Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword or section
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
2297334 Steven Pinker La Tabla Rasa

2297334 Steven Pinker La Tabla Rasa

Ratings: (0)|Views: 971|Likes:

More info:

Published by: Elena Villalonga Sebastia on Dec 08, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/10/2013

pdf

text

original

 
 
LA TABLA RASA 
*
(LA NEGACIÓN MODERNA DE LA NATURALEZA HUMANA).
STEVEN PINKER.
 
 
EDITORIAL PAIDÓS IBÉRICA, S.A., MARIANO CUBÍ, 92,08021-BARCELONA.ISBN 84-493-1489-5.DEPÓSITO LEGAL: B-08191 RUBÍ(BARCELONA).
A don, Judy, Leda y John.
*
Hacer alguien tabla rasa de algo: Prescindir odesentenderse de ello, por lo comúnarbitrariamente(Definición del DRAE).
COMENTARIO DE LA EDITORIAL:
La concepción que podamos tener de la naturaleza humanaafecta a todos los aspectos de nuestra vida, desde laforma en que educamos a nuestros hijos hasta las ideaspolíticas que defendemos. Sin embargo, en un momento enque la ciencia está avanzando espectacularmente en estostemas, muchas personas se muestran hostiles al respecto.Temen que los descubrimientos sobre los patrones innatosdel pensar y el sentir se puedan emplear para justificarla desigualdad, subvertir el orden social, anular laresponsabilidad personal y confundir el sentido y elpropósito de la vida.En La tabla rasa, Steven Pinker explora la idea de lanaturaleza humana y sus aspectos éticos, emocionales ypolíticos. Demuestra que muchos intelectuales han negadosu existencia al defender tres dogmas entrelazados: la“tabla rasa” (la mente no tiene características innatas),el “buen salvaje” (la persona nace buena y la sociedad lacorrompe) y el “fantasma en la máquina” (todos tenemos unalma que toma decisiones sin depender de la biología).Cada dogma sobrelleva una carga ética, y por eso susdefensores se obcecan en tácticas desesperadas paradesacreditar a los científicos que los cuestionan.Pinker aporta calma y serenidad a estos debates almostrar que la igualdad, el progreso, la responsabilidady el propósito nada tienen que temer de losdescubrimientos sobre la complejidad de la naturalezahumana. Con un razonamiento claro, sencillez en la
 
exposición y ejemplos procedentes de la ciencia y lahistoria, el autor desmonta incluso las amenazas másinquietantes. Y demuestra que un reconocimiento de lanaturaleza humana basado en la ciencia y el sentidocomún, lejos de ser peligroso, puede ser un complemento alas ideas sobre la condición humana que miles de miles deartistas y filósofos han generado. Todo ello aderezadocon un estilo que, en sus obras anteriores, le sirviópara conseguir muchos premios y el aplauso internacional:ingenio, lucidez y agudeza en el análisis de todos losasuntos, sean grandes o pequeños.
PREFACIO.
«¿Otro libro sobre la cuestión de la naturaleza y laeducación? ¿Es que todavía hay alguien que piense que lamente es una tabla rasa? Para cualquiera que tenga más deun hijo, que haya tenido una relación heterosexual o quehaya observado que los niños aprenden el lenguaje, perono así los animales que tenemos de casa, ¿no es evidenteque las personas nacemos con ciertas aptitudes y unacierta forma de ser? ¿Es que no hemos superado ya lasimplista dicotomía entre herencia y entorno y no noshemos percatado de que toda conducta procede de lainteracción de ambas?»Este es el tipo de reacción que obtenía de mis colegascuando les explicaba qué pensaba hacer en este libro. Aprimera vista, la reacción no carece de lógica. Esposible que el tema de naturaleza frente a educación seencuentre agotado. Quien esté familiarizado con laliteratura actual sobre la mente y la conducta habrávisto tesis conciliadoras como las siguientes:Si el lector está convencido de que la explicacióngenética ha ganado y excluido a la ambiental, oviceversa, es que no hemos hecho lo que debíamos en laexposición de una u otra. Nos parece muy probable quetanto los genes como el medio tengan algo que ver en elasunto. ¿Cuál puede ser la combinación? En este sentido,somos completamente agnósticos; en lo que podemosdeterminar, las pruebas no justifican aún ningún juicio.No, este libro no va a ser de los que cuentan que todoestá en la genética. El medio es tan importante como los

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->