Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
6Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Limites Al Crecimiento

Limites Al Crecimiento

Ratings: (0)|Views: 3,559|Likes:
Published by david_huerta1118
“La humanidad posee hoy la más poderosa combinación de
conocimientos, instrumentos y recursos de todos los tiempos. Tiene
todo lo que es físicamente necesario para crear una forma de sociedad
humana completamente nueva… pero para ello es necesario
una visión prospectiva y una firme voluntad”. (En Los límites del
crecimiento, 1972).
“La humanidad posee hoy la más poderosa combinación de
conocimientos, instrumentos y recursos de todos los tiempos. Tiene
todo lo que es físicamente necesario para crear una forma de sociedad
humana completamente nueva… pero para ello es necesario
una visión prospectiva y una firme voluntad”. (En Los límites del
crecimiento, 1972).

More info:

Published by: david_huerta1118 on Aug 15, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/17/2013

pdf

text

original

 
TEMAS
PARA EL DEBATE10
TRIBUNA LIBRE
Los límites delcrecimiento
“La humanidad posee hoy la más poderosa combinación deconocimientos, instrumentos y recursos de todos los tiempos. Tienetodo lo que es físicamente necesario para crear una forma de socie-dad humana completamente nueva… pero para ello es necesariouna visión prospectiva y una firme voluntad”.
(En
 Los límites delcrecimiento
, 1972).
En
1972, Universe Books, de Nueva York, publicaba ellibro
 Los límites del crecimiento
, informe al Club de Roma,realizado por Donella H. Meadows, Dennis L. Mea-dows, Jorgen Randers y William W. Behrems. Estabadedicado “al Dr. Aurelio Peccei, cuyo profundo com-promiso con la humanidad nos ha inspirado, al igualque a otros muchos, a reflexionar acerca de los proble-mas del mundo a largo plazo”.Fue en abril de 1968 cuando se reunieron en la Acca-demia Dei Lincei de Roma una treintena de personas–científicos, educadores, economistas, humanistas, in-dustriales y funcionarios nacionales e internacionales–procedentes de 10 países. Los había convocado Peccei,“un hombre de visión”, para discutir sobre un tema de es-pecial relieve: el presente y el futuro de la especie huma-na. Se trataba de abordar las cuestiones que preocupan atodos los seres humanos con independencia de su pro-cedencia: pobreza en medio de la abundancia, degrada-ción del medio ambiente, descrédito de las instituciones,urbanización descontrolada, inseguridad en el empleo,alineación juvenil, rechazo de los valores tradicionales,inflación y otras anomalías monetarias y económicas…En su conjunto, analizar, en terminología del Club deRoma, la “problemática” mundial y aportar soluciones.Un equipo del MIT (Massachussets Institute ofTechnology), dirigido por el profesor Dennis Mea-dows, estudió los cinco factores básicos que determi-nan, y en último término limitan, el crecimiento en elplaneta Tierra: población, producción agrícola, recursosnaturales, producción industrial y contaminación.Las conclusiones del informe llaman la atención dequienes, en virtud de los sistemas económicos y de go-bernación vigentes, “deterioran la calidad y dirección denuestra vida”, proporcionándoles nuevos enfoques eideas. Se pretende inducir a los lectores –dicen en la in-troducción– a pensar en las consecuencias del creci-miento “… y a considerar la necesidad de una acciónconcertada si realmente queremos preservar la habitabi-lidad de la Tierra para nosotros y nuestros hijos”.Las principales conclusiones son:1) Si las presentes tendencias de crecimiento en lapoblación mundial, industrialización, contaminación,producción de alimentos y utilización de recursos natu-rales no se modifican, los límites del crecimiento delplaneta se alcanzarían dentro de los próximos 100 años.2) Es posible modificar estas tendencias de creci-miento y establecer condiciones de estabilidad ecológi-ca y económica de tal modo que se prolongue de formasostenible en el futuro. Podría diseñarse una situación deequilibrio global que permitiera la satisfacción de las ne-cesidades materiales básicas de cada persona en la Tierray todas tendrían igual oportunidad de desarrollar su po-tencial humano individual.En resumen, tenemos que prepararnos para un perí-odo de gran transición: la transición desde el crecimien-to al equilibrio global.Algunos datos importantes:• Crecimiento exponencial de la población: desde1.000 millones de habitantes de la Tierra en el año 1800a 2.600 en 1950 y 6.000 en el año 2000 (como previ-sión). Incremento de la longevidad.• Producción de alimentos: se incrementará, con uncrecimiento exponencial con mayor productividad enespacios mejor aprovechados.• Consumo excesivo de reservas minerales.• Consumo de energía
per cápita
y –¡ya en 1972!– sealertaba sobre el crecimiento de la concentración de an-hídrido carbónico en la atmósfera.El incremento de la población puede alcanzar ellímite de la “capacidad de alojamiento de la Tierra”(
carrying capacity
).• Incremento de la productividad alimenticia.• Necesidad imperiosa de regulación demográfica,mediante el adecuado control de la natalidad.• Nocivos efectos colaterales de la tecnología si nose toman las medidas de protección adecuadas...Por cuanto antecede, es necesaria la “elección de lí-
Federico Mayor Zaragoza
Presidente de la FundaciónCultura de Paz
 
mites”: “La relación entre los límites de la Tierra y las ac-tividades humanas está cambiando”: las curvas de creci-miento exponencial añaden millones de personas y mi-les de millones de toneladas de contaminantes al ecosis-tema cada año… Incluso el océano, que aparecía comovirtualmente inalterable, está perdiendo especies y ca-pacidad nutritiva.La depredación humana, en conclusión, está traspa-sando los límites que debería saber imponerse. Peropara ello es imprescindible la existencia de institucionesinternacionales que vigilen y en su caso castiguen a lostransgresores.Sería mejor, desde luego, vivir en el marco de loslímites impuestos libremente, con rigor científico,que tener que hacer frente después a las graves con-secuencias de no haber observado estas pautas de “sa-bia contención”.Estas medidas pueden conducir a situaciones espe-cialmente graves en los fenómenos potencialmente irre-versibles. En efecto, pueden alcanzarse puntos de no re-torno, lo que advierte severamente sobre la responsabi-lidad de los gobernantes, en las distintas escalas, para noaplazar la adopción de decisiones que pueden prevenira tiempo situaciones ya insolubles. Me gusta repetir quese trata de la “ética del tiempo”, que hace especialmenteimportante la acción de anticipación, una de las cualida-des distintivas de la humanidad, la prevención. Saberpara prever, prever para prevenir. Hoy más que nunca esnecesario tener en cuenta también esta función de la co-munidad científica y académica, al lado, nunca someti-da, de los decisores.Las consecuencias físicas y sociales de traspasar los lí-mites deben, por tanto, ser evitadas mediante las accio-nes a escala local y global que sean apropiadas. El multi-lateralismo es la única forma que permite fijar pautas deacción a escala planetaria y conseguir que se observen.Frente al crecimiento desordenado, la “restriccióndeliberada”, tomando en mano las riendas del destino,adoptando un comportamiento cotidiano consciente delo que está en juego, de tal manera que se consiga estabi-lizar el crecimiento poblacional; evitar que se reduzcanen exceso las reservas de recursos finitos; ampliar a todoslos seres humanos las condiciones de vida digna; elimi-nar los contaminantes, teniendo en cuenta las generacio-nes venideras; fomentar el uso de energías renovables…“La transición de crecimiento a equilibrio global esposible”, concluyen los autores de este importantísimoinforme. Se trata, dicen al final, de tener en cuenta losvalores humanos esenciales y, de esta manera, decidir sitenemos que “proporcionar más alimento a los pobres omás servicios a los ricos”.En 1992, el mismo equipo alertó delincumplimiento de los “limites”, publi-cando
 Más allá de los límites
. Estaba claroque no se habían respetado las recomen-daciones del informe aparecido en 1972y que el mundo se precipitaba hacia elcolapso.Doce años más tarde, en 2004, Done-lla H. Medows, Jorgen Randers y DennisL. Meadows publican
 Límites del crecimiento:a los treinta años
(
 Limits to growth: the 30 years up date
). El peli-gro aumenta. La urgencia de adoptar medidas también.El sumario de este nuevo informe comienza así:“Las señales se hallan en todas partes alrededornuestro:• El nivel del mar ha crecido entre 10 y 20 centíme-tros desde 1900. La mayoría de los glaciares (no pola-res) se están reduciendo y la extensión y espesor del hie-lo del polo Ártico decrece notoriamente, especialmenteen verano.• En 1998 más del 45% de los habitantes de la Tierrahan tenido que vivir con ingresos que se sitúan alrede-dor de los 2 dólares diarios como máximo. Entretanto,el 20% de la población ‘rica’ del mundo posee el 85%del PIB global. Y la fosa entre ricos y pobres no deja deampliarse.• En el año 2000, la FAO anunció que el 75% de lapesca en el océano estaba sobrepasando los límites quepodrían garantizar su conservación.• Lo mismo sucede con el suelo, que presenta unaextraordinaria degradación de la tierra utilizada para ex-plotación agricola”.Está claro que son síntomas de un mundo explotadoen exceso, del cual extraemos recursos más rápidamentede lo que pueden restablecerse, y liberamos productosde deshecho y contaminantes en mayor cantidad de la
TEMAS
PARA EL DEBATE12
Los límites del crecimiento
Si las presentes tendencias de crecimiento en lapoblación mundial, industrialización,contaminación, producción de alimentos yutilización de recursos naturales no semodifican, los límites del crecimiento del Planetase alcanzarán dentro de los próximos cien años.
 
TEMAS
PARA EL DEBATE14
Los límites del crecimiento
capacidad de la Tierra para absorberlos o hacerlos ino-cuos. “Todo ello nos está conduciendo a un colapso me-dioambiental y económico, aunque existen todavía po-sibilidades de tratar estos desafíos y reducir su impacto”.Conste, dicen, que ya se alertó a tiempo: hace másde 30 años que advertimos de los límites del crecimien-to… y al cumplirse en 1992 los 20 años de la publica-ción del primer informe, de nuevo subrayamos en
 Másallá de los límites
que no se estaban adoptando las medidasadecuadas y que el sistema económico desembocaría, sino se reconducía radicalmente, a gravísimas crisis.Es cierto que en los últimos 30 años –se reconoce enel informe de 2004– ha habido ciertos progresos repre-sentados por nuevas instituciones, tecnologías y, sobretodo, la toma de consciencia a escala mundial sobre losproblemas medioambientales… a pesar de lo cual “la vi-sión de la situación en 2004 es más pesimista que la dehace 12 años”.Así, por ejemplo, la distancia entre los pobres y ricosse ha incrementado durante las décadas pasadas, en lu-gar de reducirse como se proclamaba en la “globaliza-ción”. Y se destaca que, con el sistema actual, el creci-miento económico tiene lugar, sobre todo, en los paísesque ya son ricos y, dentro de los mismos, también favo-rece más a los ricos que a las capas de población menosfavorecidas.Los límites del crecimiento incluyen tanto los ma-teriales como la energía que se extraen de la Tierra y lacapacidad del planeta para absorber los contaminantesque se generan cuando estos materiales o fuentes ener-géticas se utilizan. Lo recursos pueden ser renovables,como sucede en suelo agrícola, o no renovables, comoen las fuentes energéticas fósiles. Pero ambos tienensus límites. El más claro y relevante límite para la pro-ducción de alimentos es la tierra. Es el suelo agrícola.Desde 1990 al año 2000 la FAO ha estimado que másde 370 millones de acres de bosques –un área del ta-maño de México– se han destinado a otros usos.Más del 80% de la energía comercial utilizada en elaño 2000 procedía de fuentes fósiles no renovables deenergía: petróleo, gas natural y carbón. Y aunque sehallen nuevos yacimientos, no cabe duda de que, enconjunto, se están perdiendo para siempre unos mate-riales preciosos para la humanidad. Se están queman-do “joyas” muy necesarias para la sostenibilidad pro-ductiva del futuro.Lo mismo sucede con los minerales y otras mate-rias de importantes recursos naturales finitos. Y la po-blación de la Tierra debe disfrutar, en su conjunto, devivienda, servicio de salud, educación, transporte, re-frigeradores, televisores… Se necesitará progresiva-mente mayor cantidad de acero, cobre, cemento, alu-minio… Aparte de lo que ésto implica desde un puntode vista de utilización de recursos no renovables, tieneque tenerse en cuenta la capacidad del planeta paraabsorber los deshechos de este “acceso a los bienesmateriales” de todos los seres humanos y no sólo deunos cuantos privilegiados. Entre los deshechos, losmás peligrosos son los de las centrales nucleares y losde química orgánica, ya que exigen sistemas de con-servación muy especiales, en los que no debería aho-rrarse nada para la protección y, sobre todo, para pro-curar que dejen de utilizarse instalaciones y procesosque comprometen enormemente la cali-dad de la habitabilidad en el futuro.Las actuales concentraciones atmos-féricas de anhídrido carbónico y de me-tano son muy superiores a las que se cal-cula que han existido en los últimos 160mil años. Las consecuencias pueden serun grave cambio climático con deshie-lo, elevación del nivel del mar, cambiode corrientes marinas, fuertes tormen-tas, modificación de los períodos de llu-via, así como cambios sustanciales enlos hábitos migratorios de aves, etc.“Debemos reconocer que el sistema socioeconómi-co actual ha sobrepasado todos lo límites y nos ha con-ducido hacia una situación enormemente crítica”. Seránecesario, por tanto, modificar sustancialmente las pre-sentes estructuras.En 1987, la Comisión Mundial sobre Medioam-biente y Desarrollo definió a la “sociedad sosteni-ble” en los siguientes términos: “Es aquella queaporta y satisface las necesidades del presente sincomprometer la capacidad de las generaciones futu-
 La nueva economía deberá basarse en reducir el gasto en armamento y en atender la producciónde alimentos (agricultura, acuicultura,biotecnología), porque la calidad de vidadepende de la nutrición, el agua, la salud, las fuentes energéticas, el respeto al medio ambiente,la educación, el transporte y la paz.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->