Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword or section
Like this
21Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La Desaparición del Universo

La Desaparición del Universo

Ratings: (0)|Views: 67 |Likes:
Published by hemendikez

More info:

Published by: hemendikez on Sep 02, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/06/2013

pdf

text

original

 
La Desaparición del Universo
Una charla sobre las ilusiones, las vidas pasadas, la religión, el sexo, lapolítica y los milagros del perdón.
Gary R. Renard
Cada día que perdonas, los efectos de todos los errores del mundose funden como la nieve en un fuego ardiente.No más culpa, no más karma, no más miedo de lo que pueda ocurrir.Porque te has encontrado contigo mismo y has declarado tu inocencia,y todo lo que sigue es tan natural como Dios.No más nacimiento, no más de la vieja muerte; eso sólo eran ideas.Si debes volver para ayudar a algunos más a encontrar el camino, que así sea;pero tú no eres un cuerpo, tú eres amor, y no importa dónde el amor parezcaestar. Porque, siendo amor, no puede equivocarse.Llegará el día en el que el dolor será imposible, el amor esté por doquier y sólo quedará la verdad. Has anhelado esto desde siempre,a menudo en silencio y sin saberlo.El conocimiento de lo que eres es más cierto ahora,y el amor no ha olvidado a nadie.Llegará el día en que el mundo cantará la canción del espírituen lugar de los tonos llorosos que ocultan la voz de la verdad.Llegará el día en el que no quedará nada por perdonar,y podrás celebrar con tus hermanos y hermanas.Y después llegará el día en que no habrá más necesidad de días.Y viviréis como uno por siempre en la santidad de vuestra realidad inmortal…
“Tu realidad inmortal”
(Gary R. Renard)Para papá y mamá No estamos separadosHay quienes han llegado a Dios directamente, al haber dejado atrás todo límite mundanoy al haber recordado perfectamente su propia Identidad. A estos se les podría llamar Maestros de los maestros porque, aunque ya no se les puede ver, todavía se puede invocar su imagen. Y aparecerán en el momento y lugar donde puede ser de utilidad que lo hagan.A quienes su aparición les podría atemorizar, les dan sus ideas. Nadie puede invocarlos envano. No hay nadie de quien ellos no sean conscientes.-Un Curso de Milagros
 
Índice
PRIMERA PARTE - UN SUSURRO EN TU SUEÑO1.Arten y Pursah aparecen2.La fraternidad oculta de J3.El milagro4.Los secretos de la existencia5.El plan del egoSEGUNDA PARTE - DESPERTAR 1.La alternativa del Espíritu Santo2.La ley del perdón3.Iluminación4.Experiencias cercanas a la vida5.Sanar a los enfermos6.Una muy breve historia del tiempo7.Viendo las noticias8.Verdadera oración9.Mejor que el sexo10.Mirando hacia el futuro11.Notas sobre la resurrección de los muertosPrimera Parte:
Un susurro en tu sueño
Capítulo 1
ARTEN Y PURSAH APARECEN
Durante la semana de la Navidad de 1992, me di cuenta de que tanto las circunstancias demi vida como mi estado mental lentamente habían ido mejorando en el transcurso delúltimo año. La Navidad anterior las cosas no me habían ido bien, sintiéndome muydescontento por la aparente escasez que había en mi vida. A pesar de haber logrado ciertoéxito como músico profesional, no había conseguido ahorrar mucho dinero.Ahora me esforzaba en mi nueva profesión como agente de bolsa, y tenía abierto un pleitocontra un amigo y antiguo socio comercial que, en mi opinión, me había tratadoinjustamente.Entretanto, aún estaba recuperándome de una quiebra financiera ocurrida cuatro añosantes, resultado de la impaciencia, de gastar despreocupadamente y de inversionesaparentemente buenas que salieron mal. No lo sabía, pero estaba en guerra conmigomismo, e iba perdiendo. Entonces tampoco sabía que prácticamente todo el mundo está enguerra y va perdiendo, aunque parezca que van ganando.De repente, algo cambió en lo más profundo de mí. Durante trece años había estado enuna búsqueda espiritual en la que había aprendido muchas cosas pero sin haberme tomadoel tiempo necesario para aplicar las lecciones recibidas, pero ahora me sobrevino unanueva certeza. Las cosas tienen que cambiar, pensé.
Tiene que haber un modo mejor dehacer las cosas.
 
Escribí al amigo al que estaba demandando y le informé de que iba a abandonar la acciónlegal para empezar a retirar conflictos de mi vida. Él me llamó y me dio las gracias, y asícomenzamos a reconstruir nuestra antigua amistad.Más adelante supe que este mismo tipo de situación se había repetido, de distintas formas,miles de veces durante las décadas anteriores: personas en conflicto habían empezado un proceso de dejar atrás sus armas para rendirse a una sabiduría mayor, existente dentro desí mismos.A partir de ahí empecé a tratar de activar el perdón y el amor, tal como los comprendíaentonces, en las situaciones que afrontaba cotidianamente. Obtuve algunos buenosresultados, pero también me topé con serias dificultades, especialmente cuando alguiensabía provocarme en mis zonas más sensibles. Pero al menos parecía que estabaempezando a cambiar de dirección.Durante este periodo comencé a observar pequeños estallidos de luz en el rabillo del ojo,o que se producían entorno a ciertos objetos. Estos estallidos luminosos no ocupaban todomi campo visual, sino que se concentraban en ciertas áreas concretas. No entendí susignificado hasta que se me explicó posteriormente.A lo largo de aquel año de cambio recé regularmente a Jesús, el profeta de sabiduría aquien admiraba más que a ningún otro, para que me ayudara. Sentía una misteriosaconexión con él, y en mis oraciones solía decirle cuánto deseaba volver dos mil años atrásy ser uno de sus seguidores para poder aprender de él en persona.Y así, durante la semana de la Navidad de 1992, mientras meditaba en el salón de mi casaen una zona rural del estado de Maine, me ocurrió algo excepcional. Estaba solo porquetrabajaba en casa y Karen, mi esposa, viajaba todos los días por su trabajo a Lewisnton.Como no teníamos hijos, disfrutaba de un entorno muy tranquilo, interrumpido sólo por algún ocasional ladrido de nuestro perro Nupey. Cuando volví de la meditación, abrí losojos y me quedé anonadado al comprobar que no estaba solo. Con la boca abierta, aunquesin pronunciar ningún sonido, miré fijamente hacia el otro lado del salón, viendo a unhombre y a una mujer que estaban sentados en mi sofá, mirándome directamente, con sussonrisas amables y unos ojos lúcidos y penetrantes. No había en ellos nada que me resultara amenazador; de hecho tenían un aspecto tanextraordinariamente apacible que me dio seguridad. Mirando hacia atrás, me pregunto por qué no tuve más miedo, dado que estas personas, de apariencia muy sólida, parecíanhaberse materializado de la nada. Aún así, la primera aparición de los que pronto seconvertirían en mis amigos, fue tan surrealista que, de algún modo, el miedo no parecíauna reacción apropiada.Las dos personas parecían tener entorno a los treinta años, y tenían un aspecto muysaludable. Su indumentaria era elegante y contemporánea. No se parecían en nada alaspecto que yo hubiera atribuido a los ángeles, maestros ascendidos o cualquier otro tipode ser divino. No había luz ni auras resplandecientes a su alrededor. Uno bien podríahaberlos visto cenando en un restaurante y no prestarles atención. Ahora no podía dejar denotar que estaban sentados en mi sofá, y me di cuenta de que miraba más a la atractivamujer que al hombre. Advirtiendo esto, ella habló primero.

Activity (21)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
Kabir TwoCi Bi liked this
Kabir TwoCi Bi liked this
Kabir TwoCi Bi liked this
Kabir TwoCi Bi liked this
Kabir TwoCi Bi liked this
Kabir TwoCi Bi liked this
Kabir TwoCi Bi liked this
Kabir TwoCi Bi liked this
Kabir TwoCi Bi liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->