Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
guía práctica 1

guía práctica 1

Ratings: (0)|Views: 133 |Likes:
Published by Carla Ramirez

More info:

Published by: Carla Ramirez on Nov 27, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/29/2014

pdf

text

original

 
Guía práctica 1: La orientación educativa
En el presente ensayo se plantean algunas críticas sobre el Artículo 39 del Reglamento
de la Ley de educación, llamado “Tutoría y orientación Educativa”. Estas críticas se
plantean luego de haber contrastado lo señalado en dicho Artículo con lo que explicaMonge, M (2010) en su libro: Tutoría y orientación educativa
 –
Nuevas competencias.Este análisis es importante para poder definir un punto de vista sobre cómo debería ser lapráctica educativa en las Instituciones Educativas de nuestro país a partir del modelo deorientación planteado en el libro citado.Para iniciar, se comentará el aporte que se considera más significativo del Artículo, luegose reflexiona sobre el mayor reto y luego sobre las limitaciones encontradas. Por último seplanteará un aporte a dichos retos y limitaciones y se expondrá una breve conclusión.En el Artículo 39 se encuentra una idea muy importante y representa un valioso aporte enrelación a la p
ráctica educativa pues expresa que “La institución educativa pública y
privada aseguran que los estudiantes reciban la atención necesaria y, cuando el caso lorequiera, sean derivados a los especialistas con un informe de la dirección, sin afectar suasist
encia regular a clases” (MINEDU, 2012). Esto significa que la Institución está
garantizando la atención permanente a todos los estudiantes que asisten a la misma. Deacuerdo con Monge (2010), la orientación debe contribuir al máximo desarrollo delpotencial e intereses de todos los estudiantes, con el fin de que consigan sus objetivosacadémicos, personales y profesionales. Ambas ideas concuerdan y esto permite quetodos los estudiantes puedan atravesar una etapa escolar acompañados y guiadosadecuadamente por un adulto capacitado.Por otro lado, el mismo Artículo (2012) también señala que todo docente es responsabledel acompañamiento y formación de sus estudiantes. (pp.22). esta disposición se puedeinterpretar como un gran reto en relación al práctica educativa pues implica que ahora nosolo sean el tutor y psicólogo de la Institución quienes orienten, sino que también serántodos los docentes que enseñen algún área curricular en dicha Institución. Esta ideatambién concuerda con Monge (2010), quien señala como una de las estrategiaspedagógicas para asumir la diversidad educativa es que el docente debe aprovechantodos los medios posibles, los recursos del entorno, partir del conocimiento previo del
 
estudiante y tomar el papel de mediador entre el estudiante y el aprendizaje, utilizandotodas las estrategias metacognitivas para que puedan aprender a aprender y aprender apensar (pp.76). De esta manera cada docente tomará conciencia de su responsabilidadorientadora y de su papel en el desarrollo integral de los estudiantes a quienes enseña. Aunque esta idea, de ser cumplida, sería muy beneficiosa para los estudiantes; sin dudarepresenta un reto para el docente que no está debidamente formado y constantementecapacitado.En tanto a las limitaciones encontradas en el Artículo 39, se cita uno que se considera de
vital atención “[La orientación] tiene carácter formativo, promocional y preventivo” (pp. 22).
 Al afirmar estas características se está desconocimiento el carácter correctivo de laorientación, el cual está detallado en el texto de Monge (2010) dentro de un Modelo deIntervención de la Orientación. Ahí cita a Rodríguez (1998) y explica que uno de losprincipios de dicho modelo es el principio de intervención social, el cual tiene comoobjetivo conocer el contexto que rodea al estudiante que necesita o está recibiendoorientación y actuar sobre ese de ser peligroso para el mismo estudiante. Esta medida seestablece en casos que el orientador observe que las variables del contexto que influyenal orientando significan un obstáculo para su desarrollo en algún aspecto o en varios. Estemodelo de intervención debe ser aplicado con mucha planificación, por acción deprofesionales y a través de distintas estrategias que poseen objetivos definidos.Para poder aterrizar el planteamiento sobre el reto de formar y capacitar debidamente aldocente y así poder estar en la capacidad de orientar a sus estudiantes se propone que laInstitución educativa replantee su Plan Curricular y de esta manera poder incluir laorientación como eje de los aprendizajes. De esta manera la orientación se puededisgregar en distintos componentes que conforman al estudiante: lo personal, loacadémico y lo vocacional. Al darle a la orientación un lugar importante, se procede luegoa concientizar a los docentes en la importancia de su capacitación continua, pues eso lesdará las herramientas necesarias para poder realmente potenciar todas las habilidades decada estudiante.En tanto a la limitación del Artículo 39, referida a la ausencia del Modelo de Intervención,se plantea como aporte que se debe concientizar a los docentes y en general a toda lacomunidad educativa de que cuando un estudiante está siendo orientado no significa queel problema o la dificultad va a desaparecer, sino que el estudiante está intentando ser 

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->