Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
8Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Karen Horney

Karen Horney

Ratings: (0)|Views: 101 |Likes:
Published by Alejandro Rocha

More info:

Published by: Alejandro Rocha on Nov 15, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/23/2013

pdf

text

original

 
Karen Horney
La personalidad neuróticade nuestro tiempo
Traducción de Ludovico Rosenthal
 
Introducción
Freud previó en varias ocasiones que el psicoanálisis hallaría suverdadera tierra de promisión en Norteamérica. La buena acogida que sele dispensó en 1909 en la Universidad de Worcester, en contraste con lahostilidad crónica que en Viena se cernía hacia su persona y su obra,está en el origen de esta apreciación. Mas, a pesar de ello, Freud insistióen que la lucha por el psicoanálisis tenía que decidirse en los viejoscentros de cultura, en la vieja Europa que tanta resistencia le oponía asus teorías.Históricamente, la predicción de Freud se ha cumplido en parte. Hoy endía, Estados Unidos es el país donde mayor implantación tiene elpsicoanálisis. Pero la lucha por el psicoanálisis se ha desplazado. Éstano se centra ya en la necesidad de conquistar «los viejos centros decultura» -por oposición a unos nuevos en los que sería fácil arraigar por la falta de resistencias-, sino en la dirección que pueda tomar en el futuroel movimiento psicoanalítico en virtud de las distintas, y a vecescontrapuestas, tendencias que habitan en su seno. Una de las másimportantes, y con toda seguridad la más popular, es la que enNorteamérica ha tomado la denominación de «escuela cultural», y quetiene en Karen Horney a uno de sus más genuinos representantes. Al lado de personalidades como Erich Fromm y Harry Stack SuIlivan,Karen Horney ha encabezado esta corriente psicoanalítica de orientacióncultural, también conocida por neofreudianismo, debido a las posicionesrevisionistas que ha mantenido con respecto a la doctrina ortodoxa delfundador del psicoanálisis. Antes de señalar algunas de lascaracterísticas centrales del revisionismo de Karen Horney, es precisodestacar el origen alemán de esta autora, activa en Berlín hasta 1932 ypsicoanalizada por personalidades tan próximas al círculo de Freudcomo Karl Abraham y Hans Sachs. Surgida, pues, de los viejos centrosde cultura europeos, Horney sufrió el impacto de un nuevo medio, elnorteamericano, en el que muchas de las premisas de los conflictosneuróticos estudiados en Europa simplemente dejaban de tener validez.Esta experiencia personal fue de enorme importancia en la evolución desu pensamiento, que ya en sus primeras manifestaciones presentómatices disidentes en relación con la ortodoxia freudiana. Miembrodestacado en los años veinte del Instituto Psicoanalítico de Berlín,Horney se interesó por el estudio de la psicología femenina en susprimeros trabajos, partiendo de la base de que «el psicoanálisis es lacreación de un genio del sexo masculino», que «casi todos los que handesarrollado sus ideas» en el campo de la investigación psicoanalíticahan sido hombres, y que, por tanto, es lógico y razonable que a éstos«tes fuera más fácil elaborar una psicología masculina y que entendieranmás del desarrollo de los hombres que del de las mujeres».
 
La labor de Horney en esta su primera época como psicoanalista sedirigió, en consecuencia, a una reelaboración de algunos aspectos de lateoría freudiana que estaban determinados por una concepciónmasculina de la psicología. En «Sobre la génesis del complejo de cas-tración en la mujer», así como en otros trabajos similares, impugnó elcarácter central otorgado a la envidia del pene en la constitución de lamujer, al tiempo que puso de relieve una específica envidia' masculina,no detectada por Freud, hacia aspectos singularmente femeninos comoel embarazo y la maternidad.Esta posición crítica hacia algunos puntos del psicoanálisis freudiano, nohizo sino aumentar más tarde, cuando ya en Norteamérica, KarenHorney vivió, como se ha dicho, el impacto de un medio sociocultural, enel que los datos clínicos sobre los que construir la cura de los conflictosneuróticos eran sencillamente otros que los aparecidos en lassociedades europeas del período de entreguerras.La situación que constató entonces Karen Horney se asemeja a ladiagnosticada actualmente por el sociólogo norteamericano RichardSennet en Narcisismo y cultura moderna. La sintomatología clásica delas enfermedades neuróticas, esencialmente tangible, ha ido remitiendoen las sociedades de capitalismo avanzado, por lo que, afirma Sennet,«todo el esquema médico de signos enfermizos se enfrenta ahora aldesafío que supone el aumento incesante de personas que noevidencian síntomas concretos y reveladores de dolencia, sino que másbien expresan un malestar endémico de sus estados de carácter: unaincapacidad de sentirse estimulados o de llegar a estarlo; un sentidopersistente de ilegitimidad que es más fuerte cuando se le reconoce auno como legítimo; una sensación "de estar muerto para el mundo".Esta relación entre cultura y neurosis en la que se apoya el diagnósticode Sennet constituye el verdadero punto de partida de las teorías deKaren Horney y el eje frontal en el que se articula su «revisión» de lasdoctrinas freudianas. Tomando como referencia las ürvestigaciones deantropólogos como Margaret Mead, Ruth Benedict, Abram Kardiner,Ralph Linton y otros, Horney sostiene qué el concepto de neurosis esincomprensible si no se lo relaciona con el concepto de cultura. Lasneurosis han de estudiarse siempre de acuerdo con el patrón denormalidad imperante en una cultura -tal es la primera afirmación que secontiene en La personalidad neurótica de nuestro tiempo-. Pero, dadoque este criterio, como lo ha demostrado la antropología, es cambiantesegún de qué cultura se trate, no hay posibilidad de fundamentar una«psicología normal», válida para toda la humanidad, o, lo que es lomismo, no es lícito esperar que un nuevo hallazgo psicológico revele unatendencia universal inherente a la naturaleza humana.En La personalidad neurótica de nuestro tiempo, que es uno de los librosmás importantes de Karen Horney y uno de los más populares en el

Activity (8)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
yukishiro tomoe liked this
Mara Hola liked this
Rafaela Aroso liked this
Mara Hola liked this
ANTIBABYLON liked this
marroncho liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->