Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
COMUNICADO 20 Ago 2012 Organizaciones UPR RP

COMUNICADO 20 Ago 2012 Organizaciones UPR RP

Ratings: (0)|Views: 57|Likes:
Organizaciones universitarias reclaman participación democrática de la comunidad universitaria y externa en decisiones sobre asuntos de seguridad en el Recinto de Río Piedras de la UPR al comienzo del nuevo año académico.
Organizaciones universitarias reclaman participación democrática de la comunidad universitaria y externa en decisiones sobre asuntos de seguridad en el Recinto de Río Piedras de la UPR al comienzo del nuevo año académico.

More info:

Published by: Asoc Profesores Univ Appu on Aug 20, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/20/2012

pdf

text

original

 
COMUNICADO DE PRENSA
Lunes, 20 de agosto de 2012
Contactos de prensa:
Sr. Álvaro Moreno, CGE
787-461-5331Dra. Lida Orta Anés, APPU
787-758-8232Sr. Ángel Santos Rosa, HEEND
787-783-8790
Organizaciones universitarias reclaman participacióndemocrática de la comunidad universitaria y externa endecisiones sobre asuntos de seguridad en el Recinto de RíoPiedras de la UPR al comienzo del nuevo año académico
 
 Rectora del Recinto de Río Piedras pretende gobernar a espaldas de la comunidad universitaria
San Juan - La
Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU),
el
Consejo Generalde Estudiantes del Recinto de Río Piedras (CGE)
, la
Hermandad de Empleados Exentos NoDocentes de la Universidad de Puerto Rico (HEEND)
, el
Sindicato de Trabajadores de laUniversidad de Puerto Rico (Sindicato), y la Unión Bonafide de Oficiales de Seguridad de laUniversidad de Puerto Rico (UBOS)
nos damos cita esta mañana frente a la emblemática Torre de laUniversidad, como miembros y representantes de la comunidad universitaria, para expresar nuestro sentir en torno al comienzo del nuevo año académico, y a los proyectos a que nos enfrentamos originados desdela Rectoría sin la debida consulta con esta comunidad universitaria. Comenzamos el año académico conun recinto radicalmente diferente al que conocíamos. Vallas de seguridad controlan el flujo vehicular dentro del Recinto y cámaras de vigilancia han sido instaladas para pronto empezar a observar a losmiembros de la comunidad universitaria. Además, los estudiantes cuentan con un menor ofrecimientoacadémico y la situación de los profesores y empleados cada vez es más incierta.Los miembros de la comunidad universitaria habíamos previsto esta situación desde el semestre pasado,cuando resonaban los planes de la administración de implementar un ambicioso y controversial plan deseguridad que incluía el monitoreo y la vigilancia electrónica. En aquel momento denunciamosconstantemente el proceso atropellado y antidemocrático con el que se pretendía implementar este plan.Recordemos que no se permitió la participación de los estudiantes, profesores ni trabajadores en ningunade las etapas de redacción y desarrollo del Plan de Seguridad. La Rectora hizo caso omiso a los reclamos para que se incluyeran en el proceso a miembros de la comunidad universitaria a través de la JuntaCoordinadora de Seguridad. Esta Junta está compuesta por representantes de las organizaciones queagrupan y representan a empleados, estudiantes, docentes, no docentes, y por representantes de laadministración universitaria.Por otro lado, también cayeron en oídos sordos los reclamos para que las comunidades aledañas alRecinto participasen en el proceso de desarrollo del Plan de Seguridad. La comunidad universitariareconoce la importancia que tiene para el Recinto los lazos de trabajo conjunto que deben establecersecon las comunidades de su entorno. Un Plan de Seguridad que no tome en consideración la realidad de losalrededores del Recinto ni que considere las preocupaciones de las comunidades aledañas es un plandestinado a fracasar.Más allá de las diferencias que podamos tener con el contenido del Plan de la Rectora, es importantedenunciar la forma antidemocrática en que este se ha estado implementando.. Recordemos que la reunión
 
del Senado Académico en que se discutía dicho plan, al comienzo del semestre pasado, terminó de formaabrupta cuando la Rectora decidió cesar los traba
 jos por “indisciplina del cuerpo”.
Luego la rectora pretendió enviar directamente el Reglamento de Seguridad y Monitoreo Electrónico mediante cámaras deseguridad a la Junta de Síndicos para su aprobación. Gracias a nuestra denuncia, la Junta de Síndicos ledevolvió el Reglamento a la Rectora para que lo consultase primero con la comunidad universitaria. Perola Rectora pretende que
a través de un “blog” en internet, la comunidad universitaria se expresara en torno
al plan, pero sin garantía de que esos señalamientos serían atendidos. De hecho, la semana pasada, antesdel comienzo del semestre académico, culminó el periodo para que los universitarios se expresaran sinmucha trascendencia. Podemos dar fe de que no se debió en ningún momento a la falta de interés de losestudiantes, profesores y trabajadores. Es una falta de respeto al espíritu que debe caracterizar a todouniversitario que la Rectora pretenda gobernar este Recinto a la usanza monárquica: tener unosorganismos de mera consulta, pero hacer en última instancia lo que le viene en gana.En cuanto al contenido del Plan de Seguridad, el Consejo General de Estudiantes, a través de su Comitéde Seguridad, realizó el año pasado un minucioso análisis del mismo e hizo públicas muchas de sus preocupaciones y sugerencias. En el informe sometido por el CGE se atendían los asuntos máscontroversiales del Plan y se proponían alternativas para mejorar la seguridad en el Recinto. Además, sehacían los siguientes señalamientos:1.
 
En primer lugar, la propuesta del campus peatonal, que incluye las vallas, los sellos y los mediosde transportación dentro del recinto, aunque en principio nos parece meritoria, no ha sidorespaldada por ningún estudio demuestre su viabilidad y alcance. Especial atención merece, por ejemplo, la ínfima cantidad de trolleys disponibles para la transportación de 15,000 estudiantes.2.
 
En segundo lugar, la controversial implementación de las cámaras de vigilancia
ignora losestudios que demuestran que no son eficientes para la prevención de delitos contra la persona y la propiedad. Las estadísticas demuestran que las cámaras permiten el esclarecimiento de entre un 3y un 5 por ciento de los actos delictivos. Además,
un sistema de monitoreo electrónico mediantecámaras de seguridad que esté controlado unilateralmente por la rectora y la oficina de seguridaddel recinto se presta para persecución selectiva contra voces disidentes.
 
Por estas razones el CGE recomendó, entre otras cosas,
1.
 
Considerar áreas vulnerables fuera de los límites del campus, en áreas altamente pobladas, endonde residen estudiantes y auscultar la implementación de medidas de seguridad desarrolladasen conjunto.2.
 
Crear un sistema de escoltas.3.
 
Clausurar edificios en desuso.4.
 
Integración de la Comunidad de Río Piedras en la discusión de asuntos de seguridad.
Por otro lado, ni el plan de seguridad ni el reglamento de monitoreo electrónico están contextualizados algrave problema de violencia hacia las mujeres que se ha dado en el campus de Río Piedras. Esto es así apesar de que parte de los fondos para el plan de seguridad y para la instalación de cámaras provienen defondos del Departamento de Justicia de Estados Unidos, dirigidos específicamente a atender variasmodalidades de violencia hacia las mujeres que ocurren en los campus universitarios.
El Reglamento propuesto por la rectora no está debidamente contextualizado al ámbito universitario.Únicamente prohíbe cámaras de seguridad en los baños, vestidores y dormitorios lo que reduce al mínimola expectativa de privacidad que protege la función docente, todo ello en menoscabo de la libertad deexpresión y libertad de cátedra, garantías imprescindibles para la mejor educación y la búsqueda de laverdad. En el espacio universitario rigen valores de libertad de cátedra y expresión que solo se puedensalvaguardar respetando al máximo la privacidad de todos los miembros de la comunidad universitaria, taly como lo advirtió la Comisión de Derechos Civiles de Puerto Rico, en un informe del 1971 sobre el usode cámaras para fines de seguridad en la Universidad de Puerto Rico. No debemos olvidar que en el

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->