Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Arte Manierista

Arte Manierista

Ratings: (0)|Views: 33|Likes:
Published by Israel Moraleda

More info:

Published by: Israel Moraleda on Oct 29, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/17/2013

pdf

text

original

 
IntroducciónEn el siguiente trabajo vamos a realizar un estudio sobre el manierismo, épocacomprendida entre la primera mitad del siglo XVI y principios del XVII. Sobre estaépoca hay autores que han versado mucho sobre el tema y otros que ni siquiera loconsideran una época como tal. En el siguiente trabajo vamos a intentar recopilar las principales ideas acerca de esta época de reminiscencias clásicas así como de lascaracterísticas de la misma.Sobre el términoPara empezar a abordar el tema tenemos que ubicar el manierismo en el siglo XVI(1530 – 1600 aproximadamente). Según los libros de arte o libros de historia, elmanierismo viene a ser una época en la que se pretende crear obras de arte “a la manerade” los grandes genios del Renacimiento. El término “maniera” (estilo) fue utilizado por  primera vez por Giorgio Vasari. El problema es que gran parte del materialdocumentado de esta inquietud artística hace referencia a la pintura, escultura y a laarquitectura, en cuanto a la música hay diversas posturas. Muchos historiadores loconsideran como el final del Renacimiento, otros lo incluyen en los primeros momentosdel Barroco y otros lo dotan de entidad propia debido a sus características. Pero la parteque más nos interesa es la que hace relevancia a la música, y claro, aquí tenemos unasituación “curiosa”: si en el Renacimiento se vuelve la vista atrás fijándose en el arteclásico para alcanzar esa perfección en las formas, musicalmente... ¿en qué se fijaron deGrecia y Roma? El problema del manierismo musical es que no hay un modelo clásicoal que remitirse, ya que no se conserva prácticamente música de aquella época. Seconserva más teoría que obras musicales propiamente dichas. En cuanto al material queversa sobre el manierismo musical, hay libros que ni lo mencionan como tal y algunosque si que hacen breves menciones al mismo. Aquellos que lo nombran coinciden en lafecha (1530 -1600) Un ejemplo de lo complicado del término “manierismo” lo podemosencontrar en el siguiente texto: “la experiencia musical de un hombre que hubiese participado en la vida musical entre los últimos decenios del siglo XVI y los primerosdel XVII, que hubiese asistido a la disgregación del predominio de la polifonía vocal, planteaba separadamente la pregunta de la proliferación de estilos diversos. De formasuperficial, se trataba de tomar posicion a favor o en contra de la música ”1. Como podemos ver, esta haciendo referencia a la época que nos concierne y sin embargo nohace mención alguno ni en ninguna del libro). Con lo que podemos suponer que el autor no considera el manierismo2 como tal.Al ser este un periodo reconocido por no todos los historiadores, es difícil encontrar una bibliografía definitiva o exacta que verse sobre el manierismo. En gran cantidad delibros de historia de la música referentes al renacimiento y/o barroco, cuando se hacemención a este periodo se obvia el termino manierismo. No se puede hacer mención al manierismo sin nombrar la “seconda prattica”, en italiano“segunda práctica”, refiere a lo opuesto a “prima pratica”, más comúnmentemencionada como “Stile moderno”. Por la prima pratica se entendía el estilo de polifonía vocal codificada en los escritos teóricos de Zarlino; por la segunda, el estilo delos italianos modernos como Rore, Marenzio y Monteverdi. El término fue acuñado por Claudio Monteverdi para diferenciar su música de la de, por ejemplo, Palestrina oZarlino, y describe una música con mayores libertades armónicas y contrapuntisticas en
 
contraposición a las rigurosas limitaciones de la “prima practica”. Giovanni MariaArtusi criticó las licencias contrapuntisticas de Monteverdi en su diálogo “L'Artusiovero delle imperfettioni della moderna música”, de 1600 y Monteverdi se defendió dela crítica de Artusi en un “credo” conciso impreso en su quinto libro de madrigales y prometió ocuparse de este asunto con mayor profundidad en un volumen que nuncallegó a ver la luz del día. La repuesta de Monteverdi a Artusi: No os sorprendais de quedé estos madrigales a la imprenta sin haber antes respondido a las objeciones que Artusihizo en contra de algunas secciones muy minúsculas de los mismos. Al estar al serviciode la serenísima majestad de Mantua, no soy dueño del tiempo que necesito. A pesa deello, he escrito una respuesta para que se supiese que no hago2 A partir de aquí, cada vez que se nombre manierismo, hará referencia a loestrictamente musical, salvo indicación.
 
las cosas por casualidad y tan pronto como la revise verá la luz con el título Seconda pratica over Perfettione della moderna musica (Segunda práctica o La perfección de lamúsica moderna). Algunos se sombrarán con esto, ya que no creen que exista otra práctica que la enseñada por Zerlino. Sin embargo, deben tener la seguridad, en lorelativo a consonancias y disonancias, de que hay una forma diferente de considerarlasde la ya determinada práctica que defiende la manera moderna de composición con elconsentimiento de la razón y los sentidos. He querido decir esto para que la expresión“seconda pratica” no se la apropien otros y para que los hombres de intelecto puedanconsiderar, mientras tanto, otros pensamientos relativos a la armonía. Y para que tenganfe en que el compositor moderno se basa para su creación en fundamentos verdaderos.Vale. La base de la distinción de Monteverdi radicaba en que, en la primera práctica, lamúsica dominaba al texto, mientras que en la segunda el texto dominaba a la música; deello se desprendía que, en el nuevo estilo, las antiguas reglas podían modificarse y, en particular, utilizarse libremente las disonancias para adecuar la música a la expresión delos sentimientos del texto. Otras denominaban a estas dos prácticas stile antico y stilemoderno (estilos antiguo y moderno) o stylus gravis y stylus luxurians (estilos severos yornamentado). Hacia mediados del siglo XVII aparecieron sistemas más amplios ycomplejos de clasificación estilística. El de aceptación más generalizada consistía enuna amplia división triple en los estilos eclesiástico, de cámara y teatral. Los teóricosseguían una marcada tendencia de la época cuando intentaban definir y sistematizar asítodos los estilos musicales, considerando a cada uno de ellos como diferenciado y poseedor de una función social particular y unas características técnicas apropiadas.Pero a finales del siglo los compositores pasaban por alto estas distinciones y escribíancasi de la misma manera para las tres categorías.Visto todo lo anterior, vamos a hacer una pequeña aproximación de lo que hoy en díase entiende como manierismo.Según el diccionario Harvard de la música: Manierismo: Un principio estetico, asociadorecientemente con la música escrita desde mediados del siglo XVI a comienzos del sigloXVII, según el cual la individualización de los hechos musicales locales parece rimar sobre la exposición de estructuras musicales claras y coherentes. El manierismo seentiende, por tanto, como una contratendencia al clasicismo. Entre los compositorescitados frecuentemente a este respecto figuran Philippe de Monte (1521 – 1603), AdrianWillaert (ca. 1490 – 1562), Cipriano de Rore (1515 – 65) y Carlo Gesualdo (ca. 1560 – 1613). El madrigal italiano es el género asociado más estrechamente con el término. Elconcepto moderno de manierismo surgió en la crítica de arte alemana de comienzos delsiglo XX, especialmente en la obra de Max Dvorak. Trede (1928) y Schrade (1934) lointrodujeron en la musicología. La utilidad del manierismo como concepto músico-histórico sigue siendo controvertida. No se corresponde con el término del siglo XVImaniera, del que se deriva etimológicamente, aunque tiende a reemplazar a este términoen los estudios sobre el estilo. Maniera, tanto para sus defensores (Giorgio Vasari) como para sus detractores (Ludovico Dolce), hacía referencia a un estilo que discierne (i.e.,abstrae) los elementos más hermosos de los objetos naturales y más tarde los concatenaen un todo más exquisito que algo contemplado naturalmente. Esta concepción no setransfiere fácilmente a la estética musical, ya que mientras una obra de arte puedemodelarse directamente a partir de elementos de un mundo que se percibe comoimperfecto, al material del que está hecha la música (tonos, intervalos, mensuraciones)representa ya un nivel de abstracción en el que la belleza a sido elegida (o rechazada) por sí misma. Por otro lado, el concepto moderno de manierismo no carece de

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->