Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword or section
Like this
5Activity

Table Of Contents

0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Historia Del Almirante

Historia Del Almirante

Ratings: (0)|Views: 60 |Likes:
Published by Rough Cibernus

More info:

Published by: Rough Cibernus on Nov 07, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/05/2013

pdf

text

original

 
HISTORIA DELALMIRANTE
Hernando Colón
AL MUY MAGNÍFICO SEÑOR BALIANO1
 
DE FORNARI, JOSÉ MOLETOFueron siempre, magnífico Señor mío, tenidos en grandísima estima todosaquellos que fueron descubridores de alguna cosa provechosa; y a tal apreciosubieron entre los antiguas, que, no contentándose con darles alabanzahumana, los contaron entre los dioses. De allí, Saturno, Jove, Marte, Apolo,Esculapio, Baco, Hércules, Mercurio, Palas y Ceres; y de allí, en suma, todos losdioses gentílicos de que están llenos los escritos antiguos. No me parece quehicieron esto sin alguna ran veromil, porque no teniendo luz de laverdadera religión, adoraban a los hombres de quienes habían recibido algúnbeneficio notable. Ni puede mejor, a juicio de los sabios, mostrar el hombreseñal de gratitud a aquel de quien ha recibido un provecho tal que no puederemunerarse con dones comunes, sino con honrarlo, pues solamente se honranlas cosas divinas o que tienen resplandor de divinidad. Y, ¿qué mayor señalpuede dar el hombre de su divinidad, que con descubrir cosas de utilidad paraotro hombre? Y es hecho cierto que todo inventor de cosas útiles essumamente amado por Dios, siendo éste sólo el verdadero dador de todos losbienes; el cual, muchas veces, por medio de un solo hombre, se dignamanifestar cosas rarísimas y escondidas por muchos siglos; como en nuestrotiempo ha sucedido con el Nuevo Mundo, de los demás ignorado, o, si loconocieron, la memoria de esto se perdió en tal manera, que todo aquello quese contaba era tenido por fabuloso; y ahora, por medio del ilustre D. CristóbalColón, hombre verdaderamente divino, le ha placido manifestarlo. Por lo cual,de esto cabe deducir primeramente, que este varón singularísimo, fue muygrato al eterno Dios, y, por tanto, se puede afirmar que si hubiese vivido en laEdad Antigua, no solamente los hombres, por tan magna obra, le habríancontado y puesto en el número de los dioses, más aún le hubiesen hecho elpríncipe de éstos. Y es cosa cierta que no puede esta época honrarlo tanto queno sea digno de mayor honra. Y es digno de grandísima alabanza quien seconsagra a la inmortalidad de un hombre tan esclarecido, verdaderamentedigno de vivir en la memoria de los hombres mientras dura el mundo; como seve que ha hecho vuestra señoría, que con tanta diligencia ha procurado quesalga a luz la vida de tan egregia persona, escrita, ha tiempo, por el ilustre D.Hernando Colombo, segundo hijo del mencionado D. Cristóbal, Cosmógrafomayor del invictísimo Carlos V. Fue D. Hernando de no menos valer que supadre, y dotado de más letras y ciencias que éste; el cual dejó a la Iglesiamayor de Sevilla, donde hoy se ve honrosamente sepultado, una librería, nosólo numerosísima, mas también riquísima y llena de muchos libros rarísimosde toda Facultad y Ciencia; la cual, quienes la han visto, la juzgan una de lascosas más notables de toda Europa. Resulta indudable que su Historia esverdadera, pues la escribel hijo con relaciones y cartas y con muchaprudencia. También está fuera de sospecha que no fuese escrito por manos delsusodicho ilustre D. Hernando, y que lo que ha visto vuestra señoría, no sea el2
 
mismo original, pues a vuestra señoría le dio por tal el ilustre D. Luis Colombo,muy amigo de vuestra señoría, y el día de hoy Almirante de Su MajestadCalica; fue sobrino del dicho D. Hernando, e hijo del ilustre D. Diego,primogénito de D. Cristóbal; el cual D. Diego heredó el estado, y la dignidad desu padre. Del buen ánimo de dicho D. Luis no se puede decir tanto que lo seamás vuestra señoría, por lo que, como caballero de honor, de suma bondad, ydeseoso de que la gloria de tan excelente varón quede siempre inmortal, nomirando a su edad, de setenta años, ni a la estación, ni a lo largo del viaje, vinode Génova a Venecia con propósito de hacer imprimir el mencionado libro,tanto en lengua castellana, en la que fue escrito, como en la italiana, y aun condesignio de mandar traducirlo a la latina, para que del todo pudiera hacerseclara y manifiesta la verdad de los hechos de hombre tan eminente,ciertamente gloria de Italia, y en especial de la patria de vuestra señoría. Masviendo el mucho tiempo que esto exigía, obligado por sus muchas ocupaciones,públicas y particulares, a volver a su ciudad, se encargó de ello el Sr. JuanBautista de Marino, caballero adornado de nobilísimas cualidades, de muchoánima y muy estudioso; el cual, siendo como es muy señor mío, ha querido quefuese mío en buena parte el afán de tal negocio, y yo no he intentado eludirme,sabiendo que daría gusto al mencionado señor y que a vuestra señoría no lesería desagradable, observándolo yo como fue.He, aquí, pues, señor mío, que el libro se publica, y con razón, bajo el nombrede vuestra señoría, como de quien ha procurado con tanta fatiga que seimprima y de quien he recibido tan diligente ayuda.Siendo casi como obra vuestra, es justo que los efectos retornen y se reflejenen su causa. Recibid, pues, señor, con alegre semblante, vuestro libro, ytenedme siempre por afectísimo.De Venecia, el día 25 de Abril de 1571.3

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->