Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
18Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Neuropsicología de los sueños

Neuropsicología de los sueños

Ratings: (0)|Views: 775 |Likes:
Published by psychforall

More info:

Published by: psychforall on Aug 10, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/03/2014

pdf

text

original

 
101www.neurologia.com Rev Neurol 2012; 55 (2): 101-110
rEVISIÓN
Introducción
Los sueños han sdo objeto de múltples nterpreta-cones a lo largo de la hstora, creando desde mtos,leyendas e nterpretacones místcas hasta teoríaspscológcas de la más dversa índole. Los sueñosconsttuyen una eperenca humana unversal y su-ponen un reto para su estudo desde la neurocen-ca, la conscenca, las emocones y la cogncón.Así, los sueños han sdo abordados desde múltplespuntos de vsta, que van desde la losoía hasta lamedcna clínca, pasando por la psquatría, la ps-cología, la ntelgenca artcal, los modelos de re-des neurales, la pscosología o la neurobología.De hecho, Arstóteles ya planteó que tanto los an-males vertebrados como los nvertebrados duer-men, pero sólo los mamíeros y los pájaros sueñan,un punto de vsta que se ha sostendo hasta el sgloxix con Darwn. El propo Arstóteles tambén ob-servó que los movmentos de labos, ojos, cara y brazos acompañan a los contendos de los sueños.Asernsky y Kletman [1,2] comenzaron una nue- va era de conocmento sobre el dormr y el soñarque conrmó la teoría arstotélca, ya que los estu-dos tanto de de conducta como electrosológcosdemostraron que esten sstemas neurales deren-cados y mecansmos celulares prototípcos entredormr y soñar. Pero ¿qué es soñar? odos conven-dremos que es el resultado de una actvdad cere-bral que produce procesos mentales durante el dor-mr. Así, Hobson y Stckgold (modcado) [3] de-neron los sueños como ‘una actvdad mental queocurre mentras dormmos, caracterzado por má-genes sensorales y motoras y que son vvdas comoormas cogntvas dstntvas, ya que son mposbles y muy mprobables en el tempo, el espaco, en per-sona o en las accones soñadas. Estas accones vanacompañadas de estados emoconales (alegría, trs-teza, medo, asco, ra) que, en ocasones, por su n-tensdad, producen un despertar súbto. La memo-ra para los contendos de los sueños es evanescente y tende a desaparecer en cuanto nos despertamos’.Como es ben conocdo, la clascacón de las a-ses del sueño se realza a partr del regstro de de-rentes parámetros electrosológcos: electroence-alograma; electrooculograma, medda de los mov-mentos oculares; y electromograma submentona-no, medda del tono muscular, respracón y ome-tría. Las prncpales característcas de las derentesases del sueño son:
Neuropsicología de los sueños
 Javier Tirapu-Ustárroz
Introducción.
Los sueños constituyen una experiencia humana universal y suponen un reto para su estudio desde la neu-rociencia, la consciencia, las emociones y la cognición. Así, los sueños han sido abordados desde múltiples puntos de vis-ta, que van desde la losoía hasta la medicina clínica, pasando por la psiquiatría, la psicología, la inteligencia articial,los modelos de redes neurales, la psicosiología o la neurobiología.
Desarrollo.
Se plantean los modelos principales sobre la unción biológica de los sueños, sobre todo aquéllos basados enprocesos de consolidación de memoria y olvido y los modelos de la simulación. Asimismo, se desarrollan los modelos ac-tuales sobre la neurobiología y la neuropsicología de las ases REM del sueño y su dierenciación con estados de vigilia.Así, neurobiológicamente, los sueños se relacionan con el papel de la acetilcolina, y neuropsicológicamente, con la activa-ción de regiones límbicas y paralímbicas, la activación de los ganglios basales, la activación de áreas corticales de modali-dad especíca (especialmente las áreas 19, 22 y 37 de Brodmann) y la desactivación de la corteza prerontal dorsolateral,ventromedial, parietal y cingulado posterior.
Conclusiones.
Los sueños pueden considerarse como un estado de consciencia caracterizado por un reducido control so-bre su contenido, imágenes visuales y activación de la memoria, y mediado por incentivos motivacionales y salienciaemocional.
Palabras clave.
Acetilcolina. Cingulado. Consolidación. Corteza occipital. Corteza parietal. Fase no REM. Fase REM. Núcleopontino. Prerontal dorsolateral. Simulación.
Servicio de Neuropsicología.Complejo Hospitalario de Navarra.Clínica Ubarmin. FundaciónArgibide. Elcano, Navarra, España.
Coespondencia:
Dr. Javier Tirapu Ustárroz.Servicio de Neuropsicología.Complejo Hospitalario de Navarra.Clínica Ubarmin. Fundación Argibide.Elcano, s/n. E-31486 Elcano (Navarra).
E-mail:
jtirapuu@cnavarra.es
Aceptado tas evisión extena:
 26.03.12.
Cómo cita este atículo:
Tirapu-Ustárroz J. Neuropsicologíade los sueños. Rev Neurol 2012;55: 101-10.
© 2012 revista de Neuología
 
102www.neurologia.com Rev Neurol 2012; 55 (2): 101-110 J. Tirapu-Ustárroz
 Fase I.
Fase de sueño lgero: se percben la mayo-ría de estímulos que suceden a nuestro alrededor(audtvos y táctles). El ndvduo puede respon-der a un estímulo con respuesta de movmentoscorporales y verbales. El sueño en ase I es pocoo nada reparador. En esta ase de sueño, la actv-dad cerebral combna el patrón ala con el thetade baja ampltud. El tono muscular está dsm-nudo en relacón con la vgla y aparecen mov-mentos oculares lentos.
 Fase II.
Se produce un bloqueo de los
inputs
sen-sorales en el tálamo, es decr, nuestro sstemanervoso bloquea las vías de acceso de la nor-macón sensoral. Hay una desconeón del en-torno, lo que aclta la conducta de dormr. Esparcalmente reparador, lo que sugere que no essucente para descansar completamente. En laase II de sueño, la actvdad cerebral es predo-mnantemente theta, aunque aparecen algunassalvas de ondas delta. Son característcos de estaase los
 spindles
o husos de sueño (salvas de 0,5 a2 s de actvdad beta de 12-14 Hz) y los comple- jos K (ondas báscas de gran ampltud). El tonomuscular es menor que en la ase I, y desapare-cen los movmentos oculares.
 Fase III.
El bloqueo sensoral se ntensca en re-lacón con la ase II, lo que ndca una mayorprounddad de sueño. S la persona se desper-tara en esta ase, se encontraría conuso y des-orentado (en ase IV sucede lo msmo, pero aúncon mayor ntensdad). Es esencal para que lapersona descanse subjetva y objetvamente. Enesta ase, la actvdad cerebral es preerentemen-te delta, aunque con presenca de actvdad the-ta. El tono muscular es aún más reducdo que enase II, y tampoco hay movmentos oculares.
 Fase IV.
Hay una mayor prounddad del sueño,en la que la actvdad cerebral es más lenta (pre-domno de actvdad delta). Es un período esen-cal para la restauracón ísca y, sobre todo, psí-quca del organsmo (décts de ase III y IV provocan somnolenca durna). El tono muscu-lar está muy reducdo. Aunque no es la ase típ-ca de los sueños, en algunas ocasones puedenaparecer. Los sueños de ase IV son en orma demágenes, luces, guras, y nunca en orma de hs-tora. La ase IV es la ase en la que se manes-tan alteracones tan conocdas como el sonam-bulsmo o los terrores nocturnos.
 Fase REM.
Es la ase en que tenemos los sueñostípcos, los que se presentan en orma de narra-cón. La actvdad eléctrca cerebral de esta asees rápda, mayortaramente theta de baja ampl-tud, con ráagas de actvdad beta. El tono mus-cular es nulo (atonía muscular o parálss), lo quempde que representemos aquello que soñamos.Las alteracones más típcas de esta ase son laspesadllas, el sueño REM sn atonía y la parálssde sueño. Es obvo, por otro lado, que los sueños deben cum-plr una uncón bológca determnada y que, en úl-tma nstanca, deben ayudar al gran sentdo de la vda humana, que no es otro que gestonar la super- vvenca y la caldad de dcha supervvenca. Sn em-bargo, en contraste con las eperencas conscentes,los sueños son vstos como eperencas dstorso-nadas, lógcas y bzarras. Empson [4] sugró que lasderencas entre las eperencas conscentes y lossueños eran que los sueños ocurren sn el control dela conscenca y nosotros asstmos a su contendocomo ‘espectadores’; el contendo de los sueños noresponde a las predccones de la lógca, pero men-tras soñamos los vvmos como reales, y son rápda-mente olvdados, ya que son vvdos como un con- junto de mágenes y palabras nconeas. Hobson y Stckgold [3] dentcaron las prncpales caracterís-tcas de los sueños: alucnacones, entenddas comoeperencas sensorales que no se correspondencon la realdad (prncpalmente vsuales, audtvas y táctles); dstorsones cogntvas, ya que lo que ocu-rre en los sueños es mprobable que ocurra en elmundo real; e ntenscacón emoconal, ya que cuan-do los sueños se acompañan de eperencas emo-conales, estas son más ntensas que cuando esta-mos conscentes. El propo Hobson [5,6] señaló lassguentes característcas del sueño REM:Contene percepcones vsuales y motoras y, enmenor medda, de otras modaldades sensorales.Las mágenes camban rápdamente y son raras,aunque tambén contenen algunas mágenes y eventos que pueden ocurrr en la vda real (comosoñar que he olvdado el
 pendrive
cuando voy ampartr un curso).Sus contendos son delrantes, en la medda queno se sostenen en el sstema de creencas hab-tuales del ndvduo.No este autorreeón n crítca, sólo en el casode que nos despertemos o actúe la conscenca.Se perde la establdad espacotemporal, sendoel tempo, los lugares y los protagonstas ncon-gruentes y dscontnuos.Cuando los relatamos, se crea una narratva an-tástca y abulatora.Se produce una ntenscacón de la vvenca emo-conal.Hay una mayor ncorporacón de elementos ‘ns-tntvos’ relaconados con el deseo y el placer.
 
103www.neurologia.com Rev Neurol 2012; 55 (2): 101-110Neuropsicología de los sueños
No este control voltvo sobre sus contendos(aunque en algunas ases del sueño, el sujeto pue-de ‘drgr’ su contendo haca escenas que le ayu-den a mantenerse dormdo o a proundzar en elsueño.Como muy ben señaló Ruz-Vargas [7], en los últ-mos 100 años han estdo múltples teorías quehan ntentado desentrañar la naturaleza y uncónde los sueños, y más en concreto de la ase REM,entre las que destacó las sguentes:Los sueños manestan el cumplmento de deseosreprmdos nconscentes (cas sempre de carác-ter seual).Los sueños son el resultado de la actvdad alea-tora de las neuronas, por lo que su uncón es es-trctamente sológca y carecerían de sgncado.Los sueños desempeñan un papel prmordal enlos procesos de consoldacón de la memora.Los sueños tenen una uncón de memorzacón y un sgncado pscológco real.Los sueños pueden consderarse como un meca-nsmo por el cual el cerebro se lbera de la nor-macón nútl.Hoy en día parece ncuestonable le relacón entrela ase REM del dormr y los sueños, lo que nos lle- varía a algunas preguntas de nterés (modcado deHobson y Pace-Schott [5]):¿Esten smltudes y derencas entre la epe-renca conscente, la ase NREM y la ase REMdel sueño, y pueden medrse objetvamente las d-erencas enomenológcas de estos tres estados?¿Hay smltudes y derencas entre los sustratoscerebrales de la eperenca conscente, la aseNREM y REM del sueño, tanto en las regonescerebrales mplcadas como a nvel neuronal y molecular, y pueden medrse objetvamente?¿Podemos desarrollar modelos ntegradores paraeplcar las derencas y smltudes enomeno-lógcas y cerebrales entre eperenca conscente,NREM y REM?En esenca, el punto de vsta que vamos a sostenerparte de la ruptura de la dcotomía cerebro-mente,planteando que la mente no este, sno más ben losprocesos mentales, que no son más que el resultadodel unconamento cerebral. Dgamos que la mentees al cerebro lo que la dgestón es al sstema dgest- vo. Los procesos mentales, pues, no serían más queuna compleja nteraccón de componentes dnám-cos nteractuando y producendo cambos contnuosen el propo sstema y en últma nstanca en la con-ducta, ya que nuestro cerebro debe construr mode-los nternos del mundo para nteracconar de mane-ra eble con un entorno cambante. O, como se-ñaló Sternberg [8], la ‘actvdad mental tene comopropósto la adaptacón a entornos del mundo realrelevantes en la vda de uno msmo’. El cerebro comotal es un sstema multdmensonal y dnámco y puede comprenderse mejor s ntegramos los nve-les de análss neuropscológcos y neurobológcos.Domhof [9-13] sostene que se requeren cuatrocondcones para que se produzcan los sueños: unsstema neural ntacto y maduro y unas redes neu-rales con coneones adecuadas para poder soñar;un mecansmo que permta actvar los sueños; laeclusón de estímulos eternos, y una pérdda deautocontrol sobre los mecansmos cogntvos queregulan ‘el yo’.Es ben conocdo que los sueños se producen enla ase REM del sueño, pero, aun sendo certa estaarmacón, es parcal, ya que hoy conocemos quealgunos sueños se producen durante la ase no REMe ncluso durante algunos estados de conscenca,aunque los sueños que se producen en ase REMson más ntensos, más vívdos, más ‘anmados’, conmayor carga emoconal. ambén es nteresante se-ñalar que la recuenca de la ase REM varía duran-te el cclo evolutvo. Los adultos pasan un 25% deltempo que duermen en ase REM, los mayores un15%, los nños un 50% y los prematuros llegan al70-80%. Funkhouser et al [14,15], además, planteanque el contendo de los sueños varía con la edad, amedda que avanzamos en nuestro cclo vtal lossueños se tornan menos agresvos en su contendo,se dan menos pesadllas, se reduce su duracón, y serecuerda con más dcultad lo soñado.¿Los sueños tenen alguna uncón? En térmnosgenércos, se sostene que los sueños poseen unauncón de aprendzaje y consoldacón, y de repa-racón ísca y mental (del cuerpo y del cerebro). Seha observado que la deprvacón de sueño producealucnacones audtvas y vsuales, ntererencas enel aprendzaje y la memora, pérdda de la capac-dad para elaborar asocacones, aectacón en tareasque requeren atencón ocalzada, rrtabldad y suspcaca [16].
Sueños, consolidación y eliminación
En los últmos años se ha desarrollado un cuerpode conocmento sustancal sobre el papel que de-sempeña la ase REM del sueño en los procesos deconsoldacón de la memora.Recentemente, Wlhem et al [17] han planteadoque el cerebro evalúa los recuerdos durante el sue-

Activity (18)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
pezdciudad liked this
jugando007 liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->