Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
9 Los Misterios Del Reino - Samuel Perez Millos

9 Los Misterios Del Reino - Samuel Perez Millos

Ratings: (0)|Views: 205|Likes:

More info:

Published by: Samuel Pérez Hidalgo on Aug 29, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/08/2012

pdf

text

original

 
JESÚS DE NAZARET: ENSEÑANZAS.
Samuel Pérez Millos
278
ESTUDIO 9
LOS MISTERIOS DEL REINO
Pasajes: Mt. 13:1-53; Mr. 4:1-34; Lc. 8:4-18.
OBJETIVOS DEL ESTUDIO
1. Conocer las ense
ñ
anzas sobre aspectos del reino de los cielos en el tiempo presente.2. Entender las principales razones por las que el Se
ñ
or ense
ñ
aba por par
á
bolas.3. Comprender el significado y la ense
ñ
anza de cada una de las par
á
bolas sobre el reino.4. Aplicar la ense
ñ
anza a la vida personal del creyente.
TAREAS
1. Dedicar tiempo a la oraci
ó
n pidiendo la ayuda y direcci
ó
n del Se
ñ
or sobre el estudio y suposterior aplicaci
ó
n.2. Leer varias veces los pasajes propuestos y, si es posible, en versiones distintas.3. Analizar los pasajes personalmente y sin ning
ú
n tipo de ayuda, anotando las conclusionesque se alcancen en el estudio.4. Volver a estudiarlos nuevamente con ayuda de las notas y contrastar los resultados.5. Responder a las preguntas de repaso.
 
JES
Ú
S DE NAZARET: ENSE
Ñ
ANZAS.
Samuel P
é
rez Millos
279
INTRODUCCI
Ó
N
Las ense
ñ
anzas de Jes
ú
s a los disc
í 
pulos se llevaron a cabo tanto en p
ú
blico, es decir, junto con los discursos a multitudes, en los cuales estaban ellos presentes, como en privado,esto es, a ellos solos. Entre las ense
ñ
anzas
“públicas”
est
á
n las relativas a los
“misterios delreino”
que se relatan en los pasajes que se consideran. El
“reino de los cielos”
es un amplioaspecto de un todo: el gobierno c
ó
smico de Dios. De esto se ha hecho alguna consideraci
ó
nen el cap
í 
tulo de introducci
ó
n. Jes
ú
s ense
ñó
aspectos actuales del reino mediante par
á
bolas,en una ense
ñ
anza p
ú
blica o general par todas las gentes, incluidos los disc
í 
pulos, pero dandoa ellos posteriormente, la interpretaci
ó
n directa de las mismas. El hecho de que Jes
ú
s fuerarechazado por Israel, habi
é
ndose presentado como el Mes
í 
as y habiendo hecho las se
ñ
ales quelo acreditaban como tal, no es un
“misterio”
, ya que estaba profetizado en el AntiguoTestamento. No obstante, Cristo habl
ó
en su ense
ñ
anza sobre
“los misterios del reino de loscielos”
y lo hizo por medio de las par
á
bolas que se recogen en este pasaje de Mateo y losparalelos de Marcos y Lucas. La palabra
“misterio”
tiene que ver con una revelaci
ó
n directade Dios, por tanto los
“misterios del reino”
han de relacionarse con algo no manifestado conanterioridad. Lo que constituye una revelaci
ó
n novedosa, no son los aspectos futuros oescatol
ó
gicos del reino de los cielos en su manifestaci
ó
n futura, cuando Cristo venga a reinaren la tierra, sino la expresi
ó
n presente de ese reino en la iglesia, como conjunto de personassalvas por gracia mediante la fe (Ef. 2:8-9), que han sido sacadas
“del poder de las tinieblas y trasladados al reino del Hijo Amado
(Col. 1:13). Las
“parábolas del reino”
tienen que vercon las consecuencias y presencia del evangelio en el tiempo que comprende desde lapredicaci
ó
n personal de Jesucristo hasta el tiempo de la siega (vv. 40-43), en parte de cuyotiempo est
á
presente la Iglesia, not
á
ndose implicaciones a ella en estas par
á
bolas.El conjunto de par
á
bolas son siete, con un s
í 
mil final, aunque la gran mayor
í 
a decomentaristas solo atienden a las siete par
á
bolas, sin pararse a considerar la conclusi
ó
n conquese cierra toda la ense
ñ
anza (v. 52). La divisi
ó
n del pasaje es sencilla y se establece en relaci
ó
ncon cada una de las par
á
bolas y su interpretaci
ó
n. Las par
á
bolas en s
í 
, se han tratado en otrode los vol
ú
menes de esta serie, concretamente en
“Jesús de Nazaret II, parábolas”
, en untratamiento m
á
s limitado, volviendo a considerarlo ahora en una mayor extensi
ó
n como partede las
“enseñanzas de Jesús”
.
I. INTRODUCCI
Ó
N GENERAL.A) Asuntos comunes a las par
á
bolas (13:1-3a, 18-23, 34-36).
1)
 
Ocasi
ó
n de las par
á
bolas (13:1-3a)1. Tiempo y lugar (13:1).1.1.Tiempo.
 
JES
Ú
S DE NAZARET: ENSE
Ñ
ANZAS.
Samuel P
é
rez Millos
2801.1.1.
Y aquel d 
í 
a sali
ó
Jes
ú
s de la casa
.
  K&OUIAA  I+NFWSBFKLFJWOIFKYFMRX7OP+*ITPVA   AUIA   APJKLJWB
&OFMEÎBBRVFMTBMJEP+FTTEFMDBTB 
1.1.2.El mismo d
í 
a que el Se
ñ
or predic
ó
los sermones del cap
í 
tulo anterior(Mt. 12).1.1.3.Jes
ú
s predic
ó
un mensaje por la ma
ñ
ana y otro por la tarde.1.1.4.El ministerio de la ma
ñ
ana de aquel d
í 
a hab
í 
a tenido una gran oposici
ó
ne interrupciones, pero no por eso dej
ó
de predicar de nuevo por la tardedel mismo d
í 
a.1.2.El lugar.1.2.1.
Y se sent 
ó
junto al mar 
FKLBRIUPQBSB7UI7ORBWMBTTBO
TFTFOUBCBKVOUPBMNBS 
1.2.2.A la orilla del mar de Galilea.1.2.3.En alguno de los lugares en donde habitualmente se hospedaba.2. Los destinatarios (13:2).2.1.Las gentes junto a Cristo.2.1.1.
Y se le junt 
ó
mucha gente
LBJ7TVOIWDRITBOQSP7BVKUP7OP<DMPJQPMMPJW
:TFKVOUBSPOIBDJBMHFOUFTNVDIBT 
2.1.2.El auditorio era tan grande que no cab
í 
a en la casa, por tanto el Se
ñ
orsali
ó
al aire libre y las gentes le siguieron.2.1.3.Otras muchas se agolparon tambi
é
n de modo que hab
í 
a una granmultitud a la orilla del mar.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->