Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
7Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Alfaro y Lafuente, Santos - Tratado completo de lo contencioso-administrativo - Parte 2 [1875]

Alfaro y Lafuente, Santos - Tratado completo de lo contencioso-administrativo - Parte 2 [1875]

Ratings: (0)|Views: 54 |Likes:
Tratado completo de lo contencioso-administrativo o sea Lecciones dadas sobre los principios generales, legislación, jurisprudencia y procedimiento de estas materias en la Academia Matritense de jurisprudencia y legislación durante el curso de 1873 a 1874. - Madrid : Nicolás González, 1875. - Parte 2
Tratado completo de lo contencioso-administrativo o sea Lecciones dadas sobre los principios generales, legislación, jurisprudencia y procedimiento de estas materias en la Academia Matritense de jurisprudencia y legislación durante el curso de 1873 a 1874. - Madrid : Nicolás González, 1875. - Parte 2

More info:

Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/18/2013

pdf

text

original

 
LECCION SEXTA.
Suspension de las providencias administrativas.—II. Reclamacion del expe-diente gubernativo. —III Juicio prévio sobre la procedencia de la vía conten-
ciosa ó admision de la demanda.—IV. Ampliacion de la misma.---V. Re-
cusacion de los jueces administrativos.—V1. Defensa por pobre.—VII. Cor-
recciones disciplinarias.—VIII. Términos judiciales.—IX. Caducidad de
la
demanda.—X. Citacion y emplazamiento.
Selores Académicos:
Hay una gran diferencia entre la suspension de las
providencias de la A.dministracion
y
la de las sentencias
de los Tribunales. La Ley de Enjuiciamiento civil esta-
blece que las apelaciones podrán admitirse libremente
y
en ambos efectos ó en uno solo (1), que procederán libre-
mente en todos los casos en que no se halle prevenida
que se admitan en un solo efecto ; que admitida la ape-
(1) Artículo 89.
 
309 —
lacion libremente, se suspenderá la ejecucion. de la sen-
tencia hasta que recaiga su confirmacion (1),
y
que admi-
tida en un solo efecto, no se suspenderá la ejecucion sino
que se llevará á debido efecto en la forma que dispone
en su' art. 71. De manera, que en los juicios civiles se
determina con precision cundo se suspenderán
y
cuán-
do se cumplimentarán las sentencias. Pero en los admi-
nistrativos la regla general es que todos los actos de
este órden se han de llevar seguidamente á efecto,
y
que
para suspenderlos es necesario promover un incidente.
No se ocultan las razones de esta diferencia, ántes por
el contrario, se comprenden al primer golpe de vista
y
con ¡solo considerar la diferente naturaleza de ambos
asuntos. Los civiles versan sobre un objeto más per-
manente,
y
aunque se suspenda el disfrute de los mis-
mos , no se causa tanto perjuicio á los interesados como
podría suceder si se suspendiesen los administrativos,pues estos reconocen un objeto más transitorio
y
más
fugaz,
y
á veces suspender el uso de estos derechos equi-
valdría á privar de los mismos á su dueño. Es evidente,
sin embargo, que algo de esto puede suceder en algunos
casos en materia civil,
y
por eso tambien alguna vez
se lleva á efecto inmediatamente la sentencia.
Acerca de qué antoridad es la competente para sus-
pender las providencias administrativas, ninguna dudani cuestion podia suscitarse con anterioridad á la revo-
lucion
de Setiembre, ó mejor dicho al decreto que á con-
secuencia, de la misma se dictó en 13 de octubre de 1868,
(1) Articulo 70.
 
- 310 -
pues la juriscliccion contencioso-administrativa era rete-
nida,
y
por lo tanto, si residia en el Poder ejecutivo la fa-cultad de conformarse ó no con las consultas del Consejo
de F,stado
y
era el encargado de llevar á efecto los Rea-
les decretos-sentencias, es indudable que sin faltar á los
principios más elementales de la ciencia
y
de la lógica
no
podia privársele de la jurisdiccion para suspender las
providencias administrativas.
Así es que cuando el interesado deseaba que se sus-pendiese alguna de estas providencias que habia lasti-mado sus derechos, tenia que presentar la demanda;
y
con una certificacion de este hecho, que la extendia el
Secretario del Consejo de Estado con el V.° B.° del Pre-
sidente, acedia en solicitud de su deseo ante el Ministro
que habia dictado la Real órden impugnada,
y
el Jefede aquel departamento era quien resolvia el incidente.
Pero despues de publicado el referido Decreto de 13 de
Octubre de 1868 suprimiendo los Consejos provinciales
y la Seccion de lo contencioso del de Estado
y
encomen-
dando la jurisdiccion contencioso-administrativa res-
pectivamente á las Salas primeras de las Audiencias y
á la tercera que se creó en el Tribunal Supremo, se sus-
citaron varias dudas, no solo sobre esta materia, sino
tambien sobre otras;
y
lo más lamentable es que aque-llas reconocieron algun fundamento debido , á no du-
darlo , á la premura con que se dictó dicho Decreto.
Como la jurisdiccion contencioso- administrativa se
encomendó á unos Tribunales que formaban parte dedos
ordinarios, cuyos miembros eran nombrados por el Mi-
nisterio de Gracia
y
Justicia
y
eunian las mismas con-

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->