Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Singleton - Implicaciones de la educación considerada como transmisión cultural

Singleton - Implicaciones de la educación considerada como transmisión cultural

Ratings: (0)|Views: 13|Likes:
Published by Amanda Joyner

More info:

Published by: Amanda Joyner on Oct 27, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/27/2012

pdf

text

original

 
J
OHN
S
INGLETON
.“I
MPLICACIONES DE LA EDUCACIÓN CONSIDERADA COMO TRANSMISIÓNCULTURAL 
”.
*
En:
Pedagogía 
. Revista de la Universidad Pedagógica Nacional, Vol. 5, N° 16, México,octubre-diciembre, 1988. Traducción del original “Implications of Education as Cultural Transmission”: ErasmoCisneros Paz.
“Mirar la educación como transmisión cultural implica un cuerpo de concepciones básicas acerca de nuestra unidad de interés. No es ya más el individuo, sino un grupo humano que comparte un sistema cultural común. Así, el análisis debe seguir las estructuras sociales y las funciones de los patrones aceptados en la transmisión cultural”.
El hecho de que la Antropología sólo reclame en forma limitada, por suscontribuciones al campo de la investigación educativa, puede ser visto como unaextensión de los esfuerzos que hicieron en el pasado la Psicología y la Sociología, dosdisciplinas que han dominado este campo de búsqueda, pues intentaron abarcar latotalidad de la experiencia humana. El siguiente es un intento por contrastar lasproposiciones antropológicas para la investigación educativa con las que pienso hansido las limitaciones impuestas por los enfoques sociológicos y psicológicos en elestudio de la educación. De esta manera, me gustaría formular las preguntas hechasacerca de la educación y los métodos por los que las respuestas serán buscadas.De cierta manera, las academias de nuestras disciplinas como colectividadessociales se asemejan a las tribus primitivas con las que los antropólogostradicionalmente han tratado. Están integradas por gente que se identifica, y que esidentificada por otros, como perteneciente a tribus particulares. Cada “tribu”disciplinaria tiene un cierto territorio, un lenguaje y un cuerpo de reglas para guiar laconducta; una mitología y un patrón de transmisión cultural; un proceso deiniciación, un orden social, una serie de rituales y un sistema de estratificación social.Dentro de la academia —o más específicamente, en la moderna universidad— laslealtades disciplinarias son fuertes y significativas para muchos individuos, y laestructura física y social de la universidad a menudo está construida alrededor deestos agrupamientos “tribales”.En tanto que los antropólogos no han estudiado las disciplinas académicas enestos términos, me gustaría utilizar el modelo de “tribu” para evadir las cuestiones dela división lógica de la parcela de nuestra ciencia social. Entonces, no es necesarioargumentar que nuestras contribuciones son únicas en el campo de la investigacióneducativa, sólo es necesario describir qué se ha hecho y qué puede hacerse dentro delcampo de la antropología.Dejemos de lado la idea de que la antropología aplicada al campo de lainvestigación educativa sea algo nuevo. Lo que quiero decir es que un trabajo similar aéste fue leído en Philadelphia en 1904, en la reunión de la Asociación Americana parael Avance de la Ciencia (American Association for the Advanced of the Science, AAAS),
*
Tomado de Georges D. Spindler:
Education and cultural process. Toward an Anthropology of Education 
,Rinehart and Winston, Inc., New York, 1974, pp. 26-38.
 
 J
OHN
S
INGLETON
 
titulado “Los factores étnicos en la educación” y fue visto por su autor, Edgar L.Hewett, como una manera de juntar los campos de la antropología con el de lainvestigación educativa.
1
En una nota publicada anteriormente en 1904, en la revistade la Asociación Americana de Antropología, que también publicó su trabajo para lamencionada asociación, Hewett, específicamente, sugirió una reunión conjunta de larecientemente fundada Sociedad Nacional para el Estudio de la Educación y laAsociación Americana de Antropología, bajo los auspicios de esta última, con el fin decontribuir al progreso de ambas. Pensaba que la antropología “...y su literatura debenser llevadas a un estadio que la sitúe en estrechas relaciones con la educación através de las escuelas de pedagogía, escuelas normales e institutos de educadores”.Las dos preocupaciones de Hewett continúan atrayendo antropólogos al campo deestudio de la educación. Primero fue el compromiso de los antropólogos en laconstrucción de unidades curriculares para su presentación en escuelas primarias ysecundarias. Este compromiso, al parecer, guió a los antropólogos para plantearsecuestiones de significancia sobre la escuela considerada como una institución social.El tema más importante tratado por Hewett fue el de las diferencias étnicas en unsistema de escolarización común. Se preocupaba de la tendencia a la americanizaciónque se daba a los indios norteamericanos y a los filipinos, y quería atraer la atenciónantropológica hacia programas educacionales para estos pueblos sujetos. Debióhaberse contaminado por algunos de sus antecedentes educativos, puesto queproponía una solución administrativa al reunir a la Oficina Federal de Educación y ala de Etnología Americana.La reinserción de la identidad étnica en los Estados Unidos nos ha hecho estaralertas acerca de la interacción de la identidad étnica con la experiencia escolar. Enparte, fue el interés de los antropólogos lo que contribuyó a introducir en las escuelasprogramas de estudios étnicos que llevaron a la formación del Consejo de Antropología y Educación, dentro de la Asociación Americana de Antropología en 1968.Sin embargo, los antropólogos esperaron más de medio siglo antes de considerarseriamente la propuesta de Hewett, que consistía en explorar conjuntamente susintereses con los de los investigadores educativos. El interés en estos estudios se haincrementado significativamente después de la conferencia entre antropólogos yeducadores de 1954, organizada por Georges y Louise Spindler en Stanford California,USA.
2
 Permítaseme, en seguida, describir algunas de las contribuciones que laantropología puede hacer al estudio de la educación. En esta presentación mecentraré en dos áreas. La primera se refiere a las implicaciones que conlleva establecerproblemas de investigación educativa cuando la educación es definida comotransmisión cultural. El segundo sugerirá estrategias alternativas para lainvestigación educativa, basadas en el trabajo de algunos antropólogos que hanllevado a cabo estudios en educación de manera importante.
AS
I
MPLICACIONES PARA
D
EFINIR LA
E
DUCACIÓN COMO
T
RANSMISIÓN
C
ULTURAL 
 
Desde el punto de vista de la antropología, educación es transmisión cultural. Lacultura misma, en ocasiones, es definida en términos de la educación, esencialmentecomo “los productos compartidos del aprendizaje humano”. Con más precisión, y
1
Edgar Hewett. “Ethnic factors in education”,
American Anthropologist 
, núm. 7, 1905, pp. 1-16.
2
Georges D. Spindler.
Education and Anthropology 
, Stanford University Press, Stanford, 1955.2
 
I
MPLICACIONES DE LA EDUCACIÓN CONSIDERADA COMO TRANSMISIÓN CULTURAL 
 
desde una orientación psicológica, la cultura puede ser vista como “los patrones paradecidir qué es; patrones para decidir qué puede ser, los patrones para decidir cómo sesiente uno acerca de algo; los patrones para decidir qué hacer acerca de algo y lospatrones para decidir cómo continuar después de hacer algo”.
3
Por lo tanto, la culturacomprende patrones de significancia, realidad, valores, acciones y toma de decisionesque son compartidos por y dentro de colectividades sociales. Desde este punto devista, una cultura no es un grupo de gente, tampoco un sistema completo de conductahumana. Es una abstracción conceptual que nos ayuda a analizar la conductaindividual humana en cuanto esa conducta es compartida dentro de los grupossociales.Entender la educación como transmisión cultural implica, por lo tanto, un cuerpode concepciones básicas acerca de nuestra unidad de interés. No es ya más elindividuo, sino un grupo humano que comparte un sistema cultural común. Lainformación viene desde los individuos, basada en sus percepciones e interaccionessociales. Así, nuestro análisis debe seguir las estructuras sociales y las funciones delos patrones aceptados en la transmisión cultural.Debido a que los antropólogos están a menudo en relación con el estudio de latradición social debo agregar que la transmisión cultural incluye la transmisión de latradición desde una generación a la siguiente, y la transmisión de nuevosconocimientos o patrones culturales de cualquiera que los “sepa” a cualquiera que nolos sepa. Así, podemos distinguir entre endoculturación, que es el proceso decontinuidad generacional, y aculturación, que es el proceso de cambio individual ogrupal, causado por el contacto de varios sistemas culturales. También debemosreconocer la dinámica de los sistemas culturales en la transmisión. Robert Redfieldhablaba de la educación como “el proceso de transmisión cultural y renovación”.
4
 Cuando se aplica el concepto de educación como transmisión cultural en nuestrainvestigación educativa, se considera que estamos interesados igualmente en todas laspartes involucradas en los sistemas educativos y sus transacciones así como en elcontexto social donde el aprendizaje, presumiblemente tiene lugar. Esto incluye lasintenciones del educador, la manipulación que hace del educando y los cambios en suconducta. Más aún, deseamos saber el significado que los participantes le confieren asu participación en el hecho educativo, con quién y hasta qué grado este significado escompartido y el grado en que la conducta idiosincrática se refleja en un entendimientocompartido. La educación corno transmisión cultural es vista como un proceso socialque ocurre dentro de las instituciones sociales. Los estudios antropológicos ensistemas sociales aislados nos proveen de una base útil para el entendimiento de losmecanismos y el significado de la transmisión cultural, pero no podemos aplicar elmodelo original de cultura directamente en los modernos sistemas sociales masivos.Muy pocos sistemas sociales contemporáneos existen en la clase de aislamientocultural que una vez se conoció en los estudios etnográficos de los indios americanos,de los africanos y de los isleños del Pacífico. La interrelación que existe entre lossistemas sociales contemporáneos sólo ha sido reflejada por los estudiosantropológicos de factura muy reciente, y es importante que los conceptos y métodosoriginales del estudio antropológico sean adaptados a los estudios de los numerosossistemas socioculturales interrelacionados de las modernas sociedades de masas.
3
Ward Goodenough.
Cooperation in Change 
, Russell Sage Foundation, New York, 1963, pp. 258-259.
4
Margaret P. Redfield.
The Social Science: The papers of Robert Redfield 
, vol. 2, University of ChicagoPress. Chicago, 1963, p. 13.3

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->