Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Trabajo sobre la dictadura militar en Argentina

Trabajo sobre la dictadura militar en Argentina

Ratings: (0)|Views: 638 |Likes:
Published by Luz Calabrese

More info:

Categories:Types, Research, History
Published by: Luz Calabrese on Dec 01, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/17/2014

pdf

text

original

 
INTRODUCCIÓN
¿De qué hablamos cuando hablamos de SUBVERSIÓN?Etimológicamente, “subvertir” (sub- abajo / vertere –vueltas) significa “poner por debajo lo que debería ir arriba”, y en el diccionario esta palabra se presenta como unamanera de “trastornar, perturbar, hacer que algo deje de estar o de marchar connormalidad”.Contextualizando esta palabra en los tiempos de la dictadura militar argentinade 1976 a 1979, pensaríamos que “subversivo” era aquella persona que no acataba elorden establecido por el gobierno de facto, que no compartía sus ideales, queintentaba proponerse y realizar un futuro propio y para otros en el que todas las leyesse cumplieran, en el que la libertad de expresión fuese “libre”, en donde la educaciónfuese el arma más potente con la que contaba el pueblo para “batallar”, en donde losmedios de comunicación no tergiversarán noticias, en donde las personas pudierandesarrollarse y crecer junto a sus ideales, respetando los contrarios pero uniéndosepara formar una sociedad libre, tolerante y combativa desde lo intelectual y no desdela irracionalidad.Estos “subversivos” que pensaban muy distinto a lo que quería la Junta Militar,fueron protagonistas de un accionar violento y completamente irracional por parte deun grupo que pretendía exterminarlos para que “el virus no se siguiera propagando”.Estos hombres que velaban por el “progreso” de la sociedad, hacíandesaparecer toda mente que infringiera la “norma de la irracionalidad”. Pero entonces,¿no eran esos hombres, ambiciosos de poder, los verdaderos subversivos?En este trabajo se presentará la época de la dictadura militar de 1976 a 1979, através de testimonios concretos de familiares de desaparecidos y detenidos durante laépoca del proceso (Asociación H.I.J.O.S) y las vivencias de una persona que tambiéntranscurrió esa época. Estos testimonios se complementarán y estarán atravesadospor los conceptos e ideas expuestos por Marcos Novaro en el capítulo 6
“1976-1979:la hybris procesista, el fin de una época” 
del libro
“Historia de la Argentina, 1955-2010”.
CHARLA H.I.J.O.S
La charla que se realizó el día martes 28 de septiembre de 2012 en la EMAD ytuvo como objetivo poder conocer más de cerca la realidad que se vivió en la época dela dictadura militar, a través de testimonios de hijos de padres desaparecidos, en elcaso de Marcelo y Edith, y de ex detenidos, en el caso de Laura.Fue una charla muy interesante y a la vez movilizadora, donde se conoció lahistoria y vivencias de cada uno de los padres en relación con el golpe.
PRIMER TESTIMONIO
Marcelo Roldán, hijo de Miguel Roldán, desaparecido en la dictadura militar.Su papá nació el 14 de octubre de 1950 en Miramar. En quinto grado deja elcolegio porque la abuela se había quedado sola. En la casa vivían los primos y al ladola familia de la madre. A los trece años se va a trabajar a Mar del Plata con un conocido que trabajabaen la carne. A los 18 años se casa y comienza a trabajar en el pescado y en laconstrucción y pertenece a la JTP (Juventud de Trabajadores Peronistas). Se separanlos padres y en 1977, Miguel vuelve a Miramar por temor a la persecución.El 26 de mayo de 1977, aparecen tres autos y aproximadamente 15 personas eirrumpen en la casa donde Miguel se había criado. Encuentran al primo de Miguel (de
 
aproximadamente 20 años) y le preguntan por su primo, a lo cual él responde diciendono conocerlo, no saber quién es.Cuando se están por ir, dos militares dicen que la señora de la casa de al ladodice que fue la suegra de Miguel y que el muchacho, al que habían preguntado antes,era el primo. Entonces los militares dicen “a este, por vivo encapuchalo” y se lo llevana Daniel, el primo de Miguel.El hermano de la madre de Marcelo, quien también estaba allí, lleva a losmilitares hasta la casa donde en ese entonces vivía Miguel y luego de eso, lo dejan ir.Daniel, desde la camioneta, escucha como entran a la casa y cuando lo subena la camioneta, al lado de él, encapuchado. Viajan hasta un lugar, que luegocotejándolo con otros casos, llegan a la conclusión de que Miguel y Daniel fueronllevados al Centro Clandestino de la Base Naval. A Daniel lo liberan a los dos días por no encontrar una conexión significante y a Miguel lo terminan “desapareciendo”.Marcelo contaba que era muy difícil poder reconstruir la historia a falta detestimonios o de personas que pudieron haber llegado a estar con su padre en esemomento.
SEGUNDO TESTIMONIO
Edith – Hija de desaparecidaCuenta: “No fue fácil porque teníamos una mamá muy presente.” En esaépoca, ella era la más grande de seis hermanos. Ella tenía 13 años y habíacomenzado a trabajar cuando a su madre se la llevan de la casa. “Estaban mishermanos. Mi hermano José, de 12 años, quiso hacer algo para que no se la lleven, ylo apuntaron con un revólver. Y de hecho salieron corriendo los chicos para que no sela lleven.”Cuenta que su madre trabajaba en casa de familia, por hora. Y también conmaestras y con el doctorado, que en ese momento era Maggi, y que asistía en unaunidad básica del barrio donde juntaban zapatillas. Pero Edith, al hablar del porqué dela desaparición de su madre:
“Nosotros calculamos (…) que porque estaba trabajandocon Maggi. Lo que pensamos siempre.” 
Ella pudo reconstruir la historia de su madre, a través de Marta Candeloro,quien compartió un año con su madre en La Cueva. Y cuenta que
“…cuandoestuvieron en cautiverio, Marta y mi mamá se juraron que cualquiera de las dos quesalía iba a ver a sus hijos. A marta, años le costó vernos a nosotros porque siempre la persiguieron. La perseguían por teléfono, caminando…” 
Cuenta Edith que a su madre
“el último día que le dijeron ‘vos te vas a ir’ y tevas a ir a ver a tus hijos, fue el del vuelo de la muerte. El vuelo de la muerte es que le ponen una inyección para dormirla y, en ese momento, los trasladaban en un avión y los tiraban al río. Acá se habla de Cobo y toda la zona de por ahí.” 
TERCER TESTIMONIO
Laura De Valle – Hija de ex-detenidosSus padres cursaban en la secundaria de Entre Ríos y Avellaneda, en el turnovespertino.
“El día que se lo llevan a mi papá (20 años) en agosto, lo van a buscar a laescuela, con un listado de nombres. Él estaba en el centro de estudiantes y estaba enel PST, y dice que era un despliegue militar del GADA 601. Llegaron con un montónde camiones rodeando la esquina, y detrás de esos camiones había autos, cubrierontodos los pisos de la escuela. Ante el director dijeron que se iban a llevar a todos losque tenían en el listado. El director decía que no, que no se iban a llevar a nadie, dijoque dejaran una constancia de a quiénes se iban a llevar y por qué. Y se lo llevaron aél y a un compañero de curso. Y mi mamá también estaba en esa lista pero no se lallevaron porque ese día no fue porque estaba enferma.
 
Se los llevaron a los dos en un camión, los encapucharon, los esposaron y lossubieron al camión, los pusieron boca abajo y los llevaron al GADA 601. En el GADAtienen una ‘entrevista’ y pasan a la comisaria 4°. En la comisaria estuvo entre 4 y 7 días, calculan (…) Las celdas eran muy chiquitas y había como si fuera un banco deladrillos donde dormían y de largo podían caminar 8 pasos y de ancho 2…” “…a ellos les tenían como más consideración porque no eran presos políticos.Si bien militaban en un partido, no eran una cabecilla importante. A los otros presoslos tenían todos juntos en un calabozo. Y él se da cuenta de eso una vez que va al baño y los ve. Después de ese período que estuvo lo sueltan, no en la puerta de lacomisaría. Lo llevan lejos a la noche y lo sueltan y ahí vuelve a su casa.” 
 A su madre se la llevan de su casa, tenía 16 años.
“…a mi mamá la llevan aBomberos. Estuvo entres dos y cuatro días. A mi mamá la largan a la madrugada y como tenía tanto miedo de que la mataran en ese momento, no caminaba. Y los tiposle decían ‘pero camina, te estamos dejando ir’ y no se podía mover del lugar en dondeestaba. A ella se la llevan entre agosto y octubre.” 
 Al padre de Laura se lo llevan de nuevo en el 76 y pudo darse cuenta de dondelo llevaron porque escuchaba el sonido del mar y la propaganda del Anamora (BaseNaval). Allí lo tuvieron alrededor de 10 días.Luego cuando lo liberaron se fueron a vivir a Buenos Aires, presos del miedode ser capturados nuevamente por los militares.
ENTREVISTA PARTICULAR
 Actualmente Miguel tiene 60 años y vive en Mar del Plata. Sabe de lo quevamos a hablar pero se lo nota tranquilo.Prende un cigarrillo, toma aire y comienza a hablar.Él en esa época tenía 24 años.
“Fue terrorífico. Mucha gente perseguida, no se podía andar más de tres en lasesquinas, andabas por las calles y te perseguían. Había retenes (retenes eran como si fuera un patrullero pero del ejército, de la armada o de la fuerza aérea), hacían cortesde rutas y paraban los autos, y si no les gustaba tu cara o si vos ibas con tu novia, la palpaban a tu novia, le tocaban los pechos, los propios milicos, le tocaban todas las partes intimas a las mujeres.Era una época mala, no había trabajo. No podías andar tranquilo. Si no teníasdocumentos ibas adentro, si tenias el pelo largo te lo cortaban. Proscribieron a todoslos partidos políticos. Estuvo lo de la desaparición de gente, los “vuelos de la muerte” que lo que hacían era que los agarraban y los tiraban al río, al mar. Y la operaciónCóndor que en esa época en Sudamérica eran todos gobiernos militares y entonces si te ibas y te buscaban, los gobiernos del país en el que estabas te agarraban igual.Después si vos tenias una agenda y tenias anotado a “Juan Carlitos” te limpiaban porque eras amigo de “Juan Carlitos” e iban a buscar también a los que teníasanotados en esa agenda.” 
¿Cómo sentías y veías que estaba el país antes del golpe?
Estaba muy enquilombado…
Pero, ¿pensabas que podía llegar a haber un golpe de estado y que pasara todolo que pasó?
Que podía haber un golpe de estado, sí. Siempre estaba latente, se veía porque el país económicamente venía mal, muy mal. Después de que se murió Perónfue un caos. Pero igual antes también había mucha violencia. Estaba López Rega quemanejaba la TRIPLE A y mandaba a matar a los comunistas, a los que no iban con el  partido peronista.

Activity (2)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->