Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
6Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Chinatown

Chinatown

Ratings: (0)|Views: 13,318 |Likes:
Published by iesluisbunuel

More info:

Published by: iesluisbunuel on Oct 28, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/28/2012

pdf

text

original

 
Chinatown (1974)Roman Polanski
Loa Ángeles, años treinta: unas fotos comprometedoras, un maridoque se derrumba ante la prueba de la infidelidad de su esposa y undetective que le ofrece una copa para consolarlo. En el guión, Curley, elmarido engañado, amenazaba con matar a su esposa y Gittes, el detective, lecontesta
ba con la ley no escrita: “Tienes que ser rico para matar a alguien, aquien sea, impunemente”. La frase fue retirada al final pero ofrece una
clave imprescindible para entender la obra.La señora Mulwray es la siguiente en visitar a Jake Gittes, tambiénpara que vigile a su marido, el ingeniero jefe de la sección de Agua yElectricidad de Los Ángeles. Sospecha que sale con otra mujer. Parece,pues, que el detective se ha especializado en asuntos matrimoniales, algoinfrecuente en los detectives clásicos del cine negro. Pero pronto nosdaremos cuenta de que lo que empieza siendo un caso de infidelidadconyugal se convierte en una compleja trama de especulación, sobornos ycorrupción alrededor del agua, cuyos protagonistas no dudan en recurrir alcrimen para proteger sus intereses y en la que pasamos del adulterio delcomienzo a la revelación del incesto al final. Y más allá de todo ello, la cintatransmite una impresión de abatimiento y desolación ante lo narrado:mientras el espectador contempla el plano final (una grúa ascendenteacompaña a Gittes y sus socios que se alejan del lugar donde yace muertaEvelyn Mulwray), no puede reprimir la idea de que el criminal queda sincastigo, el malvado se lleva la recompensa que no merece, de que la víctimaqueda otra
vez en manos del verdugo; en palabras del detective: “La historiase repite”. Final sombrío y desolador, consecuencia del análisis de la
sociedad norteamericana, la que permite la existencia de los Chinatown y del
 
 juego de intereses similares a los del agua, en definitiva, la que permite laexistencia de los Noah Cross.Pero antes de ese final amargo y pesimista, el espectador asiste a unsoberbio relato cinematográfico, construido con excelentes materialesnarrativos: por ejemplo, el uso preciso del sonido en off (el agua), la músicade Jerry Goldsmith (la trompeta que abre y cierra el film y que expresa eltema amoroso pero que, sobre todo, transmite un intensa melancolía, unasensación insoportable de fatalidad ante la realidad; el sonido del piano conque comienzan varias escenas y que sirve para crear tensión y suspense), lafotografía y el vestuario, que recrean el ambiente de la época, y lainterpretación de los actores, en especial, la de John Huston (tambiéndirector de cine), espléndido en el papel de un villano acaudalado (no sabecuánto dinero tiene), cínico y desalmado, más allá de su apariencia dehombre bonachón y amable.Las pesquisas deldetective le llevan aseguir los pasos delingeniero jefe HollisMulwray, y, en efecto,descubre su relacióncon una joven perotambién que Mulwraylleva a cabo sus propiasinvestigaciones, que le llevan a pasar toda una noche junto al mar en lasinmediaciones de una tubería de desagüe (con anterioridad, en presencia delalcalde de Los Ángeles, se ha mostrado contrario a la construcción de unaenorme presa para el abastecimiento de la ciudad y ha tenido que escucharlas quejas de los campesinos, acuciados por la gravedad de la sequía) o ainspeccionar el cauce seco de un río, acciones que poco tienen que ver con susituación conyugal. Pero Gittes se limita a cumplir con su trabajo, y laprensa publica la infidelidad del ingeniero Mulwray, hecho que provoca laaparición en el despacho del detective de la verdadera señora Mulwray,Evelyn Mulwray. El detective, enfrascado en el relato de un chiste, noadvierte la presencia de la señora Mulwray, como no ha advertido hastaahora la importancia del caso que tiene entre manos. Se da cuenta entoncesde que ha sido engañado y utilizado (la verdadera señora Mulwray no hacontratado sus servicios, aunque lo haga después).Gittes busca entonces al objeto de sus pesquisas, a Hollis Mulwray,pero ahora no lo encontrará ni en su casa ni en su despacho. Cuando loencuentre, estará muerto (según la policía, falleció tras una caída y seahogó). La aparición del cadáver sirve también para presentar al nuevo
 
teniente de policía, un antiguo conocido del detective (ambos trabajaron juntos en el barrio chino, una época que este prefiere olvidar), un hombrecon aire fanfarrón y autosuficiente, pero que irá siempre por detrás de los
acontecimientos (Evelyn Mulwray dará una explicación: “Noah Cross es elverdadero jefe de la policía”, y Gittes, la suya: “No quiere perder la placaque ha conseguido”) y será esquivado varias veces por el e
scurridizodetective.El reconocimiento del cadáver trae consigo nuevas e incómodaspreguntas a la señora Mulwray sobre las relaciones extramatrimoniales desu marido. En la respuesta recibe la ayuda del detective: ambos mienten yse establece entre ellos un primer vínculo.Cuestiones matrimoniales al margen, comienza ahora la investigación
de Gittes: una visita al forense (un tipo irónico: “En plena sequía, el delegadodel agua muere ahogado”) le proporciona una nueva pista, la aparición del
cadáver de un borracho, ahogado en un cauce seco, como Hollis Mulwray,donde se había quedado dormido; una breve entrevista con un joven que leinforma, como ya lo había hecho a Mulwray, de que cada noche llega al ríouna corriente de agua, en distintas partes del cauce; y el salto de la vallaque protege el embalse de agua. Allí es barrido por una nueva avenida deagua, de la que a duras penas logra escapar, pero entonces cae en manos dedos sabuesos, uno de los cuales (interpretado por el propio Polanski) le da unnavajazo en la nariz, aunque el detective no pierde el
olfato 
, ni tampoco lanariz.La falsa señora Mulwray se disculpa y le facilita una nueva pista: lasección necrológica de un periódico. En cuanto a la verdadera señoraMulwray, se trata de una mujer enigm
ática que oculta algo: “Yo no puedoestar con alguien mucho tiempo, señor Guittes, me resulta muy difícil”, dice,
 y la expresión recuerda a la
femme fatale 
del género negro (la películautiliza los elementos clave del género, aunque los maneja con absolutalibertad). Evelyn Mulwray encierra un misterio que se irá desvelando poco apoco; entre tanto, el detective se esfuerza en saber más de ella y para esopone ante sus ojos lo que ha averiguado: alguien está vaciando toneladas deagua de los depósitos que abastecen la ciudad durante una gran sequía, elseñor Mulwray lo descubrió y lo mataron, de la misma forma que murió unborracho, ahogado. El propio Gittes casi se queda sin nariz y ella sigueocultando algo celosamente.El detective prosigue su investigación: ahora en el despacho delingeniero asesinado. Antes de entrevistarse con su sustituto, conoce yconocemos al villano de la cinta, Noah Cross, y lo conocemos como hastaahora, a través de fotos (con Mulwray). En ese momento, Gittes relaciona aCross con el apellido de soltera de Evelyn, Evelyn Cross. Noah Cross fue el

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->