Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La Voz Del Ujier No84 Noviembre

La Voz Del Ujier No84 Noviembre

Ratings: (0)|Views: 9|Likes:

More info:

Published by: Harold Frias Maggiolo on Nov 04, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/09/2014

pdf

text

original

 
UJIER
e
S
 
Una
 
pUBlicaciÓn
 
de
 
la
i
GleSia
 
de
 
la
a
laBanza
 
del
S
eÑor 
j
eSUcriSto
Santo Domingo, Rep. Dominicana • 4 de noviembre de 2012 • núm. 84
L
VOZ
DELL
VOZ
DEL
Pastores: Jorge y Belkis Plourde
¡
GRACIAS SEÑOR
!
 
¡
GRACIAS SEÑOR
!
 
e
S
 
Una
 
pUBlicaciÓn
 
de
 
la
 i
GleSia
 
de
 
la
a
laBanza
 
del
S
eÑor 
j
eSUcriSto
a
SeSoreS
 
eSpiritUaleS
:Pastores Jorge y Belkis Plourde
d
irecciÓn
 
y
 
redacciÓn
:
Esposos Fonseca
d
iaGramaciÓn
 
e
 
impreSiÓn
:
Frías Maggiolo, Harold M.
c
olaBoladoreS
:Aillen KhouryGraciela MoralesDavid WikersonCarlos VillarealCalle Porfrio Herrera, Esq. Lope de Vega núm. 18 Altos, Naco.Tel.: (809) 542.42.42 • Email:iglesiadelaalabanza@gmail.com
Contenido
Puedes comunicarte con nosotros:
UJIER
L
VOZ
DELL
VOZ
DEL
Favor dirigirse a la Ofcina de la Iglesia para colocar sus anuncios y peticiones.
3
 
EDITORIAL
La responsabilidad como padres, papel insustituible 
4
 
ANUNCIO
Adora América 121212
5-6
 
SALUD
Físicamente en forma 
7
 
ANUNCIO
Lecturas mes de noviembre
8-10
 
RAZONES PARA LA FE
Agradecidos con Dios
11
 
EXHORTACIÓN
Agradecidos por su Gracia
12-13
 
EN CASA
Después de Dios lo primero es mi familia
14
 
ANUNCIO
Programación Culto del mes 
15
 
TARJETA
Acción de Gracias 
 Iglesia de la alabanza 
CUMPLEAÑOS
¡Felicidades! 
 
P
 ÁGINA
C
ONTENIDO
 
 La voz del Ujier 
(IASJ) —4 noviembre 2012 • núm. 84
 
3
N
o resulta muy difícil entender que «los padres son los primeros y prin-cipales educadores de sus hijos». Es un derecho-deber que tiene su raízen la ley natural y, por eso, todos comprenden, aunque en algún caso seasólo de una manera intuitiva, que existe una continuidad necesaria entrela transmisión de la vida humana y la responsabilidad educadora.Produce un rechazo espontáneo pensar que los padres se pudierandesentender de sus hijos una vez que los han traído al mundo, o que sufunción se podría limitar a atender las necesidades físicas de los hijos,despreocupándose de las intelectuales, morales, etc. Y la raíz de esterechazo natural es que la razón humana entiende que el ámbito primario para la acogida y el desarrollo de la vida del hombre es la comunidad conyugal y familiar.La Revelación y el Magisterio asumen y profundizan los motivos racio-nales por los que los padres son los primeros educadores. «Habiéndoloscreado Dios hombre y mujer, el amor mutuo entre ellos se convierte enimagen del amor absoluto e indefectible con que Dios ama al hombre».En el designio divino, la familia, «es una comunión de personas, refle- jo e imagen de la comunión del Padre y del Hijo en el Espíritu Santo. Suactividad procreadora y educativa es reflejo de la obra creadora de Dios».La transmisión de la vida es un misterio que supone la cooperación de los padres con el Creador para traer a la existencia un nuevo ser humano,imagen de Dios y llamado a vivir como hijo suyo. Y la educación participa plenamente de este misterio. Este es el motivo de fondo por el que la Iglesiaha afirmado siempre que «por su naturaleza misma, la institución mismadel matrimonio y el amor conyugal están ordenados a la procreación y ala educación de la prole y con ellas son coronados como su culminación».
Pertenece a la esencia del matrimonio la apertura a la vida, queno se reduce a la sola procreación de los hijos, sino que incluye laobligación de ayudarles a vivir una vida plenamente humana y enrelación con Dios.
El misterio de la Redención ofrece luces sobre la misión educativa delos padres en el designio de Dios. Jesucristo, que con sus palabras y consus hechos «manifiesta plenamente el hombre al propio hombre, y ledescubre la sublimidad de su vocación» quiso encarnarse y ser educadoen una familia. Además, quiso elevar el matrimonio a la condición de sa-cramento, llevándolo a su plenitud en el plan salvífico de la Providencia. A ejemplo de la Sagrada Familia, los padres son cooperadores de la provi-dencia amorosa de Dios para dirigir a su madurez a la persona que se les haconfiado, acompañando y favoreciendo, desde la infancia hasta la edad adulta,su crecimiento en sabiduría, en edad y en gracia, ante Dios y ante los hombres.La relación de amor que se da entre padres e hijos es única y consti-tuye el Alma del proceso educativo; y es insustituible e inalienable: no puede ser usurpado ni delegado completamente.Consciente de esta realidad, la Iglesia ha enseñado siempre que el  papel de los padres en la educación «tiene tanto peso que, cuando falta,difícilmente puede suplirse» De hecho, el oscurecimiento de estas verda-des ha llevado a muchos padres al descuido, e incluso al abandono, desu papel insustituible.
La responsabilidad como padres, papel insustituible
Editorial

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->