Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
LNR 46 (Revista La Nueva Republica) Cuba CID 14 Agosto 2012

LNR 46 (Revista La Nueva Republica) Cuba CID 14 Agosto 2012

Ratings:
(0)
|Views: 11|Likes:
Revista La Nueva Republica. Partido Cuba Independiente y Democratica

http://www.cubacid.org
Revista La Nueva Republica. Partido Cuba Independiente y Democratica

http://www.cubacid.org

More info:

Published by: Cuba Independiente y Democratica on Aug 21, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/04/2012

pdf

text

original

 
FECHA DEL
 
BOLETÍN
: 14
DE
 
AGOSTO
 
DE
2012
NÚMERO 46 A
LA NUEVA
 
REPÚBLICA
“LA NUEVA REPÚBLICA”
ES
 
EL
 
SEMANARIO
 
DEL
PARTIDO CUBA
INDEPENDIENTE
 
Y
 
DEMOCRÁTICA
.
Una convocatoria circula entre la minoría de los cubanos en la isla que tienen acceso a los me-dios de comunicación, y entre los que en el exilio se preocupan diariamente por los problemaspatrios.
“El Llamamiento urgente por una Cuba mejor y posible”
ha desatado polémica, más porlo que omite que por lo que plantea. Con muchos fines del
 estamos de acuerdo
la mayoría de los cubanos. Queremos que en Cuba impere una democracia multipartidista, elrespeto a los derechos humanos, la libre empresa, la justicia social, etc. Lo que necesitamosahora es unirnos en una fórmula de transición que evite que cuando el castrismo acabe de expi-rar, la actual clase gobernante en Cuba pueda quedarse con el poder para desnaturalizar lasaspiraciones democráticas de todos los cubanos. Este ha sido el caso de muchas luchas por lademocracia. Se derrocan dictaduras pero no se alcanzan los objetivos porque los interesescreados sobreviven, se alían a nuevos intereses y se imponen: China, Rusia, Vietnam, Egipto. EnÁfrica el mal ha sido epidémico. En esto es donde encontramos un vacío en el
“Llamamientourgente por una Cuba mejor y posible”.
Deja una puerta abierta a una nueva usurpación. Hay
que corregirlo y cerrarla. “El Llamamiento” apela a la voluntad política de que
“quienes siendo
menos del 1% de la población, poseen la capacidad real de decisión sobre todos los aspectos
de la vida cotidiana en nuestra patria”.
Apela a la actual clase gobernante para que dé un pasoimportante en la salvación del país. Eso tiene sentido. José Martí, en el Manifiesto de Monte-cristi, convoca a los enemigos para lograr la independencia de Cuba:
“Los cubanos empezamos
la guerra, y los cubanos y los españoles la terminaremos. No nos maltraten, y no se les maltra-
tará. Respeten, y se les respetará. Al acero responda el acero, y la amistad a la amistad”.
Desde que Sun Tzu escribió el
Arte de la Guerra, hace más de dos mil años, quedó formulada la necesidad estratégica de que “el enemigo” deponga sus
armas o se nos una. Si la nomenclatura en Cuba, ante el fracaso del régimen y ante las terribles consecuencias que sufrela población, no quiere terminar en el fondo del abismo y tiene la posibilidad de redimirse, no se le debe cerrar las puer-tas. Pero a la hora de apelar a la minoría que controla el poder en Cuba para que sea parte del cambio, es fundamentaldefinir cómo se harán los cambios. De lo contrario se pueden aprovechar para tratar de escamotear la victoria del pue-blo.Con ese propósito Raúl Castro y una parte de la nomenclatura han tratado de negociar una transición directamente conlos Estados Unidos. Están en busca de que Washington les garantice la continuidad. Así tendrán la oportunidad de reci-clarse sin tener que rendir cuentas al pueblo. No han perdido las esperanzas e insistirán con más atractivas propuestas.Insistirán porque saben que están perdidos. Hemos llegado a una etapa en que el peligro no es el castrismo. El catrismoestá vencido. El peligro está en la transición. Es en el
cómo
de ese proceso donde una Cuba mejor puede ser posible ofrustrarse. Por esta razón elProyecto
de la Nueva República del CID plantea 32 propuestas que garantizan una transición
 
hacia la democracia.Entre estas : 1. Derogación inmediata de la actual constitución por una ley provisional. Instaurar un gobierno formado porciviles y representantes de los militares que hayan hecho posible el fin de la dictadura. 2. Crear una Comisión ElectoralNacional para organizar elecciones generales y una Asamblea Constituyente en un plazo no mayor de 18 meses. 3. Enjui-ciamiento- en presencia o en ausencia- de los grandes responsables de la traición y crímenes contra el pueblo y la nación.
4. Creación del Consejo Nacional de Economía, organismo técnico profesional cuya función será asesorar al gobierno en la
descentralización del aparato productivo y demás reformas del campo económico y financiero, así como en la política aseguir con respecto a las deudas heredadas de la tiranía y las operaciones fraudulentas contra el patrimonio nacional.
He señalado lo que considero una deficiencia fundamental del “Llamamiento”.
Creo que puede superarse. Quienes en lafilas del régimen den un paso adelante deben ser bienvenidos a participar en la construcción de La Nueva República, perodebe quedar claro en qué calidad y dentro de qué esquema pueden hacerlo. Nuestro país ha sido destruido por un siste-ma y por su complicidad. Hay que acabar con los privilegios y empezar por repartir deberes y obligaciones. No andamosen busca de un Putin ni un Deng Xiaoping. (Autor Huber Matos Araluce).
 
Del “Llamamiento urgente” a la Nueva República
 

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->