Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Texto Desarrollo Rural 2012 final.pdf

Texto Desarrollo Rural 2012 final.pdf

Ratings: (0)|Views: 55 |Likes:
Published by Lucila Tufro

More info:

Published by: Lucila Tufro on Aug 17, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/17/2012

pdf

text

original

 
1
Notas sobre Desarrollo Rural, cultura y comunicación:Una perspectiva histórica.
Javier Carou y Ramiro Coelho
Introducción
El presente documento propone recorrer un itinerario histórico sobre el papelque cumplieron diferentes perspectivas teóricas y programas de comunicaciónen los modelos de desarrollo rural de América Latina de la segunda mitad delsiglo XX y primera década del siglo XXI. En este recorrido le prestaremosparticular atención a la incidencia que dichos procesos tuvieron en la cultura delos diferentes actores sociales del ámbito rural argentino, a la manera en que laextensión rural se puso en acción, a la configuración de identidades, a lasformas de organización sociopolítica devenidas de ellas y a sus puntos detensión y articulación con las políticas públicas hacia el sector.En el amplio campo de la comunicación para el desarrollo, lo rural ha sido unode los pilares estratégicos de los programas de cooperación internacionaldiseñad
os desde los países centrales para “promover el desarrollo” de América
Latina. Los modelos teóricos comunicacionales aplicados en dichos programaspresentan un panorama de la visión política hegemónica respecto del rol de lacultura en el desarrollo, marcado por un discurso modernizador signado por latrasferencia de tecnologías y conocimientos bajo una matriz comunicacionaldifusionista, a fin de promover el crecimiento económico e industrial como finúltimo del desarrollo. A lo largo de las décadas, los cambios de modeloseconómicos del capitalismo a nivel global fueron generando diversas crisis en eldiscurso del desarrollo, el surgimiento de perspectivas comunicacionales críticasdel modelo extensionista rural hegemónico y los consecuentes cambios en losmodelos de desarrollo para el sector. Dichos cambios configuraron de unamanera particular el mapa sociopolítico de los actores del ámbito rural argentinoy las particularidades de las políticas públicas nacionales en este campo.
¿Por qué partimos de la relación entre lo rural y la cultura del desarrollo?
La vida rural, y en particular la agricultura, han sido temas de preocupación eintervención por parte de los estados que promovieron el capitalismo desde sucomienzo. El progresivo cambio de la producción artesanal de objetos a lafabricación en serie de bienes, fomentado por el incremento del comercioultramarino europeo, requirió de la liberación de la mano de obra atada a la tierrapor los antiguos vínculos feudales. Dicho cambio productivo reconfiguróradicalmente las estructuras sociales y las culturas de las sociedades llamadas
“tradicionales”, generando una creciente complejización de las relaciones
sociales en el marco de un vínculo interdependiente entre el mundo urbano yrural, mediado por la producción a gran escala de bienes y servicios y lanecesidad de crecientes volúmenes de alimentos a poblaciones desvinculadas
 
2
física y culturalmente de su producción. Es este el universo de sentidos bajo elcual emerge el desarrollo en el siglo XX como un discurso cultural, político yeconómico, fuertemente asociado a un modelo de sociedad urbana e industrial,cuyo progreso se construye a partir del aumento de la riqueza, basada en elcrecimiento económico.
El fin de las sociedades feudales y el uso de mano de obra “libre” para la
producción agrícola y manufacturera a gran escala.
El aluvión masivo de los antiguos ciervos a las ciudades europeas generó ladisponibilidad de mano de obra asalariada necesaria para el desarrollo de dichaproducción y, asimismo, una mayor demanda de alimentos para garantizar lascondiciones mínimas de reproducción de dicha fuerza de trabajo. Este fenómenose constituyó en el punto de partida de un modelo de desarrollo rural subsidiariodel desarrollo industrial, capitalista y urbano, mediado por la lógica delcrecimiento económico y la innovación tecnológica puesta al servicio de dichocrecimiento.En los siglos subsiguientes fueron incorporadas al creciente proceso dedesarrollo comercial e industrial europeo las colonias de América, Asia, África yOceanía. La necesidad de acceso a materias primas a bajo costo para laproducción industrial de bienes y de una mayor cantidad de poblaciónconsumidora de ellos, requería de profundos cambios culturales en lassociedades periféricas a los fines de incorporarlas como actores subsidiarios delsistema. Esto significaba generar profundos cambios en las culturas
“tradicionales” cuyas identidades estaban fuertemen
te ancladas a la tierra através de la agricultura doméstica, la caza y/o la recolección.
Según Gustavo Cimadevilla (2007) lo que se consolidaba en este proceso es “el
Estado como institución superior que daba cabida al territorio, a los hombres quelo poblaban y a las reglas que instauraban las modalidades de conducción yconvivencia. El capitalismo se imponía como modo de producción dominante,
contradictorio, socialmente excluyente” y culturalmente eurocéntrico.
 
El inicio del extensionismo rural: El Estado como regulador de laproducción de alimentos en favor del crecimiento económico.
La política de ajuste de la producción agrícola en Estados Unidos a los fines debajar la oferta y aumentar los precios fue el primer hito en la intervención estatalen el ámbito rural. Hasta ese momento el Estado había tendido a dejar laregulación de la actividad al libre juego de la oferta y la demanda. Susintervenciones se habían limitado a la anulación de los vínculos feudales enEuropa y a la comercialización de tierras a privados en Inglaterra con elconsecuente desalojo compulsivo de sus habitantes originarios. En este caso seprocuraba generar un conocimiento institucionalizado de los hábitos y
 
3
condiciones de vida de la población rural de los Estados Unidos a través de lacreación de la Comisión de Vida Rural (1907).
El extensionismo rural de la posguerra en A. Latina.
No es hasta la segunda mitad del siglo XX que el desarrollo se convierte enparte de una política regional para América Latina y la cuestión rural un áreaestratégica de dicha política y constituida en objeto de intervención pedagógica ycomunicacional. A partir de este momento comienzan a implementarse políticasde extensión rural, construidas desde un paradigma modernizador que entendía
que “alcanzar el desarrollo” significaba crecer económicamente y adquirir los
hábitos de vida y, particularmente, de consumo de las metrópolis industriales. Lamedida de dicho crecimiento comenzó a ser la cantidad de dinero generado por cada país a través de la comercialización de cada uno de los bienes producidosdentro de sus fronteras. El llamado Producto Bruto Interno (PBI) pasó a ser lamedida de riqueza de una sociedad. De esta manera las diversas formas deproducción e intercambio ancestrales de la comunidades campesinas eindígenas latinoamericanas fueron invisibilizadas e impulsadas hacia prácticasutilitaristas y mercantilizadas (INTA, 2008) a fin de alcanzar un mayor crecimiento económico. Este modelo económico, social y cultural, llamadodesarrollista,
fue el principal impulsor de las políticas de “extensión rural” durante
el período comprendido entre 1948 y 1976, la cual sostenía como criterios deacción:
La transferencia tecnológica.
La transferencia de conocimientos.
La asistencia financiera.Desde en el punto de vista cultural este modelo desarrollista/extensionista sebasaba en los siguientes principios:
Una visión unívoca del progreso.
 
La estigmatización de las culturas de las sociedades “tradicionales”
(atrasadas).
Una visión eurocéntrica de la cultura.
Una sobrevalorización del conocimiento científico sobre otros saberes.Siguiendo a Cimadevilla (2007) era necesario desarrollar un conocimiento quefacilitara el trasvase de dichos saberes técnicos y científicos, que se habíanconstituido en la base de la aceleración de la economía norteamericana, naciónque se había consolidado, a partir de la post guerra, en la principal impulsora dela economía capitalista mundial.La inversión impulsada por la creciente potencia mundial en investigacióncientífica y desarrollo tecnológico, aplicados a la economía y a los intereses delEstado, promovió la creación de centros e institutos de investigación en toda la

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->