Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
8Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
El conflicto en la UACM y la criminalización de la educación.pdf

El conflicto en la UACM y la criminalización de la educación.pdf

Ratings: (0)|Views: 2,155|Likes:
Published by Elur Lurias
Uploaded from Google Docs
Uploaded from Google Docs

More info:

Published by: Elur Lurias on Nov 27, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/10/2013

pdf

text

original

 
El conflicto en la UACM y la criminalización de la educación
Emiliano Urteaga Urías
1
 
 A las y los estudiantes de las barricadas, a las y los de rostro cubiertoUna revolución en contra de aquellas formas de privilegio y de poder que se basan en el derecho de obtener conocimientos profesionales debe iniciarse con una transformación dela conciencia sobre la naturaleza del aprendizaje
(Ivan Illich, Alternativas)
Until the philosophy which hold one race superior  And another Inferior Is finally  And permanently Discredited  And abandoned 
– 
 Everywhere is war 
– 
 Me say war.
(Robert Nesta Marley Booker)
En un contexto de crisis generalizada del sistema educativo, el conflicto político que sevive actualmente en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) ofrece unaoportunidad para observar la representación dominante sobre la educación quecomparten diversos actores mediáticos, políticos, gubernamentales y universitarios.Representación deteriorada de lo que significa educar y ser educado que se muestra demanera cruda en respuesta a las características particulares del proyecto de la UACM.Algunas de esas características, como la no selección por medio de examen, la flexibilidadcurricular o la democracia interna provocan urticaria a la moral del
establishment 
 educativo porque cuestionan la aplastante realidad: la educación muere y la universidadha llegado a su fin.Desconocida hasta hace poco en la esfera pública, la UACM se ha vuelto en los últimos dosmeses objeto de atención del aparato mediático. Lo que se ve en la pantalla, lo que dicenlos opinólogos de toda ralea, lo que se publica en prensa sobre la movilización política de
1
Profesor-invetigador, academia de cultura científico-humanítica, plantel Casa Libertad, UACM.
 
los estudiantes y la universidad pública puede leerse en una temporalidad histórica que seremonta hasta la huelga de la UNAM de 1999-2000. Se reutiliza ahora la figura del ultrairracional, anclada en el personaje de El Mosh, que fue creada en aquel entonces paracriminalizar el movimiento estudiantil y justificar la entrada de la Policía FederalPreventiva a Ciudad Universitaria. Figura que activa los prejuicios sociales sobre lamarginalidad: los paristas son vagos, ignorantes, adictos a los inhalantes y mercenariospagados por intereses oscuros. A ello se suma la denostación total de la protesta socialque implica asociar la imagen de López Obrador -
el mayor “peligro para México” para los
medios- como maquiavélico orquestador del caos.Dentro de este discurso general de criminalización de la protesta destacan lasrepresentaciones referidas a la educación y la universidad. Discursos que sostienensignificados empobrecidos de la educación, caracterizados por un desconocimiento de laUACM, su historia, su proyecto educativo, y las condiciones de sus estudiantes. Sedespliega un feroz nihilismo de todo valor formativo que barre cualquier rastro de un
 paraqué
educar. Una pornografía del acto educativo que lo reduce todo a la repetitivademanda de evaluaciones, a la imagen del
buen estudiante
como un ente que logracualificarse o es desechado, al incuestionable dominio de unos conocimientos sustentadosen la autoridad.Reducir la enseñanza-aprendizaje a la aprobación, acreditación y titulación fue laestrategia que la rectora Esther Orozco desplegó como moneda de cambio para apelar a larepresentación dominante, e impulsar una propaganda criminalizadora contra la UACM,sus estudiantes y docentes. Faltando a todo rigor y ética académica, inventó haberrealizado un diagnóstico de la universidad, que no consistía más que en la medición (malhecha) del tiempo que tarda el estudiante en aprobar las materias correspondientes a suplan de estudios. La investigadora del área de genómicas que puede hacer un informe deinvestigación de acuerdo al formato de revistas internacionales como
Nature
, entregó undocumento que no podría ser aceptado por ninguna publicación académica en el campo
 
de la investigación educativa: sin estructura, sin construcción de variables, ¡Sinreferencias! Pero eso es lo que menos importaba.Amparada en la charola de su prestigio académico, validó e impuso su propio diagnósticopor golpe de autoridad, y salió a los medios a decir que la universidad es un fraude
educativo. “¿En qué se basa para decirlo?”, “Hemos hecho un diagnóstico”. Por supuesto
que en los medios a nadie le importa si la afirmación está sustentada, si no quién la
sustenta. La “medida” de la rectora dice que los estudiantes de la UACM se tardan mástiempo del “esperado” en aprobar los créditos de su licenciatura y (esto no necesitaba
ningún estudio) se titulan muy poco. El problema es que la baja o alta acreditación no esuna variable, es un dato que necesita ser explicado. Pero Orozco pasó a ordenar cómodeberían ser los cambios dentro de la institución, y más importante, comenzó a etiquetar
de “grillo” y “activista” a todo miembro de la com
unidad que señalara esta estupidez.
Pedimos objetividad en análisis de conflicto #UACM No son 2 grupos en pelea sino 2proyectos de universidad: la activista o la académica.Ante la violencia extrema de un grupo pequeño de #UACM con conexiones externasfuertes, la rectora, el CU y la comunidad pedimos solidaridad (Esther Orozco, tuitsdesde la cuenta @Estherorozco del 12/11/2012)
 La moralidad del eficientismo estandarizado, ignorante de las condiciones socioculturalesde comunidades y sujetos, sin dosis alguna de reflexividad, es incapaz de observar suspropios errores. Intenta blanquear su imagen aludiendo a rancios valores de prestigioepistemológico del siglo XIX como la objetividad y el linaje, para camuflar de racional laimposición política de los ex
ámenes de selección. Este lado político de la “política escolar”
se ha hecho evidente de nuevo con el caso de la UACM, en el que la voz de la autoridadusa el fracaso escolar para construir la imagen negativa de la protesta. La propagandaimpulsada por Orozco ha sido un éxito. Un ejemplo es la fuerza que ha cobrado la
construcción social de “El fósil”: una etiqueta que caricaturiza, que alimenta el afán de

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->