Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La Bella Neoclasica y La Bestia Romantica

La Bella Neoclasica y La Bestia Romantica

Ratings: (0)|Views: 109 |Likes:
Published by 21121987

More info:

Published by: 21121987 on Oct 25, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/04/2012

pdf

text

original

 
T. Raquejo, "La Bella neoclásica y la bestia romántica...", La Balsa de la Medusa, 23, 1992.
1
LA BELLA NEOCLÁSICA Y LA BESTIA ROMÁNTICA: HISTORIA DE UNDESENLACE FELIZ
1
 
TONIA RAQUEJO
Aunque desde los escritos de la Antigüedad han sido grandes los esfuerzos por separar la Historiade la fábula, una y otra no dejan de aproximarse especialmente cuando la primera ve frustrada la posibilidad de utilizar un método que, como ciencia, verifique y legitime el conocimiento de unaverdad acaecida. Y si todo el suceso histórico hallado depende en gran parte del método aplicado para su desvelamiento, tanto más ocurre con respecto al pensamiento artístico, pues el textoespeculativo se construye bajo la apariencia de una lógica interna que, en sí, puede resultar tan"real" como la que estructura el discurrir de cualquier fábula de calidad.Así, al revisar la dimensión histórica de los términos "neoclásico" y "romántico" he creído pertinente rescatar del pasado el cuento de L
a Bella y la Bestia
(1756) de Madame Leprince deBeaumont. Precisamente porque al ser una narración totalmente imaginaria y escrita para un públicoinfantil, ofrece una versn de la realidad mítica mediante la que (dada la ingenuidad del planteamiento y la simplicidad de los caracteres) es fácil analizar los arquetipos estéticos que en unmomento dominaron el gusto de una época tan escurridiza como la que nos ocupa, cuya magnitudexcede a otras por encerrar un proceso de transformación en el que el hombre se convierte en un ser  perteneciente a una nueva era, la contemporánea, y como tal, necesitará nuevos lenguajes paracomunicarse. Estos, paradójicamente surgirán de las cenizas del pasado cuyo conocimiento sealcanza tras las experiencias artísticas del "neoclasicismo" y "romanticismo". Dos periodos asídenominados por la historiografía tradicional, que, además, los entiende como cronológicamentesucesivos y estilísticamente diferentes. En este sentido, creo que el mito de la bella y la bestia puedecontribuir a revisar este esquema rígido y de difícil aplicación, y mostrarnos una dirección haciacuyo horizonte pueden encontrase ambos estilos artísticos y ser entendidos, no como dos periodosconsecutivos, sino como uno que responde a todo una tradición cultural grecolatina cuya superaciónconvierte al hombre moderno y a su arte en contemporáneo.Para ello, me aventuraré a señalar un paralelismo entre las indagaciones llevadas a cabo en el
1Artículo publicado en la revista LA BALSA DE LA MEDUSA, nº 23, Madrid, 1992, pp. 5-18. Esta versión está corregida conrespecto al texto original. 
 
T. Raquejo, "La Bella neoclásica y la bestia romántica...", La Balsa de la Medusa, 23, 1992.
2
campo de la teoría del arte y la obra de Leprince en tanto que su relato fantástico está construidomediante unos personajes cuyas naturalezas curiosamente coinciden con las cualidades que EdmundBurke atribua lo bello y a lo sublime cuando formuló su teoría romántica en su célebre
 Indagación filosófica acerca de nuestras ideas sobre lo bello y lo sublime
(Londres, 1757). En otras palabras, la versión infantil de la realidad (tramada en un discurso inconsciente), ilustrará el pensamiento filosófico ofreciéndonos una nueva dimensión de su entramado intelectualaparentemente consciente. 
 La Bella y la Bestia
fue primeramente publicada en Londres en
 Magasin des enfants, oudialogues entre une sage Gouvernante et plusieurs de ses élèves
, y traducida al inglés con el títulode
The Young Misses Magazine
, en 1761. Como indica el título del cuento, la historia gira en torno auna muchacha, Bella, que por mágicos avatares se ve obligada a residir en el castillo de la Bestia,una criatura de aspecto repugnante y terrorífico que, no obstante, encierra unas virtudes tan elevadasque acaban por ser cautivadoras. De hecho, la Bella, habiéndose percatado de la verdadera pasióndel monstruo (quien no deseaba devorarla sino amarla), acabó por corresponderle, momento en quela Bestia se transforma en un ser "más bello que el propio amor" según las palabras del cuento.En la historia, estos dos personajes (que aparecen en un principio como seres contrarios) seaacaban reconociendo como idénticos en lo más profundo de su ser gracias a la mirada interior de laBella que traspasa el aspecto superficial de la Bestia y logra ver en él reflejadas las valiosascualidades morales ocultas. Dicha apariencia antitética entre la hermosura de la Bella y la fisonomíarepulsiva de la Bestia parece corresponderse con otra pareja: lo bello y lo sublime si bien, esta vezlos personajes pertenecen al ámbito de la teoría del arte que dominó el pensamiento artístico durantemás de un siglo. Lo bello, desde principios del siglo XVIII fue progresivamente separándose del losublime, llegando a constituirse como términos aparentemente opuestos. Para Burke, ambos definenlos dos tipos de pasiones que emergen de la seducción que ciertos objetos o ideas nos producen, pero mientras que el objeto bello afecta rápidamente a la razón (quien lo percibe casi al mismotiempo que nos excita la pasión amorosa y nos produce placer), el objeto sublime afecta a nuestras pasiones antes de que puedan ser digeridas por la razón, ya que emergen ante una situación de dolor o peligro afectando directamente nuestro instinto de conservación. Por ello, lo sublime nos empujahacia el objeto deseado con una fuerza irresistible dejando enajenada a la mente, petrificando a lavoluntad. El miedo es fuente esencial de esta pasión y, por tanto, todo aquello que nos lo produce essublime. Posteriormente, la diferencia entre ambos términos continuó interpretándose prácticamente
 
T. Raquejo, "La Bella neoclásica y la bestia romántica...", La Balsa de la Medusa, 23, 1992.
3
como un binomio de contrarios como se refleja en los tratados que en el ámbito anglosajón ygermano se publicaron después de Burke
2
.Si consideramos por un lado las definiciones de lo bello y lo sublime, y, por otro, las ilustracionesque se hicieron a lo largo del XIX del cuento de Leprince de Beaumont, se observará que cada unade aquellas dos categorías estéticas encuentra su correspondiente en el personaje de la Bella y laBestia, respectivamente. Y de la misma manera que la Bella y la Bestia acabarán por unirse tras latransformación de ambos personajes aparentemente opuestos, lo bello y lo sublime también sefundirán en la práctica artística. Así, los que han sido interpretados como contrarios en la teoría deBurke, pueden entenderse ahora como dos categorías que actúan juntas y forman una unidad. En las ilustraciones que del cuento hizo Walter Crane (1874) pueden verse casi literalmente lascaracterísticas de lo bello burkianas en la imagen de la Bella que apaciblemente conversa con laBestia (fig. 1).
Figura 1. Ilustración de
 La Bella y la Bestia
, Walter Crane, 1874.
Para Burke, un objeto bello debe tener una textura suave, es decir la superficie debe ser lisa y puede ser blanda. Concretamente menciona como ejemplos, la superficie de las flores, el cutis terso
2Tal es el caso de
 An Essay on Taste
(1758) de Alexander Gerard;
 An Essay on the Picturesque, as Compared with the Sublimeand Beautiful 
(1793) obra de Uvedale Price, y en 1810
 Philosophical Essays
de Dugald Steward, por poner sólo algunos de losejemplos más relevantes del mundo anglosajón. A estos deben añadirse, como prueba del domino que ambas cualidades tuvieronen la teoría estética romántica, los trabajos de E. Kant :
Observaciones sobre lo bello y lo sublime
, 1764, y
Critica del juicio
,1787. 

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->