Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Homilía de Monseñor Andrés Apertura del Año de la Fe

Homilía de Monseñor Andrés Apertura del Año de la Fe

Ratings: (0)|Views: 2|Likes:

More info:

Published by: Aspi Comi Corrientes on Oct 21, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/16/2014

pdf

text

original

 
2012-10-12Homilía en la Misa del inicio del Año de la fe y de la solemne traslación del madero de la CruzCorrientes, 11 de octubre de 2012
Hoy damos inicio al Año de la fe, proclamado por el Santo Padre el Papa Benedicto XVI. Unidos a élcon filial afecto y en comunión con toda la Iglesia universal, nos disponemos humildemente a entrar por
la „puerta de la fe‟, para “iluminar de manera cada
vez más clara la alegría y el entusiasmo del encuentro
con Cristo”. Este tiempo de gracia se extenderá hasta el 24 de noviembre de año próximo, festividad de
Cristo Rey. Nos adherimos de corazón a este providencial llamado que nos hace el Papa, levantando
nuestra mirada hacia la Cruz de los Milagros y a la Virgen de Itatí. Con ellos la fe cristiana „entró‟ en
Corrientes y se arraigó profundamente en el alma correntina.El mismo día en que el Papa celebra la apertura del Año de la fe, se nos brinda la providencial ocasiónpara realizar la traslación del madero de la Cruz. Recibimos esta coincidencia como una señal que nos
viene de lo alto: la „puerta de la fe‟ se abre para nosotros y nos hace ver el punto central del misterio que
confesamos: Jesucristo es el Señor de la historia y del universo entero, y el crucifijo el signo distintivo del
amor y de la paz, llamada universal a la conversión y a la reconciliación. En ese „lugar‟ Jesús nos abrazay en ese abrazo „quema‟ nuestra suciedad y nos transforma en herm
anos suyos y con él Hijos del Padreque está en los Cielos.
La que estuvo más estrechamente unida a la pasión de Jesús fue su Madre. “Junto a la cruz de Jesúsestaba su madre”, anota el evangelista Juan con extraordinaria sobriedad, sabiendo que en esas p
ocas yausteras palabras lo decía todo. Junto a la cruz, la primera discípula se convertía en madre de discípulos yasí llega hasta nosotros, representada en la querida y venerada imagen de la Virgen de Itatí. Hace más decuatro siglos, junto a la Cruz de su Hijo, es la puerta de la fe para innumerables generaciones decorrentinos. Hoy nosotros queremos contemplarla con una mirada llena de amor y colocarnos junto a ella,para que nos conduzca suavemente pero con firmeza por el camino de la renovación espiritual, que nospropone la Iglesia en el Año de la fe.Con ocasión de los dos grandes aniversarios: 50 años del Concilio Vaticano II y 20 años de lapromulgación del Catecismo de la Iglesia Católica, el Papa nos invita conocer mejor nuestra fe paraafianzarla. Para ello nos propone que profundicemos el Credo en sus dos versiones: el de los Apóstoles
 – 
que es el que habitualmente recitamos en la Misa dominical
 – 
, y el Niceno-constantinopolitano, menos
conocido. A estos „credos‟ se los llama también „símbolos‟, p
orque recogen en pocas frases el resumenfiel de lo que creemos. Por eso, cuando la procesión que haremos a continuación con el Madero de laCruz llegue a su destino, recitaremos juntos el Credo Niceno-constantinopolitano. Ese texto es un pocomás extenso que el habitual y, por consiguiente, más explicativo de las verdades de fe que profesamos yque nos identifican como católicos.Decíamos que el Año de la fe debe ayudarnos conocer más el contenido de la fe, para saber a qué nosadherimos y en quién confia
mos cuando decimos “yo creo”, o “creemos” cuando los expresamos juntos.
El Catecismo (Catecismo joven de la Iglesia Católica (Youcat), n. 13) define la fe con dos palabras: la fees saber y confiar. Confío en el otro si tengo certeza de que esa persona es confiable. Abraham creyó enDios porque confió en él; le creyó porque su palabra le resultaba confiable y le inspiraba seguridad. ¿Sedan cuenta qué importante es conocer la Palabra de Dios para poder creer y confiar en ella? Uno necesitasaber para creer
; escuchar, „enterarse‟ sobre la Palabra de Dios, para poder confiar en ella. Por eso,
refiriéndose a Jesús, San Pablo se pregunta: «¿Cómo creer, sin haber oído hablar de él? ¿Y como oírhablar de él, si nadie lo predica? ¿Y quiénes predicarán si no se los envía?» (Rm 10,14).En ese sentido, el Año de la fe se nos presenta como una extraordinaria ocasión para ponernos a
reflexionar sobre los contenidos de la fe, siguiendo la sabia máxima de San Agustín: “creo paracomprender y comprendo para creer mejor”.
Con ese propósito, la Comisión arquidiocesana para el Añode la fe, elaboró un programa para ayudarnos a profundizar la fe en tres aspectos fundamentales: en laformación, en la celebración y en la misión. Esa comisión entregará oportunamente una serie de subsidiospara facilitar la oración, el estudio y el intercambio, en vista de comprender mejor las verdades de nuestrafe, vivirlas con mayor entusiasmo y compartirlas con alegría y convicción en nuestros ambientes.Al finalizar la Santa Misa, llevaremos el histórico madero de la Cruz de los Milagros a su lugar original,de donde había sido retirado para las refacciones del templo. Éste será el tercer traslado que acontece enel período que va desde 1588 hasta nuestros días. El primero tuvo lugar el 3 de marzo de 1730, a las tresde la tarde, con motivo de preservar la cruz de los ataques de tribus nómadas. La siguiente traslación serealizó en el año 1907 hacia la Iglesia Catedral, donde permaneció hasta el año 1911, por las mismascausas que originaron el traslado que se hizo en el año 2010: el deterioro que presentaba el templo. Todosestos movimientos fueron acompañados con gran fervor espiritual y numerosa concurrencia de fieles. La

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->