Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Políticas públicas para garantizar derechos

Políticas públicas para garantizar derechos

Ratings: (0)|Views: 21 |Likes:
Según el analista Armando Ortuño, las políticas públicas deberían apuntar a garantizar los derechos individuales y sociales, en todas sus dimensiones (política, social, productiva – económica, cultural,
espiritual, etc.).
Según el analista Armando Ortuño, las políticas públicas deberían apuntar a garantizar los derechos individuales y sociales, en todas sus dimensiones (política, social, productiva – económica, cultural,
espiritual, etc.).

More info:

Published by: Gobernabilidad Democrática on Oct 16, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/22/2012

pdf

text

original

 
andmios
a
POLÍTICAS PÚBLICAS PARA UNIVERSALIZAR DERECHOSBÁSICOS
 
S
e entiende como derechos humanos al conjunto dederechos que tiene todo ser humano para vivir enlibertad y con dignidad por su sola pertenencia al gé-nero humano. Estos derechos deberían ser un sus-tento y referencia ética para el comportamiento delas personas y el diseño de las instituciones y mecanismos so-ciales, y podrían ser además exigibles a las instancias públicasque regulan la vida social de las comunidades humanas.
Se reeren a derechos políticos y civiles, como la libertad de
expresión o de participar en las decisiones públicas, a derechoseconómicos, como la disponibilidad de un ingreso digno, a dere-chos sociales, como la educación y la salud, y a derechos cultu-rales, como el respeto de las creencias y de las prácticas cultu-rales que cada comunidad considera valiosas.El desarrollo, desde este punto de vista, tiene esencialmente quever con un proceso acumulativo que garantice el acceso de todosy todas a este conjuntode derechos, lo cual esla base para el logro dela paz y de una mayor convivencia social.Las políticas públicasdeberían entoncesapuntar a garantizar estos derechos indivi-duales y sociales, entodas sus dimensiones(política, social, produc-tiva – económica, cultu-ral, espiritual, etc.). ElEstado y sus institucio-nes asumen un papelde garantes de su cum-plimiento como está ex-presado en la Constitu-ción Política del EstadoPlurinacional de Boliviay en una serie de convenios y acuerdos internacionales que hasuscrito el Estado boliviano.Las políticas públicas orientadas a la garantía universal de dere-chos exigen una visión integral de los procesos que permiten el
bienestar humano, la denición clara de las instituciones públi
-cas garantes de cada derecho y a las que los ciudadanos puedenexigir su cumplimiento, un énfasis particular en la participacióny empoderamiento de las personas y de las comunidades, y laprovisión de servicios públicos de calidad a todos los ciudadanossin importar su condición o adscripción a algún grupo particular.
LA INTEGRALIDAD Y UNIVERSALIDAD DE LA POLÍTICASOCIAL
El enfoque de derechos es particularmente relevante para pen-
sar las políticas sociales pues estas se reeren a aspectos como
la nutrición, la educación, la salud o la protección social dondehay consenso en que toda persona debe tener garantizadas cier-tas condiciones mínimas por dignidad y humanidad. El ejerciciouniversal de derechos implica el logro de mayores niveles deequidad económica y social, lo cual a su vez depende del funcio-namiento de los sistemas que facilitan o proveen oportunidadeseconómicas y condiciones sociales.Estos objetivos implican en primer lugar entender que la atenciónde lo social no está desvinculada de los aspectos económicos,pues se debe avanzar simultáneamente en ambas dimensionesy construir articulaciones que generen interacciones virtuosasentre la política social y la política económica. Como se puedeobservar en el cuadro 1, un crecimiento económico equitativoconduce a mejoras en el bienestar humano, y a la vez, estasmejoras contribuyen a alcanzar mayores niveles de crecimientoeconómico.
CUADRO 1. RELACIÓN ENTRE LOS ÁMBITOS ECONÓMICO Y SOCIAL
 El entendimiento y el tratamiento del problema de la pobreza esun ejemplo de los énfasis y preocupaciones que implica un enfo-que de derechos en la política pública.Tradicionalmente la pobreza suele ser entendida como un re-zago relativamente independiente de la orientación de las po-
 Armando Ortuño*
para garantizar derechos
Las políticas públi- cas deberían enton- ces apuntar a garan- tizar estos derechos individuales y socia- les, en todas sus di- mensiones (política,social, productiva – económica, cultural,espiritual, etc.).
 
 Aumento de la productividad y de la innovación económica
 C  e c i  mi   en t   o e c  on ó mi   c  o e q ui   t   a t  i   oM e j   o a d  el   b i   en e s  t   a um an o
Sostenibilidad
scal
Mayoresingresos
scales (a
redistribuir)Gasto social
suciente
Estabilidad
nanciera
Estabilidadexterna
Diversicación
económicaMenor 
inación /
Estabilidadmacroecon. AumentosalariosrealesMejora / Aumentoempleo Adecuadoy equitativoacceso aservicios Aumento del
ingreso iar.
Y reducciónde la pobrezaPermanenciaen la escuelaMejor alimentacióny nutriciónMejor atenciónmédica
28
 
andmios
a
líticas económicas ode los arreglos insti-tucionales, que afecta
a grupos especícos
que no habrían podi-do adecuarse al ritmode la modernizacióneconómica, y que por tanto son sujeto de unaacción focalizada dealivio mientras los be-
necios del crecimien
-to económico no lesalcancen. La hipotesisde base de esta visiónes que la pobreza seríauna cuestión temporal,no ligada a la persis-tencia de estructuraseconómicas e institu-cionales que favorecenla desigualdad y la faltade oportunidades.Esta visión suele además llevar a una fragmentación de factode la política social pues a veces implica la generación de siste-mas duales de provisión de servicios de educación y salud, unosdestinados a los sectores de ingresos medios y altos, frecuente-mente privados o de administración autarquica, y el resto paralos segmentos “pobres” que tienen recursos limitados y que por tanto suelen ser de menor calidad. Fragmentación que no sola-mente tiene impactos en el aumento de la desigualdad social,sino también en la renuncia a utilizar la política social como unfactor de construcción de ciudadanía, es decir de la conscienciade pertenencia a una misma comunidad, elemento central parala estabilidad política y la convivencia social.La reducción de la pobreza desde el enfoque de derechos es,al contrario, un resultado de la paulatina consolidación de unainstitucionalidad que garantice, mediante legislación y políticaspúblicas, el goce de derechos básicos a todos los ciudadanos.Concretamente spectos que deberian articularse con políticassociales que apunten a servicios sociales (de educación, salud yprotección social) de calidad que sean públicos y universales, esdecir a los que tengan acceso todos en igualdad de condiciones.Esto no implica que los sectores con mayores necesidades norequieran de un esfuerzo adicional, esto se debe prever pero enla lógica de alcanzar ciertos umbrales mínimos de ciudadaníaque serían comunes y accesibles a todos, y que serían ademásexigibles no solo por parte de los ciudadanos en situación depobreza. Umbrales que podrían luego ser ampliados para todosen la medida que las necesidades sociales lo requieran, y queexistan acuerdos políticos y condiciones económicas para ser asumidos como universales por la comunidad. 
EL CONTEXTO BOLIVIANO: LOS RETOS DE LAS POLÍTICASPÚBLICAS SOCIALES
 
1
La discusión sobre la situación social boliviana puede ser ilustra-da por la metafora del “vaso medio lleno y medio vacio”, es decir 
por la tentación de resaltar los avances signicativos que se ha
logrado en el último decenio en algunos aspectos sociales, o por el reclamo por los notables rezagos que el país aún acumula enestas dimensiones. Ambas percepciones pueden encontrar ele-mentos objetivos para ser defendidas y generar polémica, aun-que quizás es más constructivo concentrarse en el “vaso entero”:en una visión equilibrada y matizada de los logros sociales del
país, y en una preocupación sobre los retos que se perlan en el
futuro, de manera que lo avanzado sea la base para ir más lejos.Un primer balance indica que en los últimos años Bolivia ha ex-
perimentado mejoras signicativas en varios indicadores econó
-micos y sociales, ésto como consecuencia del impulso perma-nente de políticas sociales innovadoras desde hace más de unadécada, del importante alza en el gasto social principalmente enlos rubros de educación y protección social (bonos) y de un cre-
cimiento económico signicativo en el último quinquenio.
Sin embargo, el páis se encuentra aún por debajo de los pro-medios regionales en muchos indicadores sociales y sigue mos-trando notables desigualdades sociales y regionales en su logro.(Ver Cuadro 2).
Cuadro 2. Indicadores sociales seleccionados (2008-2009)
Este es el caso, por ejemplo, de la tasa de mortalidad infantilque pese a haber disminuido fuertemente (de 82 niños muertospor mil nacidos antes de su primer año en 1989 a 50 niños en2008), representa aún el doble del promedio de la región (26niños). Se observan resultados similares en el caso de la tasade desnutrición infantil (porcentaje de niños menores de 3 añoscon baja talla para su edad) que disminuyó del 38% en 1989 al20% en 2008, pero aún se encuentra por encima del promedioregional (16%).La extrema pobreza, entendida como la no disponibilidad de re-cursos para comprar una canasta básica de alimentos, se redujo
signicativamente entre 1996 y 2009 (de 41% a 26% de perso
-nas respectivamente).Por otra parte, como se observa en el cuadro 3, existen ámbitoscomo el de la educación, en los que persisten notables desigual-dades que afectan sobre todo a las mujeres y a los indígenas.Los promedios nacionales ocultan en general grandes diferen-cias de logro social entre zonas rurales y urbanas, comunidadesindígenas y no indígenas, el Occidente y el Oriente del país, y
entre hombres y mujeres. Todo lo cual se reeja en la constata
-ción de que Bolivia es uno de los países con mayor desigualdadde ingresos en la región latinoamericana.
La reducción de la  pobreza desde el enfoque de derechos es, al contrario, un resultado de la pau- latina consolidación de una instituciona- lidad que garantice,mediante legislación y políticas públicas,el goce de derechos básicos a todos los ciudadanos.
IndicadorBoliviaPromedio RegiónPoblación en extrema pobreza26,1%12,6%Población en pobreza mode-rada64,8%33,2%Tasa de témino a 8º de prima-ria77,3%86,0%Niños menores de 3 años condesnutrición extrema20,0%16,0%Tasa de mortalidad infantil (por mil nacidos)5026
Elab. Propia. Fuente: CEPAL, INE, UDAPE, UNESCO.
29

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->