Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
0Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Medios Comunitarios en Venezuela

Medios Comunitarios en Venezuela

Ratings: (0)|Views: 6|Likes:
Published by Marii Peñaloza

More info:

Published by: Marii Peñaloza on Dec 09, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/09/2012

pdf

text

original

 
enero 1, 2012by CEPPDIOrlando Villalobos Finolorlandovillalobos26@gmail.com@discurso1
Resumen
 En la última década en Venezuela se ha hecho visible el crecimiento sostenidode los medios comunitarios, en sus diversas expresiones impresas,audiovisuales y digitales. Ya son parte del paisaje y de la realidadcomunicacional. Si bien en décadas anteriores hubo expresiones de lo que sedenominaba de distintas maneras: comunicación comunitaria, alternativa,participativa, horizontal, dialógica, popular y radical, en la actualidad todo esoha ganado corporeidad y ha dejado de ser sólo una propuesta o unaposibilidad. Se le entiende y se le valora, cada vez más, como una opcióndiferente en la comunicación, con contenidos críticos y emancipadores, quevindica o expone nociones populares y ciudadanas; se le reconoce como unespacio diferente a los medios públicos y privados. El trabajo revisa losantecedentes de la comunicación comunitaria y/o alternativa, hace precisionessobre las definiciones teóricas que son necesarias y que están en desarrollo yen debate, discute sobre el uso del espectro radioeléctrico y sobre lasdemandas de este momento que solicitan la modificación del marco legal, quegarantice la presencia y actuación de los medios comunitarios.Palabras clave: medios comunitarios, comunicación, inclusión social,ciudadanía
Antecedentes. De la comunicación dominadora a la democrática
 Los medios comunitarios constituyen una novedad. En los últimos años hanadquirido notoriedad y se levantan como una opción favorable para fomentar laidentidad y la diversidad cultural, y para dotar de un sentido diferente elesfuerzo comunicacional que se ejecuta. Todo eso en medio de retos y tambiénincoherencias y contradicciones que aquí intentaremos resumir.Cuando se revisa la experiencia acumulada se encuentran omisiones, errores ydistorsiones que es preciso detectar, ubicar, criticar y corregir, para que estacomunicación comunitaria cumpla su cometido y se libre de perversiones. Perosin duda, un dato cierto es que en Venezuela estos medios han venidoganando presencia, han ido germinando en barrios, urbanizaciones ycomunidades y forman parte del inventario de opciones comunicacionales.Lo que se denomina comunicación comunitaria tiene su origen en losmovimientos sociales y políticos de los años 70 y 80.Desde entonces puedenubicarse intentos y propuestas que buscaban alimentar y hacer posible laacción comunicacional y periodística, desde la óptica popular y ciudadana. Eltérmino comunitario se emplea para señalar e identificar diferentes procesoscomunicacionales, que se originan y justifican por la labor que cumplen lasorganizaciones populares, y por tanto, no forman parte del ámbito de losmedios comerciales privados, ni de los medios estatales o gubernamentales,reconociendo desde luego las interconexiones con estos campos.En esas décadas citadas, el esfuerzo comunitario se concentraba en el medioimpreso. El periódico impreso resumía una iniciativa más estable ypermanente, promovida en los barrios por movimientos cristianos de base, la
 
Juventud Obrera Católica (JOC) que lo hacía en fábricas y empresas, yorganizaciones populares, en su mayoría de inspiración partidista de izquierda,que promovían sus periódicos en barrios y empresas. El periódico impreso ibamás allá de la hoja volante ocasional, espontánea y a veces clandestina,siempre para exponer quejas y demandas sociales, para reflejar la vida de lacomunidad y para intentar una especie de pedagogía popular y difundir propuestas políticas. Estos periódicos eran impresos en multígrafos e incluso
empleando la técnica de la serigrafía (en “batea” o bastidor), papel bond,
tamaño dieciseisavo, en la mayoría de los casos.Dos autores que promovieron este tipo de acción fueron Paulo Freire,brasileño, y Mario Kaplún, argentino-uruguayo. De Kaplún circuló ampliamente
“El comunicador popular” (1985) en el que defendió una noción difer 
ente decomunicación. En ese texto compara la comunicación dominadora sustentadaen el monólogo, el poder vertical y unidireccional, monopolizada por pocos, conla comunicación democrática que propicia el diálogo, el ejercicio comunitario,horizontal, de doble vía, participativa, que expone el sentimiento de la mayoría.Resume que hay una noción de comunicación que la reduce a la transmisiónde información y que es distinta de la noción u opción que se propone unasociedad construida como una comunidad democrática.Freire fue un crítico radical de la concepción bancaria de la educación, queconcentra el acto de enseñar en el educador y relega al educando o educado;el primero habla, el segundo escucha; el primero supuestamente sabe y el otrosolo aprende; el primero es el sujeto y el segundo el objeto. Freire defendió laidea de la participación como posibilidad educadora y comunicativa para laliberación del ser humano. Frente al monólogo propone el diálogo, como opciónque hace posible el cambio y la emancipación.Estos autores, merecen ser mencionados porque se propusieron sistematizar una propuesta que colocaba a la comunicación popular en un rol principal oprotagónico. Levantaron una opción cuestionadora de los métodostradicionales y mostraron una comunicación diferente, con contenidos críticos,diferentes, retadores. No obstante, el debate es de vieja data.La revisión crítica de la comunicación encuentra un hito relevante en lainvestigación que se adelantó desde la Escuela de Frankfurt. En vista deldesarrollo que se inauguraba para la comunicación masiva, en la década de losaños 30 del siglo pasado, los investigadores del Instituto de InvestigacionesSociales de la Universidad de Frankfurt, en Alemania, acuñaron la categoría deindustria cultural en un intento por describir el fenómeno de los mediosmasivos.Para esta escuela el pensamiento crítico sobre los medios fue preciso y
contundente: “
No tienen ya más necesidad de hacerse pasar por arte. La verdad de que no son más que negocios les sirve de id 
eología (…) se
autodefinen como industrias y las cifras publicadas de las rentas de sus directores generales quitan toda duda respecto a la necesidad social de sus 
 productos” 
(Horkheimer y Adorno, 1992: 178).Estos autores explicaron que se quería justificar la existencia de dicha industriacultural presentándola en términos tecnológicos.
“Pero no se dice que el 
ambiente en el que la técnica conquista tanto poder sobre la sociedad es el poder de los económicamente más fuertes sobre la sociedad misma. La racionalidad técnica es hoy 
las racionalidad del dominio mismo” 
(Horkheimer y Adorno, 1992: 178).
 
Ludovico Silva trabajó y demostró la hipótesis de que “así como en el taller de
la producción material capitalista se produce como ingrediente específico laplusvalía, así también en el taller de la producción espiritual dentro delcapitalismo se produce una plusvalía ideológica, cuya finalidad es la de
fortalecer y enriquecer el capital ideológico del capitalismo” (Silva, 1975: 190).
 Esa plusvalía ideológica se genera y se reproduce en los medios masivos,
“taller espiritual” por excelencia que refleja las relaciones materiales de
producción, siguiendo con la metáfora de Silva. Dicho de otro modo, lascondiciones que hacen propicia la dominación encuentran su sustento en elaparato de comunicaciones masivas y en la industria cultural, que difunden losmensajes y valores del capitalismo.
La comunicación comunitaria, como espacio con características propias
 En tiempos más recientes esa otra comunicación se abre
campo, “golpe agolpe; verso a verso”, según el poema
-canción de Joan Manuel Serrat.En Europa se le ha reconocido. En un estudio presentado el Parlamento
Europeo (2007), titulado “El Estado de los medios comunitarios en la UniónEuropea”
se advierte sobre la importancia del reconocimiento legal de losmedios comunitarios. La investigación muestra que el reconocimiento de dichostatus legal hace posible que las organizaciones de los medios comunitarios secomprometan con las reglas de las autoridades regulatorias, asociarse conotras organizaciones, establecer alianzas, así también contar con anunciantes,lo cual contribuye a su sostenimiento y crecimiento.La
Declaración de Principios de Ginebra de la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información 
(2003) d
eclaró la necesidad de “
fomentar la diversidad de 
regímenes de propiedad de los medios de comunicación” y la Convención
sobre Diversidad Cultural de la UNESCO (2005) establece que los Estados 
tienen la obligación y el derecho de “adoptar medidas para promo
ver la 
diversidad de los medios de comunicación social”.
 Todavía hay más datos que podemos añadir en relación con los comunitarios.En septiembre de 1986, Francia en la ley 86-1067 reconoce los tres sectores alos que denomina como público, privado comercial y privado asociativo nocomercial.Irlanda también reconoce estos tres sectores, en la Broadcasting Actde 2001. El Reino Unido reconoce el ámbito comunitario a partir de laaprobación de la Ley de Comunicaciones de 2003. Australia también reconoceen su Radiocommunications Act de 1992 los servicios de radiodifusión nacional(estatal), comercial y comunitaria y resalta entre los objetivos de la ley lanecesidad de promover la diversidad en los servicios de radiodifusión.En Argentina, la nueva Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (2009)incluye tres (3) tipos de prestadores: de gestión estatal, gestión privada confines de lucro y gestión privada sin fines de lucro. Es decir, ubica tres franjas enla actividad radiodifusora. Todavía no dice nada de la radio y la televisióncomunitaria o no lo dice de manera directa. En cambio, en Uruguay durante elgobierno de Tabaré Vásquez, en 2007, se aprobó la Ley de Servicio deRadiodifusión Comunitaria que se propone garantizar y promover el servicio deradiodifusión comunitaria, garantizando la administración democrática delespectro radioeléctrico. En la actualidad, en Uruguay se discute un proyecto deLey de Comunicación Audiovisual que reconoce una diversidad de tipos depropiedad de los medios de comunicación y, en especial, de tres sectores,definidos como comerciales, públicos y comunitarios. Divide el espectroradioeléctrico en tres franjas, en partes iguales.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->