Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword or section
Like this
14Activity

Table Of Contents

0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
ANTISEMITISMO BOLCHEVISMO Y JUDAÍSMO.-J.R.Von Bieberstein-

ANTISEMITISMO BOLCHEVISMO Y JUDAÍSMO.-J.R.Von Bieberstein-

Ratings: (0)|Views: 164 |Likes:
Published by Patria Nuevo Orden
Mitos y Realidades
Mitos y Realidades

More info:

Categories:Types, Research
Published by: Patria Nuevo Orden on Oct 24, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/18/2013

pdf

text

original

 
1
JOHANNES ROGALLA von BIEBERSTEIN
 ANTISEMITISMOBOLCHEVISMO Y JUDAÍSMOMitos y Realidades
 
Edición Original: 2002
Edición Electrónica: 2011
 
2
INDICE
PRÓLOGO DEL TRADUCTOR
Richard Pipes, experto en cuestiones rusas de la universidad de Harvard, señaló alguna vez que una de las "consecuencias más desastrosas" de la Revolución Bolchevique fuela "identificación de los judíos con el comunismo". Por otra parte, el tema de la relaciónde los judíos y el comunismo fue calificada de "explosiva" por el historiador israelí Jacob Talmon ya que contradice la tesis políticamente correcta de la interpretaciónlineal "victimario-víctima-mito". Esta cuestión tiene, pues, un interés que superalargamente al meramente académico y es probable que, precisamente por ello, se haconvertido en un tema-tabú para los medios masivos de difusión y para los formadoresde la opinión pública en general.
 
3
 Von Bieberstein, a su vez, ataca el problema de frente, manteniéndose estrictamentedentro del ámbito de los hechos comprobados y verificables, fundamentando casi cadaafirmación con múltiples referencias a la literatura internacional disponible (la obracontiene cerca de 1.800 citas) con lo que la documentación se vuelve tan rigurosa que,en ocasiones, hasta puede llegar a dificultar la lectura. No obstante, uno de los méritosdel libro es justamente la referencia, con citas textuales, de fuentes altamenteinteresantes, desconocidas o ignoradas por el público en general, la enorme mayoría delas cuales proviene de autores judíos.Los hechos concretos demuestran que el comunismo revolucionario ha estado marcadoesencialmente por "patriarcas judíos", según la expresión de un escritor judío, quedesempeñaron un papel relevante no solo en la Revolución de Octubre rusa de 1917. También en las revoluciones de 1919, en Munich y en Budapest, los judíos comunistastuvieron una actuación y una participación tan destacada que a los anticomunistas lesresultó relativamente fácil catalogarlas de "repúblicas judías". Dicho sea de paso: vonBieberstein se refiere a las pasajeras repúblicas que surgieron de estas revueltas como"repúblicas soviéticas"; un término no muy usual en la literatura que se refiere a estaépoca, pero bastante acertado ya que la revolución rusa no solamente les sirvió demodelo sino que actuó también de instigadora y financiadora. De hecho, Lenin durantelargo tiempo sostuvo la tesis que el éxito de la Revolución Bolchevique en Rusiadependía de la posibilidad de exportarla al resto de Europa.Por otra parte, la conexión entre los judíos, el comunismo y el socialismo no es unadifamación fabricada en las usinas propagandísticas antisemitas o anticomunistas. Es unhecho comprobado que varios judíos revolucionarios exaltaron al marxismo como unacreación judía. Algunos llegaron hasta a comparar el papel de Carlos Marx con el deCristo y a referirse a Cristo como "el primer bolchevique". Todo lo cual resultacuidadosamente omitido por las versiones oficiales y por los autores generalmenteconocidos como, por ejemplo, el politólogo Daniel Goldhagen para quien elantisemitismo moderno no tendría ninguna relación en absoluto con elcomportamiento y las acciones de los judíos. Algo que ni siquiera los historiadoresjudíos más importantes han tomado en serio y que ya en su momento resultó refutadapor la ingeniosa expresión del Gran Rabino de Moscú, citada por von Bieberstein: "
Los Trotzky hacen la revolución, pero los Bronstein son los que tienen que pagar por ella 
".En relación con lo anterior, un tema que, de algún modo, sobrevuela toda la obra es elde la culpabilidad colectiva. Es obvio y de una justicia elemental que no se puede culpara todo un pueblo por la acción de algunos de sus integrantes. Pero lo que se pierde de vista con demasiada frecuencia en las versiones de la Historia Oficial compuestadespués de 1945 es que el principio constituye una avenida de doble mano y esaplicable en ambos sentidos. Es cierto que resulta injusto e improcedente culpar a
todo
 el pueblo judío por las acciones de los judíos bolcheviques; pero, si eso es así, entoncesno menos cierto es que resulta igualmente injusto e improcedente culpar a
todo
el

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->