Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
6Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Sàngo à Mboka - Compilación de los números 41 al 50

Sàngo à Mboka - Compilación de los números 41 al 50

Ratings: (0)|Views: 152 |Likes:
Published by sango_a_mboka
Compilación de los números 41 al 50 del Noticiario de la Comunidad Global Ndowe de Guinea Ecuatorial, Sàngo à Mboka
Compilación de los números 41 al 50 del Noticiario de la Comunidad Global Ndowe de Guinea Ecuatorial, Sàngo à Mboka

More info:

Published by: sango_a_mboka on Aug 17, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/23/2013

pdf

text

original

 
Compilació d los númros 41 al 50 dl noticiario d laComuidad Global ndow d Guia ecuatorial
M
apade
I
kùmé
-m
bôngó
el
p
 aís
N
dowe
Sàngo à Mboka 
O
CéanO
 a
tlántiCO
gòbbeKòoMb 
iudad
ilangwa
 aí     s F   an  g
GabónCamerún
DepartamentoDe bataDepartamentoDe mbinniDepartamentoDe inDembbaDepartamentoDel archipiélagoDe mànji
 
Sàngo à Mboka 
Número 41
 
fõÇzÉ õ `uÉ~t 
N
OTICIARIO DE LA
C
OMUNIDAD
G
LOBAL
N
DOWE DE
G
UINEA
E
CUATORIAL
D
EL
1
AL
16
DE
M
ARZO DE
2012 R
EDACCIÓN
:
sango.etombba.ndowe@gmail.com
A
ÑO
2N
ÚMERO
41E
DICIÓN
D
IGITAL
E
JEMPLAR
G
RATUITO
La hora de los Pueblos
«Nosotros, los Pueblos,...»
Por
Federico Mayor Zaragoza
, exdirector general de la Unesco y Presidente de Fundación Cultura de Paz |
Por fin, «los Pueblos» estánempezando a tomar en susmanos lasriendas deldestinocomún.Las ma-quinacio-nes delGranDo-minio–finan-ciero, militar,energético, mediático– co-mienzan a ser contrarresta-das por millones de voceshasta ahora desoídas y aca-lladas. Son los estertores deun sistema que, lideradopor el presidente Reagan yla premier Thatcher, susti-tuyó los principios de justi-cia social, dignidadhumana, libertad y solidari-dad por el mercantilismopuro; las ayudas, por prés-tamos en condiciones dra-conianas; la cooperacióninternacional, por explota-ción; y las Naciones Unidas,por una oligarquía pluto-crática (G-6, G-7, G-8…).En todos estos años, la ma-yoría de los países ueroncayendo en la trampa de la«globalización», y los inte-reses a corto plazo ueronocultando, en el apogeo dela expansión neoliberal, eldeterioro medioambiental,las burbujas económicas, laimpunidad en el espacio su-pranacional con inadmisi-bles tráficos de todaíndole, personas inclui-das; el incremento delas asimetrías sociales;la deslocalización un-damentada en el
«todovale»
… Todo ello adere-zado con invasiones comolas de Kósovo o Irak, basa-das en ladiscrecionalidad y la men-tira, sin contar con la auto-rización del Consejo deSeguridad.De pronto, en momentos enque el gasto militar alcan-zaba diaria-mente los4.000 mi-llones dedólares altiempoque mo-rían dehambremás de60.000 per-sonas, llegó laquiebra del sistema finan-ciero en EEUU y su inme-diato «rescate». No habíadinero para los Objetivosdel Milenio, para la luchacontra el hambre y la po-breza extrema, ni contra elsida, pero, de pronto, apa-recieron torrentes de on-dos para salvar delnauragio a los mismos fi-nancieros que habían pro-vocado la catástroe. ElGran Dominio, restablecido,vuelve a las andadas y hadecidido aplicar a los paísesde la eurozona los mismos«ajustes» que durante déca-das aplicó a los países endesarrollo: recortes, despi-dos masivos, privatizacio-nes a mansalva…Sin embargo, desde los pri-meros años de la décadade los noventa se vieneraguando el cambioradical que podríahacer posible que elsiglo XXI sea elsiglo de lagente. Desde elorigen de lostiempos, unoscuantos hom-bres han man-dado sobre el resto delos hombres y de las muje-res. Los ciudadanos no hantenido más opción que obe-decer, oreciendo sin discu-sión hasta su propia vidacuando quienes ostentabanel poder así lo requerían.Las elecciones han repre-sentado un importante ade-lanto, pero su«ormalización progresiva»ha llevado, junto a una no-toria desinormación de laciudadanía, a democraciasmuy imperectas, donde losciudadanos son contadosen las elecciones, peroluego no son tenidos encuenta.Pues bien, cuando la tecno-logía de la comunicaciónempezó a permitir la expo-sición libre –por internet ylos SMS de la teleoníamóvil–, estaba claro que laparticipación no presencialseríaelgranactordetransormacio-nes de hondo calado. Me-diante los mismos avancestecnológicos se está procu-rando distraer a «los pue-blos», mantenerlos comoespectadores impasibles,como receptores perma-nentes. Pero hansido ya muchos, yserán muchosmás en el uturopróximo, losque vayan in-corporándose a lagran plaza mundialdel ciberespacio, ala gran Puerta delSol, desde dondepedirán, comoBlas de Otero,«la paz y la pa-labra». Sus voces, expresa-das serena y pacíficamente,ya no podrán ser desoídas.Esta capacidad va acompa-ñada de una conciencia glo-bal y de un conocimientode la realidad a escala pla-netaria que permiten nosólo conocer las precarie-dades de los demás, sinoapreciar lo que cada unoposee. Los ciudadanos delmundo se van dando cuentade que pueden modificarlas ormas de gobernaciónmundial y hacer rente a lospoderes que siempre handeseado, desde sus altospedestales, mantenerlosatemorizados y silencia-dos.Así, en Irán, China, Túnez,Egipto, Libia, Yemen, Siria,Italia o Reino Unido huboconcentraciones importan-tes, especialmente en elcaso de la Primavera Árabe,movilizadas desde el cibe-respacio, y el 15 demayo se inició en España lareunión de los indignados,que respondían así a la pro-vocación del lúcidononagenario Stéphane Hes-sel. Urgidos, pero sin vio-lencia, los ciudadanos,especialmente los jóvenes,están planteando con pro-puestas concretas una au-téntica reormulación de lademocracia. ∎
 
«Para el pueblo colonizado, el valor más esencial, por ser el más concreto, es primordialmentela tierra: la tierra que debe asegurar el pan y, por supuesto, la dignidad»
(Frantz Fanon)
Ikùmé-Mbôngó, la patria ndowe, nos asegurará el pan y la dig-nidad que nos han arrebatado en 43 años de colonización cainita ang.
         P      a          í      s          B       u          b         i
    P   a     í   s    A    m    b   o
         I          k          ù       m         é     -          M          b         ô       n      g            ó      :          E          l          P      a          í      s           N         d      o       w      e
País Fang

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->