Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
7Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
FERGUSON - Diglosia (Retipiado)

FERGUSON - Diglosia (Retipiado)

Ratings: (0)|Views: 1,209|Likes:
Published by gonblanco4785

More info:

Published by: gonblanco4785 on Sep 25, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/05/2014

pdf

text

original

 
Diglosia
Charles Ferguson
Publicado originalmente con el título de “Diglossia” en
Word
, 15, 1959, pp. 325-340. Tomado de P. Garvin y Y.Lastra,
 Antología de estudios etnolingüísticos y sociolingüísticos
, (trad. Joaquín Herrero), UNAM, 1974, pp. 247-265.
En muchas comunidades lingüísticas se presenta el fenómeno de que algunos hablantesusen dos o más variedades de la misma lengua de acuerdo a diferentes circunstancias. Tal vezel ejemplo más corriente es el caso de una lengua estándar y un dialecto regional, tal comosucede por ejemplo en el italiano o en el persa, en que muchas personas usan el dialecto enfamilia o con amigos de la misma área dialectal, pero usan la lengua estándar para comunicar-se con hablantes de otros dialectos o en actuaciones públicas. Existen, sin embargo, ejemplosmuy dispares del uso de dos variantes de una lengua en una misma comunidad lingüística. EnBagdad, los árabes cristianos hablan el dialecto “árabe cristiano” cuando hablan entre sí, peroemplean el dialecto general de Bagdad o “árabe musulmán” cuando se dirigen a un grupomixto. En el transcurso de los últimos años se ha notado un renovado interés por el estudio deldesarrollo y característica de las lenguas estándares (ver especialmente Kloss 1952, con suvaliosa introducción sobre estandarización en general). El presente trabajo, precisamente paraseguir esta línea de interés, intenta examinar cuidadosamente un modo particular deestandarización en el que dos variedades de una lengua coexisten en todo el ámbito de lacomunidad, teniendo que cumplir cada una de ellas una función definida. Introducimos aquí eltérmino “diglosia”, tomado del francés
diglossie
, que se ha venido aplicando a este caso, puestoque no existe en inglés una palabra propia para designarlo: otras lenguas europeas usangeneralmente el término “bilingüismo” también en este sentido. (Los términos lenguaje,dialecto y variedad se emplean aquí sin una definición precisa. Se supone que aparecen losuficientemente en concordancia con el uso establecido, de modo que su empleo para nuestropropósito no resulte ambiguo. Empleamos también el término “variedad superpuesta” sindefinición: significa la variedad que sin ser primaria, “nativa” para los hablantes de que setrata, puede ser aprendida juntamente con aquella. Finalmente, en este trabajo no se pretendeexaminar una situación análoga, como podría ser la de dos lenguas diferentes —relacionadas ono— que se usan paralelamente en la misma comunidad lingüística, cada una con funcionesclaramente definidas.Es muy probable que esta situación especial esté bastante extendida en comunidadeslingüísticas, aunque rara vez sea mencionada y aún más rara vez sea descrita satisfactoriamen-te. Una explicación completa de este fenómeno puede aportar considerable ayuda al tratar losproblemas que lleva consigo la descripción lingüística en lingüística histórica y en tipologíadel lenguaje. El presente estudio debe ser considerado como preliminar ya que se requieremucho mayor cúmulo de datos históricos y descriptivos; nos proponemos caracterizar ladiglosia seleccionando cuatro comunidades lingüísticas con sus lenguas (llamadas de aquí enadelante lenguas definidoras), que pertenezcan claramente a esta categoría, y describiendo losrasgos comunes que parezcan dignos de clasificación. Las lenguas definidoras seleccionadasson el árabe, el griego moderno, el germano suizo y el criollo haitiano.Antes de iniciar la descripción, conviene hacer una aclaración. No se presupone que ladiglosia sea un estadio que aparece siempre y solamente en un punto determinado de ciertalínea evolutiva, por ejemplo en un proceso de estandarización. La diglosia puede desarrollarsea partir de orígenes diversos y terminar en diferentes situaciones lingüísticas. De las cuatrolenguas definidoras, la diglosia árabe parece tan antigua como el conocimiento que tenemosdel árabe, y la lengua “clásica” superpuesta ha permanecido relativamente estable; mientrasque la diglosia griega, aunque entierra sus raíces muchos siglos atrás, sólo alcanzó su pleno
1
 
desarrollo a principios del siglo XIX, con el renacimiento de la literatura griega y la creaciónde un lenguaje literario basado en gran parte en formas previas del griego literario. La diglosiagermano suiza se desarrolló como resultado de un prolongado aislamiento político y religiosode los centros de estandarización lingüística alemana; en tanto que el criollo haitiano surge dela criollización de un francés
 pidgin
, y de la presencia de un francés estándar llegado mástarde para desempeñar el oficio de la variedad superpuesta. Al final de este trabajo haremosalguna especulación sabre sus posibilidades de desarrollo. Por comodidad en las referencias, lavariedad superpuesta en la diglosia será designada como variedad A (alta), o simplemente A, ylos dialectos regionales serán designados como variedades B (bajas) o colectiva y simplementeB. Todas las lenguas definidoras tienen nombres propios para las variedades A y B, como sepuede ver en el cuadro siguiente.
A es llamadoB es llamadoÁRABE
Clásico (A)alfuhaalāmmiyyah, addārijEgipcio (B)ilfaih, innahawiilāmmiyya
GERMANO SUIZO
Alemán estándar (A)Schriftsprache[Scweizer] Dialekt,SchwizerdeutschSuizo (B)HoochtüütschSchwyzertüütsch
CRIOLLO HAITIANO
Francés (A)françaiscréole
GRIEGO
A y Bkatharévusadhimotikí 
El citar palabras de esas lenguas, de un modo consistente y exacto, presenta problemasaleccionadores. En primer lugar, ¿debemos clasificar las palabras en su forma A. en su formaB. o en ambas? En segundo lugar, si las palabras son citadas en su forma B, ¿qué clase de Bdebe escogerse? En griego y criollo haitiano parece claro que debe escogerse el lenguajeconversacional ordinario de Atenas y Puerto Príncipe respectivamente. En el caso del árabe ydel germano suizo, la elección tiene que ser arbitraria, y recurriremos aquí al lenguajeconversacional ordinario de la gente culta de El Cairo y Zürich. En tercer lugar, ¿qué escrituradebe emplearse para representar B? Ya que en ningún caso se da una escritura de B aceptadapor todos, parece apropiado adoptar algún tipo de transcripción fonémica o cuasifonémica.Se ha hecho la siguiente selección. Para el criollo haitiano se ha escogido la ortografía deMcConellL.aubach, ya que es aproximadamente fonémica y tipográficamente simple. Para elgriego se ha adoptado la transcripción del manual
 
Spoken Greek
puesto que trata de ser fonémico: una transliteración de la escritura griega parece menos satisfactoria no sólo por servariable, sino también por resultar muy etimologizante por naturaleza y muy poco fonémica.Para el germano suizo se ha adoptado la escritura defendida par Dieth (1938) que es de unaconsistencia digna de confianza; aunque no indica todos los contrastes fonémicos y quizás enalgunos casos indica alófonos, parece una buena sistematización que no modifica apreciable-mente las convenciones de escritura más usadas para escribir material del dialecto germanosuizo. El árabe, como el griego, usa un alfabeto no romano, pero la transliteración es aúnmenos posible que en el griego, en parte otra vez por la variabilidad de la escritura, pero másaún a causa de que en el árabe egipcio conversacional no se indican muchas vocales, y todaslas demás a menudo se indican ambiguamente; la transcripción aquí escogida se apoyafirmemente en los sistemas tradicionales de los semitistas, y es una modificación aplicada alegipcio del esquema empleado por AlToma (1957).El cuarto problema es el de cómo representar A. Para el germano suizo y el criollohaitiano debe emplearse la escritura del alemán y francés estándar respectivamente, aunqueen ambos casos oculte ciertas semejanzas entre los sonidos de A y B. Para el griego podría
2
 
emplearse la escritura ordinaria en caracteres griegos o una transliteración. Pero como losconocimientos de pronunciación de griego moderno no son tan amplios como los de pronun-ciación francesa o alemana, el efecto engañador de la ortografía es más serio en el caso delgriego, y por eso empleamos la transcripción fonémica. El problema más arduo lo constituye elárabe. Las dos alternativas más claras son 1) una transliteración de la ortografía árabe(debiendo suplir el que transcribe las vocales no escritas) o 2) una transcripción fonémica delárabe tal como puede ser leído por un hablante del árabe de El Cairo. Hemos optado por lasolución 1), de acuerdo otra vez con el procedimiento de AlToma.
1. Función
Uno de los rasgos más importantes de la diglosia es la función especializada de A y B. Enun grupo de situaciones sólo A resulta apropiada, y en otro sólo B, y es muy leve la superposi-ción de estos dos grupos. Como ejemplo damos una muestra de posibles situaciones, indicandola variedad usada normalmente:
AB
Sermón en la iglesia o mezquita xÓrdenes a sirvientes, camareros. Trabajadores, oficinistas xCarta personalxDiscurso en el Parlamento, discurso políticoxConferencia en la UniversidadxConversación con la familia, amigos, colegasxNoticias par radioxComedias radiofónicas xEditorial de un diario, narración de noticias, subtitulo de una ilustración xSubtitulo de una caricatura política xPoesíaxLiteratura folclóricax
La importancia del uso de la variedad correcta en la situación apropiada difícilmente puedesobreestimarse. Un extraño que aprenda a hablar con fluidez y exactitud B. y la emplea luego enun discurso formal, hace el ridículo. Un miembro de la comunidad lingüística que use A en unasituación puramente conversacional o en una actividad ordinaria e informal, hace igualmente elridículo. En todas las lenguas definidoras es normal que alguien lea en voz alta un diario escritoen A y luego pase a discutir el contenido del diario en B. Es igualmente típico escuchar undiscurso formal en A y luego discutirlo, frecuentemente con el mismo orador, en B.(Por lo que se refiere a la educación formal, la situación es frecuentemente más complica-da. En el mundo árabe, por ejemplo, la parte formal de clases en la Universidad se da en A,pero gran parte de las explicaciones y reuniones de grupo pueden tenerse en B. especialmenteen ciencias naturales en conntraposición a las humanidades. Aunque por prohibición legal elprofesor no puede usar B en las escuelas secundarias de algunos países árabes, sin embargo,con frecuencia debe emplear una parte considerable de su tiempo para explicar en B el sentidodel material presentado en A en libros y clases.)Las dos últimas situaciones de la lista anterior merecen comentarios. En todas las lenguasdefinidoras se escribe algo de poesía en B, y un grupo reducido de poetas compone en B y A,pero el estatus de las dos clases de poesía es muy diferente y en el conjunto de la comunidad
3

Activity (7)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
Scarlett Martini liked this
anaclara00 liked this
Scarlett Martini liked this
Claudia Martinez liked this
vithurburu4891 liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->