Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
4Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
textos 2º trimestre 09

textos 2º trimestre 09

Ratings:

4.0

(1)
|Views: 472 |Likes:

More info:

Published by: Héctor Monteagudo Ballesteros on Jan 16, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX or read online from Scribd
See more
See less

05/10/2014

 
Departamento de
Lengua Castellana y Literatura
I.E .S . Fernando IIIde AyoraProfesor: Héctor Monteagudo Ballesteros curso 2008 - 2009
TEXTO 1
[entrega 23/1/09]
La limosna y el soborno
José Luis ALVITE1 Enero 09Hay en el peligro una misteriosa y seductora atracción que lo hace casi irresistible.Algunas ciudades le deben una buena parte de su prosperidad a los mecanismos desupervivencia que tuvieron que desarrollar para afrontar las circunstancias que poníanen peligro su futuro. Un comerciante de Harlem me dijo el otro día que la eficacia policial le había causado al barrio s trastornos ecomicos que las bandascallejeras. Lennox Lamarr cree que «limpiar Harlem ha sido tan contraproducentecomo podría haberlo sido vestir de monja a Marilyn Monroe». Según él, esa zona dela ciudad ha perdido buena parte de su encanto por culpa de lo eficaces que han sidoalgunos alcaldes en su lucha contra el crimen organizado. «En el fondo -dice Lennox-las autoridades se han limitado a sustituir la extorsión por los impuestos y eso sólosignifica que para pagar a quienes te oprimen, además de reunir el dinero, tienes quecubrir un montón de papeles». Algunos economistas sostienen que una sociedadverdaderamente próspera es aquella que genera la riqueza suficiente para sufragar sus bolsas de miseria. Volviendo a Harlem, hay allí vecinos que dicen dormir peor desdeque en sus calles no se escuchan de madrugada las sirenas de la policía. El crimenorganizado es una especie de revolución larvada en la que se ampara una cierta clasesocial para sabotear el poder sin necesidad de imponerse necesariamente un horario deoficina. Su transformación en un barrio relativamente tranquilo ha privado a Harlemdel encanto que tenía cuando los dividendos del crimen eran más seguros que loscoyunturales ingresos del turismo. Según Lennox Lamar, «encontrar a las seis de lamañana tanta gente que madruga no es en absoluto más emocionante que tropezarte ala misma hora con tanta gente que trasnocha». Nada ha vuelto a ser en Harlem comoen los tiempos dorados de Owney Madden y el «Cotton Club», ni siquiera cuando enel mandato del alcalde Lindsay al norte de de la Calle 102 los muchachos abucheabansu nombre y el de su madre cada vez que los empleados municipales reponían elalumbrado.Extraído dehttp://www.larazon.es/noticia/la-limosna-y-el-soborno
 
Departamento de
Lengua Castellana y Literatura
I.E .S . Fernando IIIde AyoraProfesor: Héctor Monteagudo Ballesteros curso 2008 - 2009
TEXTO 2
[entrega 20/2/09]
El tiempo
MANUEL VICENT
04/01/2009El tiempo no existe. El tiempo sólo son las cosas que te pasan, por eso pasa tandeprisa cuando a uno ya no le pasa nada. Después de Reyes, un día notarás que la luzdorada de la tarde se demora en la pared de enfrente y apenas te des cuenta será primavera. Ajenos a ti en algunos valles florecerán los cerezos y en la ciudad habráotros maniquíes en los escaparates. Una mañana radiante, camino del trabajo, puedeque sientas una pulsión en la sangre cuando te cruces en la acera con un cuerpo juvenil que estalla por las costuras, y un atardecer con olor a paja quemada oirás quecanta el cuclillo y a las fruterías habrán llegado las cerezas, las fresas y losmelocotones y sin saber por qué ya será verano. De pronto te sorprenderás a ti mismorodeado de niños cargando la sombrilla, el flotador y las sillas plegables en el coche para cumplir con el rito de olvidarte del jefe y de los compañeros de la oficina, pero elgran atasco de regreso a la ciudad será la señal de que las vacaciones han terminado yde la playa te llevarás el recuerdo de un sol que no podrás distinguir del sol del año pasado. El bronceado permanecerá un mes en tu piel y una tarde descubrirás que la pared de enfrente oscurece antes de hora. Enseguida volverán los anuncios deturrones, sonará el primer villancico y será otra vez Navidad. La monotonía hace quelos días resbalen sobre la vida a una velocidad increíble sin dejar una huella. Losinviernos de la niñez, los veranos de la adolescencia eran largos e intensos porquecada día había sensaciones nuevas y con ellas te abrías camino en la vida cuesta arribacontra el tiempo. En forma de miedo o de aventura estrenabas el mundo cada mañanaal levantarte de la cama. No existe otro remedio conocido para que el tiempo discurramuy despacio sin resbalar sobre la memoria que vivir a cualquier edad pasionesnuevas, experiencias excitantes, cambios imprevistos en la rutina diaria. Lo mejor queuno puede desear para el año nuevo son felices sobresaltos, maravillosas alarmas,sueños imposibles, deseos inconfesables, venenos no del todo mortales y cualquier embrollo imaginario en noches suaves, de forma que la costumbre no te someta a unavida anodina. Que te pasen cosas distintas, como cuando uno era niño.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->