Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
5Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Unamuno Miguel de-Amor y Pedagogía

Unamuno Miguel de-Amor y Pedagogía

Ratings: (0)|Views: 37 |Likes:
Published by robertorantul

More info:

Published by: robertorantul on Oct 09, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/01/2013

pdf

text

original

 
www.librear.com Miguel de Unamuno – Amor y Pedagog
í 
a
1
 
www.librear.com Miguel de Unamuno – Amor y Pedagog
í 
a
 Amor y Pedagog 
í
a
(1902)Miguel de Unamuno
2
 
www.librear.com Miguel de Unamuno – Amor y Pedagog
í 
a
PR
Ó
LOGO
Hay quien cree, y pudiera ser con fundamento, que esta obra es una lamentable,lamentabil
í
sima equivocaci
ó
n de su autor.El capricho o la impaciencia, tan mal consejero el uno como la otra, han debidode dictarle esta novela o lo que fuere, pues no nos atrevemos a clasificarla. No se sabebien qu
é
es lo que en ella se ha propuesto el autor y tal es la ra
í
z de los m
á
s de susdefectos. Dir
í
ase que perturbado tal vez por malas lecturas y obsesionado por ciertosdeseos poco meditados, se ha propuesto ser extravagante a toda costa, decir cosasraras, y lo que es a
ú
n peor, desahogar bilis y malos humores. Late en el fondo de estaobra, en efecto, cierto esp
í
ritu agresivo y descontentadizo.Es la presente novela una mezcla absurda de bufonadas, chocarrer
í
as ydisparates, con alguna que otra delicadeza anegada en un flujo de conceptismo.Dir
í
ase que el autor, no atrevi
é
ndose a expresar por propia cuenta ciertos desatinos,adopta el c
ó
modo artificio de ponerlos en boca de personajes grotescos y absurdos,soltando as
í
en broma lo que acaso piensa en serio. Es, de todos modos, unprocedimiento nada recomendable, aunque muy socorrido. A muchos parecer
á
esta novela un ataque, no a las ridiculeces a que lleva laciencia mal entendida y la man
í
a pedag 
ó
gica sacada de su justo punto, sino un ataquea la ciencia y a la pedagog 
í
a mismas, y preciso es confesar que si no ha sido tal laintenci
ó
n del autor —pues nos resistimos a creerlo en un hombre de ciencia y pedagogo— nada ha hecho por lo menos para mostr
á
rnoslo.Parece fatalmente arrastrado por el funesto prurito de perturbar al lector m
á
sque de divertirle y sobre todo de burlarse de los que no comprenden la burla. Nosabemos bien por qu
é
un hombre serio en su conducta, que ocupa una posici
ó
n y que nihace ni dice nada que se salga de los t
é
rminos corrientes y ordinarios, padece de unamorbosa man
í
a contra las personas graves y aborrece tanto a los que no se salennunca de su papel y adoptan siempre un continente severo. Acostumbra decir que todo hombre grave es por debajo tonto de capirote, y no3

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->