Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
8Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Apuntes de Penal (2º parte)

Apuntes de Penal (2º parte)

Ratings: (0)|Views: 10,028|Likes:

More info:

Published by: Juande Figueroa Moguer on Nov 20, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/06/2014

pdf

text

original

 
 
2° PARTE
 
1. LA CULPABILIDAD COMO ELEMENTO DEL DELITO.A. Marco legal e inducciones.Normas de referencia:
Las acciones antijurídicas no serán constitutivas de delitos mientras no merezcan los
restantes atributos esenciales: “culpabilidad” y “punibilidad”.
 
En la CE se consagra como primer valor superior del OJ “la libertad” (art 1.1) que los
poderes públicos deben
procurar que sea “real y efectiva” y no meramente formal (art 9,2);el “libre desarrollo de la personalidad” es uno de los fundamentos “del orden político y de lapaz social” (art 10,1); las libertades consagradas como DºF en los art 16 y
ss. se deberánampliar a todas las concreciones contenidas en los Tratados y Acuerdos Internacionales(art 10,2) teniendo vigencia directa al ser exigible por sus titulares (art 53); y el adjetivo
“libre” figura además en otros preceptos de la Carta Magna.
 En el Libro I del CP, parte general, se recogen una serie de referencias directas oindirectas a la libertad entendida como capacidad de entender y de querer, de pensar ydecidir, de normalidad psíquica y psicológica: edad mínima(18 años) del sujeto activo deldelito (art 19); de la exención de la responsabilidad penal por la incapacidad patológico
psiquiátrica de “comprender la ilicitud del hecho o actuar conforme a esa comprensión” (art
20-1º); por la incapacidad derivada de intoxicaciones (art 20-2º), y por la alteración grave
de “la conciencia de la realidad” derivada de “alteraciones en la percepción desde elnacimiento o desde la infancia” (art 20
-3º) y otras referencias a análogos fenómenos, peromenos graves al no generar exención de responsabilidad penal sino mera atenuación (art21, circunstancia 1ª a 3ª). Se constata que todo delito, además de ser una acción uomisión, ha de ser dolosa o imprudente (art 5, 10 y 12), lo que significa que para cometer delito el sujeto ha de tener conocimiento de los elementos del tipo delictivo, del carácter antijurídico de su comportamiento y, a pesar de todo, ejecutarlo (art 14) y en losimprudentes, no intencionales, no haber previsto lo previsible y/o no haber evitado loevitable, con quebrantamiento de un deber personal de cuidado.En la parte especial del CP, se defienden las libertades constitucionales frente adeterminados ataques (art 510 y ss., 519 y ss.); la libertad sexual (art 163 y ss); y la
libertad en general en los delitos “contra la libertad” constituidos por las de
tencionesilegales, las coacciones y las amenazas (art 163 y ss.).
 B. Inducciones relevantes:
de estos preceptos se induce, en primer lugar, que para que unaacción antijurídica reciba los atributos para convertirse en delictiva, y por ende, su autor sea responsable de cumplir la pena prevista y restantes consecuencias del delito, estesujeto activo ha de ser imputable. En segundo lugar, se induce también que no basta conque sea imputable, es decir, que goce de capacidad general de culpabilidad, sino queademás, para ser objeto del juicio de reproche que supone se declarado culpable, dichoimputable ha de conocer el carácter ilícito para la ley penal de su actuar consciente eintencional (en los delitos dolosos) y obrar quebrantando un deber personal de cuidado (enlos culposos) y en ambos casos haber podido actuar de modo diverso a como actuó.
 C. Libertad de obrar como base última:
el constituyente y el legislador penal dan por supuesto que el ser humano tiene (salvo casos excepcionales de inimputabilidad) libertadde deliberación, decisión y actuación, tanto en términos específicos (las libertadesfundamentales), como genéricos la libertad defendida en los delitos de amenazas ycoacciones). El CC confirma esta situación.
 2. EVOLUCIÓN DEL CONCEPTO DE CULPABILIDAD Y PROBLEMAS QUE PLANTEAÉpoca clásica:
se formuló la llamada teoría psicológica de la culpabilidad (Von List y Beling),concentrando en este elemento todo el contenido subjetivo del delito, al haber considerado en laacción típicamente antijurídica sólo los objetivos; la culpabilidad era pues la vinculaciónpsicológica entre el autor y el hecho, conocimiento y voluntad, conciencia e intención. No incluíatodo lo que de normativo tenía el juicio de culpabilidad, tanto en los delitos dolosos (exculpaciónpor miedo insuperable, etc.) como en los culposos.
 Época neoclásica (Mezger, Freundhental):
se formuló la teoría normativa de la culpabilidad,centrando su esencia en la exigibilidad de obrar conforme a Dº y en el consiguiente juicio de
 
reproche que recae sobre el que pudiendo haberlo hecho no lo hizo. Se le criticó su mixturanormativo-psicológica, pues la culpabilidad seguía acogiendo la mayor parte de los elementossubjetivos del delito, aun excluidos de la antijuricidad.
 El finalismo (Welzel):
fue él quien formuló el normativismo puro al vaciar la culpabilidad de loselementos psicológicos que pasaron a al tipo del injusto, concentrándose sólo en aquel elementola constatación de su presupuesto -imputabilidad-, la capacidad de conocer el carácter del injustode la acción y de adecuar la conducta al Dº, con las correspondientes causas de exculpación.
 El postfinalismo:
aparecen diversas corrientes que intentan reformar o suprimir la culpabilidad,huyendo de la formulación que se fundamentó en el libre albedrío, tesis que acuden aplanteamientos preventivos generales (la pena tiene como una de sus finalidades la de inhibir alposible delincuente, al tiempo que la sociedad se tranquiliza), o preventivo especiales (otrafinalidad es que el penado no vuelva a delinquir. Roxin, Muñoz Conde, Luzón Peña, Mir Puig...)
para evitar el carácter moral que tiene el “reproche”.
 
En este compendio se opta: por una culpabilidad basada en la exigibilidad de una conductadistinta y en un juicio de reproche, entendiendo por tal no una crítica moral sino jurídica, pues nohay mayor reproche que imponer a otro una consecuencia aflictiva por su proceder si, pudiendono haberlo hecho, ha lesionado o puesto en peligro bienes jurídicos penalmente protegidos.Definición: La culpabilidad es el juicio de reproche que le hace el Estado al autor de una acciónantijurídica, cuando se constata su imputabilidad y la exigibilidad de una conducta distinta a la querealizó, o si se prefiere, el reproche que merece el autor de una acción antijurídica, cuando noconcurren circunstancias de inimputabilidad o de exculpación.
3. ELEMENTOS DE LA CULPABILIDAD.A. El objeto del juicio de reproche.
Para muchos, tal objeto del juicio es la voluntad antijurídica del sujeto, ya que a través dela voluntad como el autor hubiera podido acomodar su comportamiento de acuerdo con lanorma, por ello sólo podrá reprocharse aquello que dependa de la voluntad del sujeto.Para otro sector doctrinal es el carácter, así, la acción/omisión típica y antijurídica seráreprochable si es expresión de su personalidad o manera de ser. Otros lo identifican con ladisposición de ánimo o talante.Para Díez Ripollés, el objeto del juicio de reproche viene constituido por el concretoproceso de motivación que ha conducido a la resolución de voluntad antijurídica: vareferido a una función personal bien delimitada; identifica el aspecto de la persona sobre elque incide el reproche (que no es propiamente la voluntad sino el proceso que ha llevado aella); permite incluir todos los elementos fácticos específicos de la culpabilidad, todo ellossin perder la conexión con los elementos fácticos de la antijuricidad.
 B. El ámbito del juicio de reproche:El principio de la responsabilidad por el hecho.
 Alude a los límites que se establecen a la selección de los elementos fácticos relevantespara el juicio del reproche. Dicho juicio de reproche se extiende exclusivamente al hechoconcreto: culpabilidad por el hecho en detrimento de extender el reproche a la conductaexistencial previa, a la forma de vida del sujeto; siendo reconocido por el TC, aunque surespeto no excluye la consideración de las circunstancias personales que rodearon laconducta y que concurrían en el delincuente.En este contexto se incardinan una serie de conceptos jurídicos: entre ellos, el error deprohibición vencible, los delitos cometidos en estado pasional, o la actio libera in causa. Aligual que la agravante de reincidencia, la cual no infringe el ppio de responsabilidad por elhecho, ya que la culpabilidad por el hecho exige realizar un minucioso análisis de lareprochabilidad del sujeto en el caso concreto, que necesariamente deberá reflejar laexperiencia vital precedente.Los preceptos que incluyen referencias a la habitualidad pueden ser problemáticos:contradecía el ppio de responsabilidad la vieja atenuante de embriaguez; pero no locontradicen necesariamente preceptos que exigen una determinada reiteración decomportamientos (ej.: violencia doméstica del art 173,2).
 C. La imputabilidad.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->