Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Inventarios, catalogos razonados e Hª del A

Inventarios, catalogos razonados e Hª del A

Ratings: (0)|Views: 41 |Likes:
Published by dragones47

More info:

Categories:Topics, Art & Design
Published by: dragones47 on Aug 30, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/13/2012

pdf

text

original

 
Introducción
En ocasión de las polémicas surgi-das a raíz de los proyectos de catalo-gación de las colecciones del MuseoNacional de Bellas Artes con motivodel Bicentenario de la Revolución deMayo, consideramos oportunas algu-nas reflexiones al respecto. Ellas no serefieren a dilucidar a quiénes lescorresponde hacer el inventario niquiénes participarán del mismo. Paraesas decisiones existen mecanismosinstitucionales de convocatorias abier-tas que permiten evitar estériles con-frontaciones. Por lo tanto, nada cabeagregar a ese tema salvo el deseo deque en estos casos se cumplan dichasinstancias institucionales reguladorasde la convivencia social y del éxito dela empresa pública.Intentaremos, en cambio, aportaralgunas reflexiones sobre la naturalezaintrínseca y diferente de un inventario,de una catalogación razonada y de unaHistoria de Arte. Términos que son utili-zados, con frecuencia, indistintamente,y generalmente con poca propiedad.Nuestras reflexiones no se basaránen el significado etimológico de cadatérmino, según su definición en el dic-cionario de la Real Academia. Partire-mos, en cambio, de la experiencia realde nuestra historia y de la suerte de losinventarios emprendidos sobre elpatrimonio cultural y artístico nacional.El precedente más importante y mejor
ESPACIOS
24
Inventarios, catálogos razonadose Historia de Arte
Distintos niveles de análisis e interpretación
Bozidar Darko Sustersic
Prof. Consulto y Director del “Instituto Payró”, FFyL,UBA. Investigador principal, CONICET
1.
Crucifijo yacente
, catedral de Corrientes.
 
conocido es el
Inventario de bienesmuebles del Patrimonio Artístico Nacio-nal 
de la Academia Nacional de BellasArtes que es, hasta ahora, sin duda, elemprendimiento más serio, constantey amplio llevado a cabo en nuestropaís, en materia de inventarios depatrimonios culturales.La primera etapa de ese inventario,que redundó en un valioso volumendedicado a la
Provincia de Corrientes
,fue el inicio de una larga serie que yallega a los cinco tomos. Se trata de unprimer nivel del estudio de nuestrosbienes culturales. Los inventarios de laAcademia Nacional de Bellas Artes hansido un gran aporte al conocimientode nuestro patrimonio y de nuestracultura de los siglos pasados. ¿Pero,termina allí la tarea de la investigaciónde un patrimonio cultural? Daría laimpresión de que ese emprendimien-to tendría la prioridad indiscutible ysuficiente con respecto al conocimien-to de ese patrimonio. Actualmente lamayoría está convencida de ello y losfuncionarios encargados de la culturay los directores de los museos general-mente están persuadidos de queinventariar es la responsabilidad másimportante que a ellos les compete.Los presupuestos se asignan principal-mente a los equipos de inventariado-res y muy escasamente a los investiga-dores que intentan profundizar losconocimientos de esos bienes yainventariados. Es aquí que nos referi-mos al segundo nivel de la investiga-ción de un patrimonio. ¿En qué consis-te ese segundo nivel? Se trata de loscatálogos razonados que tienen lamisión de revisar los informes de losinventarios, corrigiendo o apoyandosus conclusiones y profundizando losconocimientos enunciados en aquellaprimera aproximación.Un catálogo razonado suele ser másrestringido que un inventario y delimitaun campo más acotado de las investi-gaciones. El inventario de la Academiaabarca “los bienes mueblessean elloscuadros o estatuas, muebles u objetosde arte, de uso religioso o profano. Encambio la catalogación razonada lleva-da a cabo por nuestro proyectoUBACyT comprendió exclusivamente ala imaginería procedente de las Misio-nes Jesuíticas Guaraníes.
1
Finalmente, a partir de los conoci-mientos logrados en esas dos instan-cias previas, de los inventarios y de loscatálogos razonados, se impone revisarlas Historias de Arte actualmente envigencia, corrigiéndolas o escribiéndo-las nuevamente, de ser ello necesario.¿Qué es una Historia de Arte y quéno llega a ser un inventario ni un catá-logo por más razonado que sea? Qui-zás sea este el interrogante más difícilpara las actuales circunstancias en quese priorizan los inventarios y se poster-gan, desatienden e incluso desmere-cen las tareas del historiador de arte.Lo ilustra una anécdota que me vienea la memoria y que se aplica al tema.Recientemente, ante mis críticas auna presunta restauración de piezas de
 Artes
25
1.
UBACYT 1995-1997 - TL48
.
Catalogación razo-nada de la escultura de las Misiones Jesuíticas enIglesias y Museos de la República Argentina
.
2.
Crucifijo yacente
, detalle del perfil, catedralde Corrientes.
 
un museo de arte misionero, la promo-tora cultural que contrató esos trabajosdeclaró: “Sustersic no puede opinar por-que es un historiador de arte y no unrestaurador”. Con lo cual quería signifi-car que la presunta restauradora queella eligió y trajo, que de arte misionerosabía muy poco, pues recién llegaba alpaís, y ocho ayudantes jóvenes improvi-sados que tampoco sabían ni de arte, nide restauración, que estaban rasquete-ando y repintando antiguas imágenesmisioneras, ellos sí podían opinar puesmanejaban bisturís y pinceles, pero unhistoriador de arte que consagró unavida profesional al tema, debía guardarsilencio ante los daños que se desarro-llaban ante sus ojos. Si la consultáramossobre cuál creía ella que era la tareaespecífica del historiador de arte, pro-bablemente no sabría darnos ningunarespuesta. Se trata evidentemente deuna comprensión muy primaria deltema, pero que es ilustrativa del con-senso general de cada término, y unamuestra de la ignorancia sobre lo quees una Historia de Arte.Ese es el tema de nuestra pesquisay meditación: ¿qué es la Historia deArte?, ¿cuál es la diferencia de la mis-ma con los inventarios, catalogacionesy restauraciones?, ¿tiene todavía algúnsentido la tarea del estudioso del artefrente a las actividades de los especia-listas en inventarios, de los expertos enreconocimientos de las maderas de lasimágenes o de los análisis químicos delos colores, etc.? En teoría, ellos deberí-an colaborar con el historiador de artey no intentar desplazarlo y sustituirlocomo suele ocurrir actualmente.El historiador de arte no solamenteinvestiga las piezas individuales sinoque intenta conectarlas entre sí, relacio-nándolas por sus características comu-nes en familias mayores, según sus esti-los que descubren redes de parentescoque explican una época, una cultura yun modo de pensar y sentir común deuna sociedad. Pero, del mismo modocomo los análisis estilísticos han sidopostergados y desplazados por los aná-lisis sociológicos y antropológicos,cuando estos debieran completarlos,fue así, también, que la Historia de Artefue desplazada por los “inventarios”noimporta cuán primarios ellos sean.Las tres instancias, la de los inventa-rios, la de los catálogos y la última deuna Historia de Arte son claramenteidentificables y no deben ser confundi-das, ni tratar de sustituirse la una a la
ESPACIOS
26
Inventarios, catálogos razonados e Historia de Arte
3. y 4.
Crucifijo yacente
, catedral de Corrientes. Arriba,detalle de la cuerda en el antebrazo derecho; abajo,detalle del paño de pureza.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->