Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
10Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Hora Santa Ad Vien To

Hora Santa Ad Vien To

Ratings: (0)|Views: 1,386 |Likes:

More info:

Published by: IGLESIA DEL SALVADOR DE TOLEDO (ESPAÑA) on Dec 06, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/17/2013

pdf

text

original

 
H
ORA
S
 ANTA
esperando al Mesías
 
HERMANOS DE LA FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTEY SANTA MARIA REINA
E
XPOSICIÓN
 DE RODILLAS
 
El sacerdote revestido expone el Santísimo Sacramento y lo inciensa, mientras se entona el
Pange lingua
.
***
A
CTO DE ESPERANZA
El adviento es tiempo de espera. Un tiempo que reaviva en nosotros la conciencia deque todos estamos esperando algo del mañana. Pero hemos de preguntarnos en quién oqué esperamos? Toda persona humana está necesitada de un salvador: la experienciade la propia vida, el sufrimiento, el dolor, la muerte, la enfermedad, la traición
Nosotros sabemos por la fe, que sólo Nuestro Señor Jesucristo puede salvarnos.Entonemos este motete propio del adviento en presencia del Jesús Eucaristía. El textode las estrofas reflejan la historia de Israel, pero que es también historia nuestra. Quelas palabras de este canto salgan de nuestro deseo profundo de que Dios venga anuestra vida; y así el Señor nos dirá:
Te salvaré, no temas: yo soy el Señor, tu Dios, el Santo de Israel, tu redentor.
Enviad, cielos, el rocío de lo alto, y que las nubes lluevan al Justo.
 
1.Ne irascaris Domine, ne ultramemineris iniquitatis: ecce civitasSancti facta est deserta: Sion desertafacta est: Jerusalem desolata est:domus sanctificationis tuae et gloriaetuae, ubi laudaverunt te patres nostri.
Rorate caeli 
 
 2. Peccavimus, et facti sumustamquam immundus nos, etcecidimus quasi folium universi: et
 
1.No te enojes Señor, no te acuerdes más de nuestra maldad. La ciudad del Santo está desierta; Sión ha quedado arrasada, Jerusalén, desolada, la casa de tu santidad y tu gloria, donde te alabaron nuestros padres.
Enviad, cielos 
 2. Hemos pecado y estamos mancha- dos. Hemos caído como las hojas y 
 
 
 
T
IEMPO DE MEDITACIÓN
SENTADOS
 
Evangelio según San Mateo7,21.24-27.No son los que me dicen: 'Señor, Señor', los que entrarán en el Reino de los Cielos,sino los que cumplen la voluntad de mi Padre que está en el cielo.Así, todo el que escucha las palabras que acabo de decir y las pone en práctica,puede compararse a un hombre sensato que edificó su casa sobre roca.Cayeron las lluvias, se precipitaron los torrentes, soplaron los vientos ysacudieron la casa; pero esta no se derrumbó porque estaba construida sobre roca.Al contrario, el que escucha mis palabras y no las practica, puede compararse a unhombre insensato, que edificó su casa sobre arena.Cayeron las lluvias, se precipitaron los torrentes, soplaron los vientos ysacudieron la casa: esta se derrumbó, y su ruina fue grande".
El que se compara es hombre ¿a quién se asemeja? A Cristo. Cristo, pues, esel varón sabio que ha edificado su casa (esto es, su Iglesia) sobre la piedra (estoes, sobre la firmeza de la fe). El hombre necio es el diablo que ha edificado sucasa (esto es, todos los impíos) sobre arena (esto es, la inconstancia de lainfidelidad), o sobre los hombres mundanos, que se llaman arena por laesterilidad, y como no están unidos entre sí, sino que están divididos por unamultitud de opiniones, son innumerables.
iniquitates nostrae quasi ventusabstulerunt nos: abscondisti faciemtuam a nobis, et allisisti nos in manuiniquitatis nostrae.
Rorate caeli 
 
 3. Vide Domine afflictionem populi tui,et mitte quem missurus es: emitte Agnum dominatorem terrae, de Petradeserti ad montem filiae Sion: utauferat ipse iugum captivitatisnostrae.
Rorate caeli 
 
 4. Consolamini, consolamini, populemeus: cito veniet salus tua: quaremaerore consumeris, quia innovavitte dolor? Salvabo te, noli timere, egoenim sum Dominus Deus tuus,Sanctus Israel, Redemptor tuus.
nuestras maldades nos arrastraron como el viento. Nos escondiste tu rostro y nos dejaste con nuestra iniquidad.
Enviad, cielos 
 3. Mira, Señor, la aflicción de tu pueblo y envía al Prometido: envíanos al Cordero que rige la tierra,desde el desierto de Petra hasta el monte de la hija de Sión, para que rompa el yugo de nuestra esclavitud.
Enviad, cielos 
 4.Consuélate, pueblo mío,consuélate, que pronto llegará tu salvación; ¿Por qué te consumes de tristeza? ¿Por qué se renueva tu dolor? Te salvaré, no temas: yo soy el Señor, tu Dios, el Santo de Israel,tu redentor.
 
 
Es, pues, semejante a Cristo el que oye sus palabras y obra según ellas, esto es,el que edifica sobre fuerte roca, esto es, Cristo que es todo lo bueno para quesobre cualquier especie de bien que alguno edificare aparezca que ha edificadosobre Cristo.
 
Como la Iglesia, una vez edificada por Cristo, no puede ser destruida, así elcristiano, que edifica sobre Cristo no puede ser derribado por ningunaadversidad, según las palabras del Apóstol a los Romanos ( Rom 8,35): "¿Quién,pues, nos separará de la caridad de Cristo?"
Pseudo-Crisóstomo, opus imperfectum in Matthaeum, hom. 20 
 
J
UEVES SACERDOTAL
 
Mañana, celebra la Iglesia la fiesta de san Ambrosio de Milán. Nació en Tréveris(Alemania) en el año 340 y fue elegido obispo de Milán. El testimonio de su vida y suelocuente enseñanza fueron determinantes en la conversión de san Agustín.
“  
Yo no había aún aprendido a orar rogándote con gemidos que me ayudaras,sino que tenía puesta mi alma entera en la investigación de las cosasmundanas y el ejercicio de la disertación. Y a Ambrosio mismo lo tenía yo por el hombre feliz según el mundo, pues tantos honores recibía de gentes poderosas y sólo me parecía trabajoso su celibato. Por otra parte no tenía yoexperiencia ni siquiera sospechas de las esperanzas que él tuviera, ni de lastentaciones que tenía que vencer derivadas de su propia excelencia; no teníala menor idea de cuáles fueran sus luchas ni sus consuelos en lasadversidades, ni sabía de que se alimentaba en secreto su corazón, ni qué divinos sabores encontraba en rumiar tu pan. Pero él tampoco sabía nada demis duras tempestades interiores ni de la gravedad del peligro en que mehallaba. Ni podía yo preguntarle las cosas que querría, pues me apartaba deél la multitud de quienes acudían a verlo con toda clase de asuntos y aquienes él atendía con gran servicialidad. Y el poco tiempo en que no estabacon las gentes lo empleaba en reparar su cuerpo con el sustento necesario oen alimentar su mente con la lectura.
” 
 Confesiones, libro VI 
 
Necesitamos sacerdotes santos. Su vida será motivo de conversión para muchas almas.Hemos de pedir por los sacerdotes todos los días, ofrecer la comunión y algún sacrificio.Sin sacerdotes, el mundo se muere porque no hay quién lo lleve a Cristo, quién les de lavida.
Señor, para celar tu honra y gloria,
R/. Danos sacerdotes santos.
Señor, para aumentar nuestra fe,Señor para sostener tu Iglesia,Señor, para predicar tu doctrina,Señor, para defender tu causa,Señor, para constrarrestar el error,Señor, para aniquilar las sectas,Señor, para sostener la verdad,Señor, para dirigir nuestras almas,Señor, para mejorar las costumbres,Señor, para desterrar los vicios,Señor, para iluminar al mundo,Señor, para enseñar las riquezas de tuCorazón,

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->