Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Standard view
Full view
of .
Look up keyword or section
Like this
15Activity

Table Of Contents

0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
LA HISTORIA DE PROFETAS Y REYES

LA HISTORIA DE PROFETAS Y REYES

Ratings:

4.0

(1)
|Views: 2,857 |Likes:
Published by Conexion Adventista

More info:

Published by: Conexion Adventista on Jan 25, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
See more
See less

04/29/2013

 
LA HISTORIA DE PROFETAS Y REYES
Según queda ilustrada en elCautiverio y la Restauración de IsraelPor ELENA G. de WHITEINTRODUCCIÓN La Viña del Señor CUANDO Dios llamó a Abrahán para que saliese de entre su parentela idólatra, y le invitó a que morase en la tierrade Canaán, lo hizo con el fin de otorgar los más ricos dones del Cielo a todos los pueblos de la tierra. "Haré de ti ledijo una nación grande, y bendecirte he, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición." (Gén. 12: 2.) Abrahán recibióla alta distinción de ser padre del pueblo que durante siglos habría de custodiar y conservar la verdad de Dios para elmundo, el pueblo por medio del cual todas las naciones iban a ser bendecidas en el advenimiento del Mesías prometido.Casi habían perdido los hombres el conocimiento del Dios verdadero. Sus intelectos estaban entenebrecidos por laidolatría. En lugar de los estatutos divinos, cada uno de los cuales es "santo, y justo, y bueno" (Rom. 7: 12), procuraban substituir leyes en armonía con los designios de sus propios corazones crueles y egoístas. Sin embargo,en su misericordia, Dios no los raía de la existencia. Se proponía darles la oportunidad de conocerle mediante suiglesia. Quería que los principios revelados por su pueblo fuesen el medio de restaurar la imagen moral de Dios en elhombre.La ley de Dios debía ser exaltada, su autoridad mantenida; y esta obra grande y noble fue confiada a la casa deIsrael. Dios la separó del mundo para poder entregarle un cometido sagrado. La hizo depositaria de su ley y quisoconservar por su medio el conocimiento de sí mismo entre los hombres. Así debía brillar la luz del cielo sobre unmundo envuelto en tinieblas y debía oírse una voz que suplicara a todos los pueblos que se apartasen de la idolatría para servir al Dios viviente. 12"Con gran fortaleza, y con mano fuerte" (Exo. 32:11), Dios sacó a su pueblo elegido de la tierra de Egipto. "Envió asu siervo Moisés, y a Aarón al cual escogió. Pusieron en ellos las palabras de sus señales, y sus prodigios en la tierrade Cham." "Y reprendió al mar Bermejo, y secólo; e hízoles ir por el abismo." (Salmos 105: 26, 27; 106: 9.) El losrescató de su condición servil, para poder llevarlos a una buena tierra, una tierra que había preparado en su providencia para que les sirviese de refugio que los protegiese de sus enemigos. Quería atraerlos a sí, y rodearloscon sus brazos eternos; y en reconocimiento de su bondad y misericordia, debían ellos exaltar su nombre y hacerloglorioso en la tierra."Porque la parte de Jehová es su pueblo; Jacob la cuerda de su heredad. Hallólo en tierra de desierto, y en desiertohorrible y yermo; trájolo alrededor, instruyólo, guardólo como la niña de su ojo. Como el águila despierta su nidada,revolotea sobre sus pollos, extiende sus alas, los toma, los lleva sobre sus plumas: Jehová solo le guió, que no hubocon él dios ajeno." (Deut. 32: 9-12.) De este modo acercó a sí a los israelitas, para que morasen como a la sombradel Altísimo. Milagrosamente protegidos de los peligros que arrostraron en su peregrinación por el desierto,quedaron finalmente establecidos en la tierra de promisión como nación favorecida.Mediante una parábola, Isaías relató patéticamente cómo Dios llamó y preparó a Israel para que sus hijos sedestacasen en el mundo como representantes de Jehová, fructíferos en toda buena obra:"Ahora cantaré por mi amado el cantar de mi amado a su viña. Tenía mi amado una viña en un recuesto, lugar fértil.Habíala cercado, y despedregádola, y plantádola de vides escogidas: había edificado en medio de ella una torre, ytambién asentado un lagar en ella; y esperaba que llevase uvas." (Isa. 5: 1, 2.)Mediante la nación escogida, Dios había querido impartir bendiciones a toda la humanidad. "La viña de Jehová delos 13 ejércitos declaró el profeta es la casa de Israel, y los hombres de Judá planta suya deleitosa." (Isa. 5: 7.)A este pueblo fueron confiados los oráculos de Dios. Estaba cercado por los preceptos de su ley, los principioseternos de la verdad, la justicia y la pureza. La obediencia a estos principios debía ser su protección, porque le
 
impediría destruirse a sí mismo por prácticas pecaminosas. Como torre del viñedo, Dios puso su santo templo enmedio de la tierra.Cristo era su instructor. Como había estado con ellos en el desierto, seguiría siendo su maestro y guía. En eltabernáculo y el templo, su gloria moraba en la santa shekina sobre el propiciatorio. El manifestaba constantementeen su favor las riquezas de su amor y paciencia.El propósito de Dios les fue manifestado por Moisés y fueron aclaradas las condiciones de su prosperidad. "Porquetú eres pueblo santo a Jehová tu Dios les dijo: Jehová tu Dios te ha escogido para serle un pueblo especial, más quetodos los pueblos que están sobre la haz de la tierra.""A Jehová has ensalzado hoy para que te sea por Dios, y para andar en sus caminos, y para guardar sus estatutos ysus mandamientos y sus derechos, y para oír su voz: y Jehová te ha ensalzado hoy para que le seas su peculiar  pueblo, como él te lo ha dicho, y para que guardes todos sus mandamientos; y para ponerte alto sobre todas lasgentes que hizo, para loor, y fama, y gloria; y para que seas pueblo santo a Jehová tu Dios, como él ha dicho." (Deut.7: 6; 26: 17-19.)Los hijos de Israel debían ocupar todo el territorio que Dios les había señalado. Las naciones que habían rehusadoadorar y servir al Dios verdadero, debían ser despojadas. Pero Dios quería que mediante la revelación de su carácter  por Israel, los hombres fuesen atraídos a él. La invitación del Evangelio debía ser dada a todo el mundo. Por laenseñanza del sistema de sacrificios, Cristo debía ser ensalzado ante las naciones, y habrían de vivir todos los quemirasen a él. Se unirían con su pueblo escogido todos los que, como Rahab la cananea y Rut 14 la moabita, seapartaran de la idolatría para adorar al Dios verdadero. A medida que aumentase el número de los israelitas, debíanensanchar sus términos, hasta que su reino abarcase el mundo entero.Pero el Israel antiguo no cumplió el propósito de Dios. El Señor declaró: "Y yo te planté de buen vidueño, simienteverdadera toda ella: ¿cómo pues te me has tornado sarmientos de vid extraña?" "Es Israel una frondosa viña,haciendo fruto para sí." "Ahora pues, vecinos de Jerusalem y varones de Judá, juzgad ahora entre mí y mi viña.¿Qué más se había de hacer a mi viña, que yo no haya hecho en ella? ¿Cómo, esperando yo que llevase uvas, hallevado uvas silvestres? Os mostraré pues ahora lo que haré yo a mi viña: Quitaréle su vallado, y será para ser consumida; aportillaré su cerca, y será para ser hollada; haré que quede desierta; no será podada ni cavada, y creceráel cardo y las espinas: y aun a las nubes mandaré que no derramen lluvia sobre ella.... Esperaba juicio, y he aquívileza; justicia, y he aquí clamor." (Jer. 2: 21; Ose. 10: 1; Isa. 5: 3-7.)Por medio de Moisés Dios había presentado a su pueblo los resultados de la infidelidad. Al negarse a cumplir su pacto, se separaría de la vida de Dios; y la bendición de él ya no podría descansar sobre ese pueblo. A veces estasamonestaciones fueron escuchadas, y ricas bendiciones fueron otorgadas a la nación judía y por su medio a los pueblos que la rodeaban. Pero en su historia fue más frecuente que sus hijos se olvidaran de Dios y perdieran devista el gran privilegio que tenían como representantes suyos. Le privaron del servicio que él requería de ellos, y privaron a sus semejantes de la dirección religiosa y del ejemplo santo que debían darles. Desearon apropiarse de losfrutos del viñedo sobre el cual habían sido puestos como mayordomos. Su codicia los hizo despreciar aun por los paganos; y el mundo gentil se vió así inducido a interpretar erróneamente el carácter de Dios y las leyes de su reino.Con corazón paternal, Dios soportó a su pueblo. Intercedió 15 con él mediante las misericordias que le concedía y por las que le retiraba. Con paciencia le señaló sus pecados, y esperó que le reconociese. Envió profetas ymensajeros para instar a los labradores a que reconociesen los derechos de su Señor; pero en vez de ser bienvenidos,aquellos hombres de discernimiento y poder espirituales fueron tratados como enemigos. Los labradores los persiguieron y mataron. Dios mandó otros mensajeros, pero recibieron el mismo trato que los primeros, y loslabradores fueron aún más resueltos en su saña.El hecho de que el favor divino le fuera retirado a Israel durante el destierro indujo a muchos a arrepentirse. Sinembargo, después de regresar a la tierra de promisión, el pueblo judío repitió los errores de generaciones anteriores,y se puso en conflicto político con las naciones circundantes. Los profetas a quienes Dios envió para corregir losmales prevalecientes, fueron recibidos con la misma suspicacia y el mismo desprecio que habían arrostrado losmensajeros de tiempos anteriores; y así, de siglo en siglo, los guardianes de la viña fueron aumentando suculpabilidad.
 
La buena cepa plantada por Dios en las colinas de Palestina fue despreciada por los hombres de Israel, y fuefinalmente arrojada por encima de la cerca; la lastimaron y pisotearon, y hasta alentaron la esperanza de haberladestruído para siempre. El Viñatero sacó la vid, y la ocultó de su vista. Volvió a plantarla, pero al otro lado de lacerca, de modo que la cepa ya no fuese visible. Las ramas colgaban por encima de la cerca, y podían unírselesinjertos, pero el tronco mismo fue puesto donde el poder de los hombres no pudiese alcanzarlo ni dañarlo.Para la iglesia de Dios, que custodia su viña en la tierra hoy, resultan de un valor especial los mensajes de consejo yadmonición dados por los profetas que presentaron claramente el propósito eterno del Señor en favor de lahumanidad. En las enseñanzas de los profetas, el amor de Dios hacia la raza perdida y el plan que trazó para salvarlaquedan claramente 16 revelados. El tema de los mensajeros que Dios envió a su iglesia a través de los siglostranscurridos fue la historia del llamamiento dirigido a Israel, sus éxitos y fracasos, cómo recobró el favor divino,cómo rechazó al Señor de la viña y cómo el plan secular será realizado por un remanente piadoso en favor del cualse cumplirán todas las promesas del pacto. Y hoy el mensaje de Dios a su iglesia, a aquellos que se ocupan en suviña como fieles labradores, no es otro que el dado por el profeta antiguo: "En aquel día cantad de la viña del vinorojo. Yo Jehová la guardo, cada momento la regaré; guardaréla de noche y de día, porque nadie la visite." (Isa. 27: 2,3.)Espere Israel en Dios. El Señor de la viña está ahora mismo juntando de entre los hombres de todas las naciones ytodos los pueblos los preciosos frutos que ha estado aguardando desde hace mucho. Pronto vendrá a los suyos; y enaquel alegre día se habrá cumplido finalmente su eterno propósito para la casa de Israel. "Días vendrán cuandoJacob echará raíces, florecerá y echará renuevos Israel, y la haz del mundo se henchirá de fruto." (Isa. 27: 6.) 17CAPÍTULO 1 SalomónDURANTE el reinado de David y Salomón, Israel se hizo fuerte entre las naciones y tuvo muchas oportunidades deejercer una influencia poderosa en favor de la verdad y de la justicia. El nombre de Jehová fue ensalzado y honrado,y el propósito con que los israelitas habían sido establecidos en la tierra de promisión parecía estar en vías decumplirse. Las barreras fueron quebrantadas, y los paganos que buscaban la verdad no eran despedidos sin haber recibido satisfacción. Se producían conversiones, y la iglesia de Dios en la tierra era ensanchada y prosperada.Salomón fue ungido y proclamado rey durante los últimos años de su padre David, quien abdicó en su favor. La primera parte de su vida fue muy promisoria y Dios quería que progresase en fuerza y en gloria, para que su carácter se asemejase cada vez más al carácter de Dios e inspirase a su pueblo el deseo de desempeñar su cometido sagradocomo depositario de la verdad divina.David sabía que el alto propósito de Dios en favor de Israel sólo podría cumplirse si los príncipes y el pueblo procuraban con incesante vigilancia alcanzar la norma que se les proponía. Sabía que para desempeñar el cometidocon el cual Dios se había complacido en honrar a su hijo Salomón, era necesario que el joven gobernante no fuesesimplemente un guerrero, un estadista y un soberano, sino un hombre fuerte y bueno, que enseñase la justicia y fueseejemplo de fidelidad.Con tierno fervor David instó a Salomón a que fuese viril y noble, a que demostrase misericordia y bondad hacia sussúbditos, y que en todo su trato con las naciones de la tierra honrase 18 y glorificase el nombre de Dios ymanifestase la hermosura de la santidad. Las muchas incidencias penosas y notables por las cuales David había pasado durante su vida le habían enseñado el valor de las virtudes más nobles y le indujeron a declarar a Salomónmientras, moribundo, le transmitía su exhortación final: "El señoreador de los hombres será justo, señoreador entemor de Dios. Será como la luz de la mañana cuando sale el sol, de la mañana sin nubes; cuando la hierba de latierra brota por medio del resplandor después de la lluvia." (2 Sam. 23: 3, 4.)¡Qué oportunidad tuvo Salomón! Si hubiese seguido la instrucción divinamente inspirada de su padre, el suyo habríasido un reinado de justicia, como el descrito en el Salmo 72:"Oh Dios, da tus juicios al rey,Y tu justicia al hijo del rey.El juzgará tu pueblo con justicia,

Activity (15)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Michael Smith liked this
leobardoriosmora liked this
Keysi Feliz liked this
Santiago Lopez liked this
Victoria Valero liked this
Arles Munoz liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->