Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Blanco JA, 2010. Ganar Afganistán Para Los Afganos, Revista Ejército No. 826

Blanco JA, 2010. Ganar Afganistán Para Los Afganos, Revista Ejército No. 826

Ratings: (0)|Views: 190|Likes:
---
---

More info:

Published by: Foro Militar General on Sep 29, 2012
Copyright:Public Domain

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/25/2013

pdf

text

original

 
Vista la mejoría de Iraq, lanueva administración del presi-dente Obama ha decidido cen-trarse en introducira Afganistánen el camino de la estabilidad ysacarlo de la deriva cada vezmás violenta en la que se hun-de el país. En estos años, la co-munidadinternacional no haconseguido ninguno de sus ob- jetivos: no ha destruido la redterrorista global de Al Qaeda,elpaís no está organizado ni esestable,sigue entre los diezmás pobres del mundo y el nar-cotráfico ocupa niveles mayoresque los de antes de la invasión.Son muchos los errores co-metidos y la mayoría se co-nocen. Aunque desde elprincipio los aliados no hancompartido las mismas prio-ridades, al menos deberíanalcanzar un consenso en losobjetivos. En muchos de loscontribuyentes se mantieneaún la perspectiva de losBalcanes: operaciones deestabilización sin uso de lafuerza, confiando en que elpaso del tiempo consolide elproceso, lo cual les ha he-cho reacios a desarrollar operaciones ofensivas, cen-trándose en patrullas y acti-tudes puramente defensivas.80
REVISTA EJÉRCITO
N. 826 ENERO/FEBRERO
2010
Jesús Alonso Blanco.Comandante. Artillería. DEM.
 Mulá Abdullah, jefe de laInteligencia talibándel Mulá Omar 
 
Por otro lado, la actividad políti-ca y económica se ha centradoen Kabul y las ciudades dondeexisten PRT, por lo que el restode la población afgana (casi el70%) tiene una visión delestadocomo corrupto e ineficaz.Estados Unidos intenta ana-lizar los elementos que le hanllevado a reconducir la situa-ción en Iraq, conscientes deque ciertas similitudes podríantratarse de forma similar. Noobstante, una de las leccionesmás importantes en la guerracontra la insurgencia es que lassoluciones de un lugar son difí-cilmente traspasables a otro. Aún así, la base del proceso nocambia: conocer al enemigo ya la población sobre la que sedesarrollan las operaciones.
INSURGENCIA AFGANA:COMPRENDER AL ENEMIGO
Para plantear una operacióncoherente debemos conocer ycomprender perfectamente alenemigo al que nos enfrenta-mos: motivaciones, objetivos,estructuras, apoyos sociales,apoyos externos y tácticas.Persiste todavía una imagende los talibanes como un movi-miento unificado político quegobernó con dureza antes de lainvasión. Pero desde su naci-miento en 1994, el movimientotalibán se ha caracterizado por sus divisiones internas. Cuan-do los talibanes lograron elcontrol de casi todo el país, elmulá Omar, con el título de co-mandante de los fieles, parecíaser la única ley. Sin embargo,la necesidad de crear un go-bierno hizo surgir una de lasfracturas que han atravesado elmovimiento desde el comienzo:un grupo, calificado posterior-mente como moderados, co-menzó a usar el lenguaje na-cionalista y de las relacionesinternacionales. Su cabeza
REVISTA EJÉRCITO
N. 826 ENERO/FEBRERO
2010
81
Seguridad y Defensa
La guerra en Afganistán vacamino deperderse
 
más visible era el titular de lacartera de exteriores del go-bierno talibán, Wakil AhmadMutawakkil, y se ponía ya demanifiesto una tendencia repe-tida en todos los movimientoyihadistas: la existencia de doscorrientes, una de tipo localconcentrada en aplicar los prin-cipios de la
sharia
en el marcode estado-nación integrado enel statu quo internacional; y lade movimiento global que in-tenta transformar dicha situa-ción con un califato que reúnaa todos los creyentes, sin fron-teras ni estados.Tras la invasión y posterior creación del gobierno de Kar-zai, varios líderes talibanes op-taron a escaños parlamentariosy puestos del gobierno. Otrossin embargo volvieron al cam-po de batalla, con grupos máso menos inconexos, algunosbajo las instrucciones del muláOmar y otros no. La presión dela Coalición y la clandestinidadformó grupos locales suma-mente autónomos, lo que pro-vocó la aparición de nuevos lí-deres carismáticos. Un ejemplode ello fue el mulá Dadullah,que controló la poderosa gue-rrilla de la provincia de Hel-mand y desarrollóuna política infor-mativa activa has-ta que fue abatidopor la Coalición enmayo de 2007
1
.El núcleo delmovimiento se re-organizó en lasáreas tribales deadministración au-tónoma en Pa-quistán (FATA),sobre la base de las tribus pas-tunes, a las que pronto se su-maron religiosos conservado-res, clases bajas y traficantesde drogas. Los combatientesextranjeros llegaron en masade la región de Cachemira, pe-ro también de Turquía, AsiaCentral y Arabia. La capacidadoperativa la daban unos cuan-tos exoficiales del ejército pa-quistaní y un renovado apoyodel Servicio de Inteligencia dePaquistán (ISI).Hanestablecido nuevos la-zos con organizaciones isla-mista de Asia Central y de Pa-quistán, como Tehrik-i-Taliban,Jaish-i-Muhammad y Harkat-ul-Jihad-al-Islami. Esta nuevaconcentración de islamistasmundiales tiene su propio men-saje, la «batalla del Fin de losTiempos», que hace referenciaa un
hadith
del profeta queanuncia la guerra en Khorasan,un área que ocuparía Afganis-tán, Paquistán y parte de Irán
2
.Esta nueva causa
,
desarrolladapor los ideólogos Sheikh Essa, Abu Waleed Ansari y Abu Yah-ya al-Libbi, está movilizandomás combatientes que la pro-pia expulsión de infieles
3
.Pero la insurgencia incluyemás grupos. El más fuerte deentre los no talibanes es Hizb-iIslami Gulbbudinor, lideradopor Gulbuddin Hekmatyar queya luchó contra los soviéticos
4
.Mawlawi Jalaluddin Haqqanili-dera otro de los grupos que ac-túa desde Paquistán que, aun-que se cree que mantiene82
REVISTA EJÉRCITO
N. 826 ENERO/FEBRERO
2010
Se debetrabajar para proteger a lapoblación, comprenderla y respetarla para poderconformarla y ganarse suapoyo
Wakil Ahmad Mutawakkil 

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->