Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
1Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
PUDRICION ACUOSA

PUDRICION ACUOSA

Ratings: (0)|Views: 151|Likes:
Published by Victoria L Sanchez

More info:

Published by: Victoria L Sanchez on Sep 05, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

11/25/2013

pdf

text

original

 
medio para relacionar el desarrollo aéreocon el crecimiento de las raíces, que puedeser útil para una evaluación no destructivadel desarrollo de las raíces.
Agradecimiento
Se agradece profundamente el apoyo finan-ciero del VVOB (
Vlaamse Vereniging voor Ontwikkelingssamenwerking en Technis-che Bijstand, Flemish Association for De-velopment Cooperation and Technical As-sistance
)y del
 Directorate General for  International Cooperation
(DGIC, Bél-gica). Los autores agradecen a la SraLynda Onyeukwu por su ayuda en la reco-lección de los datos.
s
Bibliografía
Beugnon M.& J.Champion. 1966. Etude sur les ra-cines du bananier. Fruits 21:309-327.Blomme G.& R.Ortiz. 1996. Preliminary assessmentof root systems in
 Musa
(Abstract submitted forpresentation at the International Conference onBanana and Plantain for Africa, 14-18 Oct. 1996,Kampala).
 MusA
frica 10:16.Broschat T.K. 1998. Root and shoot growth patterns infour palm species and their relationships with airand soil temperatures. HortScience 33(6): 995-998.Brouwer R.1966. Root growth of grasses and cereals.Pp. 153-166
in
The growth of cereals and grasses(F.L. Milthorpe and J.D. Ivins, eds.). Butterworths,London.Brouwer R.& C.T. De Wit. 1969. A simulation model of plant growth with special attention to root growthand its consequences. Pp. 224-244
in
Root Growth(W.J. Whittington, ed.). Butterworths, London.De LangheE., R.Swennen & G.F. Wilson. 1983. As-pects hormonaux du rejetonnage des bananiersplantains. Fruits 38(4): 318-325.Fort S.B. & D.V. Shaw. 1998. Phenotypic correlationsbetween root and shoot traits of strawberry in fu-migated and non-fumigated soils. HortScience33(2):222-224.Gousseland J.1983. Etude de l’enracinement et del’émission racinaire du bananier ‘Giant Cavendish’(
 Musa acuminata
AAA, sous-groupe Cavendish)dans les andosols de la Guadeloupe. Fruits38: 611-623.HendersonR., E.D. Ford, E.Renshaw & J.D.Deans. 1983. Morphology of the structural rootsystem of Sitka spruce: 1. Analysis and quanti-tative description. Forestry 56: 121-135.Lahav E.& D.W. Turner. 1989. Banana Nutrition. In-ternational Potash Institute, Berne, Switzerland.
Lavigne C.1987. Contribution à l’étude du sys-tème racinaire du bananier. Mise au point derhizotrons et premiers résultats. Fruits 42:265-271.Martínez Garnica A.1997. Mineral nutrient defi-ciency in plantain: Symptoms and disordersunder experimental and field conditions. Ho-henheim Tropical Agricultural Series 4: 47-63.
Martin-Prével P.1987. Banana. Pp. 637-670
in
Plant analysis as a guide to the nutrient requi-rements of temperate and tropical crops(P. Martin-Prével, J.Gagnard and P.Gautier,eds.). Lavoisier, Paris.McMichael B.L. & J.J. Burke. 1998. Soil temperatureand root growth. HortScience 33(6): 947-950.Monnet J.& J.M. Charpentier. 1965. Le diamètredes racines adventives primaires des bananiersen fonction de leur degré de polyploidie. Fruits20: 171-173.Newman E.I. 1966. A method for estimating thetotal length of root in a sample. Journal of Ap-plied Ecology 3: 139-145.Obiefuna J.C. & T.O.C. Ndubizu. 1979. Estimatingleaf area of plantain. Scientia Horticulturae 11:31-36.OrtizR., P.D. Austin & D.Vuylsteke. 1997. IITAhigh rainfall station: Twenty years of researchfor sustainable agriculture in the West AfricanHumid Forest. HortScience 32(6): 969-972.Pearsall W.H. 1927. Growth studies. VI. On the re-lative size of plant organs. Annals of Botany41:449-556.Price N.S. 1995. Banana morphology. Part 1: Rootsand rhizomes. Pp. 190-205
in
Bananas andplantains (S. Gowen, ed.). Chapman & Hall,London.Robin J.& J.Champion. 1962. Etudes des émis-sions des racines de la variété du bananierPoyo. Fruits 17: 93-94.Russell R.S. 1977. Plant root systems: their functionand interaction with the soil. McGraw Hill,London.SAS. 1989. SAS/STAT user’s guide. Version 6, 4
th
edi-tion, Vol. 1. SAS Institute Inc., Cary, N.C.Smith J.H.G. 1964. Root spread can be estimated fromcrown width of Douglas fir, lodgepole pine andother British Columbia tree species. Forestry Chro-nicle 40: 456-473.Squire G.R. 1993. The leaf canopy and root system.Pp. 33-70
in
The Physiology of Tropical Crop Pro-duction (G.R. Squire). CAB International, Walling-ford, UK.Stover R.H. & N.W. Simmonds. 1987. Bananas. 3
rd
ed.Longman, New York. 468pp.Swennen R.1984. A physiological study of the sucke-ring behaviour in plantain (
 Musa
cv. AAB). PhDThesis. Dissertationes de Agricultura n°132, Fa-culty of Agriculture, Katholieke Universiteit Leu-ven. 180pp.Tennant D.1975. A test of a modified line intersectmethod of estimating root length. Journal of Eco-logy 63: 995-1001.Vuylsteke D.1989. Shoot-tip culture for the propaga-tion, conservation, and exchange of 
 Musa
germ-plasm. Practical manuals for handling crop germ-plasm
in vitro
2. International Board for PlantGenetic Resources, Rome, Italia. 56pp.Vuylsteke D.1998. Shoot-tip culture for the propaga-tion, conservation, and distribution of 
 Musa
germ-plasm. International Institute of Tropical Agricul-ture, Ibadan, Nigeria. 82pp.Vuylsteke D.& D.Talengera. 1998. Postflask manage-ment of micropropagated bananas and plantains. Amanual on how to handle tissue-cultured bananaand plantain plants. International Institute of Tro-pical Agriculture, Ibadan, Nigeria. 15pp.
INFO
 MUSA
 — 
Vol 10, N°117
G. Blomme*, A. Tenkouano
y
R. Ortiz
trabajan enla Crop
Improvement Division, International Instituteof Tropical Agriculture
(IITA), c/o L.W. Lambourn &Co., Carolyn House, 26 Dingwall Road, Croydon CR93EE, Reino Unido. *Guy Blomme trabaja actual-mente en Kampala, Uganda, como Coordinador Re-gional Asistente de INIBAP para Africa Oriental y delSur.
R. Swennen
trabaja en el
Laboratory of Tropical Crop Improvement, K.U. Leuven
, Kasteelpark Aren-berg 13, 3001 Leuven, Bélgica.
D. Vuylsteke
(IITA)falleció trágicamente en un accidente de avión el 30de enero 2000.
L.E. Gómez-Caicedo, E.Echeverry N. y R.GonzálezS.
E
n el oriente del departamento delTolima (Colombia), se cultivan unas25000hectáreas entre plátano y ba-nano, la mayoría de las cuales están situa-das en la zona cafetera. En el segundo se-mestre de 1996, en el municipio de Ico-nonzo se reportó la presencia de unaenfermedad que por sus característicassintomatológicas hizo pronosticar que setrataba de un disturbio nuevo en la zona.Inicialmente el disturbio se reportó afec-tando el plátano “cachaco” (
 Musa
ABB).
Sin embargo últimamente se ha reportadoatacando el clon de plátano Dominicohartón (
 Musa
AAB Simmonds), causandoseveras pérdidas entre los pequeños culti-vadores.
Evaluación de los controles cultural, químico ybiológico sobre la pudricn vascular ymarchitamiento del plátano (
Musa
AAB Simmonds)
Fisiología
Marchitamiento bacteriano
 
Actualmente la producción promedio encultivos tecnificados de plátano en la zonade estudio, es de 1000 racimos/ha, con unvalor comercial cercano a los $3000000 depesos (US$ 1500), pero con la presencia deesta enfermedad, la producción se puedereducir hasta en un 70% ocasionando gra-ves problemas en áreas de economía cam-pesina (Echeverry, datos no publicados).La sintomatología de la enfermedad secaracteriza por presentar clorosis en lashojas bajeras y posterior doblamiento a laaltura del pseudopecíolo, marchitamientogeneral de la planta en forma ascendentehasta afectar completamente todas lashojas (Figura 1). Al realizar un corte trans-versal en el pseudotallo afectado, aproxi-madamente a 1 metro de la base del suelo,se observa una pudrición acuosa y de olordesagradable (Figura 2). Además las vai-nas foliares internas presentan coloracio-nes que van desde el pardo hasta el marrónoscuro (Figura 3).Contrario a lo observado por Guzmán ySandoval (1996) en híbridos FHIA-01 yFHIA-02 con síntomas de la pudriciónsuave del pseudotallo, la afección repor-tada en Icononzo, avanza desde el cormohacia la parte superior de la planta. Guz-mán y Sandoval (1996), en un estudio reali-zado sobre la pudrición suave del pseudo-tallo en híbridos FHIA, aislaron de tejidosde plantas, con síntomas semejantes a losobservados en el clon de plátano Dominicohartón en el municipio de Icononzo, la bac-teria
 Erwinia carotovora.
Las pudriciones suaves o acuosas causa-das por bacterias del genero
 Erwinia
spp.,se hallan frecuentemente asociadas conmusáceas en América Latina (Stover1972).Stover (1972) anota que existen bacte-rias como
 Erwinia chrysanthemi
y
 E.carotovora
afectando el cormo y el pseudo-tallo, tanto en bananos como en plátanos.Stover (1972) encontró que cultivaresdel subgrupo Cavendish son susceptibles a
 Erwinia
sp., sin embargo los genotiposAAB y ABB son más tolerantes.Según Rivera y Ezavin (1989), en dife-rentes áreas bananeras de Venezuela, encultivares de
 Musa acuminata
(AAA) sepresentó una patología caracterizada porla afección del cormo. Su agente causal fuedeterminado como la bacteria
 Erwiniachrysanthemi
Burk.
et al.
Cedeño
et al.
(1990) señalan a la bacte-ria
 Erwinia carotovora
subsp.
atrosepticac
omo el agente causal de la pudriciónblanda del pseudotallo del plátano “Har-tón” (
 Musa
AAB) en la región al sur delLago de Maracaibo.Urdaneta (1994), en el registro que hacede las principales enfermedades en el cul-tivo de musáceas del estado Zulia de la Re-pública de Venezuela, menciona a
 E. caro-tovora
como agente causal de la pudricióndel pseudotallo en plátano.
Jiménez
et al
. (1994) reportan a
 E.chrysanthemi
Burk.
et al
., como agentecausal de la necrosis del cormo en el cul-tivo del plátano. Los mismos autores aisla-ron tres cepas de bacterias de la rizosferadel plátano, en plantas aparentementesanas presentes en un campo, donde lossíntomas de la necrosis del cormo teníanpoco desarrollo. Estas bacterias resultaronantagónicas
in vitro
a aislamientos de
 E.chrysanthemi.
y
 E. carotovora
 .
Deacuerdo con las características morfológi-cas, fisiológicas y bioquímicas, las cepaspertenecen al género
Pseudomonas
spp.
Belalcázar
et al
.(1991) anotan que labacteria
 E. chrysanthemi
p.v.
 paradisiaca
Victoria y Barros, es endémica en las regio-nes donde se cultivan musáceas y su ata-que es favorecido por condiciones de se-quía y deficiente estado nutricional de lasplantaciones.
 L
as observaciones de Schneider (1991)sobre la relación entre nutrición mineral yhospedero mostraron que toda aplicaciónde K, Ca y Mg, tenía un efecto limitantesobre el desarrollo de algunos tipos demarchitez, especialmente por
Fusarium
sp. En ausencia de KCl, la exudación re-duce los azúcares y ácidos orgánicos enmayor proporción. El KCl reduce la tasa deinfección y la nutrición mineral tiene unefecto distinto sobre la naturaleza de exu-dación e infección.
Trichoderma
puede inhibir el patógenopor medio de antibióticos o degradando lasparedes celulares a través de enzimas talescomo las quitinasas, ß-1,3-glucanasas, pro-teasas, mannasas y otras hydrolasas(Limón
et al
.1999).
La relativa importancia de estos dos me-canismos en el proceso antagónico, dependeespecíficamente de las interacciones pató-geno-hospedero (Limón
et al
. 1999). Sin em-bargo la combinación de enzimas hydrolíti-cas y los antibióticos de
Trichoderma
handemostrado tener un sinergismo antimicó-tico (Schirmböck
et al.
1994).
Materiales y métodos
El estudio se realizó entre los años 1997 y1999 en el municipio de Icononzo, veredaPiedecuesta, departamento del Tolima, Re-pública de Colombia. La finca San Isidrodonde se montó el experimento está si-tuada a 1380 msnm, con precipitacionesanuales promedio de 1500 a 1700mm y hu-medad relativa promedio del 80%; posee unsuelo franco-arcilloso, ligeramente ácido,con mediano porcentaje de materia orgá-nica y bajo contenido de potasio.A partir de plantas de plátano Dominicohartón (
 Musa c
v. AAB), con síntomas de laafección, se tomaron muestras de la parteinterna del pseudotallo, para ser analiza-das en laboratorio y proceder a aislar eidentificar el agente causal.Las muestras se lavaron inicialmentecon agua corriente y se cortaron en porcio-
18
INFO
 MUSA
 — 
Vol 10, N°1
Figura 1
. La pudrición vascular se caracteriza por presentar clorosis en las hojas bajeras y  posterior doblamiento a la altura del  pseudopecíolo; marchitamiento general de la planta en forma ascendente hasta afectar completamente todas las hojas.(Foto: L.E. Gómez-Caicedo)
Figura 2
. El corte transversal en el pseudotalloafectado por la pudrición vascular, permiteobservar una pudrición acuosa con emanaciónde exudado amarillo, de olor fétido y aspectodesagradable, característica del ataque bacterial (Foto: L.E. Gómez-Caicedo)
Figura 3
. Obsérvese que las vainas foliaresinternas presentan coloraciones que van desde el  pardo hasta el marrón oscuro, con presencia deexudado amarillo.(Foto: L.E. Gómez-Caicedo).
 
nes pequeñas de 2cm de largo, posterior-mente se desinfectaron en hipoclorito desodio al 2.5% durante 3 minutos, en cons-tante agitación; luego se lavaron con aguadestilada estéril para eliminar residuos dehipoclorito.Una vez desinfectadas las muestras semaceraron en un mortero con un mililitrode agua destilada estéril. De esta soluciónse sembraron 50µl en medio LB (Luria-Bertani) (Extracto de levadura 5g/L, Trip-tano 10g/L, NaCl 10g/L, Agar 20g/L, a unpH 5.5-6.0). Luego las cajas Petri se incu-baron a una temperatura de 28°C durante48 horas, en una incubadora marca
Preci-sion Scientific Inc.
Para la caracterización del agente cau-sal de la pudrición vascular del plátano, seutilizaron las siguientes pruebas: tinciónde Gram, reconfirmación de Gram conKOH al 3%, catalasa, licuefacción de la ge-latina, Levan, King-B, crecimiento en O-F(Hugh-Leifson), tolerancia en NaCl al 3% y4%, y reacción antibiótica para Tetraci-clina, Streptomicina y Penicilina.
En un lote comercial de 2600 m
2
sem-brado con plátano clon Dominico hartón de29 meses de edad y con presencia de pudri-ción vascular, se trazaron tres parcelas, co-rrespondientes a tres distancias de siembrade 5.0, 4.0 y 3.0 metros entre surcos por2.5 metros entre plantas; por cada distanciase dividieron cuatro subparcelas de cincoplantas cada una, con tres repeticiones.
En cada subparcela se aplicaron cuatrotratamientos.El experimento se desarrolló en dosfases:La
Fase I
, que se cumplió entre losmeses de Noviembre de 1997 y Agosto de1998 (8 meses) y en la cual se aplicarony evaluaron los siguientes tratamientos:Tratamiento químico (T1). Este tra-tamiento consistió en aplicar men-sualmente por aspersión alrededordel pseudotallo, una dilución de5cm
3
 /litro de agua, de Vanodine(composición: c/100ml: complejo deYodo surfactante; 2.5% de yodo dis-ponible. Marca Pfizer) en cadaplanta.Tratamiento cultural (T2). Este tra-tamiento consistió en aplicar los si-guientes fertilizantes y sus dosis:Urea (46%) 150g/planta, KCl (60%K
2
O) 200g/planta, DAP (fosfatodiamónico: 48% P
2
O
5
y 18% N)66g/planta y 200g/planta de Micron-fos (Microfertiza. Colombia);además se aplicaron 300g/planta decal dolomítica como correctivo.Tratamiento biológico (T3). En estetratamiento se aplicó alrededor delpseudotallo Kasumin 2% [Kasugami-cin:3-0- (2-amino-4- (1-carboxifomi-doil) amino 2,3,4,6, tetradeoxi-alfa-D-arabino hexapiranosil) inositol],en dosis de 1cm
3
 /litro de agua.Tratamiento testigo (T4). En estetratamiento no hubo aplicaciones.La
Fase II
se cumplió entre los meses deSeptiembre de 1998 y Febrero de 1999(6 meses) y tuvo como característicaprincipal, con base en los resultados ob-servados preliminarmente, la modifica-ción de los tres tratamientos aplicadosen la Fase I.Los tratamientos aplicadosy evaluados fueron los siguientes:Tratamiento químico (T1). El trata-miento consistió en inyectar, con laayuda de una jeringa plástica conaguja hipodérmica, 5cm
3
de Vano-dine, en cada planta, en cuatro sitiosalrededor del pseudotallo, a alturade 1m del suelo.Tratamiento cultural (T2). En estetratamiento se aplicó solamente Po-tasio, usando como fuente KCl endosis de 200g/planta, cada 30 días.Esta dosis se distribuyó en 3 sitios al-rededor de la planta, a 50cm de labase del pseudotallo.Tratamiento biogico (T3). Al in-iciar el segundo ciclo del cultivo, serealizó una sola aplicación del hongo
Trichoderma
spp.; cepa aislada desuelo proveniente de plantas afecta-das y multiplicada en laboratorio enmedio selectivo desarrollado porElad y otros (Chet 1987). Se usó endosis de 50g/planta, incorporado alsuelo en cuatro sitios alrededor delpseudotallo.Tratamiento testigo (T4). No se rea-lizó ningún tipo de aplicación.
Resultados y discusión
Resultados de laboratorio
Se realizaron pruebas morfológicas y fisico-químicas para determinar el agente causalde la pudrición vascular. La tinción deGram como prueba morfológica, permitióobservar bacilos de color rosado caracterís-ticos de bacterias Gram negativas.Además se practicó la tinción con RojoCongo para observar la forma bacilar de lascélulas bacteriales.Para reconfirmar la tinción de Gram, sedepositó sobre un portaobjeto una porciónde crecimiento bacterial y se adicionó unagota de KOH al 3%; se observó la formaciónde una suspensión viscosa de aspecto mu-cilaginoso, cuya reacción positiva confirmaque la bacteria es Gram negativa.Entre las pruebas fisicoquímicas practi-cadas, se menciona el crecimiento sobre elmedio King-B; prueba para caracterizarbacterias fluorescentes. En este caso el re-sultado fue negativo. En la prueba de la ca-talasa, hubo reacción positiva, al agregarlea una azada de crecimiento bacterial, peró-xido de hidrógeno (H
2
O
2
) al 10%. Respectoa la licuefacción de la gelatina, la reacciónfue positiva, la cual se debe a la presenciade enzimas proteolíticas que licuan la gela-tina. La prueba de oxidación-fermentación(O-F) en medio de Hugh & Leifson, fue po-sitiva para la bacteria, detectando la pro-ducción de ácidos por degradación oxida-tiva vía aerobia. Crecimiento en agarnutritivo +NaCl al 3% y 4% fue positivo, lascolonias crecieron de manera normal.En cuanto a la prueba para la reacción alos antibióticos Tetraciclina, Streptomicinay Penicilina, ésta se montó, utilizandomedio antibiograma No.5, pH 8,0 ±0,1 (ex-tracto de carne 1,5g/l, extracto de leva-dura 3,5g/L, peptona para carne 6,0g/l,agar-agar 15,0g/l). Sobre este medio se de-positó 1ml de crecimiento bacterial en so-lución salina, se esparció con la ayuda deun rastrillo y se colocaron los sensidiscos.La reacción fue positiva para la Tetraci-clina y Streptomicina y negativa para la Pe-nicilina. Lo cual quiere decir que la bacte-
INFO
 MUSA
 — 
Vol 10, N°119
Tabla 1.
Resumen de los resultados de las pruebas morfológicas y fisicoquímicas,obtenidos para la caracterización de la bacteria
Erwinia
sp., aislada de pseudotallode plátano clon Dominico hartón (AAB).
PruebaResultado
Gram-Reconfirmación del Gram con KOH al 3%+OlorFétidoColorCremaConsistenciaButirosaRojo CongoForma bacilarFluorescencia en King-B-Catalasa+Levan-Crecimiento en O-F (Hugh-Leifson)+Hidrólisis de la gelatina+NaCl 3%+NaCl 4%+Tetraciclina+Streptomicina+Penicilina-Género
Erwinia
+ = Positivo; - = Negativo.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->