Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
6Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Ponencia Salud Mental e Interculturalidad

Ponencia Salud Mental e Interculturalidad

Ratings: (0)|Views: 150 |Likes:
Published by Vanessa Schaeffer

More info:

Published by: Vanessa Schaeffer on Oct 30, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/03/2013

pdf

text

original

 
Salud mental e interculturalidadPonentes: Tesania Vezquez, Maria Zoila Fernández, Giovana Mea yGonzalo Rivera.Mesa temática: Derecho a la salud desde una perspectiva intercultural
1
Tema: salud mental e interculturalidad
Quisiera agradecer a los organizadores de esta mesa, por permitirme reflexionar ycompartir con ustedes dos dimensiones centrales de la salud como es sucondición de derecho y su pertinencia intercultural, en este caso nos referiremos ala salud mental
.
La salud mental, entendida como parte de la salud y como derecho humano, esaún un desafío en nuestra sociedad. No bastan los enunciados presidencialessobre el aseguramiento universal, la mayor cobertura y el mayor acceso aservicios de salud cuando la salud de muchas personas está en riesgo y más aúnla salud mental, cuando las políticas públicas en salud no incorporan un enfoquede género e interculturalidad, cuando el personal de salud no cuenta con lascondiciones nimas para ofrecer un servicio de calidad o cuando se sigapriorizando en el discurso y la práctica lo material dejando de lado lo simbólico y losubjetivo de la vivencia de salud y malestar.La salud mental es vivida como una dádiva, una caridad, un estado demasiadoideal para ser real, y más aún en una sociedad marcada por la exclusión, laviolencia y la discriminación, donde el sujeto y sus deseos son invisibilizados por los otros y por uno mismo; es decir, donde prima la necesidad y la supervivencia.Si la sociedad no contribuye a reconocer nuestra condición de ser sujeto es muydifícil que cada persona lo pueda hacer. Apropiarnos de nuestra condición depersonas es una tarea constante en medio del ataque social y económico quedesubjetiviza y coacta libertades y derechos. Como señalan Castellón y Laplantecito "el contexto sociopolítico y económico que enfrenta el Perú desde hace unasdécadas ha generado un ambiente propicio para que sus pobladores desarrollen eincrementen sus problemas de salud mental " (71).Las cifras en relación a la salud mental en nuestro país nos evidencian lapresencia significativa de problemas de depresión y ansiedad, y su vinculacióncon variables socioeconómicas. Asimismo enLima, la sierra y la selva se haencontrado que el principal problema del país percibido por la población, tantomasculina como femenina, es el desempleo (en alrededor del 50% de lapoblación), seguida por la pobreza, la corrupción, la violencia y la inestabilidad
1
Presentada en el RELAJU 2010
 
política. Llama la atención también los niveles altos de desconfianza existente enla población(INSM HD-HN, 2002, 2003, 2004 y 2005).Como señalamos en un texto anterior "La situación actual de la salud mental es unindicador importante de las condiciones en las cuales se encuentra la mayoría deperuanos y peruanas. Nos ofrece una mirada diferente de la vivencia de lapobreza, exclusión y desigualdad que atraviesa nuestra sociedad y debe ser entendida como un componente clave de la estrategia integral de lucha contra lapobreza (Velázquez, 2007, 17).En ese sentido, creemos que es fundamental comprender la salud y laenfermedad como realidades socioculturales, de forma que quedan afectadas ensu génesis, desarrollo y consecuencias por la sociedad y cultura (Velázquez,2007). Están definidas desde una dimensión histórica y social que las constituye,siguiendo a Foucault (1967) la salud mental tanto como la experiencia patológicano puede abstraerse de las estructuras históricas, sociales y culturales.Se requiere repensar el concepto de salud mental en nuestra sociedad, por ellonos preguntamos: ¿En un país diverso, multilingue y multicultural compartimos lamisma definición de salud y en especial de salud mental? ¿Lo necesario paraconseguir un estado de salud mental óptimo es lo mismo para las diversasmatrices culturales como las que se encuentran en la sierra sur y la selva?El Perú es un país que ha asumido de forma negativa su diversidad, con exclusióno en algunos casos con inclusión inferiorizante, lo cual además se evidenciódurante el conflicto armado interno que según el Informe Final de la CVR señalaque las principales víctimas fueron quienes vivían en los departamentos másexcluidos y pobres del país como Ayacucho y Huancavelica, siendo el 83% deorigen rural y el 75% quechuahablante. Pareciera que estamos lejos de asumir ladiversidad como un reto que nos involucra a todos como peruanos. Se trata nosolo de reconocer el país como diverso, sino también de reconocer que estadiversidad ha sido históricamente jerarquizada y que se requiere abrir espacios dediálogo y convergencia.La bibliografía (Pedersen, 2006; Velázquez, 2007; Escribens, Ruiz y Velázquez,2008; Neira, 2006; Malvaceda, 2010 entre otros) señala que obtener un estado desalud mental óptimo no es lo mismo para las diversas matrices culturales como lasque se encuentran en la sierra sur o en la amazonía de nuestro país. Parecieraque cada matriz cultural ha desarrollado diferentes formas de comprender elmalestar y por ende de tratarlo; lo cual se expresa no solo en el nombre sino en lasintomatología. No obstante, como sabemos el discurso hegemónico sobre lasalud y enfermedad se ha construido desde occidente en base a los sistemasinternacionales de clasificación como el CIE de la OMS o el DSM del APA. Ambossistemas incluyen de forma periférica y anecdótica malestares asociados a lacultura pero no los incluyen como parte de su paradigma.En la misma línea Macher (2007) plantea que "en el país, se han silenciado lasdiversas expresiones culturales con formas variadas de violencia, desde el
 
desprecio racista hasta la intolerancia y la ironía mordaz..." es decir el otro, susconcepciones, su cultura, sus saberes han sido anulados. Aparece el poder comomecanismo de control, anulación o exclusión de las personas discriminadas y desu experiencia.La psicología, como disciplina eurocentrada no es ajena a dicho proceso dedominación y exclusión, como plantea Malvaceda (2010) "...se presupone quesentimos de igual modo un mismo dolor, no se concibe otro tipo de sufrimiento ypara aplacarlo se acude a él, bajo las modalidades de nuestra modernidad, sinembargo, se obvia la cosmovisión, costumbres, lenguaje, cultura y por ende laforma de vivenciar el sufrimiento de aquellas personas olvidadas por la ciencia".Siguiendo a Escobar (2002) apostamos por la emergencia y reconocimiento de
saberes otros
o saberes locales, los cuales se manifiestan al margen del discursooficial, en este caso sobre la salud y la enfermedad mental. Se trata deconcepciones sobre malestar y salud mental que existen en las diferentes culturasde nuestro país y que conviven con los paradigmas oficiales. Se requiereidentificarlos, nombrarlos, dar cuenta de sus diferentes representaciones socialesen la sociedad y aproximarnos a otras formas de comprender la salud mental enarmonía con lo físico, con el entorno y con los otros. Nos ubicamos en un modelopost estructuralista que rescata la alteridad, la complejidad y lamultidimensionalidad de la vivencia de las personas.El enfoque intercultural no es sólo una etiqueta que debe acompañar las políticasy planes de intervención que se diseñen en salud en nuestro país; es más bienuna forma diferente de entender y reconocer nuestras diferencias y semejanzas;una forma de convivir con la alteridad, de dialogar con nuestros propias historias,saberes y vivencias como sociedad y como país. A partir de la revisión bibliográfica y las entrevistas realizadas a expertos,curanderos y chamanes en el marco del curso de salud mental y cultura de laMaestría de Psicología Comunitaria, pasemos ahora a discutir algunos conceptosde malestar y salud mental así como sus diferentes comprensiones y expresionesen nuestra sociedad, considerando las diferentes matrices culturales. En estaponencia discutiremos
el susto
y
la pasada del huevo,
malestar que recorrediferentes matrices culturales de origen andino
, el chucaque,
que se ubicaprincipalmente en la costa y sierra norte
 
y finalmente nos aproximaremos a
lacutipa y la icara
, conceptos vinculados a la Amazonía. En todos los casos losconceptos y representaciones de malestar y salud suponen un concepto integralde ser humano donde lo físico y psíquico no están separados en dicotomía, sinoque se entrelazan en una sola experiencia.
El susto y la limpia del huevo: Expresiones de malestar y la recuperación del buen vivir 
.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->