Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Roncero López, Victoriano - La novela bufonesca; La pícara Justina y el Estebanillo González

Roncero López, Victoriano - La novela bufonesca; La pícara Justina y el Estebanillo González

Ratings: (0)|Views: 2|Likes:

More info:

Published by: Ignacio Córdova Donoso on Sep 06, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/25/2014

pdf

text

original

 
La novela bufonesca:
La picara Justina y
el
Estebanillo González
Victoriano Roncero López
En los siglos XV y XVI el discurso bufonesco se sirve en España de diversos moldesgenéricos tradicionales (crónicas, cartas o poemas) como recipientes en los que presentaruna visión marginal de la sociedad española. Pero en el siglo XVII, con el nacimiento dela novela picaresca, el discurso bufonesco encontró el vehículo más adecuado para sus
fines.
Al fin y al cabo, el picaro y el bufón eran seres marginales que pretendían reflejaruna imagen propia y miserable de esa España triunfante que describía la «literaturaoficial». Esta senda picaresca es la que siguieron los autores de
La picara Justina
y el
Estebanillo González
con una serie de características propias que vamos a analizar acontinuación.El público al que se dirigen los autores de ambas obras es el propio de la literaturabufonesca y, por tanto, muy distinto al del resto de la picaresca. En esta última losescritores se dirigían a un amplio sector de lectores, a los que se ha denominado como«lectores no profesionales»
1
. López de Úbeda y el anónimo autor del
Estebanillo
2
,
por elcontrario, tienen en mente un público mucho más reducido, un público aristocrático,cortesano. Esta circunstancia condiciona el tono y el tema o temas de la narración; lasanécdotas, los episodios que narran ambos autores tienen como escenario la corte o, almenos, el ambiente en el que se desenvolvía la nobleza; sus obsesiones e incluso susrencillas aparecen reflejadas en la novela, en ocasiones de forma críptica.
1
B. W.
líe., Lectura y ficción en el Siglo de Oro. Las razones de la picaresca,
Barcelona, Crítica,1992, p. 13.
Vid.
también Máxime Chevalier,
Lectura y lectores en la España del siglo XVIy
XVII,
Madrid,Turner, 1976.
2
Considero la obra como anónima, aunque creo bastante posible la hipótesis de Antonio Carreira yJesús Antonio Cid de que Gabriel de la Vega sea el autor.
Vid.
J. A. Cid, «Máscaras y oficio en un escritordel Antiguo Régimen: Estebanillo González=Gabriel de la Vega»,
Revista de Dialectología y TradicionesPopulares,
XLIII, 1988, pp. 175-195.
Sntclia Áurea. Actas del III Congreso de la A1SO,
ÍÍI, Toulouse-Pamplona, 1996
AISO. Actas III (1993). Victoriano RONCERO LÓPEZ. La novela bufonesca: «La picar...
 
456 V. RONCERO PEZ
La cuestión de la determinación del receptor cobra una gran importancia en eldiscurso bufonesco. Los escritores demuestran especial interés en acotar el público al quese dirigen, que ya aparece individualizado desde los distintos preliminares. En ladedicatoria de
La picara Justina
López de Ubeda afirma que ha sido compuesta para quedon Rodrigo Calderón, hombre de confianza del Duque de Lerma, «descanse algún ratodel trabajo y peso de los gravísimos negocios en que v. m. sirve a la persona Real denuestro Catholicísimo César y Universal Monarcha y a estos reinos»
3
. En este caso nosólo se destaca la persona a la que ha sido dirigida la novela, sino que también hacereferencia a su finalidad: entretener al noble. Pero no es este el único detalle queindividualiza el auditorio de este discurso bufonesco, la aparición de ciertos episodiosnarrados de una forma críptica, imposible de descifrar para un lector no iniciado, es decir,en este caso no cortesano, demuestra la intencionalidad de López de Úbeda de escribir unaobra de entretenimiento para un cierto grupo de nobles que se divertirían con lasalusiones burlescas y maliciosas del médico chocarrero. Además la obra, como muy bienha resumido Rey Hazas, tiene una clara intención propagandista: defender la hidalguía dedon Rodrigo Calderón, a cuyo séquito pertenecía el autor
4
.Este mismo público aristocrático se constituye en el destinatario del
EstebanilloGonzález.
En el prólogo «A el lector» se afirma que la obra está dedicada al Duque deAmalfi, y que pretende «con este pequeño volumen dar gusto a toda la nobleza», paraañadir más adelante que ha de servir «de presente y de regalo a los príncipes y señores ypersonas de merecimiento»
5
. La autobiografía, por tanto, ha sido escrita teniendo enmente al Duque de Amalfi, en primer lugar, y después a los monarcas y al resto de lanobleza, constituidos en destinatarios únicos de la primera edición, pues ésta apareció enforma no venal en Amberes en 1646
6
. Pero existe otro motivo que apoya laintencionalidad elitista de esta novela, motivo que continúa la tradición petitoria de laliteratura bufonesca anterior: la narración de sus servicios debe servir de recordatorio a suseñor para que permita al truhán retirarse a Ñapóles «a disfrutar de la casa de juego que leconcedió el rey Felipe IV» (II, p. 369) y pasar allí sosegadamente sus últimos años, dela misma manera que los pasó en su retiro de Yuste el emperador Carlos V.El ambiente cortesano y la tradicional concepción de la locura en que desde la épocaclásica se hallan inmersos los bufones les confería una libertad de expresión que estabavedada a otros grupos o individuos. En el
Elogio de la locura
Erasmo reflejaba esapermisividad de que gozaban los locos:Peligroso es, desde luego, ir a los reyes y poderosos con la verdad por delante; pero estepeligro tórnase provechoso para mis locos, puesto que hasta las injurias se las escuchan
3
La picara Justina,
ed. Antonio Rey Hazas, Madrid, Editora Nacional, 1977, vol. I, p. 69. Todas lascitas de esta novela están tomadas de esta edición, por lo que en adelante me limitaré a indicar volumen ypágina.
4
«Introducción», ed. cit, pp. 17-19.
5
La vida
y
hechos de Estebanillo González,
ed. Antonio Carreira y Jesús Antonio Cid, Madrid,Cátedra, 1990, vol. I, pp. 14-15. En adelante me limitaré a indicar volumen y página.
6
Marcel Bataillon, «Estebanillo González, bouffon "pour rire"», en R. O. Jones, ed.,
Studies inSpanish Literature of the GoldenAge. Presented to Edward M. Wilson,
Londres, Tamesis Books, 1973, p. 32.
AISO. Actas III (1993). Victoriano RONCERO LÓPEZ. La novela bufonesca: «La picar...
 
LA NOVELA BUFONESCA...
457
con deleite, y aquello mismo que expresado por un sabio triste le llevaría a la horca,produce en labios de un imbécil alegre extraordinario regocijo
7
.De esta libertad de expresión hacen uso tanto López de Úbeda como el autor del
Estebanillo González.
En ambas obras, el narrador asume el papel de censor de lasociedad que aparece diseccionada y distorsionada a través de un humor y de una ironíacorrosivos. Sin embargo, ambos bufones se hallan lejos de convertirse en predicadores,ya que como afirma Justina: «no quiero predicar porque no me digan que me vuelvopicaro a lo divino y que me paso de la taberna a la iglesia» (II, p. 591). La actitudirónico-burlesca informa
La picara Justina;
López de Úbeda desde el principio de sudiscurso instaura como principio regente la dicotomía entretenimiento-enseñanza moral,dicotomía que encubre la crítica de unos valores (hidalguía, valentía, etc.) que pretendedesvirtuar. Para destacar esta intencionalidad moralizante coloca al final de cada capítuloun «aprovechamiento» jocoso, que rara vez guarda relación con lo que la narraciónconcluye, pero con el que el médico chocarrero se burla de la literatura profana de suépoca, sobre todo del
Guzmán de Alfarache,
que pretende como fin último lamoralización, y de la literatura religiosa que mezcla con los conceptos divinos elementosprofanos (I, p. 73).En
La picara
la crítica se presenta en dos niveles: el primero de ellos se deducefácilmente de la narración de los hechos; el segundo necesita ser descifrado, pues se hallaoculto por un estilo «a menudo tan ininteligible como
Paradiso»
B
,
y por unas alusionescrípticas inteligibles para el público cortesano al que iba dirigida la obra, pero casiimposibles de desvelar para el lector moderno carente de las claves necesarias. Del primertipo tenemos un buen ejemplo en el principio de la novela en el cual se burla de laobsesión por la limpieza de sangre de los españoles al presentar un árbol genealógicolleno de antepasados moriscos y judíos. Del segundo tipo tenemos, entre otros, elsiguiente ejemplo: «Y que son mis cabellos de manera que, si me toco de almirante,temo barajas de postre, no tanto por el chinchón (que como ha tanto que soy condesa deCabra no temo golpes de frente)» (I, p. 93). En esta anfibología se aprecian claramentelas referencias al Duque de Medina de Río Seco, Almirante de Castilla, a los Condes deBarajas y de Chinchón, así como a la Condesa de Cabra y a unas disputas entre ellos,pero el desconocimiento de los hechos concretos a los que se refiere López de Úbeda haceque el lector no pueda apreciar en su totalidad la burla que encierra el párrafo.La misma conciencia de esta libertad de expresión se refleja en el
Estebanillo,
puesya en el mismo prólogo en verso el bufón nos anuncia que sus burlas «van mezcladascon veras» (I, p. 23). La tradición que exponía Erasmo en su
Elogio de la locura
reflejaesta dualidad de funciones que establece Estebanillo, que asume de este modo el papel depayaso-consejero del gobernante. El conocimiento y apego a esta tradición aparecenexplicitados con la descripción de la bufonería como «arte liberal», cuyos miembros son«provechosos para decir a sus emperadores libremente los defectos que tenían y lasquejas y sentimientos de sus vasallos, y para divertirlos en sus melancolías y tristezas»
7
Erasmo,
Elogio de la locura,
traducción de Antonio Espina, Barcelona, Planeta, 1987, p. 60.Francisco Rico,
La novela picaresca y el punto de vista,
Barcelona, Seix Barral, 1976, p. 120.
AISO. Actas III (1993). Victoriano RONCERO LÓPEZ. La novela bufonesca: «La picar...

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->