total confianza. Leestaríamos haciendo un flaco servicio al país si ignoramos ominimizamos las graves implicaciones para la imagen de laCámara de Representantes
 
como consecuencia de lasexpresiones racistas de la Sra. Wys.El combate contra el racismo tiene que integrar a todos lossectores sociales.
 
Por ende, todos los partidos políticos queaspiran a tener representación en la Asamblea Legislativatambién comparten la responsabilidad de promover unasociedad libre de racismo y discriminación.
 
Reclamamos porigual a todos los políticos un compromiso de rechazar todolenguaje racista y estereotipado durante la campaña electoralen curso y de apoyar iniciativas por la igualdad racial.
 
El legado histórico, cultural y social de las africanas y losafricanos y afrodescendientes es parte del legado de PuertoRico y de toda la humanidad.
 
Hoy, las atletas y los atletas

Activity (2)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->