Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Conductismo y Reduccionismo Analitico, y Neurociencias

Conductismo y Reduccionismo Analitico, y Neurociencias

Ratings: (0)|Views: 224|Likes:
Published by Esteban Andrés

More info:

Published by: Esteban Andrés on Nov 10, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/08/2013

pdf

text

original

 
CONDUCTISMO Y REDUCCIONISMO ANALITICO
 
La discusión académica más frecuente en la actualidad, dentro de la psicología, se ha dado en torno a la tradición conductistay el cognoscitivismo funcionalista. El análisis se ha dado fundamentalmente en un contexto lingüístico.
 
En el ámbito del lenguaje natural encontramos un grupo de expresiones o modismos del tipo X cree que Y, X desea que Y, Xpiensa que Y. Estos enunciados se conocen como de "actitud proposicional" y se dice que capturan un tipo de entidades quepueden describirse como poseyendo dos atributos propios de lo mental: la intencionalidad y la racionalidad; y el análisis deestos enunciados ayudaría a revelar la naturaleza de la mente. Esta aserción es, por supuesto, discutible ya que estosenunciados, por su cualidad de ser referencialmente opacos, son refractarios a describir nomológicamente las entidades quecaen bajo su rango. La ciencia necesita hacer explicaciones nomológico-causales y la mente debe ser descrita como un agentecausal. Esta necesidad de describir la mente causalmente, con todos los problemas que ello genera, se debe a lo que Ryledenomina el error categorial cartesiano. Un ejemplo de esto es lo siguiente: "Un extranjero ve por primera vez un partido defútbol. Aprende cuál es la función de los arqueros, los defensores, los delanteros y del árbitro y pregunta: "¿No hay nadie enel campo de juego que tenga como función contribuir a la conciencia de equipo? Veo quien ataja, quien defiende y quienataca, pero no veo a nadie a quien corresponda ejercitar el
"sprit de corps" 
...habría que explicar que está buscando lo que nocorresponde. La conciencia de equipo no es una parte del fútbol complementaria de las otras; es, en términos generales, elempeño con que se lleva a cabo cada una de esas funciones.." (G.Ryle, 1967 p.20) y, por lo tanto, "se diluye la consagradaoposición entre mente y materia..." (op.cit. p.24). Para Ryle el mal entendido de confundir el lenguaje mental y el físico comopertenecientes a la misma categoría lógica ha producido confusiones y problemas ontológicos, como suponer la existencia deuna relación causal entre lo mental y lo físico, cuando lo único que hay es una mala utilización del lenguaje. La solución aeste problema estriba en encontrar un
definiens
físico adecuado para el
definiendum
mental o, como dice Fodor, "Por cadaprodicado mental que pueda ser empleado en una explicación psicológica, debe haber al menos una descripción de laconducta con respecto a la cual ese predicado guarda una conexión lógica" (J.Fodor, 1980 p.83). El problema se nos traslada,así, del ámbito ontológico al semántico y al lógico. Al semántico, porque, para que un enunciado tenga significado, debemosestipular las condiciones operacionales que determinen la conducta observada y al lógico, porque, para que la sinonimia seaadecuada el enunciado de la derecha y el de la izquierda deben ser equivalentes, es decir, deben poseer los mismos valores deverdad. Si el programa de Ryle tuviera éxito solucionaría varios problemas. Primero, diluye el problema ontológico de lasentidades mentales, segundo, evita el problema semántico de la opacidad referencial al reemplazarlos porenunciados
significativos
, contrastables y verficables operacionalmente y, tercero, permite presentar los enunciados de lateoría psicológica en un esqueleto lógico y determinar su carácter y cierre deductivo. Según el
verificacionismo
el problemade la definición queda resuelto por el uso de definiciones parafrasísticas que, en el caso de la psicología deben serconductuales, empíricas. El programa, sin embargo, ha sido cuestionada, porque, en primer lugar, el criterio de empiricidadatenta contra el mismo criterio de significado al no poseer éste carácter empírico y, en consecuencia, se autorrefuta. Ensegundo lugar, el análisis de los términos de
creencia
no mantienen la equivalencia lógica entre el lado izquierdo(definiendum) y el derecho (definiens) de la definición, v.gr:
 
"
Pérez cree que hay un incendio en la cercanía
=
def.
 Bajo circunstancias especiales, al existir un incendio en la cercanía,Pérez se comportará de modo adecuado a la existencia de un incendio en su espacio próximo
, podría ser falso en una de suspartes y verdadero en otra. Podemos concebir a Pérez en un ejercicio bomberil y comportarse como si hubiera un incendiocercano. Casualmente podría producirse un incendio y Pérez no saberlo, sin embargo Pérez no cree que existe un incendio yse comporta como si lo hubiera. Así, el definiendum es falso y, sin embargo, el definiens es verdadero" (J.Cornman,1987,p.182).
 
El conductismo, en su acepción fuerte, ha visto declinar su influencia en la psicología académica desde fines de la década delcincuenta. El supuesto de una "caja negra" carente de organización y de la cual no se puede decir nada se ha visto seriamentedañado por los aportes de la etología, la experimentación en psicología (v.gr: García y Kölling y el
 principio de laadecuadión del estímulo
) y la teoría de la información que hace suponer, como mínimo, que la "caja negra" es un poderosoprocesador de tipo booleano. Todos estos aportes hacen difícil aceptar los supuestos duros del programa conductista comoson la correspondencia entre aprendizaje y realidad externa y la equipotencialidad de estímulos, especies e individuos. Ellegado conductista se mantiene, sin embargo, en dos ámbitos: el de la clínica y el de la metodología. Tanto el éxito empíricode las estrategias de cambio conductual, así como la exigencia de un diseño experimental riguroso y la necesidad de laautoridad de la comunidad científica en los enunciados de la psicología científica, mantienen su vigencia como un aporteespecífico de esta tradición psicológica. Pero la incapacidad de la teoría para hacer predicciones osadas y producir una nuevatecnología han orientado a la psicología por otros rumbos. El reduccionismo biológico y el funcionalismo son las alternativasteóricas privilegiadas de las postrimerías de este siglo.
 
NEUROCIENCIAS Y REDUCCIONISMO FISIOLOGICO
 
Mencionamos que el tipo de enunciados que se dice captura los atributos mentales toma la forma "X cree (piensa, desea etc..)que Y", y que el esfuerzo contemporáneo por dilucidar el estatus de la psicología como ciencia estaba ligado al análisis deéstos. El rasgo definitorio de los lenguajes y de los símbolos en general es la referencialidad. En esta última podemosdistinguir dos dimensiones: el sentido o significado y la denotación. Entendemos por la primera "el modo de darse de unobjeto" y por la segunda "la designación del objeto". Existen, por lo tanto, dos estrategias para eliminar los enunciados deactitud proposicional. Uno atendiendo a la reducción de los significados y, por lo tanto, a una crítica en el ámbito de lo

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->