Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
15Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Guerra en el paraíso

Guerra en el paraíso

Ratings:

4.33

(6)
|Views: 15,385|Likes:
Artículo de la Revista "Hecho en Buenos Aires" sobre las guerras de las multinacionales contra las poblaciones colombianas por apropiarse de sus recursos naturales.
Artículo de la Revista "Hecho en Buenos Aires" sobre las guerras de las multinacionales contra las poblaciones colombianas por apropiarse de sus recursos naturales.

More info:

Published by: rodrigo diaz borquez on Jun 18, 2007
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/05/2013

pdf

text

original

 
 
6/INTERNACIONALES
COLOMBIA
GUERRA EN EL PARAÍSO
REBOSANTE DE RECURSOS NATURALES DE LOS TRADICIONALES (PETRÓLEO, ORO, URANIO) Y LOS NUEVOS YCODICIADOS (AGUA, POSIBILIDADES DE ENERGIAS ALTERNATIVAS, BIODIVERSIDAD), y CON UNA POSICIÓNGEOPOLITICA ESTRATÉGICA, COLOMBIA ES EL CENTRO DE UNA COMPLEJA TRAMA DE EXPLOTACIÓN DERECURSOS
,
DE DERECHOS DE PUEBLOS ORIGINARIOS VULNERADOS Y DE CONVENIOS INTERNACIONALES DEDERECHOS HUMANOS VIOLADOS, Y UNA DINÁMICA DE VIOLENCIA DESMEDIDA, DESDE EL PAÍS DEL CAFÉ, LACUMBIA y LAS AREPAS, SARA MASTERALTO CUENTA LA HISTORIA:
Si uno buscara una palabra para definira Colombia, abundancia sería una deellas. Es el segundo país con mayorvariedad de frutas, dos cosechas alaño, dos mares, tres cordilleras que alunirse dan nacimiento a tres de loscinco ríos más importantes de Américalatina (el Orinoco, el Amazonas y elMagdalena), paisajes, fiestas, ritmos
.
musicales y tesoros arqueológicos quedejan pasmado a cualquier extranjeroque se atreva; 80 pueblos originarioscon 64 lenguas vivas, oro, petróleo,carbón, níquel, uranio, esmeraldas, yalgunos de los principales recursos deltercer milenio: fuentes de agua dulce,oxígeno, energía y biodiversidad. Unparaíso.Durante casi los 365 días del año,Colombia tiene sol, alto nivel de vientos,una órbita geoestacionaria ideal paralas retransmisiones satelitales, 68% delos páramos (grandes ecosistemasreguladores de agua) del mundo, y con0,7% de la superficie' mundial y 10% desu biodiversidad (56.189 especiesveetales; 1. 7 52 aves, 358.000mamíferos, 583 sapos, y sobre su costaPacífica, la región con mayorbiodiversidad por metro cuadrado delplaneta: el Chocó.Sin embargo, toda esta abundancia es,para muchos colombianos, la causa deotra de las palabras que podrían definira Colombia: guerra.
.
DE
ORIGINARIOS
'Si hace 40 o 50 años los pobladores deIrak me hubieran preguntado por quéiba a haber una guerra, mi respuestahubiera sido clara: están parados en elcentro energético más importante delplaneta. Así que si hoy ustedes mepreguntan por qué los están matando, larespuesta es simple: están parados enuno de los centros hidrográficos másgrandes del planeta. No es casual queValencia (Cauca) sea el tercer territoriocon mayor número de hombresarmados del mundo", explica en unacharla a los indígenas locales,Hernando Gómez, precandidato aalcalde de Bogotá por el PoloDemocrático
y
columnista de Le MondeDiplomatique.Ya en su pequeño departamento delbarrio de Chapinero, Gómez (quecuenta con' una lista de estudiosacadémicos) detalla pacientemente susviajes detrás de los planes deinfraestructura del capital internacionalen el continente. Planes que -según él-llevan más de un siglo de metódicaelaboración y que tienen como únicoobjetivo: "garantizar el flujo demercados con la mayor tasa deganancias, sin interesar los costossociales y ambientales, atravesandoecosistemas estratégicos,desforestando, implementando formasde explotación no orgánicas paraobtener el mayor rendimiento del suelo,. acabando con bosques húmedostropicales, con territorios sagrados decomunidades indígenas; desplazandocampesinos, generando condiciones deviolencia'.Gómez muestra un mapa de losgrandes megaproyectos en Colombia(biodiversidad, petróleo, oro, el canalAtrato-Truando, paralelo al de Panamá,la ruta panamericana, los grandespuertos, oleoductos, gaseoductos, yproyectos de palma africana paraelaborar biodiesel). Después muestraun mapa de los grupos paramilitaresque aun no se han desmovilizado por laLey de Justicia y Paz impulsada por elgobierno de Alvaro Uribe Vélez (verrecuadro). La coincidencia esasombrosa.Pero hay otra coincidencia: casi todosestos territorios están habitados porpueblos originarios, ya sean indígenas,negritudes o campesinos.
 
FUERA DE AQUf
En esta gama heterogénea de gruposhistóricamente marginalizados, son losdesplazados los que inundan lasgrandes ciudades de Colombia,convirtiendo al país en el segundodespués de Sudán con mayor númerode desplazados (casi cuatro millones)."Muchas zonas consideradasperiféricas en el pasado, son ahoracentro de atención de grandes capitalesnacionales e internacionales.' Lasituación de los desplazados es crítica,porque la mayoría eran campesinos,indígenas, afrodescendientes, quetenían un vínculo con la tierra, unaeconomía de subsistencia, pero concultura, pertenencia social. Ahora vivenen las ciudades, en condiciones de
 
 
INTERNACIONALES
COLOMBIA /7
desarraigo, con una tendencia muyfuerte a convertirse en poblaciónindigente", afirma Marco Romero,director de Consultoría para losDerechos Humanos y elDesplazamiento (CODHES).Se expulsa a la población paradesarrollar megaproyectos: yacimientosde oro en el sur de Bolívar, proyectosde biodiversidad en el Chocó, pozospetroleros en el Putumayo o los LlanosOrientales; carbón en La Guajira, ypalma africana en el Magdalena Medio,Norte de Santander y el Urabáantioueño", exlica Romero.
BOTON
"La mayoría son desplazados quellegaron de muchas regiones despuésde la Violencia (la guerra civil entreliberales y conservadores de los '50) yse internaron en zonas montañosas,construyendo diferentes formas de vida,entre ellas la extracción artesanal deoro, que les ha dado un poquito paravivir", describe Jairo Enríquez, directorde la Fundación Sembrar, hablando delos campesinos del Sur de Bolívar.Como paré:! mostrar la situaciónreinante, vale un ejemplo: ,desde lamisma zona, la familia Hilera Palaciossolicitó la posesión de las tierras. SegúnEnríquez, la justicia finalmente le dio elderecho de propiedad a los campesinos,que vieron la importancia de solicitar lostítulos de explotación minera. Perocuando quisieron hacerlo, la sorpresasfue que ya había una solicitud deexplotación por parte de una sociedadKedahda, con domicilio en IslasCanarias, cuya accionista mayoritariaera la multinacional Anglogold Ashanti,acusada por laorganización Human Rights Watch definanciar grupos paramilitares paradesplazar pobladores en Sudáfrica,República del Congo y Ghana.Solicitaban 163.000 hectáreas (de lascuales,37.000 ya fueron concedidas) enla región, que según relevamientos, esla reserva de oro más grande deAmérica latina.Al igual que en los mapas que mostrabaGómez al grupo de indígenas durante lacharla, en los mismos lugares donde sedesarrollan megaproyectos, estánpresentes los grupos paramilitares: "Lasprimeras masacres empiezan justo en el96. Entre las víctimas de la primeramasacre estaba Juan CamachoHerrera, campesino socio de laAsociación de Agromineros del Sur deBolívar (Asoagromisbol). A este señor lecortan la cabeza y juegan con ella.Luego la colocan en un palo apuntandohacia la serranía de San Lucas, que esdonde están las mayores riquezas deoro, avisando que para allá es que van.Porque esas tierras iban a ser paraquien iba a dar mejor uso de ellas",relata."Nosotros conocemos en concreto elcaso del Sur de Bolívar pero cuandorecurrimos a archivos sobre crímenesparamilitares de otras organizaciones,se encuentra que en 97% de los sitiosdonde la multinacional ha estadosolicitando terrenos, se registraroncasos de represión por parte de estosgrupos. El 3% restante han sidomunicipios que tienen tanto control quedesde hace muchísimos años todo elmundo sabe que eso ocurre, peroninguna organización ha podidodocumentar los casos. Por eso noaparecen víctimas", asegura.Anloold Ashanti tiene solicitudes deexplotación minera en 326 municipiosde Colombia (más de 3.500.000hectáreas), donde entre 1988 y 2003,5438 personas fueron víctimas decrímenes de lesa humanidad y 610.110.fueron objeto de expulsión yapropiación de sus territorios por partede los grupos paramilitares.
UNA MINA DE ORO
"Las multinacionales buscan seguridadpara sus inversiones. Las empresasmineras ya han dicho públicamente eneste país que si van a invertir 100millones de dólares en una mina de oro,poco les importa invertir dos o tresmillones más en una base militar",explica Gearoid O'Loingsigh, periodistairlandés autor de La estrategia integraldel paramilitarismo en el MagdalenaMedio colombiano. Es por eso, quesegún versiones, el ejército colombianoha instalado una base de alta montañaen la región para protección de lasactividades de la Sociedad Kedhada.La ecuación para las multinacionales essimple: "en el mercado mundial unamina de oro considerada de buenaproductividad produce 50 gramos pormetro cúbico. Las del Sur de Bolívarproducen 320. Mientras un ecosistemacomo el de los bosques canadiensesalberga 120 o 160 especies por metrocuadrado, el manglar (nombre quereciben los ecosistemas de la selvatropical, de singular diversidadbiológica) de la región del Chocó tiene3200. y hay muchas que todavía no sehan tipificado.La guerra focalizada tiene unrendimiento económico inmediato, yenalgunos casos también genera plusvalíaa través de otros elementos que no sonpropios del territorio como es el

Activity (15)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
Charito Oviedo liked this
Aelia Capitolina liked this
Neto Man liked this
madrugada liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->