Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
2Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
seguridad II

seguridad II

Ratings: (0)|Views: 560|Likes:
Published by Manuel Alfieri

More info:

categoriesTopics, Art & Design
Published by: Manuel Alfieri on Oct 09, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

10/09/2012

pdf

text

original

 
24
TIEMPO ARGENTINO
|
INVESTIGACIÓN
| año 3 | 865 | |
domingo 7 de octubre
de 2012
ARG
Para comunicarse con esta sección:
argentina@tiempoargentino.com.ar 
 
INVESTIGACIÓN
Para comunicarse con esta sección:
investigacion@tiempoargentino.com
Venden seguridad privada pero losdenuncian por inseguridad laboral
Empleados acusan a las empresas de no respetar el convenio colectivo y al sindicato ofcial, ligado al barrionuevismo, deser cómplice. Falta de preparación, jornadas extenuantes y horas extras impagas. El caso de "los vigiladores antasmas".
Precarización en las agencias de vigilancia, un rubro que factura 3200 millones de dólares al año
"UN GREMIO AUSENTE"UN Ex CORONEl, A jUICIO
Luis Abeldaño, secretario general del
Sindicato Unido de Trabajadores deCustodios Argentinos (SUTCA)
, sostuvoque la
 Unión de Personal de Seguridad(UPSRA) es "un gremio ausente".
El coronel (R) Jorge Luis Toccalino, quefgura al rente de una compañía de vigilancia, está siendo juzgado en Mardel Plata por delitos de lesa humanidad.La fscalía pidió prisión perpetua.
»
Fernando Pittaro
pittaro@tiempoargentino.com
E
l origen de las agenciasde seguridad privada enla Argentina trajo con-sigo una triste paradoja:mientras las fábricas cerraban porla desindustrialización, un negociofabuloso se extendía en los centrosurbanos. "Donde había una fábricao un taller, quedó un depósito, y las aseguradoras pedían seguridadpara que el lugar estuviese cubiertopor robo", explicó a
Tiempo Argentino
Luis Abeldaño, secretario general delSindicato Unido de Trabajadores deCustodios Argentinos (SUTCA).Luego, se sumó el auge de los ba-rrios cerrados, con su respectiva de-manda de vigiladores. Así fue comomuchos obreros, técnicos y nuevosdesocupados vieron en el rubro unasalida laboral. Nada les hizo suponerla enorme precarización que expe-rimentarían en una actividad que,según datos de la cámara patronal,en 2010 facturó U$S 3200 millones.
Tiempo
pudo comprobar, de bocade los propios vigiladores y en reco-rridas por sus puestos de trabajo, lasmalas condiciones en las que desa-rrollan sus tareas. Porque ocurre quelas mismas personas encargadas de velar por la seguridad de terceros, sesienten a su vez desprotegidas y pocopreparadas. Las fuentes consultadasmencionaron jornadas laborales de12 horas, durante seis días a la sema-na, la carga del sueño acumulado y de sueldos exiguos, que por otra par-te no contemplan las horas extras nilas licencias.Freddy Ortiz trabajó cinco años enla empresa Líderes SRL, custodiandocamiones con mercaderías. De su pa-so por esa firma no le quedó un buenrecuerdo ya que, entre otras particu-laridades, aseguró que lo obligaban ausar un arma aunque él no sabía có-mo hacerlo. "Se hace el curso de ma-nejo una sola vez. Te enseñan cómomanejar una 9 mm pero después usásuna 32 mm y ni siquiera te dan loselementos necesarios para limpiarla.Tenés que usarla y no sabés si está encondiciones o no. Es un peligro", selamentó el ex vigilador.Otro custodio que dio su testimo-nio, pero pidió preservar su nombre,relató que hace un mes no tiene fran-cos y que padece "pésimas" condicionesde trabajo. Tiene 32 años y es empleadoen una de las agencias que contrata elgobierno porteño para cuidar edificiospúblicos, uno de esos casos que en elgremio conocen como los "vigiladoresfantasmas" (ver recuadro)."Hay garitas que no tienen luz y los baños están a 300 metros. Cuan-do volvés, si te engancha un super- visor te hace un informe porque noestabas en tu puesto", aseguró el uni-formado, y agregó: "Y ni se te ocurraenfermarte o casarte. Si te dan lalicencia, cuando te reincorporas tedescuentan esos días."Por su parte, el custodio Horacio Uriza afirmó que en la compañíaG4S la situación es similar. En diálo-go con este diario, Uriza, que despuésde perder su empleo en un frigorífi-co recaló en una de estas agencias,sostuvo que "casi no hay variaciónentre una empresa y otra. Es como sise hubieran puesto de acuerdo parahacer todas lo mismo: violar el con- venio colectivo de trabajo".Se trata del principal reclamo deSUTCA, que el 20 de diciembre de2011 denunció a la firma GR ante elMinisterio de Trabajo de la Nación,como quedó registrado en el expe-diente Nº 1486624, por irregularida-des "tanto en lo que hace a las remu-neraciones percibidas" como a "lascondiciones altamente riesgosas" enque se desarrollan las tareas.Para el gremio, tanto la Cámara Argentina de Empresas de Seguri-dad e Investigación (CAESI) como elsindicato que conduce el barrionue- vista Ángel García, la Unión de Per-sonal de Seguridad de la República Argentina (UPSRA), son "cómplicesen defraudar a los trabajadores".
Jornadas de 12 horas,seis días a la semana,sueño acumulado ysueldos exiguos.
Denuncia -
En 2011, SUTCA hizo una presentación ante el Ministerio de Trabajo.
Documento otográfco -
 
Tiempo
recorrió puestos de vigilancia y comprobó las condiciones de trabajo de los custodios. También accedió a imágenes de zonas rurales.
daniel bacadaniel baca

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->