Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
46Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La belleza del barrio Santafé

La belleza del barrio Santafé

Ratings: (0)|Views: 1,446|Likes:
Published by Semioker

More info:

Published by: Semioker on Nov 22, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/15/2013

pdf

text

original

 
La belleza del barrio Santafe
 
Crónica de una mirada
1
 
Por
Edson David Rodríguez Uribe
2
 La cita era a las 9:00 a.m. en la calle 22, víaprincipal del barrio Santafé en la ciudad deBogotá. Este sector es conocido como unazona de tolerancia debido al trabajo deprostitución que allí se desarrolla.Nuestro objetivo era acompañar a Diana,una líder política de la comunidad LGBTI dela ciudad, a un recorrido que nos permitieraafinar nuestros sentidos y ver, escuchar,oler, sentir el barrio y sus habitantes.Al llegar, me sentí desubicado, no geográficasino procedimentalmente: no tenía ni ideade qué carajos era lo que tenía que hacer.Muy a las 9:00 en punto de la mañana de unmartes, en el barrio se sentía un ambientefestivo, como la preparación de un carnaval.No me imagino cómo será un viernes en latarde en este lugar.El paisaje del barrio era justo el que esperaba: el comercio normal de un barrio bogotano,acompañado de mendicidad y trabajadoras sexuales madrugadoras. Al llegar, vi todo connaturalidad, lo que no noté en ese primer momento fue que mi trabajo debía enfocarse justo allí,en la mirada.
1
Este texto surge en el marco de la
Etnografía de los sentidos.
 
2
Candidato a Magister en Comunicación y Medios
 –
Universidad Nacional de Colombia.
 
 El grupo llegó, nos reunimos con Diana y con Carmen, la investigadora que, muy amablemente,nos había invitado. Diana era, como ella misma lo dijo, una mujer de sexomasculino.
El género
 
 –
decía
 –
 
es una construcción social mientras que el sexo esuna condición con la que nacemos.
 Mi primera impresión fue, seguramente, igual a la de muchos de ustedes alver a una negra de 1.90 mts de estatura, cabello negro con rayosrojos agarrado por una moña, vestía un pantalón de sudaderaligero, una camiseta escotada y llevaba unabrigo enorme que había traído de Franciaen el 89. Su voz gruesa develaba su sexopero sus palabras respaldaban su género.Una mujer de sexo masculino que conocíael barrio como la palma de su mano.Acariciaba a Lucy, su perra, y a Francisco, elgato, con el cariño de una madre.Comenzamos nuestro recorrido por el lugar, conociendo su historia y registrando las palabras deDiana. No me gustaba cómo nos miraban, éramos intrusos, turistas, era la típica imagen del gringoque ve la pobreza como un espectáculo. Así me sentí, así que decidí cambiar de acera y ver elgrupo desde lejos. Era evidente, los carros nos pitaban, lagente de las casas se asomaba y la de los negocios seescondía. Para poder ver el barrio realmente, era necesarioalejarse de los demás, pero eso generaba miedo, nuncasabías qué terreno estabas pisando.Mirar desde el otro lado, me permitía ver cómo nosmiraban, la gente del barrio tenía curiosidad, algunosse veían un poco serios y unos cuantos estabanrealmente molestos.
El barrio Santafé no es un lugar turístico
, pensé. Aun alejado del grupo, era evidenteque era parte de ellos: mi actitud de pequeño exploradorme delataba. Sin embargo, la gente de los localescomerciales me veía como un posible cliente, eso mepermitió estar más tranquilo, creo.
 
Pero la mirada cobró sentido cuando llegamos a los locales donde se desarrollaba la prostituciónheterosexual. Aunque había visto más de una mujer de sexo masculino semidesnuda, micuriosidad no iba más allá. Pero al ver mujeres semidesnudas, ofreciendo sus servicios,mirándome fijamente e invitándome a acompañarlas, mi percepción del lugar cambió.En una esquina, resguardándome del sol, me descubrí rodeado por hombres en busca de algo.Poco a poco me fui quedando solo y las miradas se intensificaron. Estaba permitido mirar mujeressemidesnudas. Yo me lo permitía. Estaba permitido excitarme y hasta pensar en cuál sería elprecio por sus servicios. Nada de eso había pasado por mi mente hasta que estuvieron tan cerca.Cinturas pequeñas, senos grandes, culos redondos y miradas sensuales.Sin embargo, una cámara de video en una zona de tolerancia es como ajo para un vampiro. Tanpronto el grupo empezó a moverse, todas se escondieron. No había rabia, simplemente cautela.Finalmente sólo éramos niños exploradores, no clientes. Pero allá, desde la oscuridad del recinto,una mirada coqueta me invitaba, y yo respondía al juego, me gustaba, me excitaba, me sentíaatraído. Muchas de ellas ni siquiera eran bellas, pero la picardía de su mirada me hipnotizaba.Tristemente, no volvimos a pasar por esa cuadra. Pero allí me di cuenta que mi trabajo acababa decomenzar: ya no era el niño explorador con carnet de universitario, era un cliente como cualquierotro, y mi erección lo confirmaba. Si se trataba de sentir, entonces, en esa cuadra fue dondecomenzó mi etnografía.Luego de una pequeña reunión en casa de Diana, volvimos a la zona de prostitución transexual. Eldía avanzaba y las chicas salían en grupos a trabajar. Estaban semidesnudas, algo de ropa interioro una malla jugaba con sus cuerpos, sin cubrir realmente nada. La comparación fue inevitable,¡qué culo el de estas mujeres!, era incluso mejor que el de
las mujeres
. Pero no, no está permitidomirar, no me lo permito, aquí no, ni que me inviten, no, ni pensarlo ¿o sí?

Activity (46)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Semioker added this note
Gracias por leerlo, y gracias por permitirme conocer este hermoso lugar. Un abrazo !!
Diana Navarro added this note
¡Hermoso!
Paula Alejandra liked this
Diana Navarro liked this
Satania_Natalia liked this
Michael Pinto liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->