Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
2Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Un Libro Olvidado

Un Libro Olvidado

Ratings: (0)|Views: 510|Likes:
Published by CESAR ACHING GUZMAN

More info:

Published by: CESAR ACHING GUZMAN on Sep 07, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

09/07/2012

pdf

text

original

 
UN LIBRO OLVIDADO
 
"TEORÍA Y TÁCTICA DEL APRISMO,VICTOR RAUL HAYA DE LA TORRE
1
 
por 
Miembro del Consejo Directivo de
 Licenciado en Sociología (PUCP). Maestría en Ciencias Políticas (UPIGV-ICD). CatedráticoUniversitario.Publicación Nº 21, registro de
Contenido
I. Introducción
Ha sido muy frecuente que a los grandespensadores e ideólogos, tanto peruanos comolatinoamericanos, se les asocie con un determinadolibro. Así, José de la Riva Agüero con
Carácter de laLiteratura del Perú Independiente
, Víctor AndrésBelaúnde con
La Realidad Nacional
, José CarlosMariátegui con
7 Ensayos de Interpretación de laRealidad Peruana
, Luis Alberto Sánchez con
LaLiteratura Peruana
y Antenor Orrego Espinoza con
Pueblo Continente
. El caso de Víctor Raúl Haya dela Torre no es definitivamente una excepción. Todolo contrario, la mayoría de los estudiosos sobretemas políticos sostienen que lo medular de suideario se encuentra en
El Antiimperialismo y elAPRA
. Sin embargo, permítasenos sostener que sibien esta línea de pensamiento es a grandes rasgoscorrecta tiene un riesgo que es importante que loexplicitemos y es el siguiente: el privilegiar algunostextos sobre otros puede llevarnos a desconocer o
1
 
HAYA DE LA TORRE, Víctor Raúl (1931). Teoría y Táctica del Aprismo. En: Obras Completas de Víctor Raúl Haya de la Torre.Cuarta edición. Lima: Mejía Baca, 1985, T. I, pp. 179-214.
 
en el menor de los casos a minimizar otros materiales donde el autor puede haberdesarrollado toda una serie de temáticas que por una serie de razones no tuvieron cabida ensu obra principal. De tal manera que una obligación intelectual ineludible es tratar derescatar del "olvido" o del "silencio" algunos materiales para poder tener una imagen máscompleta y coherente de los que su pensamiento político. Y justamente, este es el caso de
Teoría y Táctica del Aprismo
2
que salió editado en 1931 y que hoy nosotros lo rescatamosy que en las siguientes hojas intentaremos realizar un análisis crítico.
II. "El problema del indio" (V-1927)
Esta carta tiene una gran trascendencia a pesar de pocas veces ha sido reconocida como talpor la llamada crítica porque definitivamente es uno de los pocos textos donde Haya seexplaya más amplia y profundamente sobre la temática del indio peruano. Podemos dividirlaen dos partes: la primera, donde el autor hace una suerte de conceptualización sobre lasituación del indio, y la segunda, en el que delinea u esboza una alternativa de cambio.Su diagnóstico parte de lo que ya hace algunos años Manuel González Prada había señaladoen Horas de Lucha sobre que la causa central que explica la condición del indio es de un netocarácter socio-económico.
"La causa del indígena peruano -como la del ecuatoriano, boliviano, argentino, comola del indígena todo de América que constituye el 75 % de nuestra población- es causasagrada, no porque el indio sea indio, vale decir que no sea blanco, sino porque el indio en su gran mayoría es explotado... Nosotros concebimos el problemaeconómicamente, clasísticamente
3
".
Pero si bien retoma esta idea de González Prada hay que señalar que en esos años laperspectiva teórica del joven trujillano era de clara factura marxista. Es decir, estamos anteun problema fundamentalmente económico y en tal sentido las tesis que se sustentan desdeun paradigma étnico-racial son totalmente desechadas en la medida que ignoran el hechoindiscutible de la explotación del indio. Pero, la postración del indio no se limita sólo a losestrictos marcos nacionales sino que tiene una extensión latinoamericana."Valcárcel ha dicho, y coincidimos, que el problema del indio es internacional. Para quieneshemos recorrido América, esto es absolutamente cierto...Lo internacional del problema está,pues, en que no es un problema regional, sino un problema de clase. No es del sur ni delnorte, ni del poniente, ni del este; es internacional. Es el indio explotado desde México(antes de la Revolución) hasta Chile y la Argentina por el hacendado, gamonal o latifundista,por el señor feudal que importó España y sostiene el españolismo económico aún imperanteen nuestra América
4
".Llama la atención y pensamos que es digno de mencionarse que junto a estos dos factores -económico e internacional- existe en Haya una determinada visión de lo que podríamosllamar el carácter o naturaleza de la sociedad incaica.
2
 
Teoría y Táctica del Aprismo no es propiamente un libro en el sentido convencional del término sino más bien un conjuntode documentos -dos cartas y un ensayo-: "El problema del indio", que es una carta al grupo indigenista cuzqueñoResurgimiento, "El aprismo como credo civil; de nuestra América", que es también una carta pero esta vez dirigida alintelectual y político costarricense Víctor Guardia Quiros, y "La reforma universitaria", que es un ensayo donde explora lasdiversas interpretaciones que se han formulado sobre este movimiento juvenil que tuvo alcances latinoamericanos.
3
HAYA DE LA TORRE, Víctor Raúl (1931). Ob., cit., pp. 182-183.
4
 
HAYA DE LA TORRE, Víctor Raúl (1931). Ob., cit., pp. 184-185.
 
"El indio americano, que en México, Colombia y Perú había llegado a lo que Joyce hallamado el barbarismo magnífico (South American Archaeology), con concepciones políticas y sociales realmente extraordinarias y en cuanto a los Incas se refiere, sin paralelo en su época y en todos los estados correspondientes de progreso decualquier otro pueblo del mundo, vio detenido su camino, avanzando hacia lacivilización, por imposición del feudalismo. El comunismo primitivo en el imperioincásico había avanzado hacía una organización donde no hubo pobreza porque el  producto de las tierras del Estado, estaba almacenado y listo para el avituallamientode una expedición o para aliviar el hambre en cualquier rincón del imperio y lacondición del Perú estuvo más cerca de los ideales de las doctrinas socialistas queningún otro país del mundo, sea que admitamos el concepto de Lewis Morganaceptado por Engels y por Payne, acerca del estado medio de barbarismo de lassociedades indígenas americanas Mexicanos, Chibchas y Peruanos, sea queadmitamos la concepción bien conocida de Spengler (The Decline of the West) sobrecivilizaciones y culturas, es indudable que Incas y Aztecas habían llegado a unextraordinario grado de adelanto y lo que Federico Engels, el genial compañero deMarx escribe en la obra y el capítulo citado: La Conquista de los Españoles, cortó todoulterior desarrollo independiente es una verdad irrefutable
5
".
Si bien es cierto que calificar al Imperio de los Incas como una sociedad comunista osocialista puede parecer a los ojos de las ciencias histórico-sociales de hoy en día como algomuy discutible es importante ubicarse en las coordenadas históricas de esos años yespecialmente en el nuevo discurso histórico que surge con la emergencia de los sectoresmedios limeños y provincianos en el período que Alberto Flores Galindo y Manuel Burga,retomando una vieja denominación basadriana, llaman la crisis de la República Aristocrática.Una consecuencia de esta lectura histórica es concebir la historia del Perú como la luchaentre la comunidad indígena y la hacienda. Veamos:
"El conflicto económico histórico del Perú desde la destrucción del estado comunistaincaico, está planteado entre la Comunidad, -institución representativa de laorganización social y económica nacional- y el latifundio -institución representativa dela organización social y económica extranjera española, impuesta al pueblo peruano por los invasores-. Si revisamos detenidamente la historia social del Perú desde laconquista española, nos encontraremos con ese conflicto permanente: el latifundiocontra la comunidad. Repito: el latifundio es lo extranjero y la comunidad lo nacional;el latifundio representa la conquista, la invasión, los godos y los neogodos, la clasedominante, en una palabra el civilismo; y la Comunidad representa la nación, es latradición social del Perú, es la vértebra económica de una organización que perdió poder político que le arrebató el latifundio -los sistemas feudal o gamonalismo-, tuvoel poder político en el coloniaje y lo retiene en la república. Latifundistas los Godos y Neogodos. El latifundio ha tenido y tiene en sus manos todas las instituciones políticas, el Estado en una palabra. Nosotros no somos país industrial y nuestra clasecapitalista o comerciante, nuestra burguesía nacional propiamente dicha es débil ensí y depende de la fuerza y del apoyo del latifundio que sostiene la clase dominante, laminoría privilegiada. De los cinco millones de hombres que probablemente -carecemos de cifras exactas- viven en el territorio nacional, no llega a un millón el número de los habitantes de las ciudades y de los villorrios. Cuatro quintas partes de
5
 
HAYA DE LA TORRE, Víctor Raúl (1931). Ob., cit., pp. 185.
 

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->