Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
5Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
El Agua y La Arquitectura Sagrada

El Agua y La Arquitectura Sagrada

Ratings: (0)|Views: 137|Likes:
Published by Natalia Valentina

More info:

Published by: Natalia Valentina on Sep 22, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/13/2013

pdf

text

original

 
25
No existe lugar sagradosin agua subterránea
 Junto a las grandes corrientes telúricas el agua es elelemento que define claramente la ubicación adecua-da para la construcción de una iglesia.
Siempre quetenemos una iglesia encontraremos en ella aguasubterránea
, como mínimo una gran corriente en di-rección este - oeste,coincidiendo con eleje principal de laiglesia, y que se su-perpone normalmen-te a uno de los ejesimportantes de la redsagrada, dependien-do de la importanciade dicha iglesia. Sue-le existir también unmínimo de otras doscorrientes perpendi-culares que cortanel santuario en trespartes, siguiendo elesquema de la cons-trucción del templode Salomón. Y es po-
a mporanca e agua es an grane que s ecmos e un ao que s no ay correne ercasimbolizada por el dragón) no hay iglesia podemos afirmar con la misma rotundidad que si no hay  gua subterránea no existe la iglesia. El agua interviene en el proceso de cambio y de transferencias deas energías. Es ella la que religa en la naturaleza viva todas las partículas entre ellas y se sabe que esapaz de conservar sus propiedades o de adquirir nuevas, según la manera como circula. El agua se daen el templo poniendo en resonancia la tierra y el cosmos; sirve de resonador a los rayos cósmicos. Y nuestro cuerpo, verdadero templo en el tiempo presente, está formado fundamentalmente por agua.
sible encontrar varias corrientes más. En los trabajosque hemos realizado en Villalcázar de Sirga hemos en-contrado seis corrientes perfectamente diferenciadasde agua, además del pozo.
Estas corrientes de agua ya las hemos encontradodesde la construcción de los grandes megalitoscomo menhires y dólmenes.
Sabemos que un men-hir está construido sobre un cruce como mínimo de doscorrientes de agua subterránea, mientras que el dolmentiene como mínimo una corriente de agua que lo re-corre en su longitud. A veces los dólmenes giran y nohacen más que seguir la dirección de la corriente. En losmenhires nos encontramos a mayor número de vetas deagua una mayor concentración de todas las redes telúri-cas y cósmicas en dicho punto de intersección.Este fenómeno de giro de los dólmenes lo encontramostambién en algunas iglesias que nos sorprenden por noseguir un trazado regular, como por ejemplo la de SanPedro de Frómista, en pleno Camino de Santiago, querefleja perfectamente este fenómeno de la importanciaque le llegan a dar los maestros canteros al agua,
ha-ciendo que el eje de la iglesia continúe sobre lapropia dirección de la corriente
. Como podéis com-probar en la foto (página siguiente) el eje de la iglesiano se corresponde para nada con el del altar.
Panta e a igesia e Viazar Sirga con as corrientes e agua. 
Geobiología
 
2
Sabemos también por los trabajos de
Blanche Mer-tz
1
de la existencia de estas aguas subterráneas en lasgrandes construcciones egipcias, en Teotihuacán, enlas grandes construcciones sagradas de toda la humani-dad.
Hay que subrayar de nuevo la presencia repetida e un agua subterránea en los lugares cumbre.
Cadavez se hace más evidente el hecho de que esta sustan-ia fluida y movediza garantiza una vibración esencial básica y se convierte en un soporte permanente in-ispensable.
La mitología india representa el curso de agua mediante la Serpiente, el Nâga, o Naja de siete abezas, que expresa la fecundidad infinita.” 
gua imprescindible
Es tan importante la presencia del agua en las igle-sias que cuando los maestros, por cualquier motivo,la necesitan en puntos precisos,
la canalizan de unmodo artificial
hacia donde ellos quieren. Suelenutilizar conductos cónicos, que se encajan los unosen los otros, bien de teja, a veces de gres. Así se haencontrado en Chartres y en Santiago de Compostelauna misma estructura energética compuesta por 14canalizaciones de agua subterránea que confluyen enun único punto, intersección de todas las corrientes deagua (en el coro en Chartres, detrás justo de la figuradel santo en Santiago de Compostela).En la iglesia de Santiago las corrientes de agua estánseñaladas en el deambulatorio por la presencia de 14incrustaciones de mármol negro en el enlosado. Sinembargo, en las reformas realizadas últimamente enla catedral y con la buena intención de resolver cues-tiones de humedades, se han cegado con cemento lascanalizaciones realizadas por los maestros canteros, loque en mi opinión, y en la de muchos investigadoresde este campo, supone una barbaridad, pues rompetodo el esquema de trabajo de los propios maestroscanteros, en sus objetivos vibratorios y energéticos.
Sería realmente importante en cualquier tipo dereforma de una iglesia respetar en la medida delo posible el espíritu que los maestros de obraquisieron dejar en su creación, para que la iglesiapueda cumplir la función para la que realmenteestá destinada y no se quede como una mera car-casa de piedra que sólo podemos valorar desdelas perspectivas artísticas, según criterios muy re-cientes.
emos podido comprobar como con buenasintenciones a algunas iglesias, con el fin de resolverhumedades, se les ha drenado, desviado cuando noeliminado el agua subterránea, y a continuación estasiglesias han dejado de vibrar.Cuando los maestros canteros no encuentran agua enuna zona donde la necesitan recurren a la llamada
memoria del agua
. Ellos usan entonces caminos en elsubsuelo de cantos rodados de río que llevan dichamemoria del agua, consiguiendo de un modo vibrato-rio lo que necesitan. Se han encontrado estos lechos decantos de río en las iglesias de Trie-sur-Baïse, Orcival(en esta sólo en parte) o Bois-Sainte-Marie.
La señalización del agua
Además de las marcas ya señaladas
podemos encon-trar también en la misma arquitectura los signosdel agua subterránea
. Ocurre por ejemplo con
ascapillas radiales
que encontramos en algunas igle-sias, que están en referencia clara a determinadas cor-rientes de agua naturales o artificiales, y que permitenuna repartición de las energías en la iglesia. Así 
MaxMandar
ha encontrado en la iglesia de Courgnon (Au-verne) como todas las capillas colaterales están baña-das por una corriente canalizada.
Los capiteles
también nos pueden dar claves en refer-encia a la existencia de corrientes de agua subterránea:figuras marinas como
peces
, mitológicas como
sirenas
de una o de dos colas (señalando la existencia de unao dos corrientes de agua subterránea). Según
 JacquesBonvin
, las
ho-jas del aliso
enlos capiteles sue-len señalar clara-mente la existen-cia de aguas sub-terráneas, cuan-do no de crucesde las mismas.Para los celtas elaliso es el árbolbajo el cual cor-
Interior e a igesia e San Pero e Frómista.Pez y dragón esculpidos en un capitel.
 
27 
Imágenes del río Ganges.
ían las fuentes sagradas; considerado como mágico,de madera imputrescible, siempre está asociado a lasimbólica del agua.
Muchas cruces
que encontramos en los caminos (enGalicia los famosos
ruceiros 
señalan muchas vecespuntos de agua subterránea, siendo en principio el ejehorizontal de la iglesia el que suele dar la dirección dela corriente. En no pocas ocasiones encontramos ver-daderos cruces de agua debajo de dichas cruces.
El pozo
Uno de los temas más importantes respecto al aguaen su relación con la arquitectura sagrada vienedado por l pozo, que cumple una función detoma de tierra natural: permite armonizar el lugarderramando el exceso de fuerzas cósmicas y telú-ricas; preserva así el lugar sagrado. Las fuentes ylos pozos, al igual que las mareas, están sometidosa la influencia de la luna. El agua de las fuerzasfrías lunares equilibra las energías calientes y sola-res del lugar sagrado. El pozo que existe dentro dela encomienda templaria de Villalcázar de Sirga,en pleno Camino de Santiago, lo encontramos enla zona norte de la iglesia, en la zona más lunar ysimbólica de trabajo interior.
Este pozo con su nivel de agua no tiene nada que vercon el llamado
pozo druídico, que no ha tenidonunca agua subterránea.s un amplificador deenergías telúricas que va a servir de alguna maneracomo caja de resonancia de las energías evoluti-vas.
Está alimentado generalmente por lo que se llamael
túnel druídico 
, que tiene por fin llevar las energías aun punto preciso sin causar interferencias con las crea-das por el edificio que está por encima de él. De lamisma manera que los canales de la iglesia llevan elagua, o la información del agua, el túnel druídico con-centra la energía telúrica en su punto de focalizaciónmáximo, a fin de crear un vórtice donde se van a reunirtodas las energías del cielo y de la tierra.
El agua: realidad y símbolo
Según los trabajos de Jacques Bonvin,
“la primera co- rriente de agua, la que se encuentra más cerca de la  puerta oeste de la iglesia, va a jugar un papel de filtro.Simbólicamente corresponde al atravesamiento del Jor- dán por el Peregrino. Es un símbolo de purificación en el agua renovada del bautismo. Es el lugar donde además se suele colocar la pila bautismal, en correspondencia con la parte más pesada, más telúrica de la iglesia, en re- lación con esta primera corriente. La Segunda corriente de agua […] es la que, sobre el plano de las energías, va a hacer el corte entre la parte telúrica y la parte cósmica.La última corriente de agua va a marcar el límite entre el Santo de los Santos y el resto de la iglesia, entre las aguas superiores y las aguas de abajo, conforme a la en- señanza del 
Génesis
(1,7) que distingue ‘las aguas que están por encima del firmamento de aquellas que es- tán por debajo’ de la iglesia.” 
2
En este sentido la iglesiasería como una gran nave invertida, un gran navío, quesurca con su quilla las aguas del cielo. Siguiendo con el
Génesis 
,
“es sobre las aguas que el Espíritu de Dios pla- nea para operar la creación del mundo” 
En el segundodía, Dios dice: “
Que haya una extensión entre las aguas 
Igesia e Santa María e Bareyo: representación de hojas de aliso en un capitel.Cruceiro.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->