Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Cashman, John - El Fenómeno LSD

Cashman, John - El Fenómeno LSD

Ratings: (0)|Views: 619|Likes:
Published by Gilberth

More info:

Published by: Gilberth on Aug 10, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/19/2015

pdf

text

original

 
 
 
 
2
Título original: THE LSD STORYTraducción de ROSALÍA VÁZQUEZPortada de ANTONIO GAYAN YAGOCopyright © 1966 by Fawcett Publicatlons, Inc.© 1975, PLAZA
&
JANES, S. A., Editores Virgen de Guadalupe,21-33 Esplugas de Llobregat (Barcelona)Printed In Spaln Impreso en EspallaDepósito Legal: B. 47.403-1975 ISBN: 84-01-44047-5GRÁFICAS GUADA, S. A. — Virgen da Guadulupt, 33 Esplugu deLlobregat (Barcdona)
 
 
3
PrefacioTODOS NOS PARECEMOS A CAU
*
 
La LSD-25, ¿es de derechas o de izquierdas? Como la cuestión haquedado zanjada de forma más bien negativa, nuestro país se halibrado del furor «elésdico».
 
En Francia resulta imposible prosperar a menos que haya quedado previamente establecida la clasificación política. Es una tradición. también una manía. No es, forzosamente, la mejor forma de plantear los problemas en general, y el de la LSD en particular. Pero es lanuestra.
 
Cuando en Saint-Germain-des-Prés o en el ghetto de los
beatniks
de la rue de la Huchet-te, aparecieron los primeros azúcares y lossecantes impregnados de ácido lisérgico, la «conciencia de laizquierda» se mostró más bien reservada o manifiestamentecontraria. El debate fue largo, doloroso, tumultuario. En realidad,todavía no ha terminado. En un momento dado puede plantearlo denuevo alguien que no sea Frangois Mauriac, Jean Cau o Jean-Fran-cisHeld, pues ellos ya tomaron partido. Ese compás de espera se haconquistado a punta de pluma, con un derroche de tinta. Hay queadmitir que la cuestión se presentaba compleja.
 
La LSD llegaba de los Estados Unidos, país filosóficamentesubdesarrollado a juicio de cualquier francés, de derecha o deizquierda. Por ello resultaba extraordinariamente sospechosa. Por otra parte, sus propagandistas eran los jóvenes intelectualesamericanos que rechazaban el egoísmo y la comodidad de su país,se oponían a la guerra del Vietnam y vivían como malditos y  proscritos en su propia patria. Si la izquierda americanareivindicaba a la LSD, la francesa no podía rechazarla sin previoexamen ni matizaciones. Quienes tomaban parte en las marchas por la paz lo hacían bajo el influjo de la LSD. Los americanos que enParís se manifestaban ante su Embajada estaban saturados deazúcar que distaba mucho de ser pura. Los mejores poetas,novelistas y artistas consagrados en la costa californiana seentregaban a las drogas alucinógenas para reforzar su inspiración. La
*
Me he permitido utilizar este título de un pasaje del prefacio de Jean-FrancU Held al libro del doctor Cohén:
LSD.
— I. M.

Activity (3)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
Jose Chuncano added this note
Gracias!

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->